24.6.07

Lectura ambiental de las noticias del fin de semana

Ayer y hoy, los principales diarios porteños publicaron artículos de interés para quienes tratamos de fomentar una ciudadanía crítica con conciencia ambiental.

A continuación compartimos los títulos con un breve copete y sus respectivos links, con el objetivo de que no pasen inadvertidos ante el ballotage electoral en la Ciudad de Buenos Aires y en Tierra del Fuego.


Domingo 24:
Desarrollan un cargador de baterías que funciona con energía eólica. Clarin.com Tendencias.
Sirve para celulares y laptops. Diseñado y construido por técnicos de la Universidad de Texas, fue presentado por el operador de telefonía Orange en el Reino Unido. Una señal de viento a favor para las fuentes de energías limpias y renovables, aunque las baterías siguen siendo igual de contaminantes.

Daryl Hannah, la bella ecologista. La Nación Revista.
La actriz hollywoodense recordada como la sirena de Splash emprendió la militancia ambientalista y participa activamente en la defensa de la selva amazónica en Ecuador y su gente contaminados, aparentemente, por la compañía petrolera Chevron. Una ayuda desde el mundo de la ficción para conocer la realidad.

Investigan una posible lluvia ácida por el uso de fuel oil. Clarín, Sección El País.
Pocos avances en la denuncia del Defensor del Pueblo de la Ciudad de Buenos Aires ya tratada anteriormente en ComAmbiental.

Falta capacitación docente en temas de educación ambiental. Clarín, Sección Sociedad.
Los niños y jóvenes manifiestan mayor conciencia ambiental que sus padres y los docentes tienen que saber cómo satisfacer sus inquietudes, no sólo dándoles respuestas sino también promoviendo en ellos más preguntas críticas.

"No se presta atención a los cartoneros como engranaje de un sistema económico". Página 12, Sección Sociedad.
El antropólogo Pablo Schamber, investigador de la Universidad de Lanús, brinda su perspectiva sobre los cartoneros: su contribución a la gestión de residuos y el reciclado y sus necesidades para garantizar condiciones dignas de trabajo socialmente reconocidas.

Más energía para sustentar el crecimiento. Clarín.
Un editorial cuestionable. Proclama la necesidad de aumentar la oferta de energía para sustentar el crecimiento, pero se olvida de una parte importante: la eficiencia energética basada en el ahorro o mejor dicho en el no derroche. Todos tenemos qué aportar.

Sábado 23:
Modelo sustentable. La Nación, Suplemento Campo.
En Feliciano, en el norte de la provincia de Entre Ríos, "un ganadero apuesta al manejo eficiente del pasto natural para crecer en la obtención de kilos de carne por hectárea sin dañar el ambiente". Con el apoyo del INTA, la fórmula incluye la aplicación de fertilizantes y limpieza de los campos para que la diversidad de la pastura local pueda servir de alimento todo el año.

Debate de bioenergía en Rosario. La Nación, Suplemento Campo.
Entre el 11 y el 13 de julio se realizará el Foro Global de Bionergía Rosario 2007, organizada por la Fundación de Investigaciones Energéticas y Medioambientales (FIEM). Su programa está centrado en aspectos técnicos y empresariales, aunque también participarán funcionarios políticos nacionales e internacionales, y Greenpeace.

Tras este reconto de notas cabe pensar y reflexionar: ¿cuánto de lo que sabemos, sentimos, creemos y hacemos tiene coherencia con la idea de sustentabilidad?

20.6.07

Las plataformas ambientales de Filmus y Macri

Este domingo 24 se disputará la segunda vuelta electoral entre los dos candidatos más votados para Jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires. Sin embargo, una revisión de ambas propuestas deja al descubierto promesas insuficientes para la solución de problemas ambientales que ya están en la agenda pública.

A continuación desarrollamos las críticas que realizan Greenpeace y agrupaciones vecinales además de lecturas de los discursos de campaña. En la mira están las propuestas (o falta de propuestas) del PRO y del Frente para la Victoria, acerca de tres grandes problemáticas de la Ciudad:
1) La ley de Basura Cero y la gestión de residuos sólidos urbanos
2) La construcción de torres de viviendas y el déficit habitacional
3) El saneamiento de la Cuenca del Riachuelo.

17.6.07

El "granero del mundo" en vías de desertificación

Es una problemática silenciosa, para algunos la "muerte lenta", porque significa la desaparición de la vida en un proceso casi imperceptible, por la acción insustentable del hombre. En el Día Mundial de Lucha contra la Desertificación y la Sequía, este artículo hace un repaso por la problemática en el país, su vinculación con el modelo productivo sojero, la ley de Bosques Nativos y la polémica de los biocombustibles.

