29.4.10

¿Cómo tratamos a los animales?

Los animales también tienen derechos. Acompañan a la humanidad desde siempre, con afecto, protección y alimento, entre otros importantes servicios ambientales.


Trailer de Meat the Truth, documental del Partido por los Derechos de los Animales de Holanda que se muestra esta semana en el XII Festival Internacional de Cine por los Derechos Humanos.

En conmemoración de su día, es importante reflexionar sobre cómo tratamos a los animales en torno a diversos ejes. ¿Cuán cómplice somos del tráfico de especies en peligro de extinción? ¿Qué implica cuidar responsablemente a una mascota? ¿Cuál es el sentido de los espectáculos con animales? ¿Cuál es el límite de la experimentación en animales? ¿Cuál es nuestro impacto ambiental por consumir carne y productos que implican la matanza de animales?

26.4.10

Basura Cero: hacia una audiencia pública en la Ciudad

El gobierno porteño lanzó los pliegos preliminares para la recolección y el tratamiento de los residuos sólidos urbanos en la Ciudad de Buenos Aires, cuya principal novedad consiste en habilitar el servicio para la recolección pueta a puerta de los "secos" reciclables. Sin embargo, la noticia pasó casi inadvertida o como nota de color.


24.4.10

En su día, por los Derechos de la Madre Tierra

"Hoy, nuestra Madre Tierra está herida y el futuro de la humanidad está en peligro", con estas palabras comienza el "Acuerdo de los Pueblos", la declaración final de la Cumbre de Tiquipaya (Cochabamba). El Encuentro, convocado por los líderes del ALBA en protesta contra el "Entendimiento de Copenhague", ponderó que "para enfrentar el cambio climático debemos reconocer a la Madre Tierra como la fuente de la vida".



Difundida justamente este 22 de abril, Día Internacional de la Tierra, una de las conclusiones más importantes es la necesidad de proclamar una Declaración Universal de los Derechos de la Madre Tierra en el marco de la ONU. Otras propuestas importantes fueron la creación de un Tribunal Internacional sobre Justicia Climática y el lanzamiento de un Referéndun Mundial donde se consulte sobre estos temas a los pueblos.


"Pachamama o Muerte". La Cumbre Mundial de los Pueblos sobre el Cambio Climático y los Derechos de la Madre Tierra fue convocada por el presidente de Bolivia, Evo Morales, ya en diciembre del año pasado. Lo hizo ante el fracaso de la última Conferencia de la ONU sobre Cambio Climático, la COP-15 en Copenhague, cuyo documento final fue acordado por Estados Unidos y las potencias emergentes del BRIC (Brasil, Rusia, India y China).

En su discurso, el presidente de Venezuela, Hugo Chávez, había criticado duramente el proceso de negociaciones y se había plegado a la consigna de los grupos que protestaban en las calles: "Cambiemos el sistema, no el clima". "Pachamama o Muerte", fue el nuevo lema que propulsó ahora durante su presencia en Cochabamba, plegándose al diagnóstico de que la causa estructural de la crisis climática es el capitalismo.

"Bajo el capitalismo, la Madre Tierra se convierte en fuente sólo de materias primas y los seres humanos en medios de producción y consumidores, en personas que valen por lo que tienen y no por lo que son", menciona el texto de la Cumbre. Evo Morales, por su parte, mencionó en conferencia de prensa que la ideología política pasa a segundo plano, pero se mostró confiado en la creación de un socialismo comunitario, como el practicado por los pueblos indígenas, para devolver nuestra armonía con la madre naturaleza.

Discurso y Práctica."Yo felicito al gobierno boliviano por la iniciativa pero también espero que se abra a la crítica interna", fue la palabra de uno de los participantes. Y ese fue el espíritu de la Mesa 18, creada por fuera de la estructura oficial de 17 comisiones, que trabajó sobre conflictos socioambientales en relación con la minería, el petróleo y la deforestación.

Aunque el discurso oficial se justificó al decir que se trata de "asuntos internos" que no tienen relación con la problemática ambiental global, la política económica de los países del ALBA centrada en las regalías del petróleo y del gas tienen relación directa con el cambio climático. Un caso concreto denunciado por el prestigioso CONAMAQ es el proyecto Liquimuni, en el departamento de La Paz, donde se prevén explotaciones de hidrocarburos en YPFB y PDVSA.

