31.3.06

El Mercosur se compromete a proteger la biodiversidad

De modo paralelo a la 8ª Conferencia de las Partes del Convenio de Biodiversidad, autoridades de Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay firmaron la "Estrategia para la Biodiversidad". Un acuerdo que abre las puertas del Mercosur hacia políticas concretas que conserven la diversidad biológica en los cuatro países, desde la perspectiva de la unidad.

Ya lo exigía un panelista del Foro de Debate realizado en la Facultad de Filosofía y Letras (UBA) en torno al conflicto de las pasteras. El acuerdo entre los estados vecinos en el tratamiento de las problemáticas ambientales es fundamental para el futuro del Mercosur y, en este caso puntual, para optimizar los esfuerzos individuales de cada país por reducir la pérdida de biodiversidad.

El tratado es de importancia para cuidar los ecosistemas compartidos como el Gran Chaco, el acuífero Guaraní y la cuenca del Plata. Además, intentará legislar sobre temas problemáticos como los residuos especiales como pilas, baterias y neumáticos.

El acontecimiento no fue noticia en los principales medios argentinos, quizá desconfiados de los anuncios sin hechos tangibles. La verdad es que recién dentro de 90 días se aprobará el protocolo vinculante (con carácter obligatorio) para comenzar a fijar los planes de acción nacionales. Más allá de la incredulidad o la ignorancia de los medios, difundir esto es importante para que sea la sociedad quien controle que la promesa se cumpla.

Fuente: portal Terra e IPSNoticias.

SECCIÓN: Tierra/Conservación

El Puerto de Mar del Plata, ¿una bomba de tiempo para la ciudad?

Vía la sección de Medio Ambiente de Indymedia llegó la denuncia de Roberto Maturana acerca del estado de abandono del Puerto de Mar del Plata. El derrame negligente de hidrocarburos y la inoportuna instalación de una estación de GNC en el lugar, ponen en peligro a toda la ciudad. La acusación publicada en Tribuna de periodistas apunta a la desidia de la autoridades públicas y las empresas Repsol-YPF, Zona Común y el Consorcio Portuario.

Desde el año 2000 existe una serie de investigaciones que dio cuenta del grave deterioro de la planta de almacenamiento de Repsol-YPF y de la filtración de los combustibles a las napas freáticas. Por otro lado, se emplazó una estación de servicio de GNC, aparentemente, sin estudios confiables de impacto ambiental ni de seguridad. El artículo reclama además por un sistema contra incendios, vital para cualquier emprendimiento de esta magnitud y que sin embargo no se cumple en todo el predio.

SECCIÓN: Tierra/Contaminación

30.3.06

Sólo un gran esfuerzo podía proteger el Gran Chaco

La Agencia Córdoba Ambiente difundió detalles de la reunión de Acuerdos para la Preparación del Proyecto “Manejo Sostenible de Tierras en el Ecosistema Transfronterizo del Gran Chaco Americano” que se realizó en Resistencia, provincia de Chaco. Participaron representantes de las 10 provincias argentinas involucradas, de la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación, del Mecanismo Mundial, del I.N.T.A. y del Comité de Coordinación del proyecto.

El objetivo: fortalecer el trabajo mancomunado de instituciones oficiales, organismos internacionales de cooperación, entidades intermedias y los pobladores en general, con la meta de planificar una estrategia conjunta de desarrollo sustentable. Es que esta región es reconocida a nivel mundial por la riqueza de los biomas que abarca y su amplitud estimada en un millón de kilómetros cuadrados. Comprende el 22% del territorio de la Argentina, el 60% del de Paraguay y el 13% del de Bolivia.

Abierta TV de Formosa entrevistó a uno de los participantes, Ricardo Bareiro, biólogo vinculado a la Subsecretaría de Recursos Naturales y Ecología de dicha provincia. El entrevistado agregó que el proyecto intenta contribuir a la lucha contra la desertificación y la pobreza estructural.

En el encuentro se fijaron los ejes sobre los que se trabajará en los próximos pasos: regularización de la tenencia de la tierra, captación y uso del agua, manejo ganadero, alternativas productivas del bosque nativo, servicios ambientales, agricultura sustentable.

Para ello, la Fundación Vida Silvestre elaboró una serie de documentos junto a otras organizaciones ambientalistas, con el fin de sistematizar mapas, información científica y propuestas de acción. Los informes están disponibles en Internet para que todo actor social (instituciones públicas o privadas, ONGs, agrupaciones, funcionarios, productores agrícolas) pueda adecuar los modelos de desarrollo a la necesidad de cuidar el Gran Chaco Americano.

Tips
El Gran Chaco Americano abarca un millón de kilómetros cuadrados.
Está situado en el centro del continente sudamericano: más de la mitad de su territorio se extiende en el centro norte de Argentina y el resto ocupa el oeste de Paraguay y el sudeste de Bolivia.
Incluye diez provincias argentinas (Santiago del Estero, Chaco, Formosa, Santa Fe, Córdoba, La Rioja, Catamarca, Salta, Tucumán y Jujuy); tres departamentos paraguayos (Alto Paraguay, Boquerón y Pte. Hayes) y tres distritos bolivianos (Chuquisaca, Santa Cruz y Tarija).

El medio ambiente no entiende de fronteras. Es saludable que políticos y otros actores sociales así lo entiendan.

SECCIÓN: TIERRA/ CONSERVACIÓN

28.3.06

Educación ambiental. Verdes como el pizarrón (I)

Se cumple el primer mes desde el comienzo de clases en todo el país y el desafío de las maestras recobra fuerza: brindarles a sus alumnos las mejores herramientas posibles para su desenvolvimiento en la sociedad. Una de ellas es la EDUCACIÓN AMBIENTAL. Pero ¿qué es esto? ¿Una materia? ¿Una metodología de enseñanza? ¿Qué aspectos involucra?

Una vez por semana trataremos de develar las incógnitas. Aquí, una nota introductoria. Comentarios, bienvenidos.

"La educación es un elemento indispensable para alcanzar el desarrollo sostenible", subraya las Naciones Unidas en su declaración de la Década de la educación para el desarrollo sostenible 2005-2014. Porque la educación es la base para sostener y mejorar una cultura que rige todos los ámbitos de la sociedad, desde los hábitos cotidianos hasta las políticas económicas, la justicia, los código de ética profesionales y empresariales.

Esta preocupación se vislumbra en la revista Novedades Educativas de marzo que se abocó a dos grandes temas, uno de ellos, la Educación Ambiental en la Argentina. Varios de los trabajos allí publicados dan cuenta de que la comunidad global considera a "la naturaleza como bien a explotar" y se guía por el pensamiento reduccionista, la creencia del progreso continuo y el afán posmoderno de éxito que no se detiene a mirar costos.

Ante la creciente contaminación del planeta y la crisis energética, cabe fomentar más y mejor educación ambiental para generar el cambio. ¿De qué se trata esto?

La educación ambiental no basta con titular bolillas, unidades, proyectos o capítulos como "Ecología", "Cuidemos el ecosistema" o "Visita a la reserva ecológica". Las clases demandan una parte expositiva bajo una visión integradora y también un fuerte componente práctico y crítico para que los chicos puedan aplicar sus conocimientos a situaciones cotidianas y aprehender.

En otros términos, la bióloga Irene Wais de Badgen, directora del Programa de Educación y de Divulgación Científico-Técnica en Temas Ambientales, recalca que la educación ambiental puede y debe promoverse como eje transversal que vincule en una relación transdisciplinaria a las Ciencias naturales, las Ciencias sociales, la Tecnología, el Arte y la Formación ética y ciudadana.

Sin embargo la realidad en las aulas dista de lo ideal. "Resulta difícil, por no decir casi imposible, hallar una propuesta académica clara sobre lo que se espera que suceda entre los habitantes y el ambiente", escribió Eduardo Vallarino -Doctor en Ciencias, investigador y docente de EGB y Polimodal- en Novedades Educativas (p.53). El trabajo es arduo y depende en muchos casos de la sola iniciativa del docente y de su acceso a la capacitación.

En las próximas entregas hablaremos de la educación ambiental no formal, la contribución de las ONGs, la situación en la Ciudad de Buenos Aires y un panorama nacional sobre los recursos a los que pueden acceder las maestras.

Ver Agenda Ambiental: V Congreso Iberoamericano de Educación Ambiental

26.3.06

El "Efecto Papeleras" ya produjo impacto ambiental

LA EDITORIAL DEL DOMINGO. INFORME ESPECIAL.

Por falta de información y comunicación, las "papeleras" de Fray Bentos ya están produciendo un impacto ambiental en la población de Entre Ríos y de Uruguay. El temor, la incertidumbre y la conflictividad que se ocasionaron por la disputa en torno a las pasteras del Río Uruguay ya afectó la calidad de vida de las poblaciones involucradas.

Esto fue lo que sostuvo Claudio Daniele, ecólogo de la UBA, durante el foro de especialistas que se realizó el pasado miércoles organizado por el Instituto y Departamento de Geografía de esa universidad.

Contrariamente a lo que podía esperarse de la oportunidad en la que científicos de las universidades públicas más prestigiosas de ambos países se reunieron para aportar su conocimiento al debate, no se vio un gran despliegue periodístico en la sala. Esto nos da pie a reflexionar sobre la responsabilidad del periodismo en el asunto.

Esta semana, los medios siguieron insistiendo en un "acuerdo entre presidentes" como la salida para el conflicto, fomentada por la futura cumbre y relatando minuciosamente el levantamiento de los cortes, en Gualeguaychú primero y en Colón después así como la reciente suspensión de las obras de Botnia. Mientras tanto, poco se hace para despejar dudas y sumar datos verosímiles sobre las pasteras.

Justamente, esto fue lo que denunció Daniele. Si bien no se refirió directamente al periodismo, sino que podía deslizarse su crítica a las empresas y las autoridades, fue certero: "insuficiencia de los mecanismos de difusión de los resultados de estudio de impacto ambiental". Tampoco hubo "discusión de los aspectos técnicos".

Por su parte, la geógrafa Claudia Natenzon hizo una retrospectiva de la controversia que se inició ya en el 2003 y que son la causa de los posteriores piquetes. Mucho antes, dijo la bióloga Irene Wais de Bagden se veía en los principales "matutinos" las publicidades de "invierta en Uruguay" para forestar con árboles que solo sirven para las pasteras, los eucaliptos.