Argentina: Granero del mundo, Pampa Infinita. "Como eslogan para vender está muy bien, pero tenemos que saber que la realidad es otra", aseguró el director de Conservación del Suelo y Lucha contra la Desertificación de la Secretaría de Ambiente Nacional Octavio Pérez Pardo. "La pampa húmeda solo abarca el 25% del terrorio, el resto son zonas áridas, semi-áridas o subhúmedas, y eso es lo que muchos colegas del gobierno parecen no entender", explicó el funcionario experto en la temática durante la presentación de la materia Políticas Medio Ambientales.


La Desertificación, a diferencia de la desertización, es el proceso causado por ser humano que consiste en la pérdida de fertilidad del suelo y por lo tanto la paulatina extinción de la vida a la que daba sustento. En Argentina, la Patagonia es uno de los territorios más afectados, principalmente por el sobrepastoreo con ovejas mientras que el Norte entraría en el proceso si no se hace algo para detener la deforestación alentada por la producción sojera, para ello tendría que aprobarse en el Senado la Ley para la protección de Bosques Nativos.

Pre-ocupación. La Organización de las Naciones Unidas dedicó el año pasado a la grave problemática y el marzo pasado se realizó en Buenos Aires la V Sesión de Partes para la aplicación la Convención de las Naciones Unidas para la Lucha contra la Desertificación (ver las coberturas de La Nación, Página 12 y Clarín). A pesar de que la Argentina tiene también su Programa de Acción Nacional de Lucha contra la Desertificación (PAN) (PAN), no se percibe aún una política nacional clara que redunde en hechos y resultados.

Así también lo observó el periodista Sergio Elguezábal en la emisión de ayer del programa TN Ecología: "Argentina adhiere pero no tiene normativas activas" dijo sobre el Día de la Desertificación. En la misma emisión se relacionó el tema con el de los refugiados ambientales, especifícamente en el proceso ocurrido en el noroeste de la provincia de La Pampa, donde el desvío de los ríos Salado y Atuel para la construcción de un dique en Mendoza dejó sin aguas a las tierras y se produjo la migración forzada de la mayoría de sus pobladores.

Para Pérez Pardo, es imposible hacer una política contra la desertificación sin el involucramiento de todas las areas de gobiernos y sin la participación de los actores privados, en una decisión que involucra el modelo de desarrollo para la Argentina. Por ello, dejó algunas reflexiones sobre puntos a discutir en un país donde el 50 por ciento de la población vive en zonas secas, que corresponden al 75 por ciento del territorio.

Soja. A pesar de que el cultivo de soja transgénica es casi el corazón de la economía, el especialista planteó que el país hasta puede estar perdiendo plata: lo que se exporta en potasio, nitrógeno y fósfero, que la soja extrae del suelo, sería mayor a las ganancias, teniendo en cuenta que los productores no devuelven los fertilizantes a la tierra. Por eso, así como las ovejas no son culpables de la desertificación en la patagonia sino que lo son los ganaderos, la soja no es culpable en el norte, y sí lo son los intereses económicos que deforestan los bosques adaptados al territorio y el territorio se vuelve vulnerable.

Biocombustibles. En este tema polémico, para el funcionario significa extraer energía del suelo. Así, hay dos cuestiones que deberían tenerse en cuenta: la primera es que en Argentina se generarían biocombustibles a costa de aumentar las emisiones que generan el cambio climático, porque es necesario deforestar para correr la frontera agrícola, y por otro lado esta producción va a competir con la comida disponible en un país donde existe la desnutrición.

Pobreza. Por todo lo dicho, queda claro que la desertificación produce más condiciones de pobreza, quizás ejemplificado en el caso de las migraciones forzadas, la gente que "es echada del lugar donde nació por falta de recursos, por la degradación de la tierra", expresó Pérez Pardo. En el mundo, están en riesgo 1.200 millones de personas y es África el continente más afectado, porque las poblaciones se quedan sin poder generar sus alimentos que les permiten la subsistencia.

Insustentabilidad. "El suelo es finito", mencionó el ingeniero a pesar de la creencia común de que los recursos naturales renovables son infinitos. Por eso, si no hay una política que incluya el horizonte del desarrollo sustentable para el suelo, en una agricultura y una ganadería más amigables, además de un cuidado en todas las actividades productivas, el granero del mundo se convertirá en un desierto. Y para peor, la desertificación y el cambio climático son dos problemas que forman un círculo vicioso que atenta sobre la vida en este planeta Tierra.

