30.12.08

Nuestros deseos para 2009

Que el año que llega no sea el ocaso del 2008
sino energía renovada para seguir promoviendo una cultura
que valore y se nutra de la diversidad.


Desde ComAmbiental les agradecemos su participación y deseamos para todos un 2009 pleno de paz, solidaridad, justicia y alegría por vivir y honrar la vida.

3.12.08

La noticia del fin de Picolotti

Los medios nacionales tuvieron hoy su noticia política del día referida a un asunto que afecta al medio ambiente en Argentina, el cambio en la máxima autoridad de la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación. Como la velocidad del ritmo que parece imponer la actualidad es alto, no tardaron en sucederse artículos sin demasiada información, pero con algunas perlas que marcan el desconocimiento propio de la inexistencia de un periodismo especializado en Argentina.


En el noticiero más visto del país el columnista de Política anunciaba que Romina Picolotti se despedía para dejar su lugar a "Omar Bibidoni" o algo por estilo, cuando en realidad se trataba del ex subsecretario de Ambiente Homero Bibiloni. El diario Clarín, por supuesto, utilizó la noticia para reciclar la investigación periodística que marcó un escándalo por mal manejo de fondos para la gestión saliente, pero por supuesto nada dijo que una de las causas que se barajó, por ejemplo en voz de Crítica, fue la revancha del Multimedios con el gobierno por Papel Prensa.

Pero sin dudas la peor cobertura fue realizada por el diario Perfil, y no fue por el artículo donde se ocupaban de burlarse de su "look", que no merece comentario alguno. Más bien, la nota que describe "los temas que terminaron con Picolotti" tiene errores graves: si no se puede elogiar toda su gestión, decir que "ha demorado, desde hace un año, la tarea de reglamentación de la Ley de Bosques" es no exponer el conflicto de intereses en el gobierno.

Podemos decir que la ex Secretaria no supo cómo enfrentar la oposición del Ministerio de Planificación, pero no por ello dejar de reconocer que fue la Presidencia de la Nación quien no reglamentó la Ley de Bosques. Y que fue también la autoridad máxima de la Nación quien volvió a ceder al poder económico representado por la Secretaría de Minería para vetar la Ley de Glaciares que tenía apoyo desde la Secretaría de Ambiente.

Lo cierto es que este tema fue el resaltado por el diario Crítica como la causa del fin, algo que puede ser cierto si consideramos que bajo su nombre se juegan millones de dólares en el Proyecto Pascu Lama. Si Picolotti había dado en este año un argumento had hoc en el conflicto del campo en la crítica a la deforestación y la sojización, esto no alcanzó para sostener su poder político luego del alejamiento de Alberto Fernández, y encima el triunfo de la Ley de Bosques no era revalidado en los hechos.

Por todo ello, la noticia de hoy no deja de ser preocupante, en tanto que existen demasiadas batallas perdidas, sin tomar en cuenta la problemática de la agricultura y la contaminación persistente en el Riachuelo como temas importantes de agenda. Bibiloni, mencionaban fuentes de la Secretaría, se fue "con la silla pegada" cuando lo reemplazaron por el hermano de Romina; habrá que esperar si habrá de una buena vez una autoridad en la política ambiental para el desarrollo sustentable argentino.

Ver artículo del 22/10/07:
Cristina, Picolotti y el medio ambiente

15.11.08

Una Jornada Argentino - Japonesa por la cooperación planetaria ambiental

Es sabido: las problemáticas ambientales involucran a todos los que vivimos en esta nave tierra y esto puede generar conflictos internacionales o crear una conciencia planetaria de solidaridad mundial. En la respuesta a esta disyuntiva, se encuentra buena parte de las posibilidades de resolver desafíos globales como el cambio climático o la pérdida de biodiversidad.

Para profundizar el debate al respecto, el Centro Universitario Argentina Nippon a través de su Programa CeUANbiente organiza la II Jornada Cultural Nikkei: "Universidad y Cooperación en Desarrollo Sustentable". El evento se realizará este viernes 21 de 16 a 20 horas en el auditorio de la UCES en Paraguay 1338, y cuenta además con el auspicio de la Agencia de Cooperación Internacional de Japón y la Fundación Generación Par.

5.11.08

El agua tiene memoria

El pasado lunes, el doctor japonés Masaru Emoto brindó una disertación frente a una audiencia expectante que quería conocer a la persona que desde hace 10 años desarrolla una serie de investigaciones sobre "los mensajes ocultos del agua".

Poco se sabe del agua a este nivel de profundidad en que Emoto combina ciencia y fe. Y considerando que el ser humano y la vida en la Tierra están compuestos en su mayoría por agua, entonces su trabajo sobre este líquido vital permite comprender un poco más de la humanidad.

Foto: El poder de la vida

23.10.08

¿Oportuncrisis Ambiental?

Artículo Editorial

Durante este mes de silencio público desde ComAmbiental, pero expresando también nuestra voz en la columna del programa radial Té Verde, observamos como la discusión sobre la gestión de residuos sólidos urbanos en la Ciudad de Buenos Aires llegó a un punto de conflictividad que previmos pero no deseamos. También, en los últimos días, la noticia sobre la crisis bursátil acapara la atención mundial.

El movimiento ambientalista, según nuestra opinión, debe seguir con atención esta coyuntura, puesto que si un sistema está en crisis, puede ser la oportunidad para el inicio de otro. Si una noticia de Página 12 informaba sobre la suba en la venta de cajas de seguridad y libros de Marx como síntoma de incertidumbre ante el derrumbe de la economía, también debe instalarse la perspectiva ambiental, y de hecho esto es lo que intenta hacer el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA).

Si bien puede criticarse muchas cuestiones de este organismo, lo cierto es que la superación de este modelo que muestra signos de agotamiento, significa también el fin de la política unilateral de los Estados Unidos. En tiempos de Cambio Climático, es inconcebible que la principal potencia no cumpla con el Protocolo de Kyoto, hecho equiparable a las declaraciones de guerra que desobedecen los acuerdos mundiales.

El deseo explícito o implícito para que la situación se normalice de la mayoría de los líderes de opinión, marca el vacío de ideas de aquellos que critican al sistema capitalista - consumista sin realizar un análisis profundo del mismo. El modo de producción basado en una energía barata pero contaminante, y en una mano de obra barata pero explotada, puede llegar a su hora final si se concibe un proyecto superador.


La oportunidad. Por ello, es el momento de acabar con aquello de que ante la crisis económica hablar de ecología es un lujo indebido. Es el deber del movimiento ambientalista, justamente, mencionar la insustentabilidad de este modelo, no sólo en términos estrictamente físicos como en la capacidad de absorver el carbono, sino en sentido cultural de un modo de concebir la vida y la calidad de vida.

El PNUMA lanzó recientemente la Iniciativa de Economía Verde para llevar a los Mercados Mundiales de Vuelta al Trabajo. Se trata de pasar de la defensiva a la ofensiva, si todavía se duda de que en momentos de crisis no habrá fondos para los problemas ambientales, ahora debe asegurarse de que la crisis solo puede superarse genuinamente si se inicia el camino a un desarrollo sustentable.

“Movilizar y reorientar la economía mundial hacia las inversiones en tecnologías limpias y «naturales» de infraestructuras tales como los bosques y los suelos, es la mejor apuesta por el crecimiento real, la lucha contra el cambio climático y para desencadenar un auge de empleo en la Siglo 21”, es el encabezado de la gacetilla que presenta la Iniciativa.

Ecomía y Sociedad. Desde un enfoque reformista, puede considerarse que la economía verde se abre paso para recibir una nueva ola de inversiones en energías alternativas a los hidrocarburos. Sin embargo, también debe cuidarse cuáles son los nuevos emergentes, entre los agrocombustibles y las centrales nucleares, o la energía solar y eólica; y allí está el papel de la sociedad civil.

Si compartimos el criterio de que “el lucro es el enemigo número uno del ambiente” del profesor Marcel Claude, entonces la reorientación del mercado no es suficiente para visualizar un horizonte de esperanza. Más bien, la llamada responsabilidad social empresarial no puede ser una política corporativa ligada solo a la buena imagen pública, sino una obligación exigida por la sociedad y regulada por el estado.

“El problema es que el lucro siempre se obtiene sobre la base de la explotación. Siempre se trata de obtener una riqueza que está en otro lado. Y las fuentes de esa riqueza son dos: el trabajo de la humanidad y la productividad de los ecosistemas naturales”, aseguró el especialista a Tierraamerica.

Futuro. “La iniciativa de la Economía Verde tiene tres pilares: valoración y fortalecimiento de los servicios de la naturaleza dentro de las cuentas nacionales e internacionales, la generación de empleos a través de empleos verdes y el diseño de políticas, instrumentos y señales del mercado aptas para acelerar la transición hacia una Economía Verde”, menciona el comunicado del PNUMA.

Se trata, hoy más que nunca, de recordar que la crisis, como bien lo relata la sabiduría oriental plasmada en los ideogramas chinos, se conforma de peligro y oportunidad. En las circunstancias actuales, y para las generaciones futuras, el gran peligro sea tal vez no aprovechar esta oportunidad para generar un cambio sociocultural hacia la sustentabilidad.

22.9.08

¿Qué llevas en tu eco-mochila?


Como un campamentista en plena excursión, todas las personas cargamos una “eco-mochila”, que puede ser más o menos pesada para nuestra conciencia. Esto explicó el científico japonés Michio Kuriyagawa en la conferencia que tituló “Para una vida mejor: pensar en los problemas ambientales más cercanos”.

Más conocido en estas latitudes como la huella ecológica, Kuriyagawa difundió con ejemplos sencillos cómo se calcula la eco-mochila, por qué es importante considerarla y cómo se puede compensar su impacto desde el rol de cada ciudadano para mejorar entre todos la calidad de vida. La conferencia fue organizada por la Agencia de Cooperación Internacional del Japón, la UCES y la Fundación Espacios Verdes.

6.9.08

Estudiar la vida para conservar su diversidad

No se cuida lo que no se quiere, y no se quiere lo que no se conoce. Este adagio popular puede ser la guía espiritual del III Congreso Nacional de Conservación de la Biodiversidad, que se realizó hace un mes en la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales de la UBA y que recientemente dio a conocer una serie de recomendaciones para la gestión, los científicos y la comunidad.



