30.4.06

La mayor marcha ambiental en la historia argentina: Gualeguaychú le dijo "No a las Papeleras"

El editorial de la semana

No hicieron falta palabras. Menos aún plebiscitos. La marcha de hoy en Gualeguaychú fue contundente: al menos 80 mil personas se movilizaron al Puente Internacional San Martín que los separa de Fray Bentos para decir con su cuerpo "No a las Papeleras, sí a la vida". Así, doblaron la cantidad de 40 mil que había ido al mismo lugar con las mismas intenciones el mismo día pero un año atrás, tal y como estaba previsto por la Asamblea Ambiental de Gualeguaychú.

Durante el acto se escucharon los himnos argentino y uruguayo aunque autoridades de gendarmería y la policía vigilaron con atención a los concurrentes para que no haya enfrentamientos entre quienes defienden el ambiente limpio y quienes protegen sus puestos laborales. Hay que repetirlo, este es el drama del "sainete" -como escribió hoy Jorge Lanata- de las papeleras: que se contraponga la salud con el trabajo, el cuidado del medio con el desarrollo productivo .

Estamos viviendo una vida contradictoria y peligrosa, donde el "progreso" humano avanza en contra de la naturaleza, convertida desde la llegada de la Revolución Industrial en un "recurso natural" . Ya lo afirmó, entre otros, Ernesto Sábato en La Resistencia: "Es urgente (...) enseñar que vivimos en una tierra que debemos cuidar, que dependemos del agua, del aire, de los árboles, de los pájaros y de todos los seres vivientes, y que cualquier daño que hagamos a este universo grandioso perjudicará la vida futura y puede llegar a destruirla".

Debemos repensar el modelo industrial en que las máquinas no solo dejan a más hombres en la calle sino que destruyen con frialdad el medio. Basta un ejemplo: un pescador artesanal saca del río alimento pero no modifica su armonía mientras que un barco pesquero extrae todo del mar con sus grandes redes y desecha muertes sin sentido despreciadas por el mercado aunque valiosas para la vida.

"Estoy muy emocionado", expresó Pedro Pavón, uno de los coordinadores de la Asamblea a los medios de comunicación. Así el mensaje se transmitió a quienes quieran escucharlo. La "Proclama del abrazo por la Cuenca del río Uruguay" reafirmó lo de siempre: cuidar el agua y mantener el estilo de vida. Entre otras medidas puntuales pidieron también a los estados español y finlandés que no financien las obras.

En citas textuales, se manifestó la “irrenunciable lucha por la vida en todas sus manifestaciones”, “la soberanía de los pueblos” y “la defensa del agua, bien fundamental para la defensa del plantea y patrimonio común de todos” (La Capital). También, reclamaron "un desarrollo económico ambientalmente sustentable que garantice la calidad de vida y la biodiversidad de la cuenca del río Uruguay" (Telam).

Mañana, la Asamblea decidiría el levantamiento del corte del puente, en una señal de acercamiento al Gobierno argentino que presentará el jueves la demanda ante la Corte Internacional de La Haya. A su vez, Néstor Kirchner prepara un acto en Gualeguaychú el próximo viernes que se realizaría en el corsódromo con la presencia de 17 gobernadores, según Diario Perfil.

Además, ayer se vio en Gualeguaychú y mañana se transmitirá por ATC el documental "Historia de dos orillas" de Emilio Carton Díaz. "El tema está corrido de su eje: no es argentino-uruguayo, es entre las grandes corporaciones que deciden dónde instalarse y nuestros países y su necesidad de ser soberanos y actuar hermanadamente frente a ellas. Creemos que la única solución puede llegar desde el conocimiento, latinoamericanamente juntos, siendo capaces de elegir una forma de vivir y de producir que sea más justa y más digna para todos", afirmó el director a Ciudad.com.

¿Cuál será el destino para las comunidades del Río de la Plata, de Sudamérica, de América, del planeta entero? Si todo un pueblo se moviliza frente a algo que, todo indica, tienen pocas posibilidades de frenar, significa que debemos repensar ciertas cosas. Tal vez así entonces este sea un primer paso en la construcción de otro mundo, donde ambiente saludable y trabajo estén de un lado y contaminación y pobreza del otro. Si me dejan elegir, estos últimos, del lado del recuerdo.

SECCIÓN: Agua / Pasteras

Ver la noticia de las ediciones on-line de Clarín y La Nación.

Ver artículos relacionados en ComAmbiental:
16/4/06
Crónicas de la Iglesia y el Banco, la Asamblea y el Estado, la Filosofía y la Ciencia, y las Papeleras
26/3/06
El "Efecto Papeleras" ya produjo impacto ambiental


Feria del Libro Ambiental

La Feria Internacional del Libro de Buenos Aires es un espacio de encuentro para la cultura. Allí también tiene lugar el medio ambiente, especialmente a través de la Fundación Solydeus que realiza en el Espacio Joven una serie de actividades de divulgación de problemáticas ambientales denominada "Tributo a la tierra".

Conozca todas las actividades ecológicas de la Feria y de otros eventos visitando nuestra Agenda Ambiental.

29.4.06

Del Día de la Tierra al del Medio Ambiente, tiempo para la reflexión ambiental

Proyecto "Tiempo para la Reflexión Ambiental"

Del Día de la Tierra (22 de abril) al Día del Medio Ambiente (5 de junio)

Objetivos: Transformar dos días simbólicos como el de la Tierra y del Medio Ambiente en un espacio y un tiempo para la reflexión sobre temáticas ambientales como una construcción simbólica que contribuya a la cultura ecológica en el mundo.

Propuesta para ONGs: "Antes del Mundial, el Planetario"
Durante más de un mes, los medios y la sociedad de todo el mundo solo hablarán de fútbol. La cita del "Mundial" se impone en la Agenda como un acontecimiento único. Desde Comunicación Ambiental queremos proponerles que antes del Mundial haya un "Planetario": desde el día de la Tierra hasta el del Medio Ambiente puede haber un espacio de tiempo para la difusión de temáticas ambientales con la creación de una Agenda Pública Ambiental 2006-2007.

Para más información escribirnos a blogambiental@yahoo.com.ar.

Propuesta para todos: "Tres deseos para la tierra"
Hace una semana comenzamos esta campaña que intenta transformar estos días simbólicos en un espacio para la reflexión ambiental. El objetivo es expandir lo más posible esta propuesta para que la suma de las voces sea un coro que trascienda el deseo para transformarse en el proyecto de una nueva cultura.
Al acercarse el Día del Medio Ambiente elegiremos algunos de los deseos más interesantes y que sean representativos de todos para difundirlos. Hasta ahora participaron personas desde España, Argentina, Ecuador y Chile que se destacan por su calidad. Invitamos a todos a seguir sumando sus voces. Un deseo para la Tierra como Elemento, como Planeta y como Casa.

Lo Comunicativo (Argentina)
Enrique Rosero (Ecuador): Ver sus deseos en su Blog
La vida del enésimo (España): Ver sus deseos en su Blog
Mejor Ambiente (México)
Dana .:EnCaNtaDa PoR uN SuEñO: (Chile)
TU RUTINA MEDIOAMBIENTALMENTE SOSTENIBLE (España)

Nota: Los deseos de todos los participantes en los comentarios del post original de nuestro Blog

27.4.06

Necesitamos promover la educación para la participación

En el 20º aniversario del accidente de Chernobyl, interesados en la amenaza ambiental que representa la energía nuclear se reunieron en el Hotel Bauen, Buenos Aires. Tras la presentación del documento "Los mitos de la energía nuclear", surgió un debate enriquecedor entre los asistentes.

Enrique Viale, abogado ambientalista, destacó que también existen mitos en torno al ambiente en general. Como si plantar árboles de por sí fuese una actividad amigable con el medio, sin necesidad de evaluar su impacto ambiental. Como si los ambientalistas fueran brutos opositores al desarrollo y el progreso.


Estas creencias equivocadas contribuyen a que predomine el capitalismo que valida la forma en que obtenemos ahora las riquezas del planeta y luego, en el momento de enfrentar los pasivos ambientales, irónicamente adoptamos un sistema socialista o comunista donde todos debemos hacernos cargo de la contaminación que producen unos pocos.

"Aquí tenemos un fuerte problema ético y moral", participó desde el público Marta Maffei, diputada del ARI y vicepresidente de la Comisión de Recursos Naturales y Ambiente Humano. Detrás de los problemas ambientales subyace "la falta de decisión política para controlar y mejorar la legislación", según la funcionaria. "Incluso puede decirse que hay decisión política para no controlar y hacer inviable la participación popular", protestó.

Una vecina de Esteban Etcheverría denunció: "no sé si es el Centro Atómico, el polo industrial o qué se yo, pero se está cometiendo un genocidio ambiental que está matando a mi gente". Cáncer, leusemia y otras enfermedades crónicas aquejan su barrio, 9 de Abril, sin tener respuestas de los políticos para investigar la causa de las patologías.

"Ya no sé qué hacer. Los medios nos censuran, los funcionarios nos evaden", continuó la señora, madre y abuela de nietos enfermos y parientes fallecidos del mismo modo. Con aspecto cansino y voz asmática agregó: "por mi propia iniciativa y acostumbrada a recorrer el barrio como testigo de Jehová, realizamos un censo casa por casa y en 13 manzanas encontramos que 60 habían muerto de distintos tipos de cáncer y 60 más estaban enfermos."

¿Cuáles son las herramientas que tiene el simple ciudadano frente a este atropello? ¿Los representantes defienden los intereses comunes? ¿Son justificables los mecanismos ilegales como los cortes totales de rutas y puentes internacionales? ¿De qué manera podemos despertar la conciencia del pueblo, adormecida por los políticos, las empresas y los medios de comunicación?