16.6.07

Riachuelo+Reconquista+Río de la Plata

Hoy unas 290 personas se reunieron en el 1er. Encuentro del Espacio InterCuencas RRR, en el cuartel de Bomberos Voluntarios del barrio porteño de la Boca. Alrededor de 110 organizaciones sociales dijeron presente y 46 oradores tomaron el micrófono para exponer sus problemáticas ambientales locales y sus propuestas para el trabajo en conjunto.




Cada asociación dio cuenta de que a lo largo de sus historias diversas supo obtener "victorias en la calle y derrotas en la corte". De alguna forma comenzaron a intercambiar experiencias pero "hasta ahora hemos trabajado fragmentariamente y esto ha sido funcional para el poder político", denunció un vecino.

Enhorabuena, un pasacalle que se abría ante todos en el escenario dió la bienvenida: “Bs. As. se Abraza X la Vida” convocando al ser humano, ciudadano que se acercó desde su rol de ambientalista, educador, adolescente preocupado, jubilado activo, profesional comprometido con su comunidad, miembro de organismos no gubernamentales, dirigente social, funcionario político, padre/madre o buen vecino.

Las 3 'R' no se refirieron solamente a Riachuelo+Reconquista+Río de la Plata. O en todo caso, no se trató de 3 cuencas hídricas retratables en un mapa insensible. Un correntino exhortó al público a "Repensar, Reconciliar, Rehacer, Recuperar". Porque para él no sólo estas 3 cuencas están en emergencia ambiental, matando lentamente, sino el país entero en el que, por lo tanto, "se debe dejar de contaminar YA!".

Ideas compartidas pero concebidas individualmente vieron la luz tras cinco largas horas de parto. "Una criatura robusta ha nacido -anunciaron varios participantes- "el desafío es mantenerlo para que crezca".

Por el momento, la próxima cita está confirmada: domingo 22 de julio en la Estación Fluvial de Tigre. A partir de las 10.30horas se proyecta que habrá clases ambientales abiertas, más exposiciones y actividades culturales temáticas al aire libre para propagar esta causa a viva voz.

13.6.07

La lucha por la ley de Bosques Nativos se desata en el Senado

Las tres organizaciones ambientalistas más importantes con sede en la capital del país siguen unidas con un objetivo en común: lograr que se sancione la Ley de Bosques, que ya tiene media sanción de Diputados y debería ahora ser tratada en el Senado. En medio de un complejo panorama político, donde se discute el marco jurídico de la legislación, se juega la sustentabilidad de los ecosistemas y por ello es necesaria la participación ciudadana.

LA BATALLA POLÍTICA. En el Día del Medio Ambiente pasado, la ONG Greenpeace protestó con un relojazo en diversas legislaturas del país para "despertar a los senadores sonámbulos que durmen la Ley ". Pero ayer su director político Juan Carlos Villalonga aclaró la situación problemática: "En realidad, no es una siesta, es una batalla", una contienda política que incluye un proyecto derivado a seis comisiones de la Cámara alta para difultar su tratamiento, sumada a las presentaciones de tres proyectos "tapones" que legislarían sobre la misma temática.


El 29 de noviembre del año pasado se realizó la aprobación en general en la Cámara de Diputados de la Nación de la Ley de Presupuestos mínimos de Bosques nativos con el objetivo de "garantizar el aprovechamiento sustentable" y obligar a las provincias a realizar un ordenamiento territorial. Esto provocó la reacción de los intereses empresariales que se verían afectados por la norma, que retrasaron hasta el 14 de marzo la sanción en particular para que luego recién el debate se traslade al Senado.

En la actualidad, la iniciativa, que cuenta con el apoyo de diversas organizaciones ambientalistas y sociales, sufre el comportamiento corporativo de las empresas, representados por varios senadores de las provincias del norte argentino, en particular de Salta, Formosa y Misiones, que representarían el sector agrícola, ganadero y forestal. Para Greenpeace, el proyecto contrario más peligroso es el que apoya la FUNDESNOA, una "organización sin fines de lucros" que es, en realidad, una cámara empresaria formada por firmas como Minera del Altiplano, Ingenios Ledesma y Curtiembre Arlei.

"Durmiendo con el enemigo" fue el título de tapa de la edición número 16 de Argentina Año Verde, en la que se observan a los senadores soñando con un patrimonio verde de soja y dólares. En la misma publicación, el diputado Miguel Bonasso, autor del proyecto de ley, manifestó que "hay muchos que confunden federalismo con feudalismo" y aclaró que la normativa solo perjudica a "unos pocos monopólicos que no generan empleo. No puede entenderse una oposición falsa entre desarollo y ambientalismo".