Las Papeleras y los Medios

El primer artículo sobre las papeleras de un medio nacional que pudimos encontrar lo publicó Clarín en octubre de 2003 después del primer corte de ruta. Se centró en los hechos coyunturales y no en explicar los peligros ambientales. Esto quedó relegado a un recuadro de dos párrafos titulado "La amenaza de la lluvia ácida ". El tema quedó dormido hasta el año pasado.

En el 2004 fue La Nación quien publicó en febrero un primer aviso cuya bajada señalaba "los vecinos de Gualeguaychú temen que cause polución". Un término que se suele asociar más a la suciedad en el aire del que no se volvió a hablar en la nota. Luego siguió una serie de artículos diarios el uno, dos y tres de marzo. Aunque predomina la crónica política, hay menciones del dióxido de cloro y un poco más de información al respecto.

Página 12, después de un silencio de meses, fue el primer diario que retomó el tema en el 2005, en el mes de mayo. A fines de ese año, el tema ya tomaría repercusión nacional para llegar a los grandes titulares. Probablemente, pocos involucrados querían llegar hasta esa instancia.

Volviendo a la actualidad, Clarín fue el único gran medio que escribió sobre el foro. Destacó el contrapunto de dos expositores. David González, de la Universidad de la República, afirmó que la tecnología que utilizarían las empresas (el EFC) en teoría no liberaría toxinas o que es imperceptible en los controles. Jorge Etcharrán, de la Universidad Tecnológica Nacional, sostuvo que el método libera pequeñas cantidades pero que sumadas son muchas: Botnia y Ence doblarían la producción actual argentina.

Sin embargo, el artículo se encontraba dentro de una nota madre en la que dominaba nuevamente el enfoque político. El árbol que no deja ver al bosque es aquí más que una paradoja. La Nación, Página 12 y Perfil no parecieron haberse enterado del asunto. En el último, a pesar de que Nelson Castro, periodista representativo del medio, había expuesto que el conflicto tenía una clara "solución técnica".

El "Efecto Papeleras"

En el blog de Clarín se publicó un post denominado "El problema de las papeleras en los Blog" donde se recomienda otro de la Coctelera. Allí se dice que hubo una "extensa cobertura periodística". Sí, pero no es lo mismo cantidad que calidad. Un blog que se cita, justamente, expresó una crítica con un título contundente "La prensa que contamina".

El suplemento "El Observador" de Perfil publicó hoy que según la consultora CIO (Comunicación&Opinión Pública) el tema "conflicto papeleras" ocupó el 19% de menciones en los diarios de la semana. ¿No es extraño que el foro haya pasado tan desapercibido? Según la lógica del "Efecto Papeleras" no lo es tanto. Aquí explicamos en qué consiste el fenómeno que bautizamos de esta forma:
  • Politización de lo ambiental: El tema se cubre generalmente en la sección política de un diario con lo que esto implica. El énfasis está puesto mucho más en los hechos coyunturales que en la información ambiental. No se comprende que el ambiente tiene otros tiempos que los políticos y que tampoco respeta las fronteras nacionales.
  • Moda mediática: El tema está en boga y el tratamiento mediático indica que hay que actualizar momento a momento qué sucede sin preguntarse qué es y qué no es importante. A su vez, se trata de equiparar el conflicto a otros sin muchas veces preguntarse por qué.

Un panorama desolador que justamente contribuyó a la sociedad desinformada, con miedo e incertidumbre en Gualeguaychú, donde ya bajó la calidad de vida y hay por lo tanto impacto ambiental.

¿Existen esperanzas? Desde nuestro humilde punto de vista, creemos que fomentar un periodismo ambiental podría superar las dificultades. Tal vez, una consecuencia positiva del "Efecto Papeleras" sea que en un futuro cercano la moda se racionalice para tener en cuenta de ahora en más los temas ambientales, no solo cuando hay catástrofes o escándalos, sino siempre.

De este modo, el elemento político sería uno más, como el económico, el social y el cultural (por demás sin protagonismo en el debate actual) dentro de un más amplio enfoque ambiental.

¿Solución técnica?

Como ya dijimos, el foro de científicos era un aporte importante al debate que el periodismo desaprovechó para su deber de informar a la población. Sin embargo, ¿eso es todo? ¿Adherimos a la creencia de la "solución técnica"? Creemos que es un factor necesario mas no el único.

Al final del día, cuando se acababan las preguntas y respuestas, una joven expresó con voz quebradiza: "Ellos no eligieron esto, no quieren cambiar su estilo de vida. Están acostumbrados a respirar el aire, disfrutar del agua, mirar los bosques. Y tienen miedo". La joven es de Colón, Entre Ríos, y estudia sociología.

La solución no es política si eso significa que una elite delibera según su conveniencia. Tampoco se trata de una solución técnica donde la ciencia diga su Verdad, esa que tantas veces terminó en errores trágicos para la naturaleza.

La población necesita información científica y técnica para poder tomar responsablemente una decisión sociocultural. Este es quizás el rol del periodismo. En ese diálogo constructivo seguramente deberá incluirse el "papel del papel" en nuestra sociedad consumista. Solo así será posible la libertad de elegir.

Tal vez si se adopta este compromiso, la próxima vez no hará falta llegar a los grandes titulares y todo podrá quedar contenido dentro las páginas de un nuevo género: el periodismo ambiental.

SECCIÓN: COMUNICACIÓN/PERIODISMO AMBIENTAL

Foro contra las pasteras

Representantes de distintas agrupaciones barriales, ambientalistas, políticas y sindicales de Argentina, Chile y Uruguay participaron en el Foro Contra las Multinacionales Contaminantes que se realizó ayer en el emblemático Hotel Bauen, recuperado por sus trabajadores.

Bajo la moderación del diputado de la nación Carlos Tinnirello (bloque Red de Encuentro Social) tuvieron voz comunidades indígenas del NOA, habitantes del Gran Buenos Aires, de la ciudad porteña, de la conflictuada Las Heras (Santa Cruz), de Chile -más precisamente de Valdivia para traer el caso de la pastera CELCO- e ineludiblemente la Asamblea ambientalista de Gualeguaychú y quienes luchan contra las pasteras desde Fray Bentos.

Se habló de distintos focos de contaminación. Millonarios emprendimientos mineros en la Cordillera de los Andes. Negligente administración de los recursos hídricos por parte de Aguas Argentinas. Plantas de celulosa que contaminan en distintos puntos del país. Contaminación y opresión social en torno a las industrias petroleras. Contaminación que aumenta silenciosamente el número de discapacitados, condenados a la exclusión social porque todavía no se les garantiza el acceso al trabajo, la educación y la salud.

Todas las denuncias se centraron en dos puntos en común:
  1. Reconocer la importancia vital de cuidar el agua y el derecho inalienable a acceder a ella
  2. Hacer públicas las enormes ventajas económicas que obtienen las empresas transnacionales y la contaminación que generan, a costa del desarrollo de las comunidades donde se insertan, con la complicidad de los funcionarios de turno.

Las palabras más contundentes sonaron en boca del dirigente Daniel Pereira, del Movimiento 26 de Marzo del Frente Amplio, partido político al que pertenece el presidente uruguayo Tabaré Vázquez. "Nosotros no hicimos campaña para esto. Éste no es un gobierno de izquierda", repitió en su discurso.

Pereira se mostró en total desacuerdo con las pasteras porque -según denunció- "emplean trabajo en negro" y son "la continuación del modelo neoliberal (hasta el ex presidente Batlle aplaude esto)". Admitió recibir presiones de distintos sectores para desistir y apoyar la industria celulósica ya que -adelantó- el gobierno prevé la instalación de más plantas en Uruguay.

El periodista y ambientalista uruguayo Víctor Bacchetta de la ONG Guayubirá, puso énfasis en lo que llamó "el despertar de la población: un fenómeno nuevo que moviliza a la comunidad entera y que ni los dirigentes de Derecha ni de Izquierda saben tratar". Gracias al accionar de la gente común, las decisiones políticas y empresariales requieren de una "licencia social para operar".

Tanto del lado fraybentino como del gualeguaychuense, los representantes coincidieron en que no vieron reflejados su reclamo en los medios de comunicación masivos, salvo raras excepciones. "Simplemente son empresas", justificó uno de los panelistas.

Sin el interés de acusar culpas, el foro concluyó con la redacción conjunta de una declaración pública contra las pasteras. Entre sus postulados se destacaron:

  • Rechazo a cualquier forma de xenofobia entre uruguayos y argentinos
  • Control y fiscalización de las industrias celulósicas en la Argentina.

De esta manera se espera atenuar las asperezas entre los pueblos hermanos y promover un accionar ambiental coherente con las prédicas.

SECCIÓN: COMUNICACIÓN/ ENCUENTROS Y CONGRESOS
AGUA/ PAPELERAS

Periodismo y Medio Ambiente

En respuesta a nuestra carta de la semana pasada, Nelson Castro respondió lo siguiente en la edición de hoy de Perfil:

Tu carta, Pablo, nos es de mucha utilidad. Efectivamente, una de las cosas que estamos viendo en el correo es que, dada su creciente repercusión, es receptor de una enorme variedad de temas y también de réplicas de discusiones. La consecuencia es que no disponemos de todo el espacio que quisiéramos para reflejar todas las inquietudes de los lectores. Es una realidad que intentamos corregir casi desesperadamdnte. pero siempre estaremos en deuda.

El segundo tema que se desprende de esta carta tiene que ver con las decisiones del staff de redacción, que tienen que ver con la selección del material que se publica. Tu crítica, que mucho valoramos, en relación con la falta de cobertura de los foros medioambientales que tuvieron lugar en México y Brasil, nos hace pensar en una idea que estamos trabajando, que es la de abrir al conocimiento de nuestros lectores los procesos de evaluación y discusión de temas que se generan en la redacción y que son la base de la producción del diario.

Habrá novedades al respecto. Muchas gracias por la carta.

En consideración a esto, le hacemos llegar algunas reflexiones, cuyos fragmentos transcribimos:

Estimado Nelson Castro:

[..] Queremos remitirle una última misiva en referencia al segundo aspecto de la carta, el de "periodismo y medio ambiente", y no encontramos otro medio mejor para hacerlo.

Según nuestro criterio, no se trata sólo de "selección del material que se publica". El vacío actual no se cierne sobre uno u otro acontecimiento sino sobre una temática, un estilo, un enfoque. En definitiva, un género: el del periodismo ambiental.