Para la gestión. "Es necesario un mayor apoyo a los estamentos científicos a fin de que puedan dar respuesta a los vacíos de información", fue uno de los consensos más importantes a los que arribaron los 700 participantes del encuentro académico. En una de las mesas redondas, que fue coordinada por la Secretaría de Ambiente, los investigadores le solicitaron a los funcionarios políticas claras que atiendan a las necesidades de la gestión de los bienes naturales.

En relación con declaraciones públicas del ministro de Ciencia Lino Barañao, una voz fue contundente: "Debe haber otra prioridad además de la nanotecnología...". Así, uno de los puntos del documento propone "consensuar áreas prioritarias estratégicas entre los sectores de gestión ambiental y los sectores de gestión científica - técnica, asumiendo ambos plenamente su responsabilidad en el cumplimiento de los compromisos adquiridos por el Estado Argentino en materia de conservación de la biodiversidad".

En este sentido, una demanda que se hizo oir fue que el sistema científico en el que trabajan los investigadores no estimula la realización de trabajos para su aplicación en la realidad. Así lo reclama la recomendación más interesante en el plano de las políticas universitarias: "Propiciar el compromiso en la transferencia de conocimiento a la sociedad a través de la activida participación en proyectos de extensión y concientización, los cuales otorguen créditos académicos a sus participantes".

Para los científicos. El Congreso comenzó con una conferencia magistral que puso en la discusión el rol de la ciencia, las relaciones con el mercado y con el poder, que fue bien recogido en el artículo de Exactas "Especialismo y extinciones". Allí, el presidente honorario Jorge Crisci enfatizó que el recurso a la biotecnología es un peligro si se convierte en una dependencia que está vinculada con el financiamiento que brindan empresas del negocio del patentamiento de la información genética.

Pero fundamentalmente se encargó de dejar en claro un fundamento epistemológico: "La sistemática biológica es la disciplina científica que describe, nombra y clasifica a la diversidad de la vida y es el principio organizador de nuestro conocimiento sobre la vida y, como tal, fundamenta las hipótesis explicativas y las leyes científicas de la biología". Este importante mensaje fue recogido: "Incrementar la formación de recursos humanos en disciplinas taxonómicas y crear capacidades, integrando a las herramientas tradicionales las nuevas tecnologías disponibles".

La transdiciplinariedad, el monitoreo constante, la expansión a todo el territorio y el compromiso con la transferencia del conocimiento a la sociedad son otros de los puntos destacados en esta declaración de principios de la ciencia de la vida por la vida. Tal vez el desafío más importante sea cómo encarar una autonomía académica en la que el compromiso intelectual no se vea menozcabado por otros intereses en pos del desarrollo sustentable del país.

Para la comunidad. "Exigir información confiable respecto de las diferentes actividades de desarrollo (minería, agropecuaria, pesca, industrias, otros) que afectan la conservación de la biodiversidad", fue la recomendación realizada. Si la existencia de este conocimiento puede ser requerida al gobierno a través de políticas científicas, su difusión para la discusión social debería ser demandada a los medios de comunicación.

Por supuesto, los intereses económicos de los grandes grupos económicos también pueden ser un escollo para este fin. Por eso tal vez una buena batalla que dar es que de una buena vez se firme el decreto reglamentario de la Ley de Bosques, temática que mereció una mesa especial, para establecer el marco apropiado para el ordenamiento territorial en cada provincia, donde también debe haber estudios detallados como los que coordina Jorge Adámoli.

En el encuentro también participaron las organizaciones no gubernamentales, como la Fundación Félix de Azara que fundó el congreso de biodiversidad años atrás. También estuvo presente la Fundación Vida Silvestre, una entidad de bien público que se destaca por trabajar por aplicar el conocimiento científico a la conservación, cuyo representante denunció que los argentinos "no respetamos nuestro patrimonio".

Para todos. El Congreso de Conservación de la Biodiversidad fue en definitiva un aporte de la ciencia para mejorar los conocimientos que la sociedad posee para poder tener políticas públicas de mejor calidad. En este mundo hipertecnologizado, donde información se confunde con sabiduría, como advirtió Crisci, queda claro y todos deben ser concientes: "No se cuida lo que no se conoce".

"La combinación entre la calidad de los expositores y la cantidad de estudiantes hizo explosión", expresó Fabiana Lo Nostro, una de las organizadoras, a El Cable de Exactas. La esperanza tal vez sea que entre los más jóvenes hay cada vez mayor interés por desarrollar una ciencia para el desarrollo sustentable, que con políticas adecuadas y apoyo de la sociedad, puede ser una herramienta clave para conservar la biodiversidad.


Para más información puede bajar el Libro del Congreso y las recomendaciones surgidas del encuentro.

Fotografía: La Ley de Bosques mereció una mesa especial: es una de las legislaciones más importantes para la conservación de la biodiversidad y donde los científicos deben realizar su aporte para el ordenamiento territorial.

29.8.08

Abrazo a los árboles en su día


En la Ciudad de Buenos Aires realizan actividades educativas y sociales por el Día Nacional del Árbol. Motivos no faltan para reflexionar sobre los beneficios de estos gigantes del reino vegetal y revivir historias que escuchan sus copas en cómplice silencio.

Por otro lado, el desmonte y los monocultivos forestales en las zonas rurales, y el arbolado en las ciudades son temas que atañen a todos los habitantes del país y resulta necesario evaluar y tomar medidas sin perderse por las ramas.


16.8.08

Basura Cero: los rellenos se adelantan al reciclaje

Si es claro que el cumplimiento de los objetivos de la Ley Basura Cero es la base de unión entre las distintas organizaciones de la sociedad civil, en la actualidad el punto de debate es la metodología de recolección de los residuos sólidos urbanos. La doble contenerización de toda la ciudad seguiría la estrategia ideada desde el comienzo de la aplicación de la ley, mientras que la recolección puerta a puerta fue iniciada informalmente y ahora podría expandirse a toda la ciudad.


En un contexto en que los medios nacionales publican el reciente acuerdo de Macri y Scioli en el que la Ciudad pagará más para que la Provincia de Buenos Aires permita abrir dos nuevos rellenos sanitarios, no hay noticias ciertas sobre los pasos planificados para cumplir con la reducción de basura. Por otra parte, días antes se enviaron a la Legislatura las propuestas para el próximo contrato para la recolección de residuos, en el que ambientalistas y cooperativas coinciden en rechazar el pago por tonelada, pero se diferencian en la disyuntiva entre contenedores sí o no.

Así, en respuesta a los interrogantes planteados en el artículo de análisis de ComAmbiental sobre la continuidad de la alianza estratégica, las dos organizaciones más representativas en esta temática coincidieron en confiar en la madurez de la relación institucional, aunque últimamente la relación es más distante. De este modo, la discusión sobre la forma en que el Estado debe garantizar el modo de traslado de los residuos obtenidos por la separación en origen, es un punto que enriquece la participación a través del diálogo.

El nuevo contrato. "Se considera como uno de los lineamientos fundamentales de la nueva contratación, que la Ciudad amanezca limpia", reza la carta que el ejecutivo de la Ciudad envió a la Legislatura para explicar las bases de la nueva licitación pública. Paradójicamente, la propuesta reemplazaría el pago por área limpia por el relanzamiento del pago por tonelada, en el que las empresas obtienen más ganancias cuanto más basura entierren en los nuevos rellenos sanitarios.

El paradigma PRO en su conjunto parece volver al viejo esquema de la limpieza: "Es un objetivo impostergable lograr en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires estándares de higiene y limpieza semejantes a los que priman en las principales Ciudades del mundo. Para ello se deberán plantear no solamente rigurosas acciones y programas de limpieza de la Ciudad, sino también acciones tendientes a la generación de conciencia ciudadana que minimice la agresión y los niveles de ensuciamiento".

Un artículo de Noticias urbanas difundió la postura del ministro Piccardo, quien justificó el retiro de los modelos culpabilizando a una organización de bien público: "El modelo de Greenpeace fracasó. No se pudo cumplir en 2007 con lo propuesto y se perdieron 80 millones de pesos. Además, su propuesta excluye el valor social de los cartoneros, no cumple con el artículo 43 de la Ley Basura Cero". También, dijo que "ellos fueron parte de la Comisión Asesora, la cual fracasó en su labor de monitorear el cumplimiento de la ley".

Paso a paso, puerta a puerta. En un importante gesto de cambio, la Ciudad promete acuerdos con las cooperativas de cartoneros, por lo que en la carta enviada a la Legislatura se lee que se hará un "ordenamiento y organización de los sistemas informales de recolección diferenciada existentes". A la paradoja de la situación, Página 12 la describió con una ironía: "Macri busca socios cartoneros", algo que en definitiva no está mal, ya que el PRO debe gobernar durante su mandato para todos.

Sin embargo, el horizonte trae conflictos latentes, ya que "cuando se implemente, los cartoneros tendrán prohibido hacer la separación de materiales en la vía pública". Grabois del Movimiento de los Trabajadores Excluidos le manifestó al matutino porteño: “Nuestras expectativas son bajas, irán subiendo en la medida que se cumplan los acuerdos –concluyó–. Al menos, desde que estamos dialogando, después del desalojo del Bajo Belgrano no hubo más represión, la policía no se mete con nosotros.”

Para que esta metodología realmente se implemente, se necesitarán campañas de educación y comunicación que hasta ahora no se vieron. Cristina Lescano de la Cooperativa El Ceibo le expresó a ComAmbiental que hasta ahora ninguno de los gobiernos cumplió, por lo que no hay por qué ensañazarse con Macri, y que la Ley de Basura Cero no le trajo hasta la fecha ningún beneficio concreto a los cartoneros, los únicos que efectivamente hacen posible el reciclaje.

El proyecto socioambiental de El Ceibo fue pionero en implementar la separación en origen en vecinos de un sector de Palermo, a quienes los cartoneros les recolectan sus residuos en forma acordada y puerta a puerta. Por su parte, Grabois del MTE reconoció ante Página 12 que, mientras se avance con pasos firmes en este sistema puede ser útil dejar en la calle contenedores especiales para los vecinos que no estén en los horarios en que los recuperadores pasan.

Cuando un contenedor no está. Para Greenpeace, los contenedores diferenciados en cada cuadra de la ciudad son imprescindibles para posibilitar un reciclaje masivo de residuos que reduzca considerablemente el material que termina en los rellenos. Por ello, en el contexto de su campaña por los 100 mil compromisos con la Ley Basura Cero, ya se manifestaron con un enterramiento simbólico de la ley, así como también sacaron a protestar a los mismos contenedores.