EL MARCO JURÍDICO. Luego de la media sanción de los diputados, los senadores opositores a la ley argumentaron entre otras cosas que la ley invadiría las jurisdicciones provinciales. Por eso, Natalia Machain, coordinadora en Conservación de la Fundación Ambiente y Recursos Naturales, explicó que "no es lo mismo el dominio que la competencia". Mientras el dominio marca que las provincias son dueñas de los recursos, la competencia puede corresponder a la autoridad nacional, ya que los presupuestos mínimos para la conservación de los bosques tienen una injerencia sobre todo el país.

Es por eso que la Argentina es una federacion, donde las provincias son autónomas pero no soberanas, principio que se reafirma en el artículo 41 de la Constitución y en la Ley General del Ambiente, que propone la protección uniforme de los bienes y servicios ambientales. Por otra parte, el otro sosten jurídico consiste en el cumplimiento de los compromisos internacionales de Argentina, a la vez que el presidente Néstor Kirchner mencionó la protección de los bosques como una de las medidas para mitigar el cambio climático.

UN PLAN SUSTENTABLE. Pablo Yapura de la Fundación Vida Silvestre Argentina denunció "un enfoque minero de la actividad forestal" que se demuestra en tres procesos que afectan a los bosques. Uno es la fragmentación, que implica la pérdida de continuidad del paisaje; otro la degradación, el debilatambiento por pérdida de biomasa, y el más grave, la deforestación, consistente en eliminar por completo el ecosistema del bosque, perdiendo así un bien que naturalmente es renovable.

Por eso, es necesario un manejo forestal sustentable, que permita gestionar las tierras de forma tal que se obtenga un flujo continuo de productos y servicios. Esto es lo que promovería la herramienta fundamental de la ley, el ordenamiento territorial, que no implica que no se puedan realizar actividades de usufructo del bosques, sino que apela a la racionalidad de las prácticas empresariales permitidas por el gobierno y detiene los desmontes realizados con topadoras.

Se sabe, la Argentina está perdiendo anualmente un valor aproximado a las 250 mil hectáreas anuales, pero lo peor es que el ritmo está creciendo, ya que el ritmo de deforestación aumentó un 1,35 por ciento entre 1998 y el 2002, cuando la tasa mundial solo llega al 0,23 por ciento. Los impactos son muchos y también conocidos, como la modificación de proceso hídrico regional con más peligros de inundaciones, los riesgos de contaminación por agroquímicos y un proceso importante que no es muy mencionado, la desertificación, que significa la inutilidad del suelo para albergar vida.

LA OPINIÓN PÚBLICA. Para que la ley sea sancionada y triunfe el interés general sobre el particular, es necesaria "la movilización popular", tal y como también lo expresó Bonasso. En este contexto, Greenpeace advierte que se está realizando una campaña de engaños a través de los medios provinciales, como lo es el caso ejemplar de El Tribuno de Salta, diario dirigido por Roberto Romero, el hermano del gobernador de la provincia, Juan Carlos Romero, del que la organización tuvo que defenderse de las acusaciones de mal manejo de los fondos en la reserva Pizarro.

Por ello, es también importante que los medios nacionales tomen con responsabilidad el tema, para no sobre exponer los intereses de las empresas que viven del desmonte, a costa muchas veces del desalojo de familias campesinas o indígenas de sus tierras. Como siempre, formar una oponión pública que tenga conciencia de las problemáticas ambientales y de lo que esto implica en problemáticas como las del cambio climático, es un paso fundamental para construir un futuro más justo y sustentable.

Ver archivo de noticias sobre la Ley de Bosques


7.6.07

"El periodismo ambiental debe salir de la catástrofe"

Serio, comprometido, inteligente: No son elogios que se le regalarían a cualquier colega aunque esta nota se escriba en el día del periodista. Pero es el recuerdo que me dejó durante la entrevista realizada hace unos meses en la sede de la Fundación Patagonia Natural, en Puerto Madryn.

Allí Diego Perez, de quien estamos hablando, trabaja como asesor en casos como el de la creación de un grupo promotor de la memoria ambiental para remediar la contaminación en San Antonio Oeste, que ya tiene su documental. Es además un periodista con años de experiencia en la temática ambiental, su especialidad es la radio, y estas son sus palabras.

-¿Cómo llegaste al periodismo ambiental?
-En Patagonia, todo el proceso de comunicación y el periodismo siempre está ligado al ambiente, tanto en la política, la economía, la sociedad, estamos todos vinculados a la cuestión ambiental. Por ejemplo, en la sustentabilidad de la pesca, en la no desertificación en la producción lanar, en los residuos si se vive en las ciudades, en las industrias que traen beneficios pero generan impactos. En Patagonia hablar de ambiente es hablar de casi todas las cosas, que están vinculadas al ambiente. Se nota en la comunidad.