“Los periodistas muy pocas veces escriben sobre un asunto ambiental importante, si no es un escándalo o una emergencia”, esa es la reflexión de Diane Jukofsky, directora del Centro de Periodismo Ambiental de Costa Rica. Y, en líneas generales, es cierto. Tal y como lo demuestran las papeleras, con el agravante de que la falta de información y la incertidumbre, que son responsabilidad también del periodismo, causan ya impacto ambiental, según afirmó el ecólogo Claudio Daniele en el foro de debate sobre las pasteras en la UBA.

Justamente sobre esto último quisiera referir unas palabras. Usted declaró en el "correo central" de Perfil, así como en su programa de radio, que el conflicto tiene una "solución técnica". En el día mundial del agua, en el que se realizó mencionado foro, dijo al finalizar que iba a "seguir de cerca" la actividad. No pudimos escuchar todo el programa del día siguiente pero al menos en Perfil no se mencionó nada al respecto. Aquí, lo que confunde es que su imagen se mezcla con la del diario.

Más allá de todo esto, en el foro participaron científicos de la UBA, la Universidad Tecnológica Nacional y la Universidad de la República de Uruguay. Era un gran aporte al debate, esperábamos encontrar gran cantidad de periodistas pero la cobertura fue demasiado escasa. Encontramos un pequeño artículo el día viernes en Clarín. Pero nada más.

Pareciera como si no hubiera una experiencia o una práctica sobre cómo cubrir efectivamente estos temas y se sigue sobreinformando acerca de la cuyuntura política más que brindar datos científicos que alimenten una decisión sociocultural de los pueblos afectados.

Quizá, todo esto debería hacernos reflexionar sobre si no es necesario formar y fomentar un periodismo ambiental en Argentina. No solo en América Central sino fundamentalmente en España, madre del castellano, el género está mucho más desarrollado.

"No es suficiente, en el terreno del medio ambiente, simplemente denunciar. Es preciso hacer un periodismo formativo e informativo, ofrecer al ciudadano material para su conciencia, pero sobre todo para sus acciones cotidianas. El periodismo ambiental es un periodismo de vida o muerte. No hay tiempo que perder, no hay espacio que desperdiciar", escribió Miguel Angel de Alba, presidente de la Red Mexicana de Periodistas Ambientales.

"De vida o muerte". Tal vez sea esto un dramatismo extremo. Sin embargo, la necesidad de un periodismo ambiental en Argentina será cada vez más evidente. Desde nuestro humilde lugar, ofrecemos nuestra colaboración para cumplir con esta nueva responsabilidad [...].

Pablo Gavirati
Editor de comamiental.blogspot.com


PD: Para su conocimiento, le informamos que publicamos las cartas en nuestro portal para tratar de fomentar y enriquecer un debate sobre la cuestión. Asimismo, este mismo día escribiré también un análisis más profundo sobre el periodismo y las "papeleras". Si le interesa, nos enaltecería la participación de un periodista tan respetado como usted.

SECCIÓN: Comunicación/Periodismo Ambiental

Artículo relacionado: Vea la Editorial del Domingo.

25.3.06

Terminator IV, Biodiversidad 8

Todavía no se firmó el acuerdo final pero los agricultores de todo el mundo ya festejan su victoria contra la tecnología "terminator" en la 8ª Conferencia de las partes sobre el Convenio de Diversisdad Biológica (COP8) de la ONU que se desarrolla en Curitiba, Brasil. El Grupo de Trabajo que la regula decidió prolongar su moratoria establecida desde el 2000 y eliminó además el párrafo que alentaba el tratamiento "caso por caso".

La tecnología "Terminator" es definida en el Convenio como "tecnologías de uso genético restringido (GURT)". Se trata de plantas genéticamente modificadas para producir semillas estériles. El razonamiento que siguió la empresa transnacional de biotecnología que las desarrolló es que de este modo el producto no se difumine.

Pero los efectos son terribles. Desde lo socioeconómico, impide que los agricultores guarden semillas para la próxima cosecha evitando así una práctica milenaria. Desde lo ambiental, es un peligro extremo para la continuidad de la vida si la modificación genética se traslada por error a otras plantaciones.

En este sentido, Hope Shon, directora de investigación del grupo ETC, declaró a IPS que son "semillas suicidas" y también "homicidas". El Nuevo Herald publicó al respecto un comunicado de Francisca Rodríguez, del movimiento mundial de agricultores Vía Campesina: "Es un gran día para los 1.400 millones de personas pobres en todo el mundo, que dependen de las semillas guardadas por los campesinos. Las semillas Terminator son un arma de destrucción masiva y un ataque a nuestra soberanía alimenticia".

Este grupo protestó desde el inicio de la Conferencia el lunes pasado contra la iniciativa de Canadá, Australia y Nueva Zelanda para permitir la evaluación "caso por caso", lo que permitiría según el Grupo de Reflexión Rural (GRR) que "alguna pasase" el filtro. Esto las hizo merecedoras del premio "Eje del Mal" de los opositores "Premios Capitán Garfio".

Sin embargo, la posición mayoritaria de los 188 países participantes es la de seguir con la prohibición de comercializar esta tecnología y experimentarla en campo abierto. Así lo hizo por ejemplo la Comunidad Económica Europea. Según EFE, miembros de la delegación española adviertieron la paradoja de que la población indígena tenga que pagar sus conocimientos ancestrales porque una transnacional los "patente".

Para asegurarse de esto, el sitio Biodiversidad informó que "el día martes, el MST la Vía Campesina y decenas de organizaciones de la sociedad civil realizaron un cordón alrededor de todos los delegados oficiales que ingresaban a la COP8 con carteles y consignas que expresaban el rechazo absoluto de todos los campesinos del mundo a las semillas Terminator".

Finalmente, "hoy por la mañana [por ayer] un nuevo cordón de más de 400 personas anunció a la COP que la sociedad civil seguía atenta y vigilante sus decisiones. Hasta que a las diez de la mañana llegó a sus filas la noticia y comenzaron los festejos", según la misma fuente.

"En el Grupo Latinoamericano y del Caribe (Grulac) hubo consenso en mantener la moratoria y rechazar la propuesta del `caso a caso´", afirmó a IPS Alicia Torres, directora Nacional de Medio Ambiente de Uruguay. En Argentina, el GRR, participante en Curitiba, se opone también a "terminator" aunque la oposición oficial sería en sentido contrario. De todos modos, el país, como EEUU, no firmaron el Convenio de Biodiversidad. Ambos son los países con mayor desarrollo de biotecnología en agricultura.

El país no cuenta tampoco con ninguna ley al respecto como así tampoco posee una que legisle sobre la bioseguridad, a pesar de que se promociona la biotecnología y gran parte de la economía se basa en la soja transgénica. Según estimaciones de Shape en IPS, la producción de este producto con Terminator sufriría un aumento de costos de 276 millones de dólares al año.

A partir del lunes 27 comenzará la participación de los ministros de medio ambiente y el día 30 se realizará el plenario que confirmaría esta medida festejada por los ecologistas. Allí participará Ginés González García, ministro de Salud y Ambiente de la Nación.

También viajarán Atilio Savino, secretario de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación y Gabriel Molguiner, representante del Consejo Federal de Medio Ambiente, subsecretario de Desarrollo, Ecología y Control Ambiental de Entre Ríos. Este último llevará el reclamo de los "polos pasteros".

Por ahora, entonces, la Biodiversidad dobla las fuerzas de Terminator.

SECCIÓN: Tierra/Biotecnología
Comunicación/Encuentros y Congresos

Fotografía del foro de debate sobre el conflicto de las plantas de celulosa

Los científicos integrantes del Panel convocado por el Instituto de Geografía de la UBA. De izquierda a derecha, Raquel Alvarado, Claudia Natenzon, Pablo Ciccolella, Claudio Daniele, David González, Irene Wais de Badgen, Jorge Etcharrán y Adolfo Koutoujián.


Vea el artículo madre: ¿Una solución técnica a la controversia por las "Papeleras"?


Mañana, La editorial del domingo: El "Efecto Papeleras" ya causa impacto ambiental

Imágenes de la celebración del Día del Agua


Los chicos presentes en el Día del Agua frente al Puente de la Mujer, en Puerto Madero.





Los sonadores utilizando técnicas antiguas para sanar el agua en los cuencos con sus vibraciones.




Momento en que los presentes arrojan agua para purificar el Río de La Plata

Ver el artículo madre: La fórmula para los chicos, "Agua + Cultura = Paz"

23.3.06

Más sobre el Día Mundial del Agua

Culminó el IV Foro Mundial del Agua

En la ciudad de México terminó (ayer) el IV Foro Internacional del Agua con cierta decepción: la declaración ministerial no incluyó expresamente que el acceso al agua sea un derecho humano, ni propuso medidas concretas para el aprovechamiento sustentable. Más información en IPSNoticias, "Agua, un derecho entre paréntesis".

El Porvenir publicó las conclusiones del Foro Mundial Juvenil del Agua, donde parece que los jóvenes la tienen más clara y enfatizaron la importancia de la educación para la gestión participativa del recurso hídrico.

En los principales medios del país, la noticia se hizo agua.

Un paraguas para pedir protección

La Red de Ecoclubes celebró el Día Mundial del Agua apelando a la creatividad para que todos valoremos y preservemos el H2O. En distintos puntos de la Argentina, cientos de niños, niñas y jóvenes salieron a las calles con la misma consigna: promover activamente una cultura responsable que cuide el agua y asegure el acceso de todos a este recurso vital.

Periodismo social hizo un resumen de las actividades desarrolladas según publicaron Crónica (nacional) y, en la versión digital, La Capital (Santa Fe) y Río Negro (de la provincia homónima). También El Ancasti (Catamarca), el Diario de Paraná (Entre Ríos) y Pregón (Jujuy) difundieron la campaña.

Loable es la tarea de los miembros de los Ecoclubes quienes distribuyeron volantes informativos en la vía pública; realizaron mateadas y espectáculos para "tomar" conciencia; organizaron charlas abiertas con especialistas; buscaron la adhesión de escuelas, instituciones y empresas; difundieron mensajes alusivos en los medios de comunicación locales; marcharon pacíficamente junto a padres, docentes y ecologistas o hicieron un abrazo simbólico al río para pedir soluciones a problemas locales vinculados con el suministro de agua y el saneamiento.

SECCIÓN: AGUA
SECCIÓN: COMUNICACIÓN/ENCUENTROS Y CONGRESOS

¿Una solución técnica a la controversia por las pasteras?