Juan Carlos Villalonga, director político de la organización, le había manifestado a ADN ciudad días atrás que “La reunión con Piccardo fue pésima”. Y argumentó: “No se trata de darle algunos beneficios a los cartoneros sino de formalizarlos. Realizar un registro y darles implementos para hacer su tarea no los incluye en el sistema, siendo que la Ley de Basura Cero le otorga un rol fundamental en el proceso de reciclado. No es posible que haya un sistema formal para la basura que se entierra y uno informal para la basura que se recicla”.

Por su parte, sobre la recolección de residuos, amplió: “Es una medida desafortunada porque plantear que los cartoneros pasen casa por casa a buscar los residuos reciclables es un retroceso. Así nunca vamos a poder reducir un 10% el entierro de basura para el 2010 como establece la ley. Hasta que no haya una propuesta superadora, la contenerización es el mejor camino”.

Interrogantes y certezas. Para ComAmbiental, es necesario recuperar el consenso de la sociedad civil para realizar una campaña conjunta y masiva que se enfoque en la separación de residuos en cada hogar. Al tiempo que la sociedad toma conciencia, también se involucra y participa de una manera efectiva; por lo que no importa tanto dónde debe dejar el vecino las bolsas, si en definitiva el cartonero puede acceder al material recuperable discriminado del que se llevará a la Ceamse.

Asimismo, falta garantizar una discusión abierta sobre la licitación pública para la recolección de residuos, que es la más costosa del presupuesto de la Ciudad. Por supuesto, la lucha central debe ser dada contra la vuelta atrás al pago por tonelada, que convierte a la basura de los vecinos en una mina de oro para las empresas, mientras peligra la salud de habitantes del conurbano bonaerense.

"Podemos diferir en cuestiones coyunturales pero eso no nos quita del rumbo y de todas las coincidencias que tenemos", expresó Villalonga, mientras que Lescano, por su parte, advirtió que si no tienen novedades del gobierno van a hacer sentir su disconformidad. En un momento clave para el futuro de la Ciudad de Buenos Aires, se hace imprescindible no tanto un contenedor o una recolección puerta a puerta, sino un plan articulado para que los vecinos se involucren en el reciclaje, de esto depende todo lo demás.

Próximamente: ComAmbiental tratará con más detalle los sistemas de recolección de basura.

11.8.08

Corrientes en ebullición por el Ayuí

Un grupo empresario quiere inundar 8.000 hectáreas de valiosa biodiversidad correntina para cultivar arroz, soja y cereales de exportación -según denuncian distintas organizaciones ambientalistas. El caso promete no dar tregua sin antes debatir democráticamente su viabilidad ambiental, social, legal, económica y ética.



El blog Salvemos el Ayuí auna las voces que se oponen a la concreción de una represa que anegaría los bosques y pastizales que surca el arroyo Ayuí. Los fundamentos no escasean.

7.8.08

Solidaridad por el Ayuí

La Fundación Proteger lleva adelante una campaña de concientización con todas las letras. Esto implica una labor hacia y con la gente de informar, motivar la participación y transformar el nuevo conocimiento en acción.

A través de Internet, la Fundación no sólo propaga el mensaje y genera espacios de discusión más allá de las distancias, sino que propone a los defensores que se sumen e intervengan de manera concreta.

4.8.08

Un programa para escuchar con té verde

A partir de una idea de la Asociación Ecológica Argentina Japonesa llega Té Verde, un programa radial que busca contribuir a la difusión de las tecnologías limpias de los países desarrollados. Si Japón tiene mucho que mejorar, sobre todo por sus altos niveles de consumismo, puede ser también un punto de referencia para no repetir los graves problemas de contaminación que tuvieron durante el periodo del milagro económico.

La nueva propuesta se emitirá por Radio Apuntes y puede escucharse on-line a través de internet los martes de 17 a 18 horas. Participarán periodistas de ComAmbiental para brindar un panorama informativo de la actualidad nacional en la temática ambiental, con comentarios de diarios y entrevistas a especialistas.

Té Verde, Ecología Argentino Japonesa.


Nota: El primer programa fue el miércoles, los siguientes serán los días martes.

26.7.08

Santa Cruz: Represas al margen de la ciencia

La historia es más o menos así: un biólogo estudia poblaciones de salmones y truchas en el río Santa Cruz cuando se les informa que, crisis energética mediante, se relanzan sendos proyectos para construir dos embalses en su “área de estudio”. La resolución gubernamental fue del 2005, la noticia se expandió en el 2008, pero según investigadores del Centro Nacional Patagónico (CENPAT) del CONICET no existe la evaluación de impacto ambiental correspondiente.

Las palabras que usó la presidenta Cristina Fernández en su presentación del proyecto este año son elocuentes y alarmantes: “Es la tercera obra en importancia, después de la de Yacyretá y Salto Grande”, consignaron Clarín y La Nación. Claro, ninguno de los diarios desplegaron una anotación acerca cuáles son los costos sobre el ecosistema que generará la obra, más allá del 16 por ciento de la energía del país que podría aportar a la causa de la demanda de consumo.

20.7.08

El campo en llamas

El título podría metaforizar estados de euforia o de enojo, tras la derogada resolución 125 y su polémico tratamiento parlamentario, mediático y ciudadano. Pero aquí es literal: los puntos rojos en la imagen satelital son incendios.

Foto: Fundación Proteger extraído de la NASA

La Fundación Proteger alertó sobre lo que denominó "la ola de incendios sin precedentes que está provocando un daño ambiental, sanitario y social como nunca se ha visto en esta región del cono sur”.

16.7.08

¿Basura Cero dividido dos?

Artículo editorial

Divide y reinarás, ésta parece ser la nueva estrategia de la gestión macrista en la Ciudad de Buenos Aires respecto a la implementación de la Ley de Basura Cero. Los conflictos basados, en gran medida, por la falta de información oficial, podrían romper la alianza estratégica entre las cooperativas de cartoneros y las organizaciones ecologistas, dos sectores que hicieron posible el consenso sobre la normativa que busca la sustentabilidad socioambiental.

El desacuerdo podría establecerse como una realidad no deseada ante las iniciativas del actual gobierno porteño sobre la recolección de residuos. El nuevo pliego, según adelantaron las autoridades del Ministerio de Ambiente y Espacios Públicos, incluiría solo la recolección de residuos húmedos, mientras que los vecinos sí realizarían la separación en origen en sus casas, para implementar el sistema puerta a puerta que desarolló El Ceibo en un sector de Palermo.


Esta cooperativa, junto a El Álamo, Del Oeste y El Amanecer de los Cartoneros firmaron un acta acuerdo con el gobierno porteño, después de que éste despidiera a un funcionario de la Dirección General de Limpieza, denunciada por estar enquistada de mafias que roban los materiales a los cartoneros. La división parece ser también interna, ya que Reciclando Sueños no se sumó a esta medida, explicando que "el macrismo no respeta los compromisos".

Los cruces mediáticos. “`El plan de recolección puerta a puerta es un proyecto cuasi escolar, pobre y no está a la altura de la gestión que el gobierno debe plantear´, sostiene Greenpeace.“Greenpeace no recicla, sólo habla”, replicó Juan Grabois, miembro del Movimiento de Trabajadores Excluidos (MTE), una de las organizaciones que firmó el acuerdo con el gobierno porteño".

En este cruce de declaraciones Página 12 hizo público el debate entre los dos actores, ahora en posible confrontación.Grabois recordó al mismo diario que “mientras los cartoneros recolectan en la ciudad 650 toneladas de reciclables por día, las empresas de limpieza juntan apenas 100 toneladas por año”.

La desconfianza de las organizaciones ambientalistas puede fundarse en que un gobierno cuyos funcionarios reconsideran el sistema de incineración no está comprometido con la gestión ambiental de los residuos, a pesar de que el ministro Piccardo desmintió en Página 12 a su jefe de gabinete Rodríguez Simón. Pero además la crítica más fuerte es la que cuestiona que estos sistemas desdoblados de recolección de residuos no compitan entre sí, después de abandonar la metodología del área limpia con la doble contenerización.

En este punto, se mantiene la opinión compartida entre Grabios y Juan Carlos Villalonga de Greenpeace, quien afirmó: "significa un franco retroceso y una abierta oposición entre un sistema que busca la reducción en la generación de residuos y el desvío hacia sistemas de reciclado y recuperación, y el negocio de las empresas recolectoras que cobrarán más si se genera más basura”. En el comunicado de 10 puntos, la organización ambientalista había rescatado el trabajo de El Ceibo, pero consideró que "la capacidad de recuperación que plantea la recolección diferenciada `puerta a puerta´ es muy baja".

Negociemos. Mientras la gestión macrista discute "un marco jurídico que otorgue la gestión de los residuos secos a las cooperativas y recuperadores independientes", las observaciones se suman. Conectado al punto anterior, Villalonga había recordado: “Si se paga por peso, las empresas van a empezar a denunciar a los cartoneros independientes, a los que Macri acusó hace unos años de ‘robar’ la basura cuando seleccionan en la calle”, alertó Villalonga.

Pero eso no es todo, en la Dirección de Higiene Urbana, el pliego lo dispondría Eduardo Terrigne, un ex empleado de la empresa Manliba, que formaba parte del grupo Macri. Por ello existen segundas lecturas sobre los objetivos que expresó en su momento Piccardo: "Queremos desligar a las empresas recolectoras de todo lo que sea materiales recuperables. Ellas se tienen que ocupar de mantener la ciudad limpia. Todo lo que sea reciclado y cumplimiento de la Ley de Basura Cero quedará en manos del gobierno”.

En este punto, si la negociación se guía por los intereses monetarios, estaremos lejos de una solución favorable a la mayoría de la sociedad. Debe mantenerse el sentido positivo de la palabra, en el que implica un acuerdo que permita desarrollar un plan de largo plazo, como el consenso que se logró para la sanción de la Ley.

¿Qué hacer? Desde ComAmbiental analizábamos la estrategia de (no) comunicación del PRO como un peligro para la implementación de Basura Cero, que ahora se agudiza por la posible destrucción de una imprescindible alianza estratégica para el desarrollo sustentable socioambiental. También escribimos que si el gobierno porteño abandona la separación en origen, es reconocer que los cartoneros pueden realizar un mejor trabajo desde abajo y casi sin recursos.