"Se trata de un sistema imperialista de colonización del planeta", menciona el "Acuerdo de los Pueblos" con gran certeza. Y en ese sentido, sabemos que es justamente la política extractivista, que se intenta articular en toda América Latina a través del IIRSA, la que causa los mayores daños a la Madre Tierra para extraer sus bienes naturales y exportarlos a los países desarrollados.

"Descolonización de la Atmósfera". De todos modos, puede considerarse un avance la Cumbre porque significó una apuesta y un posicionamiento fuertes de los países convocantes en referencia a las negociaciones sobre Cambio Climático. En este sentido, es clara la confrontación entre los países del Sur, entre los gigantes emergentes del BRIC que apoyaron el Entendimiento de Copenhague y los países socialistas del ALBA que fueron sus críticos más fuertes.

El Acuerdo de los Pueblos señala: "Nuestra visión es, sobre la base del principio de las responsabilidades históricas comunes pero diferenciadas, exigir que los países desarrollados se comprometan con metas cuantificadas de reducción de emisiones que permitan retornar las concentraciones de gases de efecto invernadero en la atmósfera a 300 ppm y así, limitar el incremento de la temperatura media global a un nivel máximo de 1°C".

Luego de la Conferencia de los Pueblos, Evo Morales se comprometió a transmitir las decisiones tomadas, basadas en la idea de "deuda climática", a la próxima Cumbre de la ONU en Cancún en diciembre de este año. Entre las ideas, se destaca también "la creación de un Tribunal Internacional de Justicia Climática y Ambiental que tenga la capacidad jurídica vinculante de prevenir, juzgar y sancionar a los Estados, las Empresas y personas que por acción u omisión contaminen y provoquen el cambio climático".

Madre Tierra. En definitiva, podemos señalar como lo más positivo para el futuro, la posibilidad de fortalecer un movimiento activo de los pueblos en relación con el cambio climático, en donde las consideraciones políticas se articulen con la vida cotidiana. "Para garantizar los derechos humanos y restablecer la armonía con la naturaleza es necesario reconocer y aplicar efectivamente los derechos de la Madre Tierra", expresa el Acuerdo de los Pueblos, que los gobiernos de todo el mundo, incluidos los de América Latina, deben escuchar.

Ver todo el documento: "Acuerdo de los Pueblos" (Cochabamba, 22 de abril).

20.4.10

La Haya: "Uruguay no cumplió pero Botnia no contamina"

Para la Corte Internacional de Justicia de La Haya, la República de Uruguay violó los procedimientos formales pero no con las obligaciones sustantivas que impone el Estatuto del Río Uruguay firmado por dicha nación con la República Argentina en 1975. De esta manera, el Tribunal no consideró que la pastera Orion de la Corporación Botnia contamine el curso de agua y, con esta perspectiva, no ordenó su cese de actividades o su traslado, como pretendía la Asamblea Ciudadana de Gualeguaychú.



La controversia internacional comenzó en el 2004 cuando Uruguay, como ahora está comprobado, autorizó de forma unilateral la construcción de la planta de celulosa de Ence -que luego se detuvo- y se agravó un año después con el permiso para instalar Botnia, ambas en las costas de Fray Bentos. Esto motivó el fuerte rechazo de la Asamblea de Gualeguaychú, comunidad ubicada sobre la margen opuesta del río, que a través de su lucha -que incluyó el polémico corte del Puente Internacional-, logró la nacionalización y la mediatización de la problemática.


El espíritu del fallo. Si bien existe mucho que analizar aún, en general la Corte de Justicia de La Haya dependiente de la ONU, realizó un análisis jurídico del Estatuto del Río Uruguay centrado en el derecho internacional. Sin embargo, el fallo no ahondó en los avances del derecho ambiental con el argumento de que el documento de 1975 nos los incluye, por ejemplo referidos al impacto visual y los malos olores, y desestimó el principio de precaución sobre los posibles daños irreversibles que pueda ocasionar una pastera de tal magnitud en el ecosistema acuático.