Convocados por el Instituto y el Departamento de Geografía de la UBA, seis científicos argentinos y uruguayos participaron ayer del foro de debate "El conflicto de las plantas de celulosa del río Uruguay: una aproximación científica al tema" que se realizó en la Facultad de Filosofía y Letras. La actividad a la que concurrieron aproximadamente 250 personas tuvo como misión aportar al debate público desde la universidad pública buscando arribar a lo que se vislumbra últimamente como la "solución técnica" del asunto.

Entre los especialistas se encontraban ecólogos, geógrafos, químicos y biólogos que dieron sus reflexiones y precisiones acerca de diferentes aspectos de la problemática de las plantas de celulosa de Fray Bentos a días de haberse producido el levantamiento del corte que mantenía la Asamblea Ambiental de Gualeguaychú y entreverse entonces una vía de superación de la controversia. Esto fue lo principal de cada una de las exposiciones:

Claudia Natenzon (Instituto/Departamento de Geografía - UBA).
La moderadora del foro dio una introducción a la problemática mencionando los hechos históricos que se produjeron según un estudio de la revista "Realidad Económica". Así pudo observarse ya cómo el 24 de septiembre de 2003 se reunieron 2.500 habitantes para firmar lo que se conoce como la "Declaración de Gualeguaychú" mostrándose preocupados por los emprendimientos pasteros. Esto nos permite entender que el corte de ruta no es una medida irracional sino el resultado de años de sordera a nivel nacional.

Raquel Alvarado (Departamento de Geografía de la Universidad de la República, Uruguay)
Alvarado centró su exposición en la actividad forestal que se desarrolló fuertemente entre las décadas '80-'90 en Uruguay con financiamiento del Estado hacia empresas extranjeras: no se contempló para qué se debía forestar por lo que dejó en manos privadas la decisión de qué hacer.

Las plantaciones de eucaliptos hicieron preveer entonces un futuro de fábricas de pasta celulosa, ya que las plantaciones solo tenían ese aprovechamiento económico. A su vez, el tema en sí fue conflictivo por el impacto ambiental en el balance hídrico y la pérdida de biodiversidad, y el impacto económico en la transferencia de recursos del Estado hacia las empresas. Por ejemplo, se benefició a las mismas con una reincorporación del 50% del costo de plantación.

Claudio Daniele (ecólogo, Insitituto y Departamento de Geografía - UBA)
"El anuncio del proyecto ya genera un impacto ambiental", así de contundente fue Daniele al mencionar que "la calidad de vida ya fue perjudicada". Esto es así porque no se consideró el ciclo del proyecto, se perdieron instancias y la insuficiente respuesta técnico-política se tradujo en malestar, temor y enfrentamiento entre las poblaciones afectadas.

Para él, la protesta debería evolucionar de un "no a las papeleras" a un "no a la contaminación" y se debería diferenciar además entre impactos "potenciales" (depende de los cuidados que se tengan) y "probables" (hay más posibilidades de que suceda por la contaminación generada) para poder resolver el asunto. Además, enfantizó que no hubo una difusión adecuada en la población.

Irene Wais de Bagen (bióloga y ecóloga, Departamento de Geografía - UBA)
Ratificó la necesidad de que la información sea bajada a un nivel comprensible y que a veces es una estrategia de los gobiernos poner los estudios a disposición en lenguaje técnico. Expuso sobre el ciclo de los ríos y los procesos naturales de degradación de materia orgánica gruesa. Abogó porque hay que exigir la BAT, una sigla que en inglés se refiere a la "mejor tecnología disponible" aunque siempre se crean subproductos no deseados.

Jorge Etcharrán (químico, Universidad Tecnológica Nacional, Argentina)
Para el especialista, el problema de las pasteras, actividad de alto impacto, es ya un problema "cuantitativo y no cualitativo". Es decir, importa y mucho el volumen de producción que se pretende realizar, que alcanza aproximadamente la capacidad de todas las pasteras argentinas juntas. Diferenció el proceso químico de la obtención de pulpa y del blanqueo.

Aquí es donde se da la controversia por cuál tecnología es mejor, la EFC (libre de cloro elemental) o la TCF (totalmente libre de cloro), aclarando antes que no hay un proceso que sea totalmente eficiente y no emite contaminantes. La EFC libera más dioxinas, un contaminante orgánico persistente (COP) que es un compuesto cancerígeno mientras que la TCF necesita la utilización de otras sustancias potencialmente nocivas como metales pesados.

Destacó como un dato preocupante que en el estudio de impacto ambiental se menciona que se va a hacer separación de sólidos pero no se dice que se hará con los residuos peligrosos. Señaló además que los países industrializados desde el 2001 están movilizando la tecnología porque quieren ir desplazándose de los problemas del cloro, según un estudio de la Universidad de Estocolmo. Concluyó diciendo que seguramente se va a producir un impacto económico por verse afectada la actividad turística.

David González (químico, Universidad de la República. Uruguay)
Comenzó agradeciendo a las organizaciones ambientales por poner el tema sobre la mesa y realizando consideraciones sobre la química, el impacto de las tecnologías y que debería desarrollarse una "química verde" que tenga menor impacto con los mismos beneficios para llegar a una "civilización sustentable".

Respecto al debate entre cuál debía ser el elemento de blanqueo, el ECF o el TCF, adujo que la segunda tecnología si bien, en teoría, no libera toxinas hay que saber que la celulosa que produce es de menor calidad por lo que se requieren más árboles para hacer la misma cantidad de papel.

Adolfo Koutoudjián (Instituto y Departamento de Geografía- UBA)
Adujo que el problema fundamental es jurídico, y que se trata no de un "conflicto" sino de una "controversia". Realizando un análisis geopolítico, indicó que "los dos países tienen razón". Uruguay tiene derecho a construir las pasteras y Argentina tiene derecho a reclamar que no se afecte su medio. Lo que sucedió fue que no funcionaron los mecanismos políticos-institucionales existentes entre los países, como la Comisión Binacional que falló en realizar un informe conjunto. El especialista consideró además que era muy importante logar un acuerdo para el futuro del Mercosur.

En cuanto a lo técnico, explicó que no se trataba principalmente de una cuestión de la tecnología a aplicar, porque el ECF se utiliza en el 75% de los emprendimientos mundiales, sino en el "problema de la cantidad". Sostuvo que tiene que haber un estudio de impacto ambiental objetivo y transparente y articularse además mecanismos de monitoreo y control de contaminación. Repitió también que la empresa debe utilizar siempre la mejor tecnología disponible, aclarando que esto siempre implica mayores costos. Por último, que es posible que Argentina pida un canon por las consecuencias de la actividad en su medio.

Consideraciones finales:
Luego de un panel de preguntas y respuestas, los especialistas realizaron una serie de propuestas. Hicieron hincapié en que debería haber un monitereo diario por parte del estado uruguayo en asociación con el argentino para asegurar que los niveles de contaminación sean los previstos. Para ello hay que comprar un medidor de dioxinas que en el momento no existe en toda Sudamérica de cuyo costo tendría que hacerse cargo la empresa pero con el manejo de un equipo técnico independiente.

Poniendo reparos sobre el rol de los científicos, muchos explicaron que en estas cuestiones no es posible el 100% de objetividad, por lo que los estudios de impacto ambiental dependen de quienes los hacen y de quienes los interpretan. Además, advirtieron que existirá un impacto social, por las distintas modificaciones en la economía y el ambiente de la zona del emprendimiento. Estas son cuestiones que deben atenderse y que van más allá de la solución técnica.

Sección: Agua/Papeleras

VEA FOTOGRAFÍA DE LA ACTIVIDAD

Vea artículo relacionado: El "Efecto Papeleras" ya produce impacto ambiental

Nota: Se permite la reproducción parcial citando la fuente (http://comambiental.blogspot.com). Los organizadores anunciaron que la desgrabación completa de la jornada se publicará en las próximas semanas en la dirección www.filo.uba.ar/institutos/inst.geografia

22.3.06

La fórmula para los chicos, "Agua + Cultura = Paz"

En el Día del Agua, declarado en todo el mundo por la ONU, alrededor de 150 alumnos de la Ciudad de Buenos Aires participaron hoy por la mañana de una ceremonia intercultural que abogó por el lema "Agua + Cultura = Paz". Reunidos al aire libre cerca del Puente de la Mujer en Puerto Madero, compartieron el rito con representantes de pueblos originarios y dirigentes de organizaciones de la Argentina y de Brasil vinculadas al arte, la paz, el ambiente, la salud y la educación.


Fue en el marco de una propuesta de la UNESCO que organizó en este 2006 el Día del Agua bajo el tema "agua y cultura". Eduardo Zancolli, de la Alianza para la Nueva Humanidad, fue el propulsor en Argentina de una serie de actividades que se realizaron en simultáneo desde el Río Orinoco (Venezuela) hasta el Río Chubut (Patagonia Argentina). Somos un "planeta azul" con "seres de agua", expresó el organizador. Tanto la tierra como los hombres están compuestos en un 70% por este elemento.

El objetivo del encuentro fue dar a conocer el valor que tiene el agua en las distintas culturas y religiones para luego proponer distintas maneras de preservar este recurso. Asimismo, las instituciones organizadoras repartieron una copia del proyecto educativo "Agua+Cultura = Paz" para que cada escuela primaria, secundaria o terciaria participante enriquezca la formación de sus alumnos.

Los representantes de las comunidades indígenas recordaron que "el agua es indispensable para la vida". Wenceslao Villanueva, del Consejo de Acontecimientos Aborígenes manifestó que "los pueblos siempre se han levantado donde hubo agua" y que "mientras fluyan las aguas por los ríos, mientras crezca el pasto, cuidemos a la Madre Tiera, esa es la enseñanza de nuestros abuelos". Por último, lanzó una consigna al aire: "no podemos permitir que se siga contaminando".

El rabino Ariel Stockman, de United Religions Initiative, mencionó la importancia que tiene el agua para las principales religiones del país. Para los judíos, el agua significa purificación; mientras que para los cristianos, simplemente existe el "agua bendita". Desde este punto de vista, les dio una recomendación a los chicos respecto al agua: "si la cuidan hoy, mañana la tendrán".

Dulce Magalhães, cordinadora del Festival Mundial de la Paz, adujo que "el agua es la parte de nosotros donde expresamos los cambios". Ella cantó junto a los niños presentes una melodía simple que rezaba "la paz en usted, la paz" que hizo improvisar un dulce coro. Ya en lo musical, Kuki Golodzol cantó en español y mapuche la canción "toda la tierra es una sola alma".