Se repartieron críticas para todos los actores de la sociedad. Algunos con más o menor grado de responsabilidad, según su nivel de conocimiento y de compromiso para proteger los derechos de todos. "En el saber popular, el conocimiento es poder", dijo Marta Maffei, ex dirigente de la CTERA, "pero tenemos que transformar ese conocimiento en poder, tenemos que empoderar a la gente".

Todos coincidieron en que la participación popular no es significativa. Los organismos de control no están integrados por representantes directos del pueblo sino que en muchos casos son designados por el Poder Ejecutivo. Por otro lado, las audiencias públicas suelen ser evitadas o bien sus convocatorias no tienen una difusión eficiente.

Parafraseando la introducción del informe presentado, se torna más que necesario fomentar la sustentabilidad no solo como el equilibrio entre la actividad humana y el ambiente, sino también como soberanía. "Es patrimonio de los pueblos decidir sobre su futuro", idea que requiere equidad y mecanismos democráticos de participación.


Presentaron "Los mitos de la energía nuclear"

Qué creemos, qué sabemos, qué desconocemos, qué ignoramos que ignoramos. A 20 años de la tragedia de Chernobyl, representantes de distintas instituciones ambientalistas argentinas explicaron ayer el por qué del NO A LA ENERGÍA NUCLEAR, con el mismo código que manejan la ciencia, la economía de mercado y el poder político.

En el hotel Bauen, recuperado por sus trabajadores, presentaron el informe Amigos de la Tierra, Asociación Argentina de Abogados Ambientalistas, Greenpeace y Taller Ecologista. Entre el público estuvieron presentes damnificados de Ezeiza, la diputada Marta Maffei (ARI) e interesados en la temática ambiental.

Pablo Bertinat del Taller Ecologista abrió el encuentro. "El objetivo de este documento es brindar información -dijo- ante dos situaciones que nos preocupan: la posible alianza de los gobiernos progresistas de América del Sur (Kirchner, Lula da Silva y Chávez) a favor de los programas nucleares y la decisión del gobierno nacional de terminar la central atómica Atucha II".


Para aquellos que dicen o creen que el uso de la energía nuclear está en expansión en el mundo, Nicolás Schifman de Greenpeace demostró con estadísticas de distintas fuentes internacionales que la generación de esta energía creció menos de lo esperado.

Y recalcó que en términos generales:

  • La electricidad que aporta no es significativa en el mercado global (en 2003 representaba el 16% de toda la electricidad generada)
  • No se construyen nuevas plantas por su alto costo financiero. Por el contrario, se suele ampliar las ya existentes y se extiende su vida útil, lo cual genera desconfianza de los ambientalistas sobre la tecnología "emparchada"
  • Con este lento nivel de crecimiento de la industria nuclear no sería posible abastecer la demanda de una población mundial en aumento.

Roque Pedace de Amigos de la Tierra se refirió al amplio margen de incertidumbre que tiene la potencialidad nuclear que ni los científicos podrían prever. Tal es el caso del accidente de Chernobyl. "Lo que allí sucedió fue prácticamente un sabotaje. Los técnicos saltearon el manual de instrucciones", afirmó. "¿Qué científico hubiera calculado lo que pasaría si se hacía todo lo que no se debía hacer?"

Además concluyó que una política que fomente la energía nuclear necesita, sin dudas, un estado poderoso -trasluciendo entre chistes e ironías la gestión del presidente Bush. Para que la energía nuclear sea viable "debería ser segura, ambientalmente adecuada, barata y no proliferante", según Pedace.

"Si nos fijamos en la realidad, encontramos muy difícil que esto suceda a menos que tengamos un estado policial que controle con certeza que la energía nuclear no persiga fines bélicos, con poder económico para asumir los riesgos financieros, poder político centralizado y especialistas que puedan prever el riesgo de aquello que ignora".

Foto: Ambientum

23.4.06

La energía nuclear después de Chernobyl

La editorial de la semana

A casi 20 años de la tragedia de Chernobyl, los actores internacionales predominantes impulsan la tecnología atómica. Los medios criticaron la tragedia humana pero no la forma de energía en sí misma. Las explicaciones se dirigieron a la ineficiencia soviética, sin considerar que años antes hubo un accidente en territorio norteamericano.

El presidente Bush está predicando la energía nuclear como la alternativa más redituable para satisfacer la demanda energética, sin depender de los hidrocarburos cada vez más caros debido, entre otros motivos, a la desconfianza de "Occidente" sobre Irán porque éste también promueve la energía atómica pero se sospecha que es para fines bélicos.

Por su parte, la Agencia Internacional de Energía Atómica (AIEA) de la Organización de las Naciones Unidas fue "tildada de esquizofrénica", según IPSNoticias. Ex ministros europeos de Ambiente resaltaron la incoherencia de la Agencia que promueve que las plantas nucleares sirvan a fines pacíficos y no para crear armas. Afirmaron que es difícil prevenir efectivamente la energía nuclear militar ya que aprovecha la misma tecnología que la energía nuclear "civil".

Mientras tanto, se acerca el 20º aniversario del accidente en la planta nuclear de Chernobyl y habrá actividades esta semana para despertar conciencia ambiental (Ver Agenda) que no permita que esta catástrofe vuelva a suceder.


Chernobyl mató y sigue matando a miles de personas con cáncer, tumores, problemas psicológicos, soledad, desamparo. Pero no fue el único accidente. Si bien fue el más grave, también hubo otro antes, de similar falla técnica, el 28 de marzo del '79 en la central The Three Mile Island en EE.UU.

¿Por qué éste no se difunde? En su momento, la opinión pública estadounidense reaccionó y provocó consecuencias políticas y económicas que desalentaron la energía nuclear. Ahora se redujo a un grupo específico. ¿Acaso esta memoria selectiva responde a una estrategia a favor de la hegemonía norteamericana? ¿Acaso sólo los soviéticos podían tener accidentes y los estadounidenses jamás?

Sí, lo sabemos. La información se recorta. Se manipula. Se oculta, como denunciaron sobrevivientes de Chernobyl entrevistados en los medios (Clarín y Perfil). ¿Cuándo estará al servicio de la gente para tomar mejores decisiones?

En la Argentina, el gobierno nacional impulsa la terminación de una central atómica abandonada hace 12 años. En un país donde no son noticia -y hasta quizá sean lamentable tradición- el fraude, la coima y el "trucho", parece lógico que temamos probable un Chernobyl criollo.

Por otro lado, aún contando con la tecnología más avanzada, los mejores científicos y técnicos y los controles más estrictos posibles, los ambientalistas nos recuerdan que siempre quedan residuos radiactivos duraderos por décadas, sino siglos. ¿Qué haremos con ellos? ¿Qué espacio virgen sumiso vamos a contaminar, designándolo como basurero nuclear?

Quienes defienden la energía nuclear aseguran que los hidrocarburos, principal fuente de energía, se agotan. Y agregan que, aunque sembremos el planeta con turbinas para obtener energía eólica o paneles solares (sin riesgos para la salud y el medio ambiente), nunca alcanzará a cubrir la demanda energética de una población mundial que se multiplica.

Los especialistas en economía demuestran interés tanto en el discurso como en las acciones de Bush -ya firmó convenios con la India- y los medios de comunicación propagan el mensaje sin tomar posiciones, dentro de la sección política.

Ahora que el aniversario de Chernobyl puso la cuestión de la seguridad ambiental y sanitaria sobre la energía atómica, los principales diarios se mantuvieron neutrales sin realizar un análisis profundo de la cuestión.

También Perfil lo hizo pero por un juego de suma cero. El 22 de enero Jorge Lanata criticó el plan del gobierno de terminar Atucha II y mencionó entre otras cosas que todavía no se sabe que hacer con los residuos nucleares. ¿Alguien se acuerda de la marcha contra el basurero nuclear en Gastre? "Ningún ténico pudo ni podía entonces asegurar que (...) el material no contaminaría en los próximos mil o dos mil años", escribió Lanata.

Parece que cuatro meses y un día después el mismo diario evitó consultar su archivo propio al volver a referirse al tema de la energía nuclear. En su artículo de hoy, dejaron hablar a "especialistas" de energía nuclear. Como Darío Jinchuk, de la Comisión Nacional de Energía Atómica, quien resumió así su visión sobre las energías limpias: "el viento deja de soplar y hay días nublados"...

Veinte años después, parece que el hombre sigue obsesionado en jugar con fuego.



22.4.06

Día de la Tierra: Oda a la tierra en su día

Tierra es el suelo que nos da sustento, el vientre de lo verde, el escenario en que jugamos, la superficie que compartimos, la materia de lo que somos. Tierra natal es el pueblo, la patria, el continente, la tierra entera.

Por algo será que eso tan simple es también algo tan complejo. Hoy eso que fue nuestra naturaleza está cubierto por cemento que al agua no besa, rechaza. Ahora en la ciudad tenemos que ir a buscarla como desesperados, como doloridos, como desterrados.

Es tu día, simbólico, hoy. Te saludo, te respeto, te lamento, te extraño. Quiero mimarte, sanarte, devolverte el ser, tu magia, tu vida. Tierra, que seas de nuevo nuestra madre. Que seas para siempre suelo, alma de caminantes.

Ver: "Pide tres deseos por la tierra en su día"

21.4.06

Pide tres deseos por la Tierra en su día

Proyecto "Tiempo para la Reflexión Ambiental"
Del Día de la Tierra (22 de abril) al Día del Medio Ambiente (5 de junio).