Como antecedente, en julio de 2007, la Corte de La Haya había desestimado el recurso argentino para que se detenga la construcción de Botnia, que entró en funcionamiento en noviembre de ese año, pero mantuvo aún la expectativa de desmantelar la planta si Argentina podía demostrar que existía la contaminación. Sin embargo, el Tribunal no encontró hoy que esto sucediera, en medio de la polémica por la inversión de la carga de la prueba y los datos que aportó la Comisión Financiera Internacional en favor de Botnia, basándose en distintos documentos internacionales según cada acusación puntual.


Algunas repercusiones. Para la representación argentina, encabezada por la embajadora Susana Cerrutti, el resultado es favorable para los intereses del país, ya que "a partir de esta sentencia, no va a haber más instalaciones inconsultas y unilaterales por parte de Uruguay". Por su parte, Homero Bibiloni, secretario de Ambiente de la Nación, expresó: "Tenemos un fuerte compromiso de trabajar desde la CARU" (Comisión Administradora del Río Uruguay) a través de la cooperación internacional y el monitoreo conjunto.

Los funcionarios coincidieron en que el fallo recoge la lucha del pueblo de Gualeguaychú, ya que ahora "tienen la tranquilidad de que no se instalarán nuevas plantas de celulosa", como ya en el 2006 Ence decidió trasladarse ante el rechazo social. Sin embargo, los pobladores reunidos para escuchar la sentencia fueron muy críticos y las primeras opiniones hablaban de que la lucha se va a intensificar, aunque aún resta que se realice una asamblea donde se decidan los pasos a seguir en el futuro inmediato.


Perspectiva histórica. Ya en nuestro primer artículo publicado en ComAmbiental, en febrero del 2006, nos preguntábamos: "Papeleras: ¿el medio ambiente en los grandes titulares?" y llamamos a reflexionar sobre las diferencias entre la lógica política y la lógica ambiental. En lo que luego llamamos "Efecto Papeleras", opinamos que la mediatización del conflicto ambiental no siempre es positiva, en la medida en que el sistema de medios se alimenta del sensacionalismo, que en este caso estaba dado por la nacionalización del conflicto en el enfrentamiento diplomático entre Argentina y Uruguay.

En este punto, la Asamblea de Gualeguaychú llevó adelante esta estrategia a través del corte del Puente San Martín, que sirvió para instalar la temática bajo la lógica mediática - política, pero cuya continuidad cerró la posibilidad de un solución basada en el diálogo. Y no nos referimos a la controversia diplomática, que ahora cierra su capítulo en La Haya, sino al diálogo entre los pueblos de Gualeguaychú y de Fray Bentos, que son quienes habitan el territorio compartido, porque el río une a través del concepto de Cuenca.

¿Qué desarrollo? Queda, en definitiva, el debate pendiente por el modelo de desarrollo regional, en el que el rol de las industrias pasteras también se analice con la producción y el consumo de papel en nuestros países. Sin embargo, la perspectiva no es buena, ya que la comunicación entre los pueblos se encuentra totalmente interrumpida, por la misma estrategia de la nacionalización cristalizada en el corte de ruta, que los gobiernos argentino y uruguayo tradujeron en la judicialización del conflicto, que hoy parece resolver el fallo de la Corte de la Haya.

Por supuesto, la Asamblea Ciudadana de Gualeguaychú quedará en la historia argentina por haber impulsado con fuerza la consideración de la temática ambiental por los medios y el gobierno, a través de una capacidad de movilización que volverá a verse este domingo. Pero se trata también de una situación muy compleja, donde su postura dentro de la Unión de Asambleas Ciudadanas (UAC) tuvo idas y venidas en relación con la convivencia respecto al modelo sojero en Entre Ríos, en el debate aún pendiente sobre qué formas de producción y consumo queremos para nuestra región.

Cómo continuará el conflicto vuelve a estar en manos, más que nunca, de la Asamblea de Gualeguaychú.


Ver también
:
-El fallo de la Corte de Justicia Internacional de La Haya (en inglés).
-Después de Botnia, reflexiones para un modelo socioambiental. Escrito en noviembre del 2007, y luego del fallo de La Haya que aún esperábamos, todavía se mantiene vigente el debate planteado.