En este sentido, habrá que estudiar detenidamente el programa oficial que se prepara para que las cooperativas lleven adelante la recolección de residuos reciclabes. Esto es imprescindible para que no sea otra medida que transfiera la responsabilidad de la educación ambiental que debe recaer sobre el Estado a los cartoneros organizados, con el riesgo de que después se los culpabilice, como se hizo con los vecinos.

Sin dudas, la transferencia de recursos, basada en una verdadera descentralización y la genuina intención de incorporar a los movimientos sociales, es bienvenida. Sin embargo, hasta ahora no existen demasiadas razones ciertas para confiar en que esto forma parte de una planificación integral para cumplir con Basura Cero.

Mientras tanto, parece indispensable que se mantenga el diálogo constante entre las cooperativas y las organizaciones ecologistas, y sobre todo que se mantenga un nivel de cordialidad frente a la opinión pública. En las críticas constructivas, siendo concientes de las limitaciones de cada actor, uno más cercano al hacer y otro al reflexionar, pero los dos importantes, es donde radica el éxito a futuro de lo que nació en el 2005.

9.7.08

El Riachuelo que está contaminado y espera

Un aumento de expectativas: eso es lo que puede originar entre los habitantes de la cuenca del Riachuelo el reciente fallo que re-ordena el saneamiento del río. Por ahora la contaminación continuará; pero la novedad es que si no se cumplen los plazos para planificar este proceso habrá multas que pueden marcar los tiempos políticos de la gestión ambiental.

En la segunda página se resume el dictamen: "Ordenar al Estado Nacional, a la Provincia de Buenos Aires, a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y al CoFeMa para que presenten un plan integrado que contemple un ordenamiento ambiental del territorio, el control sobre las actividades antrópicas, el estudio sobre el impacto ambiental de las empresas demandadas, un programa de educación ambiental y un programa de información ambiental".

7.7.08

Para el suelo lo que es del suelo

No es novedad pero sí una emergencia: según los pocos datos que brinda el Programa Nacional de Lucha contra la Desertificación, un 75% del territorio argentino está en proceso de erosión. Ahora que el precio de los commodities aumenta y que la Argentina podría beneficiarse otra vez como granero del mundo, resulta necesario pensar primero en el largo plazo con los pies bien puestos sobre la tierra.

La deforestación, el monocultivo intensivo y el abuso de agroquímicos son factores generados por el hombre que agravan la erosión eólica e hídrica de origen natural. ComAmbiental recogió diversas posturas que circularon en torno al Día de la Conservación del Suelo, para proteger este recurso que es, como el agua, imprescindible para la vida.

En peligro. La Red Nacional Ecologista (RENACE) alertó en un comunicado que "en las últimas dos décadas los niveles de materia orgánica de los suelos disminuyeron progresivamente". Así, pasaron "de un 3,2 por ciento promedio en rotación agrícola-ganadera al 2,7 por ciento en suelos sometidos a agricultura continua convencional".

La organización ambientalista recordó que dicho período coincide con la "revolución sojera". Es decir, la expansión de un monocultivo "que no precisamente vino para asegurar 'el bienestar de todos los habitantes de la nación'… sino para empobrecer los suelos, expulsar campesinos, y contaminar con profusión de agroquímicos".

Historia. Antonio Brailovsky y Dina Foguelman ya lo habían vislumbrado en 1991 en su libro Memoria Verde. Historia ecológica de la Argentina. A partir de la década del '70, "la introducción de la soja desmejoró la calidad del suelo", expresaron al referirse a "los procesos de modernización agraria".

Por un lado, "la maquinaria pesada que penetra siempre a la misma profundidad compacta el suelo a los 18-20 centímetros, de forma que también eso dificulta el pasaje de agua y de raíces de cultivos", explicaron. Por el otro, el poco follaje de las plantas de soja no permite devolver materia orgánica al suelo como sucede en otros cultivos tradicionales y la recomposición ecológica no da abasto frente al cortoplacismo económico.

La expansión del cultivo de soja avanzó hacia el norte con la deforestación de monte nativo, provocando un desequilibrio hidrológico entre otras consecuencias. Si bien en 1991 no había todavía estudios ambientales al respecto, Brailovsky y Foguelman escribieron: "Si los suelos pampeanos, con mejor estructura y más materia orgánica, están sufriendo los efectos de la agricultura permanente llevada a sus extremos, es evidente que el efecto de esas prácticas será mucho más acentuado sobre suelos más frágiles".

Balance. Frente al discurso sobre los pasivos ambientales de la soja que dio la Secretaria de Ambiente de la Nación ante la Cámara de Diputados durante el debate sobre las retenciones, la Asociación de la Cadena de la Soja Argentina protestó. Integrada por 30 entidades públicas y privadas, defendió que el aporte del cultivo de la soja y sus derivados arroja un balance más positivo que negativo.

Por supuesto, este diagnóstico se realiza con los parámetros económicos clásicos, aquellos que no contemplan todos los movimientos que afectan el patrimonio del ecosistema suelo. El decreto que en 1963 estableció el 7 de Julio como el Día de Conservación del Suelo ya lo consideraba el "soporte más sólido de la economía argentina", por lo que "la conservación de nuestro recurso natural básico es imprescindible para garantizar el bienestar de todos los habitantes de la nación".

Este es justamente el debate en que debería centrarse la política agropecuaria, donde las retenciones sirven si se encuadran en otro modelo. Como dijera el investigador Walter Pengue, deben aplicarse como "parte de la captación de la renta ambiental que se llevan gratis del país y, como medida resarcitoria, paliativa, de gestión y redistribución hacia el mismo sector, con lo que se podría promover una gestión más sostenible".

Suelo y alimentos. AIM rescató el testimonio de un especialista en suelos del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria, Roberto Casas, sobre la situación. Sostuvo que “la agricultura tuvo una productividad creciente y el sueño utópico de las 100 millones de toneladas ya es una realidad, pero la conservación de la integridad y las funciones del suelo continuará siendo el principal factor relacionado con el desarrollo de sistemas agrícolas sustentables”.

También debe recordarse el pensamiento de Hugh Bennett, a quien se recuerda en este día: “Es importante que el hombre se sienta dueño de la tierra, pero que a su vez se convierta en celoso custodio de su integridad en todos sus aspectos”. Porque de ella depende también la vida de todos los habitantes de la tierra, y porque es la madre de la civilización, es varias culturas, es derecho y deber de la ciudadanía entera protegerla para nuestro bien.

2.7.08

Comunicación y Sociedad del Reciclaje

Muchas veces suele escucharse que la comunicación y la publicidad son cuestiones superficiales que no hacen a lo trascendental de un proyecto. El caso de la implementación de la Ley de Basura Cero en la Ciudad de Buenos Aires demuestra sin lugar a dudas el error de dicha argumentación. Es más, un análisis sobre la política de gobierno de la gestión del PRO nos puede llevar a la conclusión de que la falta de información es una estrategia para no dar cumplimiento a lo que establece la norma que fue aprobada en noviembre de 2005.

Tal y como lo denunciaron hoy organizaciones sociales y ambientalistas, la cartera de Ambiente y Espacios Públicos culpa por el fracaso de la doble contenerización para la separación de residuos en origen a que los vecinos no comprendieron por sí mismos cuál era su función. Cabe entonces preguntarse si el gobierno intentó hacer una campaña seria de comunicación y educación ambientales. O, en el caso de que utilice el justificativo de que asumió hace seis meses, si controló la ejecusión de la reglamentación que compromete parte del presupuesto de las empresas recolectoras de residuos para la difusión de este dispositivo.


La doble contenerización no es un mal sistema, como quiere hacerlo ver el actual gobierno, colocándose de pronto en el lugar de experto en la temática ambiental. Todas las ciudades exitosas en planes de reciclaje están sustentadas en esta metodología que tiene como virtud, además de facilitar el trabajo de las cooperativas, el compromiso de la ciudadanía en la temática como último contralor de la gestión. Excepto que lo que se esté buscando sea justamente lo contrario.

Sostener que el gobierno no puede instumentar en la sociedad la separación en origen es reconocer que una cooperativa de cartoneros puede con su voluntad organizarse y planificar mejor que funcionarios con mayor disposición de recursos. Quizá sea esta consideración el impedimiento para facilitar el camino a que sean ellos mismos quienes puedan, con la transferencia correspondiente del Estado, llevar a cabo la concienciación de los vecinos.

En todo caso, queda comprobado que la comunicación es una herramienta imprescindible para la gestión ambiental de residuos sólidos urbanos. En el mismo sentido, las trabas al acceso a la información pública son un paso atrás para el cumplimiento de la ley y del derecho ambiental. El liderazgo de las ONGs es, en este sentido, fundamental para hacer cumplir la instancia de la participación ciudadana.

Desde el lado de la sociedad civil, quedan al menos dos caminos en este aspecto. El primero es seguir desde las bases realizando el trabajo de hormiga, sumar cada vez más vecinos a la separación en origen y a la defensa del reciclaje. El segundo, que es complementario, es realizar campañas de comunicación que pongan en evidencia el deber hasta ahora incumplido del gobierno. O, tal vez, las cucarachas, moscas y ratas sean las únicas que se manifiesten a favor de las nuevas medidas oficiales.

Quizás así los medios masivos tomen también conciencia de su rol social para poder no solo denunciar a la gestión de la Ciudad cuando corresponda, sino hacerse ellos mismos garantes de que la ciudadanía esté informada. Entonces sí, con una comunicación para la democracia, podrá existir una sociedad sustentable.

1.7.08

Basura Cero: El gobierno quiere olvidarse de la separación en origen

Agrupaciones ambientalistas y sociales exigieron hoy al gobierno de la Ciudad de Buenos Aires el cumplimiento de la Ley de Basura Cero. Su reclamo sucede luego de que funcionarios dieran varias señales contrarias a la implementación de la normativa sancionada en noviembre de 2005 sobre la gestión ambiental del servicio público más importante que administra la ciudad, el de recolección y disposición de residuos sólidos urbanos.

María Eugenia Di Paola, directora de la Fundación Ambiente y Recursos Naturales (FARN), encabezó la conferencia de prensa en la que solicitó que sea respetado el acceso a la información pública sobre los nuevos pliegos para licitar el servicio. "El cambio de criterio de zona limpia a pago por peso coloca a las empresas en la lógica opuesta a la Ley, va a ser más negocio mientras menos basura se recicle", advirtió por su parte Juan Carlos Villalonga, director ejecutivo de Greenpeace.