Te invitamos a pedir tres deseos por la Tierra:

1) Por la Tierra como Elemento
2) Por la Tierra como Planeta
3) Por la Tierra como Casa

Si tenés una página web o un blog te proponemos escribir allí los tres deseos por la Tierra. Después, envíanos tu mensaje a nuestro blog para reunir todos los pedidos.

Si no tenés una página web, dejá tus tres deseos aquí. O enviálo a blogambiental@yahoo.com.ar

Difundí este mensaje. Unamos nuestras voces para que nos escuchen

Ver más sobre el Proyecto "Tiempo para la reflexión ambiental"

Los deseos pueden expresarse poéticamente: Ver "Oda a la Tierra"

Nuestros tres deseos.
1) Devolver los bosques que dan vida a la Tierra.
2) Detener el cambio climático que altera al planeta.
3) Disfrutar de la Tierra como naturaleza y no como recurso natural.

Proyecto para ONGs: Pensar en las 3 problemáticas ambientales más importantes de su país para incorporarlas a la Agenda de gobierno.

SECCIÓN: Comunicación
Tierra

20.4.06

Esta vez, parece que el que contamina la paga

Una fábrica carbonera de la ciudad bonaerense de Ensenada fue condenada a pagar casi dos millones de pesos por un tribunal de La Plata que la encontró culpable de daños al ambiente y la salud de la población. Cada una de las 17 familias afectadas recibiría unos 20 mil pesos y entre los 47 vecinos se repartirían además entre 29 y 50 mil pesos de acuerdo a cada caso.

La Nación había anticipado ayer el dictamen de los jueces Carlos Pérez Crocco y Juan Manuel Lavié (h) en el que se confirmó un fallo de primera instancia iniciado por una demanda de 1992 de 47 pobladores de Campamento de Ensenada contra la empresa Copetro. Ahora, la sala III de la Cámara de Apelación de La Plata confirmó que la fábrica "emite partículas de carbón de coque a la atmósfera y contamina el medio ambiente".

El coque es un subproducto obtenido de la refinación de petroleo que se utiliza generalmente como combustible en las industrias para la producción de acero y hierro. La fábrica se instaló no en las afueras sino en el mismo pueblo, alambrado mediante, en el año 1983.

La empresa informó que apelará el caso ya que considera que cumple con la legislación vigente y que no se confirmó ningún caso de cáncer en la población, por lo que se estaría actuando ante un "riesgo hipótetico", según informó Clarín ayer por la tarde.

Sin embargo, La Nación publicó hoy un informe más detallado en el que Osvaldo Figoni, presidente de la Asociación Campamento contra la Contaminación afirma que existen más juicios que involucran a 200 personas. Según él, "en 1986 salieron las primeras sentencias y una de las demandantes ya había muerto".

En este caso, que sienta un precendente en materia de derecho ambiental, se consideraron daños tanto físicos como morales, entre los que se incluyó los derechos de uso de las viviendas en un ambiente sano. Se determinó que en estos 23 años la contaminación fue constante y que la misma es intrínseca a la actividad de la empresa.

Entre los daños ocasionados a la salud, el fallo detalló que 33 de 43 personas revisadas sufrían algún tipo de patologías, como derrames en los ojos, problemas en la piel o enfermedades respiratorias. Asimismo, estimó que el hecho de no haberse encontrado cáncer no significa que no haya peligro de que esto sucede así como tampoco le quita gravedad al hecho.

EL CASO COPETRO

En realidad, lo que los medios nacionales hicieron es darle trascendencia a una noticia que ya había sido publicada en las ediciones impresas de los diarios platenses El Día y Hoy. Es a ellos a quienes tenemos que recurrir para entender mejor el caso Copetro, conociendo primero su historia.

Todo empieza en 1992 cuando se realizó la primer denuncia contra la empresa que se había instalado casi una década atrás. Ya en agosto de 1996 la sala III de la Cámara de Apelaciones en lo Civil había indicado el cierre de la planta. En esa oportunidad, una vecina le dijo a Hoy que "antes que se instalara COPETRO en el barrio, nadie tenía problemas de piel o respiratorios. Después aparecieron los problemas". Pero la planta apeló y siguió funcionando.

En diciembre de 2002, los vecinos realizaron un antifestejo de sus veinte años de protesta en la puerta de la planta donde soltaron globos negros. "Vamos a seguir con esta pelea hasta que Copetro deje de apelar o deje de contaminar", advirtió Figioli en esa oportunidad según El Día.

En el año 2004 la subsecretaría de Política Ambiental de la provincia de Buenos Aires a cargo de Jorge Etcharrán intervino para clausurar en enero un sector de la planta por denuncias de los vecinos sobre la explosión de un horno. En junio de ese año se cerró completamente la empresa con caracter preventivo. Etcharrán declaró en ese entonces a El Día que "vamos a levantar la clausura recién cuando planteen una acción que consideremos seria".

Pero finalmente a pocos días la empresa reabrió sus puertas con la promesa de implementar las objeciones planteadas por la subsecretaría, que el funcionario relató a El Día: "1.- Cerramiento de las zonas de estibaje; 2.- Confinamiento de los mecanismos de transporte; 3.- Disminución de emanaciones de las chimeneas". El intendente de Ensenada, Mario Secco, declaró que "las autoridades de esta industria entendieron cuál era el problema". La serie de reformas tendientes a "encapsular" el coque se completarían en 12 meses.

En este punto se llegó a la condena que ahora rescatan los grandes medios. Pero la situación es más compleja de lo que parece, porque según el Día el fallo aclara que se trata de "un daño permisible" para la política ambiental del Estado. Es la única forma en que la industria siga funcionando ya que de por sí la actividad es contaminante. Sin embargo, la reparación cabe porque "una cosa es que el daño sea permitido hasta ciertos límites administrativos y otra que ese daño sea tolerable por la sociedad".

En el mismo sentido el Diario Hoy transcribó que “aun cuando el material particulado en suspensión venteado desde la empresa no excediera el mínimo permitido, igual contaminaría por aportar benzo-alfa-pireno en cantidades superiores a las admitidas para áreas urbanas”. La causa tiene un precedente en el Caso Almada donde "se observa que existen estudios internacionales que relacionan al material particulado como el coque de petróleo con una serie de efectos sobre la salud".

En resumen, el fallo deja claro que la empresa contamina pero Copetro todavía tiene instancias para apelerar. Tal vez, si el caso toma mayor repercusión pública, se pueda abrir el debate sobre si todo lo legal es justo y sobre qué políticas ambientales -y qué derecho ambiental- tenemos que hacer para intentar armonizar el estilo de vida industrial con la vida misma.

SECCIÓN: Tierra/ Contaminación
Comunicación/ Política Ambiental
Comunicación/ Derecho Ambiental

Educación ambiental(II): Recursos para el docente

Arte y ecología es posible: alumnos de la EGB 68 de Avellaneda, Buenos Aires, ganaron un concurso de la UNESCO y viajarán a Paris. Fuente: La Nación.

A partir de la "Eco '92" (Cumbre de Río), comenzó a visualizarse de manera más masiva la necesidad de formar una conciencia ambiental en todo el planeta que procure el desarrollo sustentable.

En esta meta, la escuela, como instrumento esencial de la educación, tiene en sus manos una tarea de importancia literalmente vital aunque difícil. Los obstáculos se presentan desde distintos puntos:

  1. Los centros de formación docente todavía no reconocen en sus currículas que la educación ambiental sea prioritaria: Poco a poco, los magisterios comienzan a incorporar enfoques más integradores y ecologistas. Sin embargo, cobra mayor relevancia recién en cursos de especialización o posgrado, que el docente tomará sólo si esa su elección y está dentro de sus posibilidades.
  2. Los programas exigidos por el Ministerio de Educación no siempre contemplan la educación ambiental de manera integrada, sino encapsulada en materias que no se interrelacionan: Es el reclamo de varios docentes de la Ciudad y del Gran Buenos Aires, consultados por ComAmbiental.
  3. La cultura del desarrollo sustentable no está arraigada en el seno del hogar: Por el contrario, promueve el consumismo y no contempla la finitud de los recursos naturales ni las consecuencias de su agotamiento.

Pero no todo debe ser crítica. En ComAmbiental queremos ayudar a construir a través de la difusión. Por eso, mencionamos algunas instituciones que contribuyen a esta misión, ofreciendo recursos para la capacitación docente en la temática ambiental. Si conocen otras, les agradecemos nos informen para compartir la data.

Instituto Marina Vilte (CTERA - Universidad de Comahue): en abril inició el ciclo lectivo para la carrera de Especialización en Educación Ambiental para el Desarrollo Sustentable de dos años. Modalidad presencial. Tesis final. Puede cursarse en Ciudad de Buenos Aires, Concepción del Uruguay, Neuquén, Paraná, San Juan, Victoria y Villa Constitución.

Centro Cultural Ricardo Rojas (UBA): brinda cursos semipresenciales, cuatrimestrales de Educación Ambiental que otorgan puntaje.

ONGs:

Fundación Pro Salud y Medio Ambiente (PROSAMA): el 22 de abril comienza "Ecotoxicología y Desarrollo Sustentable", un curso gratuito que otorga puntaje para los docentes porteños y bonaerenses.

Fundación Proteger: sita en Santa Fe, en la provincia homónima, dicta cursos y conferencias. El 24 de abril desarrollará el Curso-Taller sobre Aprovechamiento de Residuos Sólidos con Producción de Biogás y Abono Orgánico.

Aves Argentinas: inició en abrir el ciclo lectivo para las carreras de Naturalista de campo e Intérprete naturalista. Además durante todo el año ofrece cursos, seminarios, talleres y visitas guiadas para escuelas, docentes, profesionales y público en general interesados por la ecología, la conservación de las aves o el ecoturismo, entre otros temas.