Los 150 alumnos presentes provenían de cuatro instituciones privadas de la ciudad de Buenos Aires: Escuela Bernasconi, Escuela de Danzas Aída Victoria Mastrazzi, Instituto Canto a la Vida y Colegio San Martín de Los Andes. Ésta última realiza un intercambio con la comunidad mapuche de la localidad neuquina del mismo nombre en sus siete grados. El viaje de egresados de séptimo consiste en una convivencia de quince días.

Canto a la Vida se estuvo preparando desde una semana atrás para este encuentro. Según la materia hicieron diferentes trabajos sobre la temática. En lengua prepararon guiones de teatro, en matemáticas aprendieron estadísticas sobre la cantidad de agua, en ciencias vieron el ciclo del agua y en Tecnología prepararon vinchas y gotitas de agua con mensajes para la ocasión.

Los chicos pudieron aprender sobre la problemática y expresaron su mensaje para este día. Florencia, de séptimo grado, dijo que "si la gente derocha o contamina el agua se va a ir quedando sin reservas y va a llegar un tiempo que no va a haber más agua en el planeta". Rocío opinó en el mismo sentido: "aunque se olvide un poco (el tema) sin agua no podemos vivir".

La directora de la institución, Marta Yebra, contó que "trabajaron todos los chicos desde el jardín acerca de la importancia del agua como recurso no renovable" y agregó que la idea es que "sean agentes multiplicadores tanto en el hogar como en el barrio". Hizo una mención del agua como recurso que puede llevar a guerras sino se lo administra como corresponde para explicar, invirtiéndo los términos de la fórmula del evento, que "la paz hoy está dependiendo del agua y la cultura".

Como mensaje final, Ilda Marilin y sus compañeros entonaron una vibración tocando cuencos llenos de agua, según la tradicion de la música tibetana. De acuerdo con el grupo de los Sonadores, "el agua retiene lo que estamos pensando". Por eso, cada persona tenía un vaso de agua en el que volcó con su voz sus mejores deseos para la paz del mundo antes de tomar un poco y arrojar el resto al río para que ayudar a purificarlo. Seguramente, el calor del día ayudó a recordar también en ese trago refrescante y lleno de buenas intenciones que solo el agua puede saciar la sed de vivir.

Organizaron:Asociaciones Alianza para la Nueva Humanidad, Asociación ORION y Semillas para la Vida.

Colaboraron:Fundación Paz Ecología y Arte, United Religions Initiative, Humanity’s Team de Argentina y Despierta Argentina.

VEA MÁS FOTOGRAFÍAS DE LA ACTIVIDAD

Sección: Agua
Sección: Comunicación

Feliz Día del Agua

En el Día Mundial del Agua declarado por la ONU, y especialmente en este 22 de marzo 2006 que la UNESCO propuso celebrar bajo el lema "agua y cultura", transcribimos un breve texto poético en alusión al tema. Esperamos que lo disfruten

Iguazú

Cataratas de Iguazú es agua en 4 estados simultáneos. Es líquido que fluye, con una intensidad sólida puesto que no se deja caer sino que elige arriesgarse y se lanza al vacío. Y en su arrojo, brama enérgico y despide un aliento refrescante. Y el cuarto estado es el más importante: Cataratas es vida que pulula entre las rocas inertes, que anima al visitante sofocado por el calor agobiante, que reverdece el follaje de la selva, amamanta a los animales y lleva peces en su vientre.

Agua que besa los besos enamorados.
Agua que encanta las miradas
de los ojos que habían olvidado lo que era la magia.
Agua que canta la mejor canción divina,
cada instante diferente pero en un idioma universal.

21.3.06

Argentina dio el primer paso en el conflicto de las papeleras

Lectura de la cobertura de los principales diarios argentinos

Ayer, Gualeguaychú decidió levantar el corte del puente que la une con la ciudad de Fray Bentos, pero con desconfianza. Los medios advierten un sutil "me lavo las manos" por parte de las autoridades uruguayas. Ahora, los argentinos aguardan la suspensión de las obras de ENCE y Botnia.

La noticia fue bienvenida prácticamente por todos los medios. A pesar de la legitimidad de la causa, muchos periodistas cuestionaban la modalidad de la protesta que atentaba contra el derecho de todos al libre tránsito. En la tapa de los diarios más importantes ilustraron el compromiso, la racionalidad y la participación ciudadana con fotos pobladas de numerosos asambleístas (entre 3.000 y 5.000 según el medio) que votaron y debatieron cada moción.

Clarín publicó en la sección El País la nota de su enviada especial que sigue el caso desde hace meses, más una cronología del conflicto donde se vislumbra que desde 2002 la mecha de las papeleras ya estaba encendida -cabría preguntarse cuál fue la cronología en los medios de comunicación en ese entonces.

Por su parte, La Nación la ubicó en la sección Política y puso foco sobre los entretelones de la decisión tomada en Gualeguaychú, con los argumentos que estuvieron tanto a favor como en contra. Página 12 le dio lugar en la sección El país, donde vislumbró con ambigüedad el levantamiento del corte en Colón y siguió en la previsión de los próximos pasos del conflicto.

En todos los casos, la duda quedó instalada en la respuesta de Uruguay. Trascendidos sembraron la sospecha de que las autoridades no van a exigir nada a las empresas. Éstas, por su lado, agradecieron el gesto pero no parecen concretar la detención de sus obras para abrir el diálogo de los detalles técnicos, factor central ante la amenaza de la contaminación ambiental.

¿La tregua permitirá el consenso que no logró la comisión técnica binacional en enero último? ¿Qué aspectos de la evaluación de impacto ambiental cambiaron en dos meses?

Nota: El analisis se realizó respecto a las ediciones impresas de los matutinos. Según noticias de último momento, el levantamiento se efectivizó a las 14 horas, como estaba previsto. Desde la república oriental exigen que Colón también desbloquee la ruta que la conecta con Paysandú para concretar el diálogo.

SECCIÓN: AGUA/PAPELERAS
SECCIÓN: COMUNICACIÓN/PERIODISMO AMBIENTAL

19.3.06

Carta a Perfil. "Medio Ambiente, la semana que no pasó"

Estimado Nélson Castro:

El regreso del períodico Perfil no sólo suscitó inquietudes sobre el surgimiento de un nuevo medio sino un nuevo periodismo en Argentina. A meses de esto, consideramos que se han logrado progresos, pero falta seguir avanzando.

El “Correo Central” ocupa este lugar en el diario pero a veces no alcanza para responder como corresponde. El espacio se llena respondiendo a representantes de empresas que no son precisamente quienes necesitan este espacio. Como Ian Mayers, opino que es muy importante la palabra de los lectores para la agenda de los medios.

Por eso consideramos que el compromiso por la temática ambiental es una nueva inquietud que debe ser tomada en cuenta. Hasta ahora, los medios actuales no la cubren y el conflicto por las “papeleras” parece ser una moda invadida por el enfoque política. En la última semana ocurrieron hechos importantes de los que no se habló en la última edición de Perfil: el Foro Mundial del Agua en México y la reunión de las partes del Protocolo de Bioseguridad en Brasil.

Los dos temas son importantes. Según la UNESCo, el 20% de la población mundial no tiene acceso a agua segura. Los especialistas la consideran un bien vulnerable, vital e irremplazable. Greenpeace advierte que por la mala administración de este recurso pueden provocarse las guerras del futuro.

Por otra parte, la Argentina basa su economía en la soja transgénica cuando todavía no se conoce acabadamente el impacto de estos cultivos en la salud humana y ya existen denuncias certeras sobre la contaminación de sus agrotóxicos. El país tampoco tiene una ley sobre bioseguridad y no adhirió al Protocolo de Cartagena donde la ONU regula esta temática.

Es la segunda carta que le enviamos. No es necesario que la publiquen, pero sí esperamos de ustedes una respuesta. Porque dice tanto de un diario lo que se escribe en las noticias que se publican como lo no escrito en las que se ignoran.
Para finalizar, recordamos las palabras de Mario Molina, premio Nóbel de Química de 1995: "El periodismo tiene la responsabilidad de crear conciencia en el público sobre los problemas del medio ambiente".

Pablo Gavirati
Editor de comambiental.blogspot.com

18.3.06

Nada seguro en el Protocolo de Bioseguridad

A último momento en la madrugada de hoy el Protocolo de Cartagena sobre Bioseguridad siguió con vida pero con fuertes dudas sobre la seguridad de su implementación y la que le brindará a las poblaciones del mundo. Esto fue lo que denunció Greenpeace y otras organizaciones en la MOP3 convocada por la ONU: la reunión se está convirtiendo en un ratificador de los negocios de las transnacionales de biotecnología agraria en vez de velar por la salud de los pueblos.

Finalmente, el consenso logrado fue que los países que están en condiciones técnicas adopten en los productos con Organismos Vivos genéticamente Modificados la leyenda "contiene OVM". O sea, cuando hay posibilidad de identificación y seperación de estos respecto a productos orgánicos. Además, el resto de los países podrán colocar la etiqueta "pueden contener OVM" cuando no pueda saberse la procedencia del producto.

Sin embargo, esto comenzaría obligatoriamente a regir recién en el 2012. Las partes continuarán reuniendose cada dos años y en el MOP 5 del 2010 se evaluará cómo funcionó el sistema de etiquetados.

La polémica se dio en torno al artículo 18 del Protocolo de Cartagena, del que forman parte 132 países y que está en vigencia desde 2003 regulado por la ONU. Sin embargo, aún no están aplicadas normas esenciales como la discutida este año, sobre la identificación y etiquetado de los OVM ú OGM, como también se los llama.

En la COP2 del 2004 Brasil había jugado el papel de "villano". Todavía hoy es el único país gran productor de transgénicos, con 9,4 millones de hectáreas sembradas, que adhirió al Protocolo. Es el tercero antecedido por EEUU (49,8) y Argentina (17,1). Lo siguen Canadá (5,8) y China (3,3)según datos de el Servicio Internacional de Adquisición de Aplicaciones Agro-biotecnológicas.

Esta vez, el malo de la película fue México, secundado por Paraguay, quienes en el último día de reuniones pusieron trabas a la propuesta de Brasil. Secretamente, EEUU y Argentina apoyarían las trabas al acuerdo. El país anfitrión presentó la propuesta original que fue ampliamente respaldada, por ejemplo por la Unión Europea, Japón y Venezuela.