-¿Y a nivel nacional qué sucede?
-Lentamente va tomando otra entidad quizá. Yo creo que por primera vez se da que un gobierno, lo haga bien o mal, el hecho de que exista un problema ambiental como un problema político nacional es la primera vez que ocurre. Eso también es bueno desde el punto de vista de la generación de un espacio de debate en la comunidad. Hoy muchas cosas a nivel nacional también pasan por lo ambiental. Me parece que la actitud del presidente fue la de tomar los problemas y cabalgar sobre ellos. Y creo que el problema de las papeleras específicamente ha sido un caso que saltó de entrada en su gobierno. Y él ha tratado de “manejarlo” o trató de integrarlo a una política. El hecho de que Picolotti esté ahí es una muestra de que el gobierno ha tratado de consensuar ciertas cuestiones.

-¿Cómo ves la cobertura de los medios de las problemáticas ambientales?
-En relación a la cuestión de los medios de comunicación y el periodismo en general, yo tengo una observación que hacernos. Normalmente, nosotros para vender exharcerbamos los polos de las contradicciones, y esto en la vida cotidiana es realmente un problema. Porque en realidad las cosas no son blancas o negras sino que tienen una tonalidad de colores. Entonces, en la cuestión del periodismo y el ambiente también se repite mismo. A nosotros nos cuesta mucho, como comunicadores, dar información sobre el proceso y no sobre acontecimientos o datos aislados. En las grandes cadenas, se exige, un tipo de información que no entra en el formato de proceso sino en el de extraordinario.

Me parece que eso conspira mucho de la verdadera dimensión o percepción por parte de la población de los procesos ambientales, que son procesos largos, de décadas. La degradación del ambiente tarda muchos años, la recuperación del ambiente tarda muchos años. Y eso hay que tenerlo en cuenta porque los periodistas especializados en la cuestión ambiental deberíamos encontrar ciertos mecanismos para transmitir a la población estas cosas cotidianas que suceden, que acumuladas producen grandes hechos. Por ejemplo, a nivel macro cuando se habla de la transformación de la atmósfera, lo que está sucediendo con el cambio climático. Yo puedo usar un aerosol o un combustible fósil y no pasa nada; ahora, si lo hacemos millones, sí. ¿Cómo doy esta dimensión de lo micro y lo macro en una actividad? Esto nos cuesta mucho a los periodistas.

-¿Creés que el periodismo ambiental tiene algún desafío específico?
-El periodismo ambiental está a veces muy ligado a la cuestión de las catástrofes. Ocurre la catástrofe, entonces vamos, cargamos las cámaras, estamos tres días embarrados, llenos de petróleo, nos metemos en el lugar y producimos un gran documento, muchas veces. Con mucho sacrificio. Y mostramos las consecuencias del impacto. Ahora, se terminó eso y al otro día los mismos periodistas vamos a cubrir un accidente en tal lugar. Y después vamos a cubrir a una escuela que pasó tal cosa, y después vamos a cubrir a veces hasta deportes. Entonces, primero, está el periodista que sufre esto, que va de un lado para el otro, y tiene que ver ya con una cuestión editorial, un modo de vida de los periodistas, y un modo empresario de resolver este problema, falta de especialización.

Pero además, el propio medio se “olvida” de continuar informando sobre lo que está sucediendo. Digo, ¿cuántos de nosotros, excepto algunos especialistas en el tema, quedamos enganchados en saber qué pasó en este derrame del Río de la Plata con el petróleo, cómo evaluacionó, la gente que estuvo ahí, cómo se recuperó o no el lugar. ¿Cuántos de nosotros sabemos sobre las distintas cosas que están pasando y no tenemos proceso? Me parece que este es el gran desafío que involucra a todos. A veces seguimos catástrofes, en general los periodistas ambientales venimos de la catástrofe, porque fue lo primero que llamó la atención y entró en el formato de comunicación habitual. Venimos de la catástrofe pero necesitamos, para que no haya más catrástrofes, y cumplir nuestro rol de comunicadores sociales, necesitamos formar además de informar.

-¿Cómo te posicionás en ese debate que dice que el periodista debe solo informar y no concienciar o educar?
Yo creo que no hay manera de no educar. Me parece que quienes consideran que si uno informa solamente informa, es una visión restringida de lo que hacen. Yo, en la medida que digo algo, estoy informando y formando conciencia respecto de un tema. En el caso particular del periodismo ambiental más aún, yo estoy abriendo un espectro nuevo de la vida de las personas. Por ejemplo, en cuestiones de la contaminación, si yo mañana informo “el tolueno derramado en tal lugar”, yo tengo que explicar qué es el tolueno. Entonces, no solamente estoy informando sino formando.