Biosfera: ubicada en La Plata, Buenos Aires, dicta cursos teórico-prácticos sobre educación ambiental y diferentes materias vinculadas con la ecología y el aprovechamiento sostenible de los recursos naturales.

Mainumbí, Cooperativa de Educación Ambiental: se encuentra en Rosario, Santa Fe, desarrolla cursos, actividades recreativas y programas especiales para propagar una conciencia ambiental.

Fundación Espacios Verdes: tiene sede en la Ciudad de Buenos Aires, dentro del Jardín Japonés, y en Merlo, San Luis. Ofrece cursos y talleres para las escuelas, los docentes, estudiantes universitarios y público en general. Actualmente hay distintas actividades en marcha (Ver Agenda).

Taller Ecologista: ubicado en Rosario, Santa Fe, organiza diversas tareas a favor de la educación ambiental. En abril, empezó el ciclo anual de cine-debate que invita a dar otra mirada a las problemáticas ambientales.

También hay recursos disponibles en Internet

Recomendamos visitar los sitios de:
Fundación Vida Silvestre: cuenta con varios documentos acerca de la educación ambiental (historia, fundamentación, recursos pedagógicos, experiencias en distintos puntos del país).

Ecopibes: es un portal dirigido por jóvenes para jóvenes. De manera ágil, explica qué es la educación ambiental, qué propone y cómo fomentarla con consejos prácticos.

El portal del V Congreso Iberoamericano de Educación Ambiental: publicó los documentos que se presentaron en las ponencias entre el 5 y 8 de abril.

SECCIÓN: Comunicación/Educación Ambiental

16.4.06

Crónicas de la Iglesia y el Banco, la Asamblea y el Estado, la Filosofía y la Ciencia, y las Papeleras

LA EDITORIAL DEL DOMINGO. INFORME ESPECIAL
16/04/06

En este informe especial analizamos el papel de cada uno de los actores en el conflicto por las Papeleras. Los que se agregaron hace poco: las Iglesias argentina y uruguaya y el Banco Mundial. Los que vienen de hace mucho: las Asambleas de Gualeguaychú y Colón y los Estados de ambos países. Los que faltan en el debate: la Filosofía y la Ciencia.

Foto: Asamblea Ambiental Ciudadana de Gualeguaychú

El "conflicto de las papeleras" sigue en las tapas de los diarios. Cuando parecía que el tema se apagaba con el fin de las negociaciones, todo volvió a empezar. "Ahora solo falta que intervenga la FIFA", tituló el viernes Página 12. Se refería a la invocación de la Organización de los Estados Americanos, la Organización Mundial del Comercio, el Mercosur y La Haya por parte del gobierno uruguayo. Pero se quedaron cortos. Las Iglesias uruguaya y argentina se sumaron a la intromisión del Banco Mundial.

La Iglesia y el Banco

El martes se conocieron los resultados del nuevo estudio de impacto ambiental realizado por el Banco Mundial. Diario sobre Diarios publicó: "Local, empate y visitante para el informe del Banco Mundial sobre las `papeleras´" indicando así que el informe podía interpretarse de distinto modo según el medio, y el gobierno del que se trate. "Luz amarilla del Banco Mundial ante plantas de celulosa", informó IPS.

Según la opinión generalizada, el informe critica a las empresas por no dar toda la información necesaria pero minimiza su potencial impacto contaminante. Esta misma sensación queda también en una entrevista que Clarín le realizó a Wayne Dwernychuck, el experto canadiense redactor del informe. A su vez, se prevee que podría retrasarse el crédito hasta que se realicen algunas mejoras a los proyectos.

Pero eso no fue todo. En plenas Pascuas, fue la Iglesia quien entró en acción. El máximo titular uruguayo, arzobispo Nicolás Cotugno, y el argentino, cardenal Jorge Bergoglio, buscaron generar un clima de diálogo. El presidente Néstor Kirchner estaría de acuerdo con esta mediación.

En principio, toda ayuda es bienvenida para resolver el conflicto. Sin embargo, las dudas crecen cuando se piensa que ambas instituciones no tienen un currículum intachable en cuanto a ser consejeros de temas sociales, en general, y ambientales, en particular. El Banco Mundial, integrante del Fondo Monetario Internacional, impulsó las políticas neoliberales que, con Menem, reinaron en la Argentina de los ´90. Y ya todos saben como terminó eso. ¿Por qué ahora su palabra vuelve a tener respeto? ¿Habrá habido algún estudio de "impacto social" de esas medidas?

Pero hay datos más preocupantes. Según IPS, el organismo promueve en la región la energía nuclear e hidroeléctrica, fuentes que generan diversos tipos de impacto en el medio. Y el brazo ejecutor es el mismo que el de las pasteras: la Corporación Financiera Internacional. No debemos olvidar que a través del Banco Mundial habla el poder económico financiero. Será por eso que a través de esta medida quieren combatir el cambio climático sin exigirle nada a las potencias industriales, como EE.UU.

La Iglesia tampoco tiene una historia demasiado santa. A pesar de los pedidos de perdón, están comprobados los apoyos a ciertos regímenes autoritarios y violentos de diversos tiempos y geografías porque estos afirmaban la promesa de "paz social". En la Argentina del siglo XX, la dictadura de la que hace poco se cumplieron 30 años de su inicio, es un buen ejemplo de eso.

Tampoco es esta institución fuente confiable en cuanto al cuidado ambiental. "Henchid la tierra y sometedla", dice la Biblia. Pero más allá de eso, queda la duda de si el diálogo será constructivo o si buscará conservar los ánimos por sobre una salida propicia a la crisis.

La Asamblea y el Estado

La Asamblea Ambiental de Gualeguaychú y de Colón, y los Estados uruguayo y argentino fueron -siguen siendo- los actores principales del conflicto. Excepción hecha de las propias pasteras.

En los últimos días, cada gobierno se adjudicó la razón con el informe de impacto ambiental. Además, Uruguay denunció pérdidas por 400 millones de dólares por la disminución del turismo. Entre Ríos contestó que la provincia también sufre perjuicios económicos por la situación.A su vez, dominado por el cambio en el clima social respecto a los cortes, sumado al convencimiento creciente de que así se favorecerá la posición argentina en La Haya, las Asambleas planean levantar los cortes de ruta en los puentes internacionales que unirían ambos países.

En una interesante entrevista de La Nación, el sociólogo Vicente Palermo realizó un análisis de estos dos actores, y criticó a ambos. Después de los cortes, dijo, se produjo una situación donde "hay un nacionalismo ambiental de un lado y un nacionalismo productor del otro". Cuando, en realidad, tendría que haber disenso dentro de ambos países y entre todos fomentar el diálogo.

Este es el límite de los Estados nacionales. Justamente, poner fronteras donde la naturaleza no las tiene. Más aún, donde exige que haya políticas coordinadas y acordes al medio. A su vez, el especialista criticó que "con relación a las cuestiones ambientales, la Argentina no tenía ni tiene una política al respecto" y que, además, los estados "pasaron de la subrepresentación de la crisis a la hiperrepresentación".

Las Asambleas aparecen como un nuevo espacio de participación directa que puede ser promisorio para el cuidado del ambiente: "Es muy positivo que exista una preocupación vecinal preventiva", comentó Palermo al respecto. Lograron llevar el tema a la agenda. Sin embargo, la falta de información hizo que el impacto ya esté hecho y que la angustia ganara las rutas.

IPS Noticias habló con Javier Villanueva, uno de los fundadores de la Asamblea de Gualeguaychú, quien reconoció que algunos, como él, estarían en contra de los cortes pero que el conflicto se desbordó.

La intransigencia, el no rotundo a las papeleras, puede jugarle en contra a los ambientalistas. "No siempre sus tácticas resultan acertadas. Sus demandas, simples pero radicales, complican gestiones diplomáticas entre Argentina y Uruguay, y en lugar de contribuir a una solución, agrandan las diferencias", agrega el artículo.

La Filosofía y la Ciencia

Durante el Foro científico sobre las pasteras del Río Uruguay del 22 de marzo, David González, químico de la Universidad de la República de Uruguay, abrió su intervención haciendo una reflexión sobre la química en la que citó al filósofo Hans Jonas. Este parece ser un buen punto de partida para el final de este informe especial sobre las pasteras. Filosofía y Ciencia: dos actores importantes pero que no tienen el suficiente protagonismo en el conflicto.

Hans Jonas, el filósofo de la Ética Ambiental.
Foto: http://www.filosofico.net/jonas.jpg

Jonas, judío alemán, viajero de casi todo el siglo XX, es un filósofo reconocido por fundamentar el "principio de responsabilidad". Según él, la responsabilidad nace de la libertad y del poder. En este sentido, la ética plantearía límites al accionar humano. En su obra "Técnica, medicina y ética", de 1985, el autor analiza problemas concretos de los tiempos contemporáneos: los que el avance tecnológico crea a la sociedad.

Según González, Jonas plantea la abstención por las catástrofes conocidas -y reconocidas- que crea la ciencia. Las más obvias son las armas de destrucción masiva pero hay ejemplos conocidos en todos los casos de contaminación por procesos industriales. Sin embargo, ante esto, el científico propone desarrollar una "química verde" que resuelva las limitaciones. De allí, la exposición derivó a cómo se podía aplicar la mejor tecnología a las pasteras: una "solución técnica".

Pero nos interesa volver sobre el argumento del filósofo. Para él, la ciencia y la tecnología son dos entidades que se retroalimentan y avanzan de un modo tal que no conocen límite alguno. Aquí es donde Jonas interpone el concepto de "Ética ambiental". La técnica amplió tanto el poder humano que es necesario revisar nuestras capacidades de reflexión sobre nuestro accionar.