Fuente de la imagen: Corte Internacional de Justicia.

17.4.10

Ecuador y sus contradicciones

Alberto Acosta, economista que fue ministro de Energía y Minas y presidente de la Asamblea Nacional Constituyente de Ecuador, estuvo en Buenos Aires participando en un seminario internacional sobre Alternativas latinoamericanas al Desarrollismo.



Contó en primera persona, cómo fue el proceso democrático de elaboración de la nueva Constitución Nacional ecuatoriana que por primera vez, establece y defiende explícitamente los derechos de la naturaleza. Al mismo tiempo se refirió a los desafíos que enfrenta el gobierno actual contra los fuertes intereses mineros y petroleros.

14.4.10

La UBA en los fondos mineros

El lunes se inició una serie de jornadas de concientización contra la mega-minería contaminante, en repudio a los fondos de la Minera Bajo La Alumbrera destinados a la Universidad de Buenos Aires (UBA).



En la Facultad de Medicina: Jorge Cardelli (diputado por Proyecto Sur), Enrique Viale (Abogado Ambientalista), Javier Rodríguez Pardo (Ambientalista), Alejandro Lipcovich (FUBA) y el moderador al micrófono.

En un contexto conflictivo para la cúpula de la UBA, las organizaciones convocantes exigen mayor democratización, coherencia y compromiso social de la universidad pública, solidarizándose en este caso con la comunidad catamarqueña de Andalgalá.

11.4.10

Alimentación saludable: del cultivo a la mesa

Bajo un cálido sol de otoño, el Jardín Botánico de la Ciudad de Buenos Aires cobijó una feria centrada en la educación alimentaria. Sobre la base de que somos lo que comemos, los alimentos son importantes por su valor nutricional y también social.



Así, "producción orgánica", "comercio justo", "fortalecimiento de saberes y capacidades locales" fueron algunos de los conceptos más tratados. Todo esto, dentro de la visión más integral de la salud de la que ComAmbiental habló en la nota anterior, en donde la alimentación marca un vínculo fundamental entre humano y ambiente.

7.4.10

Salud, armonía entre humano y ambiente

Hoy se celebra en todo el mundo el Día de la Salud. Mucho se ha escrito sobre este valor -que tiene múltiples definiciones- en referencia al bienestar humano logrado a través de avances científicos en el área de la medicina. Sin embargo, cada vez más se amplía el concepto del "ser - saludable" para asociarlo con una visión más holística -integral- que enfatiza la importancia de una relación armoniosa con el Medio Ambiente, tal y como lo entendían las culturas tradicionales.



Este año, la Organización Mundial de la Salud (OMS), dependiente de la ONU, llamó a reflexionar sobre la temática "Urbanización: un reto para la Salud Pública". Desde ComAmbiental, creemos que es una buena consigna que nos lleva a hablar de tres puntos importantes: saneamiento- salubridad versus contaminación- morbilidad, buenas prácticas alimentarias con énfasis en la nutrición y vida no sedentaria contra el consumismo energético.

6.4.10

Mi casa es ¿tu casa?

Todos tenemos derecho a una vivienda digna conforme lo establece nuestra Constitución Nacional. Sin embargo, solo en la Ciudad de Buenos Aires, cerca de 500.000 habitantes sobreviven en condiciones precarias y aún aquellos mejor acomodados tienen problemas en el suministro de agua, luz y cloacas.

Desde esta perspectiva el problema de la vivienda no es individual sino colectivo, ambiental. Por eso aquí mencionamos algunos esfuerzos que promueven viviendas sustentables, con el fin de encontrar un mayor equilibrio entre los factores sociales, económicos y ecológicos, antes, durante y después de la construcción.

1.4.10

"Sobre el agua": una radiografía de la conflictividad ambiental en la Argentina

El agua es de vital importancia para el desarrollo de una nación y para cuidarla el Programa Argentina Sustentable (PAS) presentó Sobre el agua, un libro conciso y clarificador que expone casos problemáticos con nombre y apellido.



Aunque "el contenido no sea motivo para festejar", según aludió el prologuista Eduardo Sánchez, "se trata de una apuesta a que seamos multiplicadores para el cambio".