No obstante, aunque todos apoyaban el etiquetado "contiene OVM", estos últimos apoyaron el período de prueba de seis años, que finalmente se adotpó. Brasil había propuesto dos años menos.

Por insistencia de México también se aceptó que el comercio "transfronterizo" entre países miembros y no miembros del Protocolo no esté regulado por el mismo. Esto le permite al país organizador del Foro del Agua cumplir con el tratado de libre comercio que firmó con EEUU y Canadá.

Greenpeace Internacional mencionó que las contrapropuestas de última hora resultaron en un acuerdo "muy tímido". La organización mantuvo la postura de que la reunión convocada por la ONU, en vez de cumplir su rol de guardián de los pueblos y salud, se dedique a resguardar los negocios de las empresas de biotecnología, el agronegocio y los países exportadores de transgénicos.

El acuerdo dejó numerosas incertezas sobre qué puede pasar hasta el 2012 que se dirimirán en la diplomacia de los países afectados, miembros y no miembros del protocolo. Mientras tanto, todavía no están comprobados los efectos que los transgénicos pueden ocasionar en la población. La bioseguridad, en vilo.

Fuentes: IPS, EFE y AFP.

SECCIÓN: TIERRA/TRANSGÉNICOS

La Argentina y las víctimas del agronegocio se debaten en la cumbre de Bioseguridad

"La soja está paramilitarizando el campo y se dan casos de asesinatos, torturas y desapariciones", así de contundente fue la exposición de Javiera Rulli, del Grupo de Reflexión Rural de Argentina (GRR), durante el plenario del Protocolo de Bioseguridad en Curitiba, Brasil, el 14 de marzo. Según el grupo, la Argentina está siendo funcional a las transnacionales que dominan el mercado de los cultivos transgénicos.

El GRR integra la delegación Argentina, que insólitamente está liderada por funcionarios de la secretaría de Agricultura y no de Cancillería, como es habitual. Tampoco están presentes representantes de la secretaría de Medio Ambiente. Argentina, que no adhirió al Protocolo de Cartagena de Bioseguridad, estaría igualmente jugando un papel como "observador" en contra de etiquetar con una leyenda diferencial los productos de organismos genéticamente modificados.

En el mismo sentido, el grupo denunció que a pesar de que una ley de promoción de la biotecnología tiene media sanción en el Congreso, todavía no cuenta con una ley de bioseguridad. Además, Argentina es el segundo país con más cultivos de transgénicos, con 15 millones de hectáreas de soja y dos de maíz.

El 15 de marzo se presentó el caso de las Víctimas de los Agronegocios coordinadas por el GRR. La paraguaya Petrona Villasboa explicó cómo murió su hijo en enero de 2003, luego de un baño de glisfosfato de los sojeros. También se presentó Sofía Gatica, líder del grupo de madres de Ituizangó Anexo, en Córdoba, donde hay 500 casos de cáncer. Durante la reunión, la policía intentó detener a miembros del GRR, pero fueron salvados por diplomáticos brasileros.

Recordamos que la soja transgénica es un organismo genéticamente modificado para resistir el glisfosfato. Este agroquímico mata todas las "malas hierbas" y los insectos que puedan amenazar al cultivo. Claro, no está todavía comprobado que este plaguicida pueda ser en verdad un biocida.

Los grandes medios argentinos, mutis por el foro.

SECCIÓN: TIERRA/TRANSGÉNICOS

17.3.06

Primeras declaraciones en el Foro Mundial del Agua

Un Foro paralelo de niños. Palabras del presidente del Consejo Mundial del Agua. Declaraciones del representante argentino. Todo eso dejó el primer día del Foro Mundial del Agua, que se realiza en México y concluirá el 22 de marzo, Día del Agua, con una declaración no vinculante.

Aún así, se espera seguir los consejos para cumplir con uno de los Objetivos de Desarrollo del Milenio tomado en el 2000 y que vence en 10 años: reducir a la mitad la proporción de personas sin agua potable.

El Foro Mundial de Agua de los Niños reúne a cien participantes de 30 países invitados por UNICEF , Water Education for Children y el Foro Japonés del Agua que serán escuchados por algunos de los ministros presentes en México.

Según informó Inter Press Service, Ayeli Gonzalez, de 16 años e integrante de un proyecto educativo y artístico de Colombia sobre la conservación del agua expresó sus deseos: "nos van a escuchar, pues los niños somos los más afectados por la crisis del agua y si no hacemos algo ahora el futuro será difícil pues las generaciones que vienen no van a tener agua suficiente".

Datos que la avalen no le faltan. Según UNICEF, los niños, y entre ellos los pobres, son los más afectados por la contaminación del agua. Por año se producen 4 mil millones de casos de diarrea que ponen en peligro de muerte a los más pequeños de nosotros.

Ya entre las declaraciones oficiales, el francés Loic Fauchon, presidente del Consejo Mundial del Agua y copresidente del IV Foro Mundial del Agua, dijo en palabras tomadas por el Nuevo Herald y el Diario de Nueva York que: "es cierto que hay mucha agua en nuestra tierra, en ocasiones en demasía... pero año tras año los recursos por habitante siguen en constante disminución".

Como respuesta a las numerosas ONG de todo el mundo que organizan actividades paralelas preocupadas por el futuro del agua y los intereses de las grandes trasnacionales, Fauchon intentó tranquilizarlas: "la privatización del agua no existe", afirmó.

Por su parte, el secretario de Ambiente y Desarrollo Sustentable y líder de la delegación argentina, Atilio Savino expresó que "el reconocimiento internacional del recurso hídrico como valor estratégico para asegurar la calidad de vida de la población, su salud, sus alimentos pero también la biodiversidad de sus ecosistemas, y de qué manera el recurso hídrico responde a una de las mayores amenazas del presente siglo, como es el Cambio Climático, genera la preocupación de todos los que aquí estamos reunidos en este Foro".

Savino habló luego de lo que ya se está realizando en Latinoamerica, como la reunión de ministros de Ambiente del Mercosur, donde recalcó la importancia del acuífero Guaraní que comparte Argentina con Brasil, Uruguay y Paraguay. La secretaría informó también sobre las proyectos que ya impulsa el país, como el telemonitoreo del río San Juan, estudios de los río Uruguay, Paraguay y Paraná (especialmente) y el uso de vegetación para el tratamiento de aguas servidas.

Fuente: Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente

16.3.06

Comenzó el IV Foro Internacional del Agua en México

A partir de hoy y hasta el 22 de marzo, Día Mundial del H2O, la ciudad de México será sede de conferencias, mesas redondas y exposiciones en las que participarán alrededor de 13.000 personas. Entre ellas, representantes de más de 120 países, especialistas y miembros de ONGs sociales o ecologistas de distintas partes del globlo. En el foro estará presente un temor generalizado: si la crisis del elemento que da vida continúa, se podría ir a la guerra en un futuro cercano.

Distintas perspectivas de un problema complejo

1) FALENCIAS EN LA DISTRIBUCIÓN DE REDES DE AGUA Y CLOACAS

De acuerdo con las Naciones Unidas, 1.100 millones de personas en el mundo no acceden a una fuente segura de agua potable. Esto implica que se abastecen de aljibes o canillas comunitarias, dependen de camiones cisternas o deben recorrer grandes distancias hasta el río diariamente, sin garantizar la salubridad del agua.

Además, 2.600 millones de personas no cuentan con un sistema cloacal que evite la contaminación de los suelos que habitan y las napas que los alimentan. En 2002 murieron 3,1 millones a causa de enfermedades evitables, vinculadas con el agua; el 90% se trató de niños menores a 5 años de edad.

2) CRECIMIENTO DEMOGRÁFICO Y DERROCHE

"Una persona necesita alrededor de 50 litros diarios para satisfacer sus necesidades personales no obstante lo cual, en los países desarrollados o en vías de desarrollo, el consumo de agua 'per cápita' está en un promedio de 200 a 500 litros por habitante y por día". El dato se expuso en un material guía del Consejo Federal de Entidades de Servicios Sanitarios (COFES) distribuido en 2003 -Año Mundial del Agua- durante las jornadas sobre el agua que realizó en Mar del Plata.

Si a este parámetro lo multiplicamos por los 6.500 millones de habitantes que hay actualmente en el mundo, que para 2050 se calcula de 9.000 millones, sumado a que el consumo se transforma en despilfarro en las sociedades de mayor poder adquisitivo, la cuenta no cierra. De continuar así, para el año 2025 -como escribió Sergio Sotelo en la Revista La Nación del pasado 12 de marzo- Greenpeace Argentina prevé que la demanda global de agua superará un 56% su disponibilidad. Para obtener el recurso escaso, la organización advierte que se puede ir a la guerra.

3) ALTO CONSUMO PARA LA AGRICULTURA, LA INDUSTRIA Y OTRAS ACTIVIDADES

El agua es fundamental para la vida de cualquier organismo. En la sociedad, también es esencial para el desarrollo de diferentes actividades económicas. Aquí unos datos clave proporcionados por el COFES:
El 70% del total de agua que se consume es utilizada para el riego de los cultivos.
La industria devora grandes cantidades de agua sobre todo como proceso de enfriamiento, medio de transporte, lavado o dilución. Por ejemplo: la minera, alimenticia, textil, papelera, metalúrgica o petroquímica.
El área de servicios también demanda grandes volúmenes de agua sea para el aseo o la
recreación. Tales son los casos de los hoteles, los hospitales, los parques acuáticos de diversión y otros.

4) CONTAMINACIÓN DEL AGUA

Si bien existen diferentes mecanismos para potabilizar el agua y, a su vez, el agua puede autodepurarse a través del ciclo hidrológico natural después de transcurrir cientos de años sin daños ambientales irreparables; a la hora de clasificar entre recursos renovables o no renovables, los especialistas prefieren llamarla limitada y vulnerable (El agua en la Ciudad de Buenos Aires. Guía de trabajo del Foro El Agua en Buenos Aires. Fundación Ciudad. Argentina. Mayo 1999)

El proceso de industrialización y la utilización cotidiana de componentes de difícil degradación (aerosoles, líquidos para la limpieza, solventes, pinturas, plásticos, fertilizantes, pesticidas, etc.) afectan seriamente la calidad del agua. Sin ir más lejos, los COP (contaminantes orgánicos persistentes) como su nombre lo indica, tardan cientos de años en degradarse, son bioacumulativos y su presencia en el agua puede transportarlos a cualquier parte del globo a través de las corrientes marinas y las lluvias.