El sistema de zona limpia se implentó de acuerdo con el espíritu de la Ley 1.854 de Basura Cero, para evitar justamente que las empresas especulen con que una mayor recolección que termine en los rellenos sanitarios sea más dinero para su ganancia. Esto debía estar articulado con la separación de residuos en origen que debe realizar todo ciudadano, para lo cual se estableció el sistema de doble contenerización donde el vecino puede dejar en el recipiente adecuado el material reciclable.

Sin embargo, desde la gestión PRO los rumores se transformaron en trascendidos a la prensa y estos parecen riesgosamente traducirse en el pliego de servicio de higiene urbana que presentará el gobierno de la ciudad. "La recolección diferenciada de basura le sale mucha plata al Estado y no sirve para nada, porque cuando se abren los contenedores, todos los residuos están mezclados. Tampoco vamos a gastar plata en una campaña de concientización de la sociedad, porque el sistema evidentemente fracasó", fue la declaración de ayer a Clarín del ministro de Espacio y Ambiente Juan Pablo Ricardo que causó indignación entre los ambientalistas.

Para Villalonga, se trata de un "argumento perverso" ya que le echa la culpa a la gente por el fracaso cuando el gobierno no garantizó que existan campañas de comunicación que expliquen las razones del sistema. "Falló porque no hubo educación y si no se educa a los vecinos como hicimos en Palermo no es posible cumplirlo", expresó Cristina Lescano de Cooperativa El Ceibo.

¿Reciclaje cero?. De hecho, el artículo de Clarín reconoce que "en los pliegos nuevos de contratos de recolección de basura que prepara el Gobierno de la Ciudad, no se habla de separación, de recolección diferenciada ni de reducción". Para la visión del funcionario: "La razón es que no debe mezclarse limpieza con reciclado. Las empresas se encargarán de la recolección y será el Estado el que tomará a su cargo la Ley de Basura Cero, que por ahora evidentemente no funciona, porque durante 2007 la cantidad de basura que los porteños envían a los rellenos sanitarios no sólo no disminuyó, sino que creció un 10".

Claro, uno puede preguntarse con toda razón cómo se realizará el reciclaje sin "gastos en concientización" y con incentivos para las empresas recolectoras para llevarse más basura. Mucho menos se entiende si es cierta la información del recuadro de Clarín, puesto que si "en el macrismo aseguran que no se modificaría el monto que hoy la Ciudad invierte en la recolección de basura, que es de 700 millones de pesos, pero que la Ciudad estará más limpia", no se entiende el argumento de que es un sistema más caro, cuando costará lo mismo y no se obliga en el pliego a hacer campañas de comunicación.

“El problema de los residuos no puede ser abordado -como lo hace el gobierno macrista- como un tema estético, requiere de una gestión integral", manifestó en el comunicado Di Paola. También Villalonga criticó en el mismo documento: "El Ministro Piccardo utiliza una lógica perversa, no está dispuesto a realizar una campaña pública de divulgación del sistema y luego argumenta que la culpa es de los vecinos que no separan".

Información cero. Pero el gran problema es que si queda la esperanza de que el gobierno tenga un novedoso plan maestro que hará cumplir la Ley por sus propios métodos, no es posible probarlo porque existe escamoteo y escasez de información pública sobre el tema. Por ello, las organizaciones FARN, Greenpeace, GAIA, Fundación Metropolitana, CIPPEC, ADC, Fundación Ecologista Verde, Fundación Vida Silvestre y las Cooperativas El Ceibo y El Álamo le solicitaron que "garantice la transparencia y la participación ciudadana en los nuevos contratos para la recolección de residuos".

No ha habido en este sentido avances sino más bien retrocesos desde la última reunión de la Comisión de Seguimiento de la Ley, que incluyó la lectura sobre un nuevo reglamento que se objeta por restringir el protagonismo de la sociedad civil en un proceso que necesita justamente de que la población se involucre. En última instancia, pareciera que el gobierno no quiere que se difundan los contenidos de la normativa, para poder actuar por fuera de ella: "Hoy la gestión es ilegal", denunció Villalonga, y manifestó que la ley le da tranquilidad solo a la CEAMSE.

Cecilia Allen, de la Alianza GAIA, advirtió que estamos volviendo a la situación de colapso del 2004, cuando la gente se levantaba frente a la posibilidad de que se instalen nuevos rellenos sanitarios en la provincia de Buenos Aires. "Están coqueteando con la incineración", expresó frente a la otra posibilidad, la solución mágica que intenta también presentar el macrismo, un negocio que deja a un lado la valorización socioeconómica y ambiental de los residuos.

¿Reducción? En definitiva, las noticias que se dejaron trascender a través de los medios son malas: cambio en el servicio de recolección y abandono de la posibilidad de concienciar a los ciudadanos para la separación en origen. "La primera medida ambiental de la gestión de Mauricio Macri", según comenzó su artículo Página 12, sobre un reglamento que simula una ley de envases, puede ser favorable si aplica el principio de responsabilidad ampliada del productor, pero en el marco de incertidumbres no puede decirse si forma parte de una buena política integral.

Acerca del argumento de que la utilización de residuos de poda y escombros para relleno representa un diez por ciento, Allen los contradijo al decir que era solo un 2,5 por ciento de la basura, y que ya se recogía por separado. Elisa Montoya de Cooperativa El Alamo mantiene por su parte la esperanza, ya que la presión social de los cartoneros será la que hará cumplir sí o sí la ley, ya que de ello depende el trabajo de ocho mil personas.

Frente a la posición del PRO de que las ONGs y la oposición "agravaron el problema" porque menciona que la generación de residuos aumentó pero no menciona que se sentaron las bases para que este gobierno, si hace las cosas bien, pueda cumplir los objetivos. Por ello, la columna "Promover la incineración es retroceder décadas" de Allen y Villalonga advierte que si vamos mal estaremos peor si no se cumple con las disposiciones de la Ley Basura Cero.

Confianza Cero. Es preocupante el cinismo del jefe de Gabinete de Piccardo, Fabián Rodríguez Simón, que volvió a contradecirse al expresar en la reunión de seguimiento que no se pensaba en la incineración, y al decir ahora que se trata de un método "absolutamente limpio" y casi hasta bueno para el medio ambiente, porque produciría energía, claro, sin contar la que consume. "El gobierno de la Ciudad solo está dispuesto a soluciones simplistas que no tienen en cuenta la salud de la población ni los impactos ambientales", es la opinión pesimista de los dirigentes.

En vez de confundir a la ciudadanía con cambios en el sistema de recolección de residuos sin concientización ambiental, estaría bueno profundizar lo que estaba encaminado en la gestión anterior. No pueden negarse los errores y los retrasos, pero lo que las organizaciones perciben es que no existe voluntad política para llevar adelante el reciclaje.

Educar lleva su esfuerzo y tiempo, pero bien vale la pena para lograr una sociedad sustentable. Las organizaciones esperan también agotar todas las instancias posibles de diálogo, que fueron frenadas por las trabas a la comisión de seguimiento, antes de acudir a la vía judicial ya que, en definitiva, se trata de cumplir la ley, como le gusta decir a la gente pro.

27.6.08

El argumento socioambiental en el debate por el uso de la tierra

No es sencillo, permanecen silenciados, pero lentamente la amplia visibilidad del conflicto agropecuario permite emerger su voz. El martes no los escucharon siquiera los diputados de varios bloques de la oposición pero ayer lograron afirmar una posición independiente contraria a las cuatro las entidades de "el campo": son los movimientos campesinos e indígenas que buscan manifestar su opción por otro uso de la tierra.

Hoy al menos una funcionara oficial los avaló en su discurso, la secretaria de Ambiente Romina Picolotti expresó que la expansión de la sojización: “No sólo es un enorme daño para el suelo sino para los pueblos originarios que viven en esa zona y que están siendo expulsados. Son 140 mil pobladores cuya cultura depende de los bosques naturales”. Para Perfil se trató de una "demonización de la soja" mientras que para Página 12 fue una exposición de los "daños ambientales" producidos por el monocultivo.

La quinta posición. Este último matutino es, como de costumbre, el que más informa acerca de la posición de los pequeños productores, quienes ya habían expuesto desde el comienzo su postura contraria al lockout y los cortes de ruta. Hoy Página 12 publicó en el artículo "El campo era otra cosa" el testimonio de Osvaldo Lovey de las Ligas Agrarias de Chaco, quien expresó que "apoyamos el esquema de retencioens móviles pero con reintegro" y de Beatriz Centeno, campesina jujeña que manifestó: "Nada que sale de lasoja queda en neustros pueblos".

En un recuadro se manifiesta la iniciativa en la que "el 90 por ciento de los movimientos campesinos e índigenas" participa de la conformación de una mesa coordinadora que permita representar a "150 mil pequeños productores dedicados a la producción de alimentos y a cultivos regionales". Para Lovey: "Este segmento de productores es el que tiene las mejores condiciones para asegurar la soberanía alimentaria. En otros países son los que generan los mayores volúmenes de alimentos. En la Argentina, en cambio, estamos abandonados a nuestra suerte".

Desde el Foro de Agricultura Familiar habían definido: “No estamos en contra de nuestros compañeros, sí de los que hacen agronegocios. La agricultura familiar es la diversidad de la producción, la diversificación y no el monocultivo. La tierra tiene que ser un bien social, para que en el Conurbano puedan cultivar y vivir como lo hacían muchos productores en sus pueblos de origen”. En este artículo de Página 12, se narra la crónica de cómo varios diputados no siguieron a esta otra voz del campo, pidiendo con nerviosismo tratar solo el tema de las retenciones.

Economía ecológica y ambiental. Para Carlos Vicente de GRAIN puede aplicarse la metáfora del síndrome de Estocolmo, ya que hay quienes actúan como secuestradores que enamoran a sus rehenes: "son las grandes corporaciones del agronegocio que tienen maniatada a toda la sociedad argentina". El GRR agregó: "Las evidencias técnicas de las últimas década indican que al ritmo del crecimiento de la agricultura actual, en apenas una generación nos quedaremos sin tierras agrícolas, es decir, con suelos incapacitados de seguir produciendo alimentos en calidad y cantidad para nuestro pueblo".