El autor realiza cinco críticas. Primero, en la ciencia el bien de hoy puede ser el mal del mañana, porque a pesar de todo su racionalismo, los errores siempre existen e investigaciones posteriores descubren -a veces tarde- el impacto sobre la salud de una tecnología. Segundo, el automatismo que genera el descubrimiento de una aplicación científica hace peligrar un control serio sobre sus consecuencias, como en los casos actuales de la biotecnología y la clonación.

Tercero, y aquí hay un punto a destacar, la ciencia crea el poder para manipular amplios territorios con largas repercusiones en el tiempo. Por ejemplo, el desastre de Chernovyl se propagó varios kilómetros y sus efectos duran hoy. Esto pone al humano, dice Jonas, en el lugar de responsabilidad sobre el futuro de la especie. Este principio es el que se aplicaría al del desarrollo sustentable.

El cuarto punto va más allá, nuestro poder es tan grande que somos responsables de toda la vida, asegura el filósofo. El ser humano ya no tiene que velar y preocuparse por sí mismo, sino que tiene que resguardar a toda la biodiversidad de las amenazas que él mismo creó. Esto es lo que se hace difícil con todo el modelo industrial, y no solo con estas pasteras.

El quinto punto nos plantea en la perspectiva del cuestionamiento: "Hombre, ¿quién te crees que eres para hacer todo esto?" parecería advertir Jonas. La filosofía se plantea aquí como una disciplina para nada abstracta, ya que la cuestión metafísica involucra reflexiones sobre hechos cotidianos que, si los dejamos a su libre desarrollo, pueden tener consecuencias nefastas.

Todos juntos, y las Papeleras

Proponemos entonces sumar a la filosofía al debate de ideas. Jonas entiende que la ética ambiental comprende tres tipos de solidaridad. Cada una de las cuales puede aportarles algo a los actores que ya están en el campo de juego.

Solidaridad Intergeneracional: La Iglesia, y sobre todo el Banco Mundial, tienen que entender que el hombre tiene en sus manos el destino de la humanidad. La famosa frase "Dios proveerá" pierde aquí un poco de su poder, ante los avances de la ciencia. También tenemos que ocuparnos nosotros de nuestros asuntos, aunque la discusión muchas veces no sea un diálogo completamente pacífico.

El Banco Mundial, a su vez, y en general el poder económico, deberían ser presionados para que atiendan a los objetivos del desarrollo sustentable sin que se pierda su sentido original. La cuestión no consiste en mejorar el planeta haciendo que los pobres resuelvan el problema de los ricos. Es absolutamente al revés. Deberían darse cuenta, también, que la ganancia egoísta del hoy puede arruinar el mundo en el que vivirán quienes hereden su fortuna. Y que el dinero no se come.

Solidaridad Internacional: Las Asambleas y los Estados mejorarían su diálogo si antes de decir o hacer nada consideran sus medidas en la perspectiva de que el medio ambiente exige una política en conjunto. El Río Uruguay no es un límite, es el centro de un ecosistema en común. No hay aquí "causas nacionales", no se trata de cerrar posiciones del lado de cada país, sino de buscar soluciones en conjunto.

De los Estados, con sus mezquindades y tiempos políticos, cercanos al mandato que les toque cumplir, y la defensa de su territorio y soberanía, mucho no se puede esperar. Pero de las Asambleas sí podría exigirse más. Sería deseable que la población de Fray Bentos también se organice. Así, haciendo honor a los vínculos que unen ambas poblaciones, organizar un verdadero diálogo democrático y pacífico. Porque no hay trabajo y prosperidad sin el cuidado del medio ambiente, y viceversa.

Solidaridad interespecie: Por último, la filosofía debe ser la reflexión para la acción de la ciencia. Si bien creemos que no debe llegarse al extremismo de negar todo avance científico, es cierto que debe haber límites a su poder. Porque no todo es progreso. Y, tal vez, analizar la cuestión de fondo: ¿Para qué producimos papeles? Los fines de creación de material de lectura son dignos pero... ¿Lo son los de envoltorios lujosos para los productos? ¿Hasta dónde queremos llegar con la sociedad de consumo?

Tenemos que tener cuidado con lo que le hacemos al planeta, porque no solo somos responsables ya de nuestro mundo, también lo somos de toda la naturaleza. Esto, la racionalidad progresista, objetiva y muchas veces fría de la ciencia parecía no tenerlo demasiado en cuenta. Pero estamos amenazando la continuidad de la vida misma. Poniéndolo en claro: la ciencia sola no puede resolver nada, no hay tal "solución técnica del conflicto".

Esto último, claro, más allá de la controversia por las pasteras. Si hay algo provechoso de todo esto, es que es una puerta para hacer un debate en serio. Información científica y reflexión filosófica son herramientas imprescindibles que no encuentran mucho eco en los medios. Así, los pueblos y los gobiernos, con la intervención si es necesaria de bancos e iglesias, podrían con esmero llevar adelante un futuro para todos.

(Citar como Gavirati, Pablo...)

Ver notas relacionadas: SECCIÓN: AGUA/PASTERAS

SECCIÓN: AGUA/PASTERAS
Artículos Destacados

Mar Muerto, ¿muerto el mar?

La ONG Amigos de la Tierra informó recientemente que el Mar Muerto sufre una grave crisis ambiental. Su nivel baja un metro por año, en los últimos 50 años perdió un tercio de su superficie y los pronósticos son pesimistas: para el 2050 podría quedarse sin agua. La causa: el desequilibro planteado por el sobreaprovechamiento del río Jordan, cuyo cause desemboca en ese mar.

Clarín (a través de ANSA) y Perfil (vía AFP) rescataron la declaración de Gideon Bromberg, responsable de la sección Medio Oriente de la organización que incluye ambientalistas israelíes, jordanos y palestinos. "La situación ecológica es catastrófica", advirtió.

En forma natural, el Mar Muerto tiene una alta salinidad, de un 33%, por la evaporación de sus aguas. Este proceso estaba regulado por el vertido de aguas del río Jordan. Sin embargo, la mano del hombre romió este equilibrio a través de su aprovechamiento para la agricultura, la energía hidroeléctrica, el consumo humano.

A su vez, a través de diques de evaporación, se aprovechaba el mismo Mar Muerto para explotar la misma sal. Ahora, este fuerte atractivo turístico por su virtudes terapéuticas, y testigo de hechos históricos de los que habla la Biblia, donde se encontraron manuscritos del Antiguo Testamento, está en grave peligro.

Una posible "solución" que se plantea es la de trasladar aguas desde el Mar Rojo a través de la construcción de un canal. No obstante, esta acción traerá también su impacto ambiental, porque las aguas no son las mismas que las que hay ahora. Entre otras cosas, porque sería salada y no dulce como la que llega desde el Jordan.

Justo en estos días, en tiempos de las Pascuas que festejan tanto cristianos como judíos, el Mar Muerto necesita de una resurrección para seguir estando muerto pero vivo.

Foto: http://www.viajeros.com/imagenes/oscar/mar_muerto/mar_muerto.jpg

SECCIÓN: Agua/Bioma Acuático
Tierra/Conservación

El Medio en los medios, hoy

El Medio en los medios: domingo 16 de abril de 2006

Perfil: Buenos Aires, la más ruidosa de Latinoamérica
El periódico dominical retoma este temá, que tenía más atención años atrás, a raíz de una investigación de la ONG oír Mejor, que está terminando el "Mapa del Ruido" de la ciudad.

La Nación: Protesta antinuclear en Francia

Clarín (Conexiones): Verdes a la fuerza: para ahorrar energía, en los EE.UU. construyen cada vez más viviendas ecológicas

Página 12 (ayer): Las catástrofes que se vienen. Sobre el cambio climático.

El País (España): ¿Cuánto contamina usted?

14.4.06

La contaminación en los lácteos nuestros de cada día

A fines de marzo, el Centro de Divulgación Científica de la Facultad de Farmacia y Bioquímica (UBA) difundió el hallazgo de vestigios de plaguicidas organoclorados (POC) en productos lácteos destinados a niños y bebés. ComAmbiental quiso saber más detalles al respecto y cuál es la consecuencia para los empresarios del sector.

De acuerdo con datos del informe difundido días atrás, "el International Life Science Institute (ILSI) advirtió en 2001 que la exposición prenatal y de niños pequeños a los POC está relacionada con deficiencias en el desarrollo neurológico y con la frecuencia de bajo peso corporal".

Sin embargo, el objetivo del estudio no es alarmarse. La Dra. Edda Villaamil Lepori, responsable de la investigación, aseguró que no hay peligro de intoxicación. Sí es prudente informarse para poder mejorar el control ciudadano sobre las empresas y tener mayor conciencia sobre la dieta que proponemos a los niños y los bebés.

-¿Cómo surgió la idea de emprender esta investigación?
-En un estudio previo sobre investigación de residuos de plaguicidas organoclrados en alimentos de la canasta alimentaria en la Ciudad de Bs As, observamos residuos de plaguicidas organoclorados (POC) como contaminantes en grasas de origen animal.

El objetivo de este trabajo no es alarmar ni preocupar, sino ayudar a mejorar nuestra calidad de vida. Los POC son sustancias potencialmente tóxicas. Para que se observe y se ejerza un efecto tóxico es necesario que lleguen [...] en concentración suficiente para que ello ocurra. Y este no es el caso.

Según afirmó la doctora, las empresas lácteas cuentan con la tecnología necesaria para identificar POC dentro de su procedimiento de control de calidad.

-¿Qué recomendación le haría a las empresas?
-Seria deseable eliminar la exposición de los niños a estos plaguicidas. Por tal razón y de acuerdo a nuestros resultados, la exposición infantil se reduciría si la industria alimentaria de productos para niños utiliza para su preparación al menos el 10% de las partidas de leches que [según los resultados del estudio] no los contienen en cantidades detectables.