5) GESTIÓN Y PRESERVACIÓN DEL AGUA

Para resolver cada uno de los puntos anteriores, es fundamental que la gestión considere el agua como un elemento insustituible y un derecho vital. La experiencia en los países difiere: mientras que algunos prefieren la privatización del servicio de agua corriente y red de cloacas, otros desconfían de los intereses de las empresas.

En la revista Hecho en Bs. As., Nº 64 de diciembre de 2005, Romina Ruffato analizó los pro y contra que no se debaten en la opinión pública. Allí presentó a la Fundación Nueva Cultura del Agua, que defiende el agua como derecho esencial de todo individuo, que no se compra ni vende.

Página 12, único medio en la Argentina que informó en su edición diaria sobre la inauguración del Foro, se centró en la lucha social más que en lo ambiental. En ese sentido, adelantó que cientos de ONGs realizarán paralelamente el Foro Internacional por la Defensa del Agua, a modo de protesta contra el imperialismo. La nota concluyó con palabras del secretario de Ambiente de la Nación, Atilio Savino:
“una cosa es hablar sobre las inversiones privadas para generar la posibilidad de que el agua llegue a las comunidades y otra es utilizar el agua como mercancía”. “El Estado debe garantizar el uso y el acceso al agua potable para todos sus habitantes”.

15.3.06

La rana coquí ¿Canto inspirador o ruido molesto?

Periodismo Ambiental: Discordia hawaiana por cantor nocturno

"El canto del coquí que inspira a los boricuas [puertorriqueños], es objeto de quejas entre los hawaianos para quienes la música de este pequeño anfibio constituye un ruido intolerable".

El coquí es una rana particular de la isla de Puerto Rico, conocida por su canto nocturno. El sonido, que utilizan los machos para atraer a las hembras y advertir a otros de su sexo, puede alcanzar los 100 decibeles. Ahora poblaciones enteras se encuentran también en Hawai, donde es una especie exótica pero todavía no está comprobado que perjudique el ecosistema nativo.

Rescatamos de internet este artículo del periodista ambiental José Javier Pérez del diario El Nuevo Día de Puerto Rico. Se trata de una disputa donde, más allá de los análisis científicos acerca del coquí, lo importante es la cultura de los pueblos en torno a su medio. ¿Canto inspirador o ruido molesto?

14.3.06

Una dulce espera: El glaciar Perito Moreno a punto de romperse

La naturaleza no obedece al calendario gregoriano. Tiene en vilo a turistas y cámaras de todo el mundo, aguardando el estruendoso espectáculo que aconteció por última vez hace dos años, el 12 de marzo de 2004. El frío reinante se respira, adquiere cuerpo, presencia y sonido e invita al caminante a bajar la voz y contemplar. Todos esperan, cuando todavía no llegó el otoño, que el glaciar deshoje parte de su cuerpo helado.


Fuente: Imágenes Argentinas, Atribución 2.5 de Creative Commons

El hechizo no atrapa sólo a los afortunados que pueden observar al glaciar con sus propios ojos, respirar su alma y vibrar con su energía. También en Buenos Aires y otras ciudades del país la gente se mantiene en frente de los televisores para seguir el espectáculo. Por unos días, la naturaleza es noticia. Pero al contrario de la vertiginosidad habitual que suelen imponer los medios, la demora no se transforma en ansiedad: se mantiene vigente, con constancia, en radios, diarios, internet, televisión y cable.

Cuando todo pase, quizá la sabia naturaleza nos haya enseñado a valorar la paciencia y a comprender la larga duración de los procesos ambientales. También sus problemas, las heridas que le inflinge la contaminación en sus distintas formas, no consisten generalmente en hechos espontáneos. Por el contrario, son predecibles e incluso evitables. Se originan mediante un proceso acumulativo que dura años y requieren profunda reflexión, conciencia y respeto por parte del hombre, en lugar de soluciones mágicas. La magia es patrimonio natural.

SECCIÓN: AGUA

Foto en La Nación: Horacio Córdoba.

13.3.06

La Agenda del Medio Ambiente en la Argentina

Este domingo 12 de marzo La Nación expuso en su suplemento "Enfoques" un amplio artículo titulado "Ecología. Fuera de Agenda". Su virtud es exponer el testimonio de especialistas de la Fundación Ambiente y Recursos Naturales, la Fundación Vida Silvestre y Greenpeace sobre la realidad nacional del medio ambiente. Sin embargo, encontramos una crítica generalizada hacia el gobierno que no se condice con una autocrítica hacia el periodismo en la construcción de esta Agenda. Esto nos motivó a enviarles una carta que aquí transcribimos.

Sr. Director:

“¿Por qué un diario, que por naturaleza está constantemente exigiendo a los demás que se hagan responsables de sus acciones, no va a ser responsable de las suyas?” Interesantes palabras de Ian Mayes en el último suplemento Enfoques. A vuelta de página, la nota “Ecología. Fuera de agenda” le endilga al Gobierno que nadie se ocupa del ambiente: el tema no figura en la agenda y no posee jerarquía.

Relacionando lo dicho, sería provechoso que el periodismo reflexione sobre su propia responsabilidad en el asunto. ¿Acaso la prensa no influye en la confección de la agenda pública? Así como en el gobierno existen “jurisdicciones superpuestas”, las noticias ambientales no tienen jerarquía y merodean entre las distintas secciones de un periódico.


Se acusa al gobierno de dormir una “siesta ecológica” detenida por los vecinos de Gualeguaychú cuando ellos alertaban del problema hace ya dos años. ¿Qué medio tomó el tema entonces? Diane Jukofsky, directora del Centro de Periodismo Ambiental de Costa Rica, meditó que “los periodistas muy pocas veces escriben sobre un asunto ambiental importante, si no es un escándalo o una emergencia”.

En fin, creo la pregunta “¿quién se ocupa del medio ambiente en la Argentina?” también debería hacer eco en los medios y los periodistas. Por el bien de todos.

Atentamente. Equipo de comambiental.blogspot.com


Publique o no La Nación nuestra carta, creo que es importante para su reflexión, si es que aceptan la crítica, o la nuestra propia. Porque al escribir se adquiere más experiencia sobre qué sería un periodismo ambiental en la Argentina. Veamos.

*Influir en la Agenda: Los medios cuentan con un poder en el sistema junto con la opinión pública y los líderes políticos, para recortar la realidad, enfocar la mirada en un tema específico, brindar espacios de debate o, por el contrario, callarlos. Es necesario que los medios hagan uso de su poder de manera responsable, fomentando la reflexión y la construcción de una democracia participativa atenta a las problemáticas que atañen a todos (y no a algunos intereses económico-políticos).

*Jerarquía a las noticias: Cuando decimos que las noticias ambientales se pasean sin rumbo en Política, Información General, Turismo, Ciencia u otra sección no es solo una cuestión de ordenamiento. Darle jerarquía al periodismo ambiental significa costruir un nuevo género con lo que ello significa: un periodismo especializado que sea capaz de comprender las complejas relaciones de la temática que trata.Como ejemplo, el tema del agua y la minería que ya mencionamos.

*Periodismo Preventivo: La frase de Jukofsky es fundamental para fomentar lo que ella denomina un "periodismo preventivo". Es decir, la noticia que no corre detrás de las catástrofes sino que las anticipa y trata de evitarlas. O sea, y aunque es difícil, un periodismo que no busca el sensacionalismo sino la seriedad y la profesionalidad que el equilibrio de nuestro planeta merece.

Estos parecen ser tres puntos centrales que deberíamos considerar para un periodismo ambiental y para que realmente todos nos ocupemos del medio ambiente en la Argentina, cada uno con el nivel de responsabilidad que le corresponde.

SECCIÓN: COMUNICACIÓN/ PERIODISMO AMBIENTAL

12.3.06

Minas en Catamarca, un documental para ver mejor

No solo fueron espectadores quienes vieron ayer en el microcine del Centro Cultural Borges la segunda proyección del documental "Asecho a una ilusión" de Patricio Schwanek sobre la mina de Bajo La Alumbrera en el oeste de Catamarca. También fueron protagonistas de un interesante debate sobre la problemática retratada: 71 minutos de DVD y otros tantos del intercambio de datos e ideas.

Imagen de Patricio Schwanek

De esta manera, parece haberse logrado el objetivo del director "Pato" Schwanek, según puede leerse en su blog en ocasión de su estreno en el pueblo de Belén: no bajar línea sino invitar a la reflexión propia. "Este documental no pretende decirle a cada cual lo que debe pensar o hacer sino acercar mayores elementos de información y de contextualización de la cuestión". Sin embargo, una pregunta quedó flotando: ¿Entonces qué? ¿Cómo difundir más el lado oscuro de la minería?

11.3.06

La primera planta de biogás de Argentina

En la ciudad bonaerense de Olavarría comenzará a funcionar la primera planta de biogás en Argentina. Según el Diario La U, quemará basura de un relleno sanitario que opera desde 1999 y además de generar energía obtendrá recursos económicos por evitar la propagación de gases invernadero, como el metano y el dióxido de carbono. El diario Hoy de La Plata, por su parte, publicó una entrevista a Estela Santalla, una de las responsables del proyecto. La noticia había sido anticipada el año pasado por Universia y replicada en Conexiones de Clarín.

El proyecto fue ideado por la Universidad Nacional del Centro (UNICEN) de Buenos Aires y puesto en marcha por la Municipalidad de Olavarría, que invirtió 466 mil pesos. Por su parte, el Banco Mundial se comprometió a comprar bonos de carbono previstos en el Protocolo de Kyoto. La ciudad de 100 mil habitantes genera 140 mil toneladas de basura diarias y en la planta se quemarán 17 mil toneladas anuales de dioxido de carbono, lo que le reportaría al Municipio 300 mil pesos.

La idea nació a través de un grupo de empresarios del Parque Industrial de la localidad conocida por su producción de cemento que se acercó a la UNICEN para estudiar un uso económico de la basura. En la nota del diario Hoy, la ingeniera Estela Santalla de la Facultad de Ingeniería de esta universidad, explicó que se elegió estre proyecto entre otros dos, que eran los de recuperar materiales para el reciclado, como se pretende hacer con la ley Basura Cero en la ciudad de Buenos Aires, y fabricar un combustible sólido alternativo.