-Un tema relacionado: ¿Cuál pensás que es la relación entre ser periodista y ser ambientalista?
-Yo lo vinculo mucho a una cuestión personal. A veces uno dice "el ambientalismo como una especie de militancia política" que no me parece mal, por el contrario, me parece que son forman nuevas en esta sociedad global, posmoderna, que ha encontrado mucha gente de darle sentido a sus vidas. Me preocupa un tema importante como es el ambiente, y por lo tanto trabajo para que eso mejore, y dentro de eso me dedico al periodismo. No me parece mal en tanto y en cuanto la posición ideológica esté explícita. Creo que acá hay una cuestión muy clara: todos tenemos ideología. ¿En qué consiste el profesionalismo del periodista? En primer lugar, hacerle conocer al lector quién está hablando, y a partir de ahí el lector tomará sus recaudos.

-¿Esto no puede ocasionar el privilegio de unas fuentes por sobre otras?
-Siempre que uno adopta una posición tiene virtudes y defectos. Entonces si uno tiene acceso a las ONGs también es cierto que tiene el "riesgo" de comprar todo lo que son las políticas de cada una de las organizaciones y no tamizarlo, o no tener la certeza suficiente y publicar cosas que son sesgadas. Yo creo que uno puede ser profesional en la medida que recibe información, la procesa a través de un ojo propio, una ideología, que la explicita y a su vez se la conoce uno mismo. Uno tiene que conocer las bases epistemológicas de las que habla. Y a partir de ahí tener la seguridad de chequear lo que uno hace. Después, si uno tiene un corazoncito más verde, o no, habría que explicitarlo. Creo que si uno es honesto el lector se da cuenta inmediatamente que uno está poniendo su opinión y su información, y creo que es muy sensato discriminar entre ambas a pesar de que ambas están cargadas de ideología.

-En este sentido: ¿Cuál sería la mejor opción, desarrollar una sección ambiental o incorporarla como un eje transversal?
-A mí me parece que como un ideal la cuestión ambiental tiene que ver con un enfoque, que está vinculada a una forma de vida, por lo cual habría que hacer dos cosas. Si yo tuviera que decidir yo le pondría una perspectiva mucho más holística de la información, me parece que en el fondo hay una cuestión ambiental, el ser humano no es una cosa aislada sino que es en tanto y en cuanto se conforma en una comunidad. Ahora, después sí, tomaría ciertos aspectos relacionados con la cuestión ambiental en una sección. Habría que ver qué estilo tendría.

-¿Cuál creés que es la situación actual del periodismo ambiental?
-En principio creo que el periodismo ambiental es muy incipiente, ha habido algunos destacados que se ha lanzado y han hecho cosas importantes. Pero todavía creo que nos falta muchísimo, creo que deberíamos tener un proceso de formación más específico de periodismo ambiental vinculado a la temática más general de los procesos en Argentina. Por ejemplo, podemos hablar de chagas, que es un problema tremendo y tiene que ver con el ambiente, como muchas enfermedades. En esta nueva etapa estamos incorporando más cuestiones del ambiente y la salud, que antes aparecían como desdobladas: un río contaminado y la salud de la gente. Ahora se está volviendo algo mucho más concreto, como en la atención sobre el Matanza-Riachuelo. Esta ideal del "pensar globalmente y actuar localmente" creo que uno lo podría invertir y hacer las dos cosas. Me parece que va en los dos sentidos.

-¿Qué le dirías a un joven que quiere ser periodista ambiental?
-Yo diría que en primer lugar hagan una buena revisión de los postulados ambientales. Como todo, la cuestión ambiental tiene distintas variantes y tonos. Uno debería ver cómo se posiciona uno como persona en la cuestión ambiental, y a partir de ahí ver cómo se posiciona como comunicador y periodista.

Pérez está trabajando también desde la la educación y en pocos días se iniciarán las clases de la especialización en Comunicación y Medio Ambiente. Es deseable que personas como él, y como nuestro primer entrevistado Sergio Rinaldi trabajen en la formación, para transmitir su experiencia como periodistas ambientales en Argentina, cada uno en su rincón del país. Así, habrá una esperanza para que el periodismo pueda cumplir su rol de formador de conciencia ambiental, y entre el cinco y el siete de junio, quizás alguna vez se pueda festejar el día del Periodismo Ambiental.

6.6.07

Basura Cero: Velasco quiere dejar encaminada la implementación de la ley

"La ley de Basura Cero es la utopía que guía nuestra política pública de gestión de Residuos Sólidos Urbanos (RSU)", explicó el ministro de Medio Ambiente porteño Juan Manuel Velasco en el Congreso Iberoamericano de Recuperación y Reciclado de RSU. Durante la apertura de la actividad, realizada ayer en el hotel Lafayette de la Ciudad de Buenos Aires, el director de Gestión Ambiental, Pablo Mesa, agregó que la norma, reglamentada hace unos días, "es el eje estructurante de nuestra gestión".