Respecto de si esta contaminación puede estar vinculada con el caso del barrio Ituzaingó Anexo, Córdoba, donde se encontraron tóxicos similares en niños, la doctora dijo desconocer el caso por lo que se abstuvo de emitir opinión. De todas formas, contestó que los POC en los lácteos estaban en "niveles muy bajos". Seguramente como "resultado de muy viejos usos de estos plaguicidas".

Y agregó: "Existen controles de estos niveles de residuos de plaguicidas en los alimentos, lo cual es realizado por SENASA, y en ninguna de las muestras analizadas se sobrepasaron los Limites Máximos de Residuos (LMR) permitidos en alimentos de acuerdo a las reglamentaciones vigentes".

-Entonces, ¿existe riesgo real de intoxicación?
-Considero que no existe riesgo de intoxicacion ni de enfermedad para los niños ni para los adultos por el consumo de estas leches. Si comparamos los datos obtenidos en este estudio con los reportados últimamente en la bibliografía internacional [...], vemos que nuestros datos son notablemente menores. Entre 10 y 100 veces menos.

Por todo ello, parecería que lo más conveniente es que las empresas, el estado y la ciudadanía se mantengan alertas ante este peligro potencial. En la sociedad moderna es normal la presencia de productos tóxicos. En bajos niveles, no son peligrosos para la salud

En ese sentido, un especial recaudo deberían tener los empresarios del sector. Tal vez un buen paso sería el de adoptar el consejo propuesto por Villaamil: utilizar el 10% de leche sin estos químicos en la elaboración de productos para los lactantes.

Así, nos aseguraremos de no tener nunca que llorar por la leche contaminada. Mejor prevenir, que lamentar.

Foto: Universidad Nacional Agraria la Molina (Perú)

SECCIÓN: Tierra/Contaminación

13.4.06

Inundaciones en el norte: Un desastre innatural

Nota relacionada: 9.4.06: En Salta, las inundaciones le ganaron al desarrollo sustentable

Después de que el gobernador de Salta, Juan Carlos Romero, acusara a lo medios de comunicación de magnificar una situación a la que habría que echarle la culpa al agua, más voces se levantan en su contra. A esto se le suman también complicaciones del mismo tipo en Jujuy.

Vía Diario La U llegó la denuncia de autoridades, profesores y alumnos de la sede regional de Tartagal de la Universidad Nacional de Salta (UNSa) en la que se pide que se investiguen las causas del desastre. Los siguientes son párrafos textuales de una carta elevada al Consejo Superior de esa universidad (Ver Universia).

"El Departamento de San Martín se encuentra en una situación de catástrofe económica, social, sanitaria y educacional, que no es producto de un desastre natural sino la consecuencia de un manejo irracional de los recursos naturales y de la ausencia del Estado [...]. Los grupos económicos dedicados a la explotación agrícola, maderera y petrolera han depredado nuestro suelo, arrasando nuestros recursos, contaminando nuestro habitat, al no respetar los criterios de desarrollo sustentable".

Por si esto fuera poco, Clarín informó ayer en su versión digital que también en Jujuy hay por lo menos 3.000 afectados por el temporal del norte del país. Noticia que recogen también los diarios de la zona.

En la localidad de El Acheral, desbordaron varios canales de riego mientras que 5 viviendas de adobe y otras de material se derrumbaron por las lluvias y tormentas. Los productores de zapallo, tomate y berenjena denunciaron que tuvieron que tirar su cosecha por no poder entregarla a tiempo.

Al mismo tiempo, la zona de Valle Grande está aislada debido al anegamiento por barro de la ruta 84 de acceso. Por este motivo, las autoridades pusieron en marcha un puente aéreo con 14 vuelos diarios para distribuir comida y medicamentos.

La Nación continuó la ola de sospechas encabezadas por ONGs y retomó el lunes la palabra de Noemí Cruz, responsable de la campaña de biodiversidad de Greenpeace. Pero lo más interesante fue el aporte del testimonio de un trabajador de aserraderos, quien admitió que se taló lo que está prohibido porque no había controles. A su vez, gran parte de la leña fue abandonada o quemada. Esto último contribuye al cambio climático, la causa de las tormentas según los especialistas.

Ayer el mismo medio realizó una editorial del tema en la que se pregunta por qué el gobierno no hizo nada después de las inundaciones del verano. Y opina que después de que todo pase, habría que reflexionar sobre el impacto de la deforestación, ya que se perdieron casi 800 mil kilómetros cuadrados desde 1935 hasta la fecha. "La irresponsable mano del hombre está generando condiciones climáticas adversas y desencadena irreparables catástrofes ambientales", termina el artículo.

Esta semana se pudo ver en diarios nacionales el anuncio del concurso público para la exploración y eventual explotación de hidrocarburos de la Secretaría de Minería y Recursos Energéticos de Salta. El pliego anexo I, de Tartagal Oriental, tiene un valor de 3 mil dólares.

Foto: Diario La U

SECCIÓN: Agua/ Inundaciones

Actualización 14/4/06: Ahora, los problemas llegan a Formosa por los desbordes del Río Bermejo . Vía LNO. "Hay más de 12 parajes aislados en Formosa".

También hay problemas en la provincia del Chaco, en la zona del Impenetrable, por desbordes del mismo río. Ver la noticia en Clarín.

El Riachuelo: ¿Todavía esperamos?

"Al menos 35 dependencias oficiales de varios distritos tienen injerencia sobre el Riachuelo. Al jefe del gobierno porteño, Jorge Telerman, le preocupa el tema, pero piensa que es mejor trabajar que hacer anuncios; las autoridades provinciales -gobernador e intendentes- parecen tener menos poder que Tabaré Vázquez para hacer algo; y, si no hay marchas de vecinos transmitidas por TV, a la Nación el tema parece no importarle demasiado." Fuente: La Nación.

Días atrás, la Auditoría General de la Nación presentó un informe detallado sobre la crítica situación ambiental del Riachuelo y advierte sobre una posible "catástrofe sanitaria", según publicó La Nación.

Una seguidilla de notas en el mismo medio dieron cuenta de un peligroso círculo vicioso que involucra desidia de los políticos e indiferencia ciudadana. Caso visiblemente opuesto al de Gualeguaychú y las papeleras -más allá de que sea o no tratado adecuadamente por los funcionarios o la sociedad civil.

¿Cuál es la diferencia entre ambos casos? ¿Por qué, si el riesgo ambiental es tan evidente en la llamada "cloaca a cielo abierto", se dejan pasar los años y los "mil días" de María Julia Alsogaray tan impunemente? ¿Por qué se desviaron los fondos recibidos del BID para su saneamiento? ¿Por qué no controlamos y no reclamamos en su debido momento?

Superposición de jurisdicciones, argumentan algunos. Otros dicen omnipotencia de las numerosas industrias -entre ellas químicas y petrolíferas- que están apostadas en sus márgenes. Poco interés inmobiliario en una cuenca con tierras y napas contaminadas. Zona marginal de pobres e indigentes que la sociedad prefiere ignorar.

Por fortuna, distintas organizaciones no gubernamentales trabajan incansablemente para proponer soluciones concretas de una manera democrática y participativa. Entre ellas se encuentran Fundación Ciudad, Asociación de Vecinos La Boca, Fundación Ambiente y Recursos Naturales, Poder ciudadano y otras.

Pregunta/ propuesta/ desafío: ¿No sería conveniente que el gobierno nacional tome en serio a estas instituciones y atienda el problema del Riachuelo? ¿No sería también un excelente apoyo para defender su postura contra las Papeleras en Fray Bentos?

Como dice la Biblia, según citó Jorge Lanata al respecto en Diario Perfil del 22/01/06: "¿Por qué te fijas en lo malo que hacen otros y no te das cuenta de las muchas cosas malas que haces tú?"

SECCIÓN: Agua/Contaminación

...........................................

El "Efecto Papeleras" actuó otra vez

Nuevamente La Nación, como lo había hecho con el caso de la minería en San Juan, buscó un paralelismo entre una problemática ambiental cualquiera y el caso de las pasteras de Fray Bentos. Con peor o mejor suerte, se trata de un recurso literario y mediático que es aplaudible si sirve para despertar mayor conciencia ambiental, pero que es peligroso si simplifica y llama la atención en un instante fugaz. Un arma de doble filo.

SECCIÓN: Comunicación/Periodismo Ambiental

12.4.06

Refugiados ecológicos (los que llegan de la nada)

Escapan. Huyen. Están obligados a abandonar sus hogares. Sufren la nostalgia del adiós, de la lejanía con su tierra natural. Son refugiados pero no perseguidos políticos ni víctimas de guerra alguna. Son "refugiados ecológicos". Tuvieron que irse de su lugar, donde vivían, por la terrible degradación cometida por la humanidad. Porque la naturaleza dijo basta. Son refugiados ambientales.

Ya existen desde hace años. Recién ahora se los empieza a reconocer. La idea toma fuerza jurídica a través de la iniciativa de Jean Ziegler, funcionario de la ONU, de la que Clarín informó basado en la Agencia EFE. Ziegler propuso en el Foro convocado por el Centro de Desarrollo de las Tierras Áridas en Ginebra a 25 millones de personas que emigraron de zonas áridas de África. Allí sufrían "inseguridad alimenticia.

A través de la figura del "refugiado ecológico", que popularizó el premio Nobel de la Paz Wangari Maathai, se busca tomar conciencia de una problemática que cada vez daña la vida de más personas y crear normas internacionales que los protejan. De esta manera, se trata también de que 100 millones de personas que están al borde del éxodo por vivir en un geografías semiáridas, que ocupan un cuarto del planeta, puedan quedarse en sus casas.