En un profundo documento, este grupo argumentó sobre la necesidad social de pensar en el ecosistema suelo, tan importante como el de los bosques, en donde la fertilidad se produce a través de la convivencia de nutrientes, con lombrices y microorganismos que la agricultura química amenaza. Por su parte, Picolotti precisó el pasivo ambiental de la sojización, como Página 12 se encargó de indicar: "por deforestación el pasivo alcanzó a 763.200.000 dólares; por erosión de suelos 852.800.000 dólares; por extracción de nutrientes, 1.283.773.820 dólares; y por la captación de carbono un monto de 1.562.400.000 dólares".

La sociología. En un reciente artículo en La Vaca, Norma Giarracca, del Grupo de estudios de Sociología Rural de la UBA, explicó el nacimiento del modelo del agronegocio que introduce la lógica financiera: "La semilla transgénica, modificada para resistir a los herbicidas, se siembra y luego se fumiga el campo con glifosato, un agroquímico que arrastra con todas las malezas y también con toda la biodiversidad, menos con la soja. La labranza cero lleva a que se necesiten muchísimos menos trabajadores por hectárea. Sin pagar mano de obra, contratando servicios a determinada escala de producción, son cultivos que rinden muy bien. Los chacareros y productores que venían de la época del endeudamiento, de precios internacionales muy bajos, entran en el modelo".

La especialista ya había expresado que "los últimos dirigentes de FAA –Bonetto y Buzzi– se equivocaron y desoyeron críticas que hacen los ambientalistas, la agroecología, Vía Campesina, entre otros, al nuevo modelo neoliberal para el campo, bajo el supuesto de que con él `salvarían´ al sector". Y explicó en su artículo sobre el Grito de Alcorta: "El capitalismo concentrador no acepta en sus producciones de punta la pequeña propiedad como pasaba hace casi un siglo. Sólo bajo las coordenadas de otro modelo agrario, para la soberanía alimentaria, y sin las fabulosas ganancias actuales, podrá sobrevivir como sector y reconciliarse con otros sectores subalternos del campo argentino".

Su última reflexión debe ser tenida en cuenta: "Creo que desde una posición progresista no hay que pedir retenciones, sino un cambio del modelo sojero. Ellos crearon un Frankestein, se hicieron socios de un monstruo que les hizo creer en la idea del desarrollo. El gobierno dice que con las retenciones enfrentan a la soja, pero el Estado y el agronegocio son socios. Si el gobierno los grava es para convertirse en socio de sus ganancias. Hay que volver a la idea de producir alimentos, porque en este país hay diez millones de personas sin alimentos".

¿Cuestión de dinero? Otra de las noticias de hoy consistió en que la Oficina Nacional de Control Comercial Agropecuario (ONCCA) intimó a las empresas exportadores el al fisco de 650 millones de pesos de retenciones mal liquidadas. El monto es una parte de los 1.447 millones de dólares que según la denuncia de los diputados Claudio Lozano y Mario Cafiero por "defraudación al fisco practicada por los exportadores y pagada por los productores", que es parte de la especulación del modelo de los agronegocios.

Para el Consejo Asesor Indígena: "Desde hace más de tres meses venimos asistiendo como meros espectadores a una confrontación entre el Gobierno y sectores del capital agropecuario que debería incluirnos en primer término, ya que la pelea de fondo es por el acceso y el reparto de las multimillonarias ganancias que extraen del territorio ancestral indígena (...). La defensa de nuestro territorio ancestral la hacemos y seguiremos haciendo desde esa cosmovisión, en la que no es posible escindir la vida del pueblo de la de los recursos naturales; mucho menos el suelo, el subsuelo, el espacio aéreo y sus respectivas rentas que ofenden y mansillan al wall mapu".

Por todas las voces expuestas, es necesario analizar la complejidad que encierra el conflicto de "el campo" que implica analizar cómo y para qué se va a utilizar el ecosistema tierra como un bien social. El argumento socioambiental implica aplicar un criterio de justicia que responda a una agricultura con campesinos para la soberanía alimentaria y la salud de la población.

Ver también: 17/4/08 - Día de los campesinos, la otra agricultura
Ver recuadro: La posición del Taller Ecologista

La posición del Taller Ecologista de Rosario

En Rosario, la ciudad donde se produjo el gran acto de los ruralistas durante el día de la Bandera, también existen otras voces críticas al modelo de los agronegocios. Para Elba Stancich, coordinadora del Taller Ecologista, una de las prioridades del gobierno nacional debería ser la de "discutir qué modelo de desarrollo rural pretendemos para Argentina" donde "la reglamentación de la Ley de Bosques tiene que ser parte de esta discusión".


El conflicto con el campo se redujo a un sí o no por las retenciones móviles, pero poco se ha profundizado en cuál sería el modelo productivo agropecuario para nuestro país. El mismo amerita una discusión sobre qué mecanismos debieran aplicarse para que la tierra sea un bien social y no meramente especulación financiera como es actualmente; hacia dónde nos lleva la introducción de organismos genéticamente modificados, la pérdida de nutrientes, el aumento de fertilizantes y aplicación de pesticidas.

Hay muchos productores, minifundistas, pequeños y medianos que producen alimentos sanos, sienten arraigo por la tierra y desarrollan una relación armónica con la naturaleza. Sin embargo no existen políticas para potenciar este tipo de producción, que es la que asegurará la soberanía alimentaria, al contrario del complejo económico que constituyen los agronegocios.

Ver el artículo principal: El argumento socioambiental en el debate por el uso de la tierra

25.6.08

El famatina a Cielo Abierto

Por la pantalla van pasando los rostros de una de las luchas más inspiradoras del país, allí en la tierra donde alguna vez peleó Facundo Quiroga: eso fue lo que atrajo la cámara de Carlos Ruíz para difundir en el documental Cielo Abierto, Explotación Minera en el Famatina, La resistencia un Pueblo que frenó a la Barrick Gold. Y todo esto ya es decir mucho sobre una de las problemáticas ambientales más importantes, la prioridad para los pueblos de la Cordillera de los Andes.



El viernes pasado se realizó en el Goethe Institut una de las presentaciones de la película estrenada en diciembre del año pasado para dar inicio a una gira por los pueblos afectados por la minería a cielo abierto con utilización de cianuro. El largo narra el proceso por el que los vecinos de Famatina y Chilecito toman conciencia de los peligros que produce esta actividad, de la búsqueda de información por los medios posibles y de la decisión de entrar en acción para defender su principal "bien social", el agua que es escasa en esa región semiárida.


24.6.08

Hambre cero: desafío socioambiental

El hambre no es novedad pero sí la forma en que propone combatirla el Centro de Desarrollo Comunitario (CDC) de la Facultad de Ciencias Veterinarias de la UBA. Esta institución busca profesionalizar la lucha contra el hambre hasta su erradicación, considerando al problema no solo como la escasez de alimentos, sino también como la falta de equidad en el acceso a los recursos naturales, a la capacitación y al derecho soberano de la autodeterminación.

Entre las paradojas del conflicto agrario, el aumento mundial del precio de los alimentos y el debate sobre agrocombustibles y soberanía alimentaria, estudiantes y profesores universitarios de la UBA generan espacios de aprendizaje-servicio como una manera de crecer y ayudar.

20.6.08

Noticias del conflicto agropecuario

En este breve post, referencias de artículos periodísticos con algunos párrafos interesantes para comprender con más profundidad el conflicto agropecuario. La expectativa es esperar si realmente se discute el modelo del monocultivo sojero imperante en los últimos años de la economía nacional.


Página 12: Piden pan, no les dan
“Si las entidades no quieren desabastecer, tienen cómo hacerlo, porque pueden identificar cada cargamento por la Carta de Porte que acompaña al trigo, que detalla el nombre del molino y destino; la harina que sale del molino para consumo es identificable por el remito o factura que detalla el destino final. Y si tienen desconfianza, levantando la lona del camión pueden observar las bolsas y ver cuál es su destino por las leyendas obligatorias que impone el importador. No hay forma de confundirse. ¿Quieren desabastecer o no? Pedimos que digan la verdad”, señaló, contundente, Alberto España.

Clarín: El desabastecimiento golpea más en el interior: faltan alimentos, nafta y gas
Hasta ahora las cadenas hablaban de faltantes de algunos productos -básicamente aceite, harinas, carne y lácteos- que podían cambiarse por otros. Sin embargo, ayer, desde la Asociación de Supermercados Unidos (ASU), Juan Vasco Martínez comentó que la preocupación crece porque "los cortes de ruta se han radicalizado". Por eso, advirtió que si persiste la protesta, este fin de semana habrá góndolas vacías.

Página 12: La CTA debate por el campo
“A mí me provocó malestar que Federación Agraria se haya aliado con las corporaciones que tienen las manos manchadas con la sangre de nuestros compañeros. Hace falta discutir más con quien articulamos”, aseguró a PáginaI12 la chaqueña Belén Rodríguez, secretaria de Juventud de la CTA Nacional. La propuesta de estos dirigentes es hacer participar del debate a movimientos campesinos como Mocase y Mocafor, que también tienen vínculos con la CTA y parecieran estar quedando afuera de la discusión parlamentaria. Para ellos las retenciones no son un problema porque no exportan. Por lo general, producen hortalizas y ganado para consumo propio y apenas pueden comercializar el excedente. Sin embargo, el modelo sojero no les resultó indiferente sino absolutamente ruinoso. “Muchos grandes empresarios los desalojaron violentamente de sus tierras para imponer el monocultivo. Por lo tanto, ahora también quieren discutir el modelo agrario y garantizar la soberanía alimentaria”, afirmó Rodríguez.

Crítica: ¿En qué estructura social agraria piensa el Gobierno?
Precios de venta, rindes, costos y rentabilidades se hallan directamente determinados por las diferentes escalas productivas que disponen los productores agrícolas, de manera que a valores actuales un pool de siembra mediano (10.000 ha) que hace soja de primera en el centro-sur de Santa Fe puede obtener un margen neto (descontada la renta de la tierra y los gastos de estructura) por hectárea de u$s211, mientras que un productor de 1.000 ha oscila en u$s125 y un chacarero de 100 ha sólo obtendría unos 40 dólares por hectárea. Así, mientras en algunos casos sería necesario reducir la alícuota del 35%, en otros existe capacidad de tributar aun por encima de los porcentajes actuales.