En un gobierno en que la cuenta regresiva ya empezó después de la derrota de Jorge Telerman, Velasco se plantea como objetivo principal dejar encaminada la aplicación de la ley de Basura Cero, aunque enfatizó que "el medio ambiente se va a seguir desarrollando sea quién sea que gane". En su disertación, explicó que estamos ante un cambio de paradigma: "Antes el problema era simplemente la limpieza de las calles, ahora es la disposición final de residuos", y mencionó también que la perspectiva anterior sufrió una gran crisis política cuando la Ciudad no encontró dónde seguir acumulando la basura generada.


Según Juan Carlos Villalonga, director político de Greenpeace, también el proceso de sanción de la ley tuvo que ver con la oposición de los vecinos del Conurbano cuando la CEAMSE iniciaba los diálogos con algún municipio para instalar un relleno sanitario en esa localidad, y ante las denuncias de que era la organización quien alentaba las protestas, expresó que "nos enterábamos de las puebladas un día después". El líder ambientalista remarcó además el desafío que enfrenta Buenos Aires: "Es la ciudad más grande del mundo que tiene un programa de Basura Cero", que permite al mismo tiempo evitar la contaminación y el desperdicio de recursos.

En este reto que significa cumplir las metas de que en el 2010 debe haberse reducido el 30% de la basura con disposición a los rellenos sanitarios, Velasco argumentó que lo más difícil es la discusión de intereses económicos que implica una política pública. Así, si bien los cartoneros devenidos recuperadores urbanos podrían asociarse en cooperativas y aumentar sus ingresos, con los cambios propuestos se eliminaría un actor, el de los intermediarios, y a la vez las empresas tendrían que negociar directamente con los trabajadores.

Por su parte, Petro Pereira, director de políticas de Reciclado Urbano de la Ciudad, explicó que la cooperativización es importante porque supone la superación de una lógica individual para tomar conciencia de "la importancia del trabajo colectivo". Luego hizo un detalle de las acciones realizadas hasta ahora, que para Villalonga son insuficientes, y prometió seguir trabajando en la creación de los centros verdes, que permitirán el reciclaje de los materiales, y en el cambio de mentalidad para crear "una cultura ciudadana en la clasificación de residuos".

La comunicación y la educación ambiental son fundamentales para lograr la participación social que permitirá tanto lograr el consenso del interés general contra el particular como concienciar a los ciudadanos de la importancia de la separación en origen de los residuos entre húmedos y sólidos. Para Juan Luis Peri ( Asociación de Periodistas Ambientales) hay que aprovechar que la normativa indica que se debe gastar un 5 por ciento de la campaña de comunicación en la difusión de esta temática que implica "cambiar algo de la costumbre, lo cual no es poca cosa porque implica esfuerzo y dinero".

En este sentido, en palabras de Silvia Révora, del área de Educación Ambiental: "Debemos cuestionar este estilo de vida en su cuestión medular, la sociedad de consumo" y para ello, se necesita también cambiar el paradima de conocimiento. En este marco, la "articulación entre escuela y comunidad, generando conciencia y sensibilidad" es una herramienta fundamental para la funcionaria. Así lo demostró en acciones concretas Carlos Levinton, director del Centro de Investigación de Arquitectura, Diseño y Urbanismo de la UBA, quien mencionó que con la "culturización de las casas, se puede ir a basura cero muy rápido".

"No solo hay un cambio de hábitos, sino de privilegio de los actores", cerró Velasco, que prometió la creación de, al menos, cinco Centros de Selección antes de fin de año, que serán el paso anterior a los Centros de Reciclado, sobre los cuales también hay que trabajar. Cuando el mecanismo esté definitivamente puesto en marcha, se crearán 1.800 puestos de trabajo, y el ministro consideró que los subsidios y la compra del Estado a los materiales recuperados serían una política seria de inversión y promoción social, además de cuidado del ambiente.

Más información en la temática Basura Cero

5.6.07

En el día del Medio Ambiente

Para que hoy sea un día en que celebremos a conciencia el día del Medio Ambiente, ComAmbiental informa una serie de actividades que se llevarán a cabo en la Ciudad de Buenos Aires. Serán bienvenidos testimonios y reflexiones sobre la jornada.

*Congreso Iberoamericano de Recuperación y Reciclado de Residuos Sólidos Urbanos, en Reconquista 546 desde las 9.30 horas. Organizado por el Ministerio de Medio Ambiente de la Ciudad de Buenos Aires.