Finalmente ganó la propuesta de "capturar el biogás y aprovecharlo con fines energéticos". Además del calentamiento global, se contribuiría a solucionar los problemas de los malos olores y la contaminación de napas freáticas. En este sentido, según Universia los ingresos generados se utilizarían para instalar un sistema de agua potable en Espigas, una comundidad rural cercana que obtiene este recurso de pozos ya contaminados.

Un emprendimiento que une investigación científica universitaria con la inversión productiva estatal, tal cual espera realizarse con el proyecto de generación de energía por bioetanol de UBA, UTN, CONICET y ENARSA. Por su parte, el proyecto supera ampliamente lo que se está haciendo en el Gran Buenos Aires con los rellenos sanitatarios de la CEAMSE. En Villa Dominico, desde el año pasado una empresa holandesa solo quema el gas para obtener "bonos verdes", lo cual fue criticado por Greenpeace en una nota en La Nación que destacaba el aspecto económico del asunto.

SECCIÓN: FUEGO

10.3.06

Un pueblo envenenado

"¿Por qué hay tantos chicos con pañuelito blanco en la cuadra?"
Esta era la pregunta recurrente en boca de las madres del barrio Ituzaingó Anexo, en las afueras de la ciudad de Córdoba, Argentina. Entre sus 5.000 habitantes, ya se encontraron alrededor de 400 enfermos con lupus, cáncer, leucemia, tumores malignos, alergias graves o asma crónica. Una de las posibles causas, pero no la única según los expertos, es la fumigación con glifosato en los campos que rodean el poblado, dedicados al cultivo de soja transgénica.

Desde el año 2001, un grupo de madres comenzó a luchar por un ambiente sano para sus familias y vecinos. Tras un relevamiento propio que encontró 28 enfermos en un radio de tan solo 400 metros, empezaron a reclamar estudios de suelo, aire y agua, incluyendo los transformadores del servicio eléctrico. Una de las sospechas más fuertes recayó sobre la cercanía de los cultivos de soja transgénica, alterada para ser resistente a fuertes fumigaciones de dudosa seguridad sanitaria.

Así empezó a contar Rita Godoy, una de las madres damnificadas. Su testimonio espeluznante, por los hechos relatados, dejó boquiabiertos a los presentes en la conferencia de prensa que brindó junta al Grupo de Reflexión Rural y GRAIN en el Senado Nacional, el 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer.

"Mi hijo estaba jugando sobre un árbol junto a otros niños, cuando le empezó a arder la cara y las manos; bajó, se mojó para refrescarse y de pronto la parte blanca de sus ojos se le salió para afuera". Así, en el límite entre lo morboso y la cruel verdad. El niño fue hospitalizado de urgencia. Cuando lo indagaron para saber a qué estuvo expuesto, ingenuamente contestó: "estábamos mirando la avioneta, ma".

Una avioneta que fumigaba por encima de la gente, literalmente (Ver nota relacionada) . El campo de soja se extendía - y aún lo hace- hasta el borde del asfalto que separa al barrio Ituzaingó Anexo de los cultivos linderos. Las madres se movilizaron: lograron la prohibición de las fumigaciones aéreas y la sanción de una ordenanza municipal que exige una separación de 2.500 metros entre el lugar a fumigar y el asentamiento urbano.

Sin embargo, las madres siguen reclamando e insisten en que las fumigaciones continúan por tierra, en la complicidad de la noche, sin respetar esta distancia. Rita dejó el pueblo debido al riesgo ambiental y pudo mudarse con su familia a Buenos Aires. "Cada vez nacen más niños con malformaciones genéticas de todo tipo y en animales se ven mucho más, pollitos con tres patas por ejemplo".

El temor se funda en la presencia de glifosato y endosulfán en los plaguicidas que se venden en paquete por Monsanto y otras empresas para el cultivo de la soja transgénica y cuyos vestigios se hallaron incluso en los tanques de agua de los hogares de Ituzaingó. De acuerdo con especialistas de la Universidad Nacional de San Luis, esas sustancias son disruptores endócrinos que pueden cambiar el mecanismo hormonal de los seres humanos que están expuestos a ellas.

"Cada casa suele tener su limonero o su naranjo y ahora no nos animamos a comer sus frutas -agregó Rita-; sus hojas tienen siempre un polvillo blanco que no sabemos qué es." No sólo por eso se alejó del barrio, también por las amenazas constantes de anónimos que defendían los cultivos con armas, con el aval de la policía.

De todas formas, Rita no abandonó la lucha. Del 13 al 31 de marzo estará en Curitiba, Brasil, junto a otras "Víctimas de Agronegocios" de Paraguay y México, para hacer oír sus reclamos en la Cumbre del Protocolo de Bioseguridad y Convenio de Biodiversidad.

SECCIÓN: TIERRA/ TRANSGÉNICOS

Foto: www.grr.org.ar

Noticias que no son noticias

Daniel Santoro, el reconocido periodista de Clarín, explica en su libro Técnicas de investigación que "la realidad está llena de hechos que algún tipo de poder ha ocultado para que la opinión pública no los conozca". Tal vez esto nos sirva para entender cómo un caso de tanta gravedad no haya salido publicado en grandes titulares en su diario y La Nación, los dos principales medios del país, hasta colocarlo en la agenda pública. De hecho, solo Página 12 parece haberse interesado, por su perfil más cercano a lo social, pero sin meter demasiado el dedo en la llaga.

Diane Jukfsky escribió también que "las historias ambientales en los diarios tienden a criticar las políticas de gobierno, así como las actividades contaminantes de los sectores comerciales e industriales [...] Los políticos y hombres de negocio son personas poderosas. Los medios de comunicación dependen de ellos para obtener publicidad. Pocas empresas quieren un aviso suyo junto a una historia que critica la inhabilidad del gobierno para detener la tala ilegal en una zona protegida". En un país donde se eleva a la soja transgénica a la categoría de salvadora nacional, dislumbrando en sus ganancias una fuente de ahorro fiscal, pocos quieren ver el lado oscuro de los hechos.

Así se explican las noticias que no terminan de ser noticias.

SECCIÓN: COMUNICACIÓN/ PERIODISMO AMBIENTAL

9.3.06

Transgénicos, la amenaza biotecnológica

El Grupo de Reflexión Rural (GRR) y GRAIN informaron ayer en el Senado de la Nación que participarán como parte de la representación argentina en la Cumbre del Protocolo de Bioseguridad y Convenio de Biodiversidad que se realizará del 13 al 31 de marzo en Curitiba, Brasil. Si bien no es posible comprobar aún las consecuencias de la biotecnología, como en los transgénicos, buscarán difundir los impactos negativos que ya se están produciendo a través del testimonio de una delegación de "Victimas de Agronegocios" que ellos coordinarán.

Los disertantes advirtieron además que la Argentina no cuenta con un marco regulatorio claro para la biotecnología y que, de seguir así, los cultivos transgénicos podrían acabar con los orgánicos, propiciar el uso de agroquímicos más nocivos para el medio ambiente y para la salud humana. A su vez, desde una perspectiva económica, generaría una dependencia absoluta de la producción argentina a los insumos de las grandes corporaciones transnacionales.

Jorge Rulli (GRR) abrió la disertación con serias denuncias:
  1. La Argentina firmó el protocolo de Bioseguridad pero el Congreso no lo aprobó aún, por ende no acatamos sus disposiciones y no contamos con un marco legal claro para controlar la biotecnología
  2. Ante este vacío legal, predomina el discurso de las empresas que manipulan organismos genéticamente modificados (OGM). Tanto funcionarios políticos como ONGs promueven el uso de la biotecnología o al menos no se detienen a evaluar los riesgos
  3. Actualmente, se estima que más de 17 millones de hectáreas del campo argentino tienen cultivos transgénicos (principalmente soja, por su alta competitividad en los mercados internacionales, lo que la hace más atractiva para los inversores)
  4. El Estado no está tomando las debidas precauciones y ante eventuales desastres ecológicos o sanitarios provocados por las empresas, el Estado será el único responsable.
Una posible solución la aportaría el gen "terminator", para controlar la reproducción de transgénicos bajo los mismos mecanismos de la biotecnología y del mercado. Así propuso Brasil en Europa -explicó Adolfo Boy de GRR-: el "terminator" tiene la capacidad de neutralizar las semillas que no fueron sembradas en el año de la compra, por lo cual, la siembra estaría contralada desde el punto de venta. Por otro lado, infertiliza las semillas que surjan por "contaminación" de plantas orgánicas con polen de transgénicos.

No obstante, agregó Boy, esta solución no resulta totalmente satisfactoria ya que, de hecho, los cultivadores estarán obligados a comprar insumos (semillas y los agroquímicos adecuados para ellas) a las mega corporaciones cada año; en segundo lugar, las plantaciones orgánicas quedarán arruinadas por la contaminación de los transgénicos; y para colmo de males, nadie todavía puede asegurar que el "terminator" no pueda transmitirse a otras plantas o animales y generar especies híbridas estériles, lo cual llevaría a la extinción de la biosfera.

Eso no es todo. Javiera Rulli (GRR) aseguró que en muchos casos el afán de dinero de los dueños de los cultivos transgénicos avasalla impunemente los derechos de los pobladores rurales con menores recursos económicos. Fumigaciones ilegales; cultivos orgánicos cercados por transgénicos; violencia contra pequeños agricultores y sus familias para callar demandas a fin de continuar sus negocios.

En este punto, la delegación de "Víctimas de Agronegocios" representará a damnificados reales del uso indiscrimnado de la biotecnología. Petrona Villasboa, de Paraguay, pedirá justicia por el muerte de su hijo de 11 años a causa de las fumigaciones de soja. Álvaro Salgado de México demandará el respeto por la comunidad indígena y la riqueza de su oro vegetal, el maíz, invadido por los transgénicos estadounidenses. De Argentina, el caso más impactante es el de las madres de Ituzaingó, Córdoba (ver artículo aparte).

Por ello, esperan que en Curitiba puedan hacer oír sus reclamos ante la compleja situación que implica aceptar los transgénicos sin una regulación segura. Además reinvindicarán la soberanía alimentaria para que los cultivos vuelvan a destinarse al consumo interno en lugar del comercio, para proteger la biodiversidad y la autodeterminación de los pueblos rurales e indígenas.

SECCIÓN: TIERRA/ TRANSGÉNICOS
SECCIÓN: COMUNICACIÓN/ ENCUENTROS Y CONGRESOS