Página 12: En el Congreso, retenciones y algo más
Si bien la agenda del lunes será abierta, a la cabeza estará el proyecto del Ejecutivo, la ampliación de las facultades de la Oncca para que tenga la capacidad de comprar y garantizar precios plenos a los productores y sancionar la conformación de monopolios y oligopolios en la cadena agroindustrial. También se trataría una ley de arrendamiento, proyecto impulsado por Eduardo Macaluse que toma como base una iniciativa de la Federación Agraria. Y por sugerencia de Alberto Cantero (Frente para la Victoria), titular de la Comisión de Agricultura, también se propondrá tratar la Cuota Hilton, un plan nacional para el desarrollo agropecuario (Plan Dafo) y la creación de un fondo de transferencia de 1200 millones de pesos por año para impulsar la ganadería, el sector avícola, frutas, hortalizas y lechería.

17.6.08

"Crisis del campo" y desarrollo sustentable

Artículo editorial

En primera instancia, parece que la gran visibilidad del conflicto agropecuario logrado en base a los cortes de ruta en varios puntos del país le resta posibilidad de atención a otras problemáticas. Pero la circunstancia también es una oportunidad para la reflexión, especialmente sobre el sistema político que puede conducir las demandas y el ordenamiento del uso del territorio.

Así, los piquetes de las clases medias rurales no deberían ser permitidas por la sociedad, en tanto que las protestas de los pobres nunca tuvieron un apoyo significativo y la duración de las medidas de fuerza implica un riesgo de desestabilización. Sin embargo, también el gobierno tiene una responsabilidad suprema en la realización efectiva de la democracia.


No hay que olvidar que la proliferación de la metodología de los cortes de ruta para obtener visibilidad debería ser razón de una fuerte crítica a los medios masivos, especialmente la televisión. Es su lógica en la cobertura de los temas de agenda los que motivan en buena parte que haya que realizar un acto grandilocuente y espectacular para que las cámaras se acerquen a escuchar los reclamos.

Desde la perspectiva ambiental, la participación política es fundamental, pero ésta debe ser informada y conciente, teniendo en cuenta que los grandes medios tienen intereses muchas veces ocultos. Por ello, la perspectiva de una diversificación del sector es imprescindible para pensar en una resolución más consensuada de las problemáticas nacionales.

El desarrollo sustentable implica integrar las variables ambiental, económica y social, por lo que los principios de la Agenda 21 implican construir una democracia con genuino consenso. Para ello, debe haber mecanismos institucionales que posibiliten este involucramiento de los individuos como ciudadanos, que trascienda el mero acto del voto.

No puede haber sustentabilidad si existe una fuerte incertidumbre que no es afrontada mediante la planificación participativa de las comunidades, como es el caso de la minería. El ordenamiento territorial es un instrumento indispensable para organizar una agricultura que asegure la soberanía alimentaria del pueblo a través del apoyo efectivo a los campesinos amenazados por la sojización.

Evidentemente, la imagen de la leche derramada no invita a otra cosa que lamentarse por la injusticia que parece ser sistemática a este modelo socioeconómico. El predominio irracional del mercado en la distribución de recursos hace prevalecer el interés monetario por sobre los motivos humanitarios como el derecho al alimento.

Queremos plantear que hubiese sido saludable que hayan existido protestas por parte de los productores agropecuarios cuando se obtenían divisar por la exportación cuando persiste la desnutrición en buena parte del territorio. Evidentemente, es necesaria la participación estatal para la distribución de la riqueza que viene en buena medida de la tierra, cuyos beneficios corresponden a toda la nación.

Eso no implica que deba discutirse la forma en que interviene el actual gobierno, pero se debe ser también respetuosos en la forma de comunicar estas diferencias. Es claro que esto parece más una utopía que una propuesta pero la reflexión sobre la ética de las acciones es la única forma en que se puede imaginar un futuro mejor, cercano al desarrollo sustentable.

Entonces, habrá que ponerse a discutir las cuestiones importantes, como el debate sobre los pools de siembra de Horacio Verbitsky de Página 12 y Jorge Rulli del Grupo de Reflexión Rural. Si es cierto que los grandes terratenientes persisten, habrá que ver no obstante si el ingreso de las corporaciones de los agronegocios no modifica la realidad en la que brilló la oligarquía hacia nuevos modelos de gerenciar la economía del campo.

"No es hambre el problema de Argentina, sino la injusticia distributiva de riqueza de un país que puede nutrir, con sus exportaciones de alimentos, a 300 millones de personas", opinó el profesor Christian Ferrer en otro artículo de Página 12. El pensador de las tecnologías agregó: "Ahora importa exportar soja para los chanchos chinos o transformar al maíz en biocombustible, un insumo vital para dueños de automóviles, es decir una tecnología cotidiana que está entre las principales causas de muertes en calles y rutas de todo el mundo".

Realmente deben aplaudirse las tribunas que aportan testimonios profundos para el diálogo de saberes necesario para instituir un nuevo modo de organización social. Creemos que las ONGs ambientalistas también deben incorporarse a esta discusión sobre el país que pretende proyectar el Bicentenario para que un siglo después quienes vivan esa época puedan mirar con orgullo a sus predecesores.


10.6.08

El desmonte, una película que nadie quiere volver a ver

Crítica abierta de la 3º Consulta Ambiental

En la cartelera de los problemas ambientales, la deforestación continúa entre los titulares más grandes, casi tanto como los dos millones y medio de hectáreas de bosques nativos que se perdieron en la última década. Pero si se hiciera un documental para difundir el tema (que por cierto es necesario, como lo es en el caso de las mineras, y del que podría comenzarse con la difusión de material audiovisual de Greenpeace), aquella no sería la imagen más importante.

Jorge Cappato de la Fundación Proteger realizó una brillante síntesis argumental del proceso social que implican los desmontes en el norte del país. El actor principal, plasmado en el boom sojero, adquirió mayor visibilidad recién con la crisis agropecuaria originada en un lockout contra las retenciones móviles a la exportación de granos, tanto que el dirigente Alfredo De Angeli mereció el terminator de oro para la Asociación Piuke.

Resta ahora redescubrir al protagonista, a la verdadera persona de la tierra: el wichi que vive en y por el monte de Chaco, o el campesino que resiste con su familia en Santiago del Estero. Las organizaciones ambientalistas son en ese marco personajes secundarios, importantes porque trabajan para ayudarlos, y lograron el año pasado que el gobierno sancione la Ley de Bosques Nativos.


Sin embargo, mientras en cada escenario se preparan, o no, para implementar la norma a través del ordenamiento territorial (que debería extenderse a otras regiones como remarca vida Silvestre) la realidad sigue superando a la ficción. Algunas topadoras siguen fuera de la ley destruyendo silenciosamente, desprotejiendo a la tierra en momentos en que la conciencia sobre el cambio climático nos anticipa la crónica de una tragedia anunciada, donde la fiebre del planeta pondrá en peligro la vida humana.

Más importante, los campesinos siguen sin conseguir su merecido reconocimiento de propiedad y están con la soja hasta el cuello. En tiempos de temor por la posible falta de alimentos y en el que en Argentina mueren por desnutrición ocho chicos por día (más allá de que la crisis principal es de distribución y no de producción), no utilizamos con sabiduría el suelo para asegurarnos que la naturaleza trabaje para la vida y no para el negocio.

Más importante todavía, las poblaciones sobrevivientes de wichis piden entre lágrimas, como otras etnias indígenas, poder conservar su forma de cultivar, su forma cultural. Piden poder preservar su hogar, que es el monte, del que el bosque es su guardián, y donde conviven con el yaguareté, con el loro, con su historia y con sus artesanías de quebracho.

Porque diversidad ecológica significa diversidad cultural, como ya lo enseño alguna vez Edgar Morin, y todas ellas pertenecen a la madre tierra. No quieren estar encerrados, quieren aprender pero no que los eduquen, que los tengan que civilizar, porque saben que la barbarie se parece más a un mundo contaminado y corrompido que se puede ver por televisión, y al que FUNAM siempre denuncia.

Hasta ahora la película no tiene un final feliz, de esos que nos gustan a todos, salvo para unos pocos al que le interesa otro verde, cuando la hoja se transforma en papel. Entonces, que la segunda parte de este docudrama nacional sea buena, depende de que el espectador se transforme en actor, que al terminar de observar el texto del otro lado de la pantalla se convierta en un participante informado.

Porque el cumplimiento de la ley de bosques no se garantiza con la reglamentación del gobierno, sino con el involucramiento ciudadano: ese el cambio político más importante, la democracia participativa que FARN promueve. El desarrollo sustentable es una cuestión ética, no solo con las generaciones del futuro, sino con las del presente a las que el crecimiento económico no las representa, y donde la esperanza reside en la protección del monte.

Pablo Gavirati / ComAmbiental.

Ver también: Proteger el territorio

6.6.08

Cambio climático: problema mundial, ¿acción local?

El día Mundial del Medio Ambiente recuerda la fecha en la que comenzó en 1972 la Convención de Estocolmo, marco que daría lugar a la creación del Programa de las Naciones Unidas (PNUMA) para el Medio Ambiente y que instalaría definitivamente esta temática en la agenda internacional. En la actualidad, es el cambio climático el fenómeno que evidencia con mayor fuerza este desafío global, y donde todas las naciones poseen una responsabilidad común pero diferenciada.

Tanto es así que el PNUMA adoptó como lema en este 2008 el "Deja el hábito, hacia una economía libre de carbono" para hacer hincapié en las acciones cotidianas que cada uno puede adoptar para hacer su contribución a bajar la emisión de gases de efecto invernadero. En este contexto, la secretaría de Ambiente de la Nación presentó el primer calculador de la huella de carbono argentina, que mide a través de una serie de preguntas el aporte de cada uno según el transporte que utilice o el consumo de aparatos eléctricos, entre otras cosas, y trate de reducir las toneladas emitidas por año.


Huella de carbono. “El argentino promedio emite 5,71 tn de carbono al año” dice la gacetilla que elaboró la oficina gubernamental para presentar la nueva herramienta. El proceso no es tan sencillo porque implica que cada uno haga cálculos sobre su consumo pero la planilla utilizada permite conocer el resultado en forma inmediata y el ciudadano responsable puede tener conciencia de que cada acción implica un impacto, por pequeños que sean.