*Relojazo en el Senado para pedir por la sanción de la Ley de Bosques, organizada por la organización Greenpeace en la Plaza de los Dos Congresos (esquina de Rivadavia y Entre Ríos) a las 13 horas.

*Proyección de "Sed, invasión gota a gota" en Rivadavia 1635 a las 11, 15, 16.30 y 18 horas abriendo la 1º Muestra de Cine Ambiental. En el marco de la Semana del Ambiente organizada por la Secretaría de Ambiente de la Nación.

*Proyección de "Una verdad incómoda" con la presencia de Antonio Brailovsky, en Franklin 54 (Auditorio) desde las 19 horas. Organizado por la Cátedra Políticas medioambientales para el desarrollo sustentable y la Agrupación Universitaria La Mandrágora

3.6.07

Educar para la política ambiental

Mediante una charla en el auditorio de la sede de Parque Centenario de la Facultad de Ciencias Sociales (FSOC) de la UBA, se presentó el martes 29 de mayo la materia optativa "Políticas medioambientales para el desarrollo sustentable" para la carrera de Ciencia Política. Durante la charla, el titular de la asignatura, Eduardo Rodríguez Vergéz, expresó que "es auspicioso que la Carrera incluya lo ambiental dentro de la formación de los alumnos, porque serán los diplomáticos y funcionarios del mañana".

Por su parte, Cristina Maiztegui, presentada como alma mater de la materia, manifestó que el rol del curso es mostrar cuál es la situación de la problemática ambiental actualmente. Por un lado, "seguimos demostrando la mayor capacidad de transformación del ambiente" pero a su vez "estamos en un proceso de desarrollo de una gran conciencia ambiental". Para lograr la sustantentabilidad, hay que pensar en que los conflictos ambientales son también sociales, así como trabajar en temas como la fragilidad del medio y la irreversibilidad de la degradación si se continúan con "los mismos patrones de producción y consumo".


Maieztegui destacó además el trabajo de la Defensoría del Pueblo de la Nación, donde ella es jefa del área de Medio Ambiente, y explicó que desde esa institución "se trata de poner en agenda algunos de los efectos visibles del sistema como la contaminación" pero que la tarea no debería acabar allí y uno de los objetivos es formar funcionarios y diplomáticos capacitados en la temática ambiental. A su vez, resaltó el desarrollo del derecho ambiental en el país, como una vanguardia en América Latina para la resolución de conflictos, y mencionó el rol de un nuevo Estado, con la articulación de las ONGs y las universidades.

Entre los otros panelistas que concurrieron a la mesa, Octavio Pérez Pardo, director de conservación del Suelo y Lucha contra la Desertificación de la Secretaría de Ambiente de la Nación, ejemplificó como en su área debe darse una política de Estado en diálogo con el sector privado, ya que los propietarios de las tierras son en gran parte productores agropecuarios. Graciela Tapia, directora de la Fundación Cambio Democrático, agregó que en la resolución de conflictos amtbientales es también importante construir verdaderas instancias de diálogo en la que participen todos los actores involucrados.

La materia: Comenzará a dictarse en el segundo cuatrimestre e incluye los siguientes módulos: Política y sustentabilidad ambiental, Desarrollo Sustentable, Conflictos ambientales a nivel global: el cambio climático, Conflictos en torno al uso de los recursos naturales, Instrumentos de la política ambiental y Resolución de conflictos. "El foco gira en torno a la necesidad de contar con herramientas teóricas para analizar correctamente determinados conflictos socioambientales y herramientas prácticas para su resolución de manera sustentable", argumenta el programa, además de "generar conciencia en los futuros decisores acerca de la importancia de una política medioambiental a largo plazo.

La Facultad de Ciencias Sociales de la UBA incorporó así una materia en una currícula en que la educación ambiental es escasa, casi ausente en el dictado de los contenidos obligatorios. Para aquellos alumnos que quieran interesarse en la temática, se agrega entonces una alternativa más donde no hay todavía demasiadas alternativas: "Ciencias Sociales y Medio Ambiente" de Héctor Sejenovich en Sociología es la que proporciona un conocimiento más integral, mientras que la oferta incluye a veces seminarios temáticos como "Ecología política y soberanía alimentaria" de Adolfo Boy en Ciencia Política.

Es de esperarse que esta iniciativa continúe y se sigan abriendo espacios de discusión sobre la temática, además de proyectos de investigación relacionados, para que el medio ambiente también sea pensado en mayor medida desde la perspectiva social. Así, puede suceder que la conciencia ecológica crezca lo suficiente para entender que lo ambiental y lo humano no pueden separarse.