Sin embargo, puede pensarse que no solo grandes cantidades de población que abandonan sus tierras desérticas son refugiados ambientales. Lo fueron en su tiempo quienes tuvieron que huir de la explosión de Chernovyl y aún no pueden volver por el grave impacto ambiental ocasionado.

En Argentina, por suerte todavía no llegamos a este nivel de catástrofe. Sin embargo, tenemos ya nuestras pequeñas historias de refugiados ambientales. Rita Godoy tuvo que dejar Córdoba y venir a Buenos Aires porque el barrio donde vivía es inhabitable por la contaminación, entre otros, de pesticidas de la soja. Manuel Horacio Salas debió abandonar el rancho donde vivía con su familia en Catamarca porque la minera Bajo La Alumbrera vació de vida el lugar donde criaban animales y tenían sus cultivos.

Ahora, los pobladores del norte de Salta son también transitorios refugiados ambientales, hasta que el agua los deje volver a lo que queda de sus pueblos. También es lo que más temen los asambleístas de Gualeguaychú.

El reto es que este concepto nos haga ver con nuevos ojos la realidad de la gente que ya sufre por el mal trato del entorno natural. Y no que sean unas víctimas más encasilladas con nombres distintos pero con el mismo desamparo que sufren muchos.

....................
Como frase final, transcribimos la conclusión de un artículo de Revista del Sur de Santiago Vilanova citado en la nota de Clarín. Esperamos que todos sus periodistas le hayan dedicado tiempo a su lectura y que haga eco también en la línea editorial del medio:

"Cinco años después de Río, los medios de comunicación y los economistas siguen considerando que el verdadero objetivo de la producción es el producto y el consumismo, no los derechos de la Naturaleza y el "placer de vivir", tal como reivindicaba el entropista Nicholas Georgescu Roegen. Los empresarios del siglo XXI defienden la ecología como un valor ético de la producción y del progreso humano, o vamos directo a la catástrofe. Tal vez nos hallemos ante la última oportunidad para reaccionar".

SECCIÓN: Tierra

10.4.06

"Es el primer acercamiento entre el Estado y los intelectuales"


Un auspicioso encuentro entre los sectores estatal e intelectual. Así celebraron el acto los cuatro anfritiones la presentación del libro "Historia ecológica de Iberoamérica" del licenciado en economía política Elio Brailovsky Se realizó hoy a las 18 horas en el hall central de la Secretaría de Medio Ambiente de la Nación.

Los panelistas fueron Homero Bibiloni, subsecretario de Medio Ambiente de la Nación, Carlos Rivas, director de Ediciones Kaicron, Carlos Gabetta, director de Le Monde Diplomatique en Argentina y, por supuesto al autor de esta historia.

Asistieron alrededor de 40 personas, entre funcionarios del sector, profesionales de diferentes áreas pero vinculados con el medio ambiente, jubilados o jóvenes interesados en la temática.
Brailovsky agradeció la gentileza de la Secretaría, interpretándola como una introducción del debate y la participación de especialistas en el espacio público.

Memoria para no repetir los errores

Quienes ya leyeron el libro aplaudieron la calidad de la investigación, la amenidad de la escritura y, sobre todo, la curiosidad y la visión integrada que despierta en el lector.

Bibiloni y Gabetta coincidieron en que esta obra contribuye enormemente a la comprensión global de los distintos hechos pasados que a su vez permiten explicar los presentes -como las inundaciones en Tartagal, según el subsecretario.

Porque refleja cómo la ecología o su ausencia determinaron la forma en que los pueblos trabajaron, satisficieron sus necesidades básicas, marcaron su cultura, construyeron ciudades, planificaron su desarrollo.

Para Gabetta, fue sorprendente descubrir que el libro detallaba el impacto ambiental producido aún antes de la Revolución Industrial, proceso histórico al que se le atribuye la peor degradación del planeta.

Rivas dijo que la obra permite ver las "barrabasadas que se hicieron con el medio ambiente" y destacó que "la ecología sirve para repensar la ciencia, la tecnología y la política". Así hizo notar la necesidad imperiosa de crear leyes ambientales que se incorporen en el Código Civil y el Penal como en Europa.

Brailovsky leyó un capítulo sobre los bucaneros del Caribe y los conquistadores, donde parecía difícil definir qué grupo hizo mayor daño.

Para el cierre del encuentro, la complejidad de la temática ambiental motivó inquietudes y reflexiones tanto en el público como en los oradores. ¿Iniciaremos guerras por el agua? ¿Qué pasará con las Papeleras de Fray Bentos? ¿Qué pasará con la mina en Veladero, San Juan? ¿La esclavitud nunca se abolió y sigue disfrazada de la mano de las multinacionales?

¿Cómo continuará la historia? ¿De quién depende el futuro? Quizá en cada uno esté la respuesta.

SECCIÓN: Comunicación

9.4.06

Planificación ambiental: ¿El gobierno busca medios para el medio?

La editorial del domingo.

Los dos artículos publicados este fin de semana tienen un punto en común además de tratar temáticas relegadas en la agenda ambiental: la falta de planificación por parte del gobierno para el desarrollo sustentable. Es decir, promover una economía que esté en armonía con el ambiente de modo tal que no impacte negativamente sobre él o sobre la sociedad. A veces, proyectos que pueden parecer rentables en el ahora, son perjudiciales a largo plazo.

Esto parece ser lo que pasó en el caso de la inundación en el norte salteño, donde hubo desidia para no relacionar como era debido las talas de bosques con su impacto en el medio por la falta de un regulador del clima con la ausencia de obras de ingeniería para estar alertas ante una situación de complejidad.

Un hecho que sobrepasa a los gobiernos provincial y nacional pero que también es parte de su responsabilidad influyó notoriamente. El cambio climático provocado por la emisión de dióxido de carbono genera los aumentos de lluvias en la zona a través del fenómeno de "La Niña" que creció.

Aquí es donde una historia se une con la otra. Porque las plantas eléctricas de ciclos combinados que anunció el gobierno funcionarán con gas natural: un hidrocarburo que contribuye, aunque de menor manera, el calentamiento global. Una energía no renovable que no piensa en el futuro.

Tampoco el Plan Energético Nacional que rige las acciones del gobierno desde el 2004 al 2008 da esperanzas al respecto. Todavía la cuestión central está en el recurso del gas. De las alternativas, mejor ni acordarse. La energía hidroeléctrica, con Yacyretá, y la nuclear, con Atucha II, están en los planes de la Secretaría de Energía, que oscila entre el Ministerio de Planificación Federal, Inversión Públicas y Servicios, y el de Economía.

¿Existe un futuro para el Medio Ambiente?

Este artículo parece acercar distancias con la nota de La Nación que criticaba la -intrascendente- agenda nacional para el medio ambiente. Sin embargo, ComAmbiental cree que también es necesario reflexionar sobre la responsabilidad del periodismo en el tema. En la misma línea, la opinión pública, excepción hecha del fenómeno de las pasteras, tampoco parece interesarse demasiado en el tema.

Más aún, en nuestro país parece difícil planificar en el largo plazo, algo indispensable si se quiere diseñar un desarrollo sustentable. La sociedad en su conjunto busca resultados a corto plazo y solo ve un presente extendido en mayor o menor medida a unos años hacia el pasado y el futuro. Le falta memoria y le falta proyección.

En el ámbito político, si un funcionario propusiera un programa que supere el tiempo de su mandato sería incomprendido. ¿A menos que se sepa con seguridad de su relección? ¿Pasa eso con el presidente Néstor Kirchner? Si es así, las perspectivas son aún menores, porque al menos en previsión de desastres y provisión energética, por lo visto, las cosas no andan muy bien.

Y el súper ministro de Planificación, Julio De Vido, debería preocuparse menos por acumular poder y más por hacerle honor al nombre de su cargo. Planificación: ¿Dónde estás? Si no se piensan medios para el Medio, no habrá un buen ambiente en la Argentina del futuro.

SECCIÓN: Comunicación

Foto: http://blog.argentine-news.com/?p=1053

En Salta, las inundaciones le ganaron al desarrollo sustentable

El tema de la semana.

Las inundaciones que afectan desde hace semanas al norte salteño tuvieron los últimos días la merecida atención de la opinión pública. Tapados por el agua, los políticos se lanzan acusaciones cruzadas mientras se defienden de las denuncias de las ONGs ambientalistas. Según ellas, el cambio climático y la deforestación se vislumbran como explicaciones al "desastre natural" desde la versión del gobierno.

Mientras ya son 2.000 los evacuados en Tartagal, Yacui y Aguara, el Servicio Metereológico Nacional (SMG) informó que seguirá lloviendo hasta fines de abril. Hay comunidades aborígenes afectadas en medio del inusual desborde del Río Tartagal y la cuenca del Río Seco.

En una nota de la Nación del jueves 6, el director del departamento Cambio Global del SMN explicó que el fenómeno de la Niña relacionado al cambio climático global influyó en el incremento de las lluvias. A su vez, lo vinculó al desmonte de bosques subandinos para explicar que la tierra ya no tiene la misma capacidad de absorción hídrica.

Así lo había confirmado a LN otro especialista Vicente Barros, investigador superior del Conicet y miembro del Centro de Investigación del Mar y la Atmósfera: "Tenemos un aumento de la frecuencia de las precipitaciones, hechos que eran poco usuales y ocurrían una vez cada siete u ocho años ahora ocurren todos los años. Puede ser excepcional para cada lugar, pero no es excepcional para el país".