Por otra parte, si bien está aclarado en la sección automóviles la división por el número de pasajeros, no lo está en el caso del consumo de servicios, por lo que el mecanismo es más eficaz para averiguar la huella de una familia. Raúl Montenegro de FUNAM hizo una crítica más profunda a la secretaría de Romina Picolotti: "Difunde `huellas del carbono´ para el Día del Ambiente, no las dramáticas `huellas de la degradación´ que comprometen nuestro futuro como país".

Mala vibra. Por su parte, Perfil publicó "Picolotti quiere saber qué argentinos calientan más", un título que lo dice todo sobre su enfrentamiento con el gobierno pero poco sobre el objetivo de la herramienta. Para La Nación, ya no hay más excusas, porque "En materia climática, el `¿yo?, argentino...´ no va más" y en ella se destaca que la adaptación del calculador argentino tiene en cuenta la matriz energética del país, mejor que la de Estados Unidos por tener más energía hidroeléctrica.

Sin embargo, Greenpeace presentó sus paneles solares y advirtió, como hizo en nuestra consulta, que "Argentina cuenta con la peor matriz energética de la región ya que depende en casi un 90 por ciento de los combustibles fósiles". Así, el lema del director de Cambio Climático argentino Nazareno Castillo de "crecer desacoplando la curva de crecimiento de la de carbono" se aleja del horizonte si no se promueven las energías limpias y se da impulso a la eficiencia energética.

"¿Qué incidencia real tienen las acciones individuales?", preguntó con perspicacia un periodista de FM La Tribu a un representante de este blog. Para ComAmbiental, no solo son necesarios los cambio como consumidores, por ejemplo con el caso de las lámparas de bajo consumo, sino como ciudadanos, para realizar una participación informada que movilice la agenda política en favor del desarrollo sustentable. Otro de los reclamos que tendría que pedirse al gobierno es una diplomacia activa para que las naciones desarrolladas cumplan con los protocolos internacionales contra el calentamiento global.

En este sentido, hubo una voz optimista: "Después de las elecciones de noviembre, el rol de Estados Unidos va a cambiar radicalmente (...). Va a pasar de ser un país que arrastra los pies y se hace el tonto a ser un líder en las cuestiones que tienen que ver con el medio ambiente”, es la opinión de Osvaldo Sala, argentino que trabaja en al Universidad de Brow, recogida por Perfil. De todos modos, uno de las soluciones mencionadas, aconsejada también para el país, es polémica para algunos y preocupante para otros, los biocombustibles.

¿Y los desmontes? Es un dato de relieve, porque justamente Castillo mencionó en un artículo de Página 12 que una de las medidas adoptadas por el gobierno es la ley de biocombustibles. Ante el señalamiento de las objeciones por parte del periodista, la respuesta fue desmovilizadora: "Desde el punto de vista de la emisión directa de gases de efecto invernadero, los biocombustibles son positivos con respecto a los combustibles fósiles. Es cierto que la perspectiva es otra si se trata de seguridad alimentaria o del avance de la frontera agropecuaria".

Es tan cierto que las principales organizaciones ambientalistas denuncian que es mayor el daño que el beneficio de los agrocombustibles, y por ello es necesaria la implementación de la ley de bosques que según admitió el funcionario todavía está siendo reglamentada. "Por tercer año consecutivo la deforestación aparece como principal problema en nuestra encuesta, en relación con la expansión del cultivo de soja. Es que la sojización, ahora en la agenda pública, para los ambientalistas es un tema prioritario desde hace años", manifestó ComAmbiental en un recuadro de Página 12.

Política de Estado. "Lo ambiental debe ser un eje estructural que vaya a la economía y toda la política del país", resumió Pablo Gavirati de ComAmbiental en una videonota de Clarín digital. Por ello, como bien se puede analizar de la producción integral de La Voz del Interior, Picolotti solo puede quedarse en la expresión de deseos y la explicación del problema porque, como menciona Rafael Kopta de la Fundación Acude, hace falta "primero, decisión política", desde el más alto nivel gubernamental, para que se cumpla la Ley de Bosques.


Este es por lo tanto el mayor desafío que debe encarar el gobierno, hacer efectiva la moratoria al desmonte y fomentar el ordenamiento territorial en las provincias, por sus efectos concretos y como medida ejemplar para que todos los argentinos puedan involucrarse y hacer el cambio que está a su alcance. La matriz energética también es importante para establecer la base en la que cada argentino puede actuar, no es lo mismo consumir menos electricidad procedente de una central de carbón que los mismos KW generados en un parque eólico.

4.6.08

3º Consulta Ambiental: La deforestación sigue siendo el problema ecológico más importante de la Argentina

5 de junio - Día Mundial del Medio Ambiente. Nueve organizaciones ambientalistas del país participaron en la tercera consulta realizada por ComAmbiental. En medio del conflicto agropecuario, la demanda de frenar el monocultivo de soja se une a la necesidad de contar con una política ecológica integral.


El noventa por ciento de las organizaciones no gubernamentales consultadas por ComAmbiental volvió a considerar por tercer año consecutivo a la deforestación como la principal prioridad de la agenda socioambiental. Esto ocurre en un contexto en que el gobierno debe implementar la Ley de Bosques Nativos, que aún espera su reglamentación a pesar de haber sido sancionada en noviembre del año pasado.

“Ahora la prioridad debe centrarse en los procesos de ordenamiento territorial de los bosques en cada provincia”, afirmó Juan Carlos Villalonga, director político de Greenpeace. Sin embargo Raúl Montenegro, presidente de la Fundación para la Defensa del Ambiente (FUNAM), desconfió de que la norma pueda frenar los desmontes: “Es una ley de papel pese a sus buenas intenciones”.

El director de la Fundación Proteger, Jorge Cappato, tiene una visión amplia de las consecuencias del “boom de la soja y los agrocombustibles”, tema de gran actualidad. “Desmonte, agotamiento de los suelos, cambios en las cuencas hídricas, inundaciones y sequías, destrucción de la agricultura familiar, expulsión de población rural hacia los asentamientos pobres y ya colapsados de las grandes ciudades y, por lo tanto, más tensión social e inestabilidad política”, es la película completa.

Según Diego Moreno, director de Conservación de la Fundación Vida Silvestre, la urgencia es la “conservación de bosques y otros ecosistemas frente al avance de la frontera agropecuaria”. La Fundación Ambiente y Recursos Naturales, a través de su responsable de prensa, Federico Sangalli, resumió el objetivo a seguir: “Agricultura y ganadería sustentables, con especial atención en el ordenamiento ambiental del territorio”.

La política será ambiental o no será. “Para que el gobierno pueda tener un rumbo, debe tener que poder tomar las decisiones y no dejar que las tome el mercado”, manifestó Alejandro Yanniello, coordinador de la Asociación Ecologista Piuke. Desde su perspectiva, ejes como los agronegocios o la minería deben integrarse en un cambio profundo: “La política no debe preocuparse por el medio ambiente, la política debe ser ecológica en el siglo XXI”.

Luego de aparecer como una de las principales prioridades en el 2006 y desaparecer de la percepción el año pasado, la política ambiental resurge como un enfoque integral para el setenta por ciento de los consultados. En palabras de Elena Lucca, presidenta de la Asociación Agenda 21 Nordeste, se debe estructurar una línea política para la gestión de los recursos “basada en una ideo-logia de principios ambientales”.

“Si no fortalecemos la institucionalidad pública ambiental no podremos encarar ningún proyecto serio de ejecución de políticas”, incluyendo a los gobiernos locales, coincidió Eduardo Sosa, presidente de Oikos Red Ambiental. En el mismo sentido, Cappato considera relevante “una mayor transversalidad de lo ambiental y lo social en todas las instancias de decisiones” a la vez que una “mayor participación ciudadana informada y vinculante”.

Agua de río mezclada con mar. Las otras prioridades de las que debería ocuparse el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner están relacionadas con el agua. La minería es una actividad que la agrede en dos sentidos, por la gran extracción de este recurso escaso y por el peligro de contaminación por los residuos del cianuro, pero aún así “el mercado demanda oro para uso superfluo y debemos darle oro”, lamenta Yanniello.

La conflictividad de los megaemprendimientos mineros es para Sosa una “cuestión de dignidad”, ya que aún las empresas siguen beneficiándose con “privilegios adquiridos durante la década pasada”, a pesar de un reciente procesamiento de uno de los directivos las trasnacionales. Montenegro considera que se debería “prohibir toda nueva actividad minera metalífera y de uranio a cielo abierto en las altas cuencas hídricas” así como “revisar las autorizaciones existentes”.

“Trabajar en la conformación y funcionamiento de los comité de cuenca de todos los ríos interprovinciales”, es el objetivo que se plantea Leandro Altoaguirre, de la Asociación Alihuen. Para FARN, la “contaminación de las cuencas hídricas” debe solucionarse con una política de Estado, como lo demuestra el caso ejemplar de Matanza – Riachuelo.

La sobrepesca preocupa también a las organizaciones: es grave el caso del río Paraná, donde la sobreexplotación dirigida a la exportación está poniendo en peligro del ecosistema. Lo mismo ocurre en el océano atlántico, donde la crisis que atraviesan las ciudades portuarias debe superarse mediante la “planificación de la actividad pesquera a largo plazo, incluyendo la sustentabilidad de la actividad y del recurso”, según mencionó Moreno.

Basura, veo en tus ojos y veo. Dos de las organizaciones con sede en la Ciudad de Buenos Aires pusieron en agenda un tema que no había sido mencionado en las consultas anteriores. En palabras de Villalonga, el crecimiento de residuos “está generando una situación de colapso en el área metropolitana”, lo dice en un contexto en que el gobierno de Mauricio Macri debe responder sobre la ejecución de la Ley de Basura Cero.

¿Cambia, todo cambia?. Greenpeace y Vida Silvestre (WWF), dos de las ONGs internacionales de renombre, coincidieron en jerarquizar los problemas de la infraestructura energética del país. En vísperas del Día del Medio Ambiente, el mal uso de la mala energía (ineficiencia en el consumo de hidrocarburos) sumado a la deforestación de los bosques, genera una de los más importantes desafíos políticos de todo el mundo: el cambio climático.

..................................
ACTUALIZACIÓN: Continuar la lectura con el artículo de análisis de la consulta:
El desmonte, una película que nadie quiere volver a ver


2006: 1º Consulta Ambiental
2007: 2º Consulta Ambiental