Sin embargo el gobernador de "Salta la linda", Juan Carlos Romero parece no pensar lo mismo y se enoja ahora frente al ambiente. "El oficialismo se defiende al sostener que no se puede hacer nada frente a la naturaleza" publicó Clarín ayer. En el mismo medio, hoy confirmó sus dichos: "no se podía preveer", dijo de la inundación.

La posición de Romero había quedado clara en una nota de Crónica del viernes 7: "culpar de esto a la explotación petrolera y a los desmontes es caer en una precisión errónea. Si lo que ha sucedido es que ha llovido el doble, por qué no le echamos la culpa al agua".

En una declaración polémica, dijo que "el tema ambiental es muy atractivo para hablar y conseguir rating. Generalmente se usa mucho la ignorancia en esto porque no hay gente calificada que explique". Dos mentiras en una sola frase. Agregó luego que "desde Tartagal y el río Seco hacia el oeste, de donde vienen las aguas, no hay una hectárea desmontada". Así, fundamentó su teoría del "desastre natural".

El artículo de Crónica se tituló con otra declaración del gobernador: "Lo que hacemos es ocuparnos y no buscar culpables". A pesar de eso, el día anterior Clarín había titulado, por su parte: "Romero acusa al intendente de Tartagal de no prevenir los desbordes del río". Fue luego del anuncio con el presidente Néstor Kirchner de obras por $40 millones. Claro, después del desastre.

Ahora, el intendente de Tartagal, Héctor Valenzuela, le declaró hoy a Perfil que no hubo inversión en la zona y agregó: "La actividad petrolera y la deforestación están relacionadas con lo que está pasando". Mientras, según Clarín tres legisladores de esa localidad de distintos partidos coincidieron en que la deforestación "no fue el factor determinante de la crecida".

Y en el medio, el ambiente. Para aclarar la situación, las principales ONGs ambientalistas pudieron, aunque sin mucho espacio, dar su punto de vista sobre el tema.

En un recuadro del último artículo citado, Greenpeace pudo denunciar, a través de su cordinadora de la Campaña de Biodiversidad en el NOA, Noemí Cruz, que "se ha sobrevolado la zona de crisis y hemos constatado que sólo el 15 por ciento de los desmontes respeta los cauces de agua, es decir, que dejan cortinas en los arroyos". Son 600 las hectáreas deforestadas río abajo que deforman el cauce y forman áreas anegadas. Además del cambio climático que genera el incremento de lluvias.

Por su parte, Javier Corcuera, director general de Vida Silvestre, expresó en diálogo con "Aunque parezca mentira" de Radio Mitre que en todos los niveles de gobierno "no hay una planificación de cómo se ordena el uso del espacio". Sobre el desmonte de "10.000 hectáreas por año" dijo que "los bosques actúan como una esponja que retienen la lluvia, la liberan lentamente y hacen como una barrera que ayuda a evitar este tipo de catástrofes".

En Salta, a pesar de que el gobernador Romero piensa que el medio ambiente trae "rating", el desarrollo sustentable parece no existir. Nadie mira al futuro respetando la armonía natural. Y encima, parece que hay que echarle la culpa al agua. Ya nos taparon las inundaciones, tal vez sea mejor taparse la boca.

SECCIÓN: Agua/Inundaciones
Tierra/Deforestación
Aire/Cambio climático

Vínculo: Alerta de dengue en Tartagal

Actualización: En el mismo sentido que sus colegas, hay declaraciones de Alejandro Brown, de la Fundación ProYungas de Salta en IPS Noticias: "Este fenómeno extremo, asociado a la deforestación y a la casi nula planificación de infraestructura, amenazan con un desastre". La deforestación se realiza para el cultivo de soja y caña de azucar, entre otros.

8.4.06

¿Gas para prender la lamparita?

Apuestan al gas natural para satisfacer el suministro eléctrico

El anuncio oficial de la presentación de los pliegos para la implementación de dos centrales termoeléctricas a base de gas -una en Campana, Buenos Aires, y otra en Rosario, Santa Fe- fue aplaudido sin euforia y con muda reflexión.

Los medios están desorientados y no saben si la noticia es buena o no. Prefieren resaltar que habría 3.000 nuevos puestos de trabajo, nada malo en estos tiempos. También que para 2008 aportarían 1.600 megavatios que incluso excederían en un 10% la demanda máxima del sistema interconectado nacional.

Todo suma a una meta esperanzadora, según el presidente de una de las futuras centrales, para un país que quiere salir de la crisis económica aumentando su PBI (Al margen, ¿cuándo nos guiaremos por un índice que muestre mejoras en la distribución de la riqueza?).

ComAmbiental puede decir que la noticia no es tan buena. Organismos ambientalistas lo admiten. El gobierno "responde a una situación coyuntural y no a un plan a nivel estratégico", opinó Juan Casavelos, director de campaña de energía de Greenpeace.

Si no fuese así, ¿por qué el Estado asume pagar por más gas, un combustible fósil finito, en lugar de invertir en fuentes de energía renovables tal como lo recomiendan los especialistas en el mundo?

Fundamentos a favor los encontramos del lado de las empresas. Gas Natural explica en su sitio que el sistema de ciclos combinados con turbogás -el mismo que utilizarán las dos centrales- es redituable y causa menos impacto ambiental que el aprovechamiento de petróleo o carbón.

Pero recordemos que el gas se acaba y se estima que durará hasta el año 2014 (Fuente Diario Perfil. 22/01/2006). ¿No debemos empezar a racionalizar su uso? ¿Por qué no optamos por otras fuentes limpias y renovables?

Casavelos reclamó un compromiso mayor por parte del Estado para promover fuentes alternativas sustentables y puntualizó sobre una de ellas, la energía eólica: "debería haber un sistema de incentivos para que sea rentable en comparación con el gas y con otras fuentes que siempre contaron con subvenciones".

Así parece que los fondos públicos están destinados a parar en los mismos negocios de siempre. Si no fomentamos la innovación tecnológica, será difícil que a la Argentina se le prenda la lamparita.

Vínculos relacionados:
La auténtica defensa (Campana, Buenos Aires)
Rosario.net (Rosario, Santa Fe)
Discurso del presidente de la Termoeléctrica Gral San Martín (4/4/2006)

Foto: Flickr.com

7.4.06

El gobierno uruguayo abandó el diálogo por las pasteras

Casi sin palabras, los principales diarios argentinos anunciaron recientemente la decisión del gobierno uruguayo (y no de "Uruguay", como dicen los títulos) de suspender las lentas negociaciones con el gobierno argentino por la instalación de dos plantas de celulosa en Fray Bentos. La decisión fue defendida por el canciller Reinaldo Gargano quien transmitió el mensaje del presidente Tabaré Vazquez.

Infobae se enfoca en que al mismo tiempo la empresa Botnia detiene la construcciones de sus obras por 10 días, sin destacar demasiado que este lapso corresponde al feriado largo que habitualmente tiene el país oriental por Semana Santa.

Clarín detalló que el diálogo que se cierra es el que mantenían los dos González: Gonzalo, el secretario de la presidencia uruguayo y Alberto, el jefe de gabinete argentino. Recordó el clima tenso diplomático por la insistencia de Néstor Kirchner de ir a la Corte Internacional de La Haya y la de Vázquez de recurrir a la Organización de los Estados Americanos.

La Nación por su parte lo vinculó al nuevo corte del puente internacional por parte de la Asamblea de Gualeguaychú. Informó también que Montevideo presentó ahora denuncias al Consejo del Mercosur y que se diluye así la posibilidad de un estudio de impacto conjunto.

Greenpeace había realizado una protesta este mediodía frente a la Casa de Gobierno en la que manifestantes con broches en sus narices expresaba que "algo huele mal".

Y algo olía mal, por cierto. Pero es que la solución a esta controversia es difícil porque dos gobiernos nacionales deben ponerse de acuerdo sobre un asunto que involucra a los dos. Pero el medio ambiente requiere responsabilidad internacional, responsabilidad intergeneracional y responsabilidad interespecies.

Ahora solo los pueblos de la región tienen la obligación de ser ellos quienes retomen el diálogo. Porque el impacto y los problemas ya empezaron hace tiempo.

SECCIÓN: Agua/Papeleras

6.4.06

Un mañana ambiental

El matutino La Nación nos despertará hoy con varias noticias sobre el medio ambiente. Si bien no son todas "buenas noticias" sí lo es uque en una misma edición encontremos cuatro artículos relacionados con la temática ambiental. Todos aparecieron en Información General:

Lanzaron un plan de prevención de incendios forestales: Hacer periodismo preventivo y no de catástrofe es una de las misiones del periodismo ambiental.

Crítico informe sobre el Riachuelo: De Laura Rocha, una especialista en el Riachuelo. Podría vincularse más este estudio con los desafíos que encontrará el Estado con su nuevo emprendimiento de agua y saneamiento.

Discuten la reforma del Código de Planeamiento: El artículo tiene información breve sobre la reforma del código para incluir centros de reciclaje en la Ciudad. De alguna forma, complementa una entrevista a Telerman en la que la basura estaba en el título pero no se le preguntaba por este asunto que es imprescindible para la ejecución de la interesante Ley de Basura Cero. Algo a seguir desarrollando.

La Niña y el cambio climático, los culpables: Este artículo es importante porque en los últimos días se viene informando sobre las inundaciones en Salta pero sin enfocar el tema desde las causas ambientales. Si bien no está en el título la deforestación de la región, la explicación está en el artículo. Aquí llegamos a la catástrofe, al menos será bueno tomar conciencia de esto.

Estas son algunas lecturas rápidas sobre estas cuatro noticias que amplían la agenda ambiental. Es bueno que las cosas empiecen a cambiar y el periodismo se haga cargo del tema.

SECCIÓN: Comunicación/Periodismo Ambiental