31.5.06

Llamado a la solidaridad: Se necesita corazón ¿de oro?

No es una nota sobre la donación de órganos. Tampoco sobre cuentos de Disney. Es sobre la minería y su resignificación. ¿Para qué queremos la minería, si es que realmente la queremos? ¿Para alimentar el consumismo y el derroche? ¿A qué precio desarrollamos esa minería, promesa de progreso en el desierto? ¿Para quién es la minería? ¿Para engordar enormes corporaciones a costa del bien común, desprotegido por un sistema de valores corrompido?

Afiche del documental "Asecho a la ilusión" de Patricio Schwaneck.

Ayer, el auditorio del Anexo de la Cámara de Diputados de la Nación se colmó para ver "Asecho a la ilusión", un documental realizado por Patricio Schwaneck acerca del abuso que comete la empresa Minera La Alumbrera sobre la población de Andalgalá, Belén y Santa María en Catamarca, al mismo tiempo que contamina Santiago del Estero, Córdoba y Tucumán y dispone libremente de todo lo que extrae sin posible control efectivo del Estado.

Participaron ingenieros, ambientalistas, funcionarios, vecinos autoconvocados e interesados que se acercaron desde distintos puntos del país para conocer lo que ya saben pero fundamentalmente para hacer escuchar su voz -aunque sea en el subsuelo del oído legislativo- convocados por las diputadas Marta Maffei, Susana García y Fabiana Ríos.

El debate despertó una mezcla de angustia, bronca y repudio a la impunidad con que se "saquean" los recursos mineros y se degrada y agota el agua. Tras los cuestionamientos surgieron preguntas como: ¿Una minería sostenible es posible? ¿Qué necesitamos cambiar?

De izquierda a derecha: Urbano Cardozo (Vecinos Autoconvocados de Andalgalá), Javier Rodríguez Pardo (MACH y SEPA), Gabriela Factor y Raúl Montenegro (FUNAM).

El Dr. Raúl Montenegro, presidente de la Fundación para la defensa del Ambiente (FUNAM), puso hincapié en que la explotación minera consiste en "experimentos morfogeológicos, hídricos, químicos, ambientales y sociales". Explicó que cada emprendimiento minero es un caso único, irrepetible, en el que las condiciones socio-ambientales nunca son iguales y que la experiencia en un lugar del planeta no puede ser tomado como antecedente para otras regiones.



Además, Montenegro se centró en que la actividad minera involucra grandes pérdidas que debemos considerar a la hora de elegir este modelo de desarrollo:
1) Modificación del aspecto morfogeológico: cambia el paisaje en el lugar de extracción.
2) Destrucción de la biota: las explosiones en la montaña acaban, en segundos, con los ecosistemas semiáridos frágiles que se habían generado con gran esfuerzo evolutivo natural durante siglos.
3) Repercusión en los recursos hídricos: se utilizan grandes cantidades de agua que alteran los regímenes de los ríos, la disponibilidad del agua subterránea y la regularidad de las lluvias.
4) Contaminación, la previsible y la imprevisible: más allá de las sustancias utilizadas en los procesos mineros (como pueden ser la cal y el cianuro), "muchas sustancias que estaban inmovilizadas en las matrices geológicas quedan expuestas" lo que puede generar reacciones químicas impensadas en circunstancias naturales. Muchos de estos "cócteles químicos" no están siquiera previstos en la legislación.

El Ing. Héctor Nieva, quien conoce el caso de Bajo La Alumbrera de cerca y aparece en el documental, aportó más cuestiones legales que contribuyen al "saqueo" de los minerales y las negligencias de la empresa en materia de seguridad ambiental, cuando se trata de una zona perisísmica o sísmica, de alta probabilidad de filtraciones y otros accidentes.

La Ing. Gabriela Factor, también participante en el documental por haber elaborado una tesis sobre remediación de la contaminación causada por Minera La Alumbrera, sostuvo que la minería responsable es posible siempre que cuente con un monitoreo público y permanente, "la aceptabilidad social y el consentimiento libre, previo e informado de los hombres, mujeres e indígenas implicados".

Para graficar el concepto, Factor se refirió a su provincia, Catamarca, donde además de la minería existen otras opciones de vida que no han prosperado por falta de inversión:
-El turismo: "la provincia es, después de Nepal, el segundo lugar en el mundo con más montañas; claro que no contamos con la infraestructura para recibir turistas porque no se ha invertido en eso".
-La agricultura: muchas comunidades han subsistido gracias a esta actividad y se podría apostar a la producción de productos regionales.
-La actividad textil artesanal: basado en el conocimiento de las culturas originarias y la lana obtenida de una variedad de llamas únicas en el planeta y que lamentablemente se está desaprovechando.

Javier Rodríguez Pardo, del Movimiento Antinuclear de Chubut y de Sistemas Ecológicos Patagónicos, resaltó el valor estratégico que tuvieron los acuerdos binacionales firmados entre Argentina y Chile durante la gestión de Menem. La buenas relaciones entre ambos Estados era condición necesaria para el desembarco de las grandes mineras vinculadas al presidente Bush, interesadas en los recursos inexplotados en ambos lados de la cordillera.

Para pagar con la misma moneda, Rodríguez Pardo trajo a colación un informe elaborado por la Secretaría de Minería de los Estados Unidos tiempo atrás en el que valuaba el agua en 10 centavos el metro cúbico. Así propuso enérgicamente: "Cobrémosle el agua. Seguro que [las empresas mineras] se van a ir. Porque el agua vale más que el oro".

El intendente de Calingasta, provincia de San Juan, Adolfo Ibazeta, denunció censura y persecusión por oponerse a proyectos mineros que pugnan por instalarse en su jurisdicción. De hecho, el intendente propone una consulta popular para que sea el pueblo quien decida "Sí" o "No" a las Minas, pero el Tribunal electoral rechazó este mecanismo de participación.

"El problema minero no se soluciona sólo desde la minería -adujo la diputada Marta Maffei- Si nosotros no hacemos un país con justicia social, trabajo para todos, desarrollo, escuelas en serio, la gente va a seguir aceptando el trabajo basura y va a seguir mandando a sus hijos a comer de la basura". También denunció una desigualdad de formación, capacidad y recursos entre las grandes corporaciones y la clase política. Y aunque una minoría de legisladores comprenda y trabaje en función de mejorar esta situación "sin el clamor popular esto no va a cambiar", concluyó.

A esto, el diputado Carlos Tinnirello informó que para el 5 de junio, Día mundial del Ambiente, está organizando cortes en las rutas cercanas a Andalgalá junto a los vecinos autoconvocados y otras agrupaciones en contra de las minas. Adelantó que probablemente la Asamblea Ambiental de Gualeguaychú también se solidarice y se sume a la manifestación. "Creo que hay que salir a la calle, mostrar qué posición tiene el pueblo y los legisladores tenemos que servir a esa lucha", concluyó.

El objetivo de nombrar a los legisladores no es propagandístico sino como dijo un autoconvocado de San Carlos, Mendoza, "para comprometerlos públicamente". El cambio debe surgir en los funcionarios pero también en la ciudadanía. Es tiempo de despertar una conciencia para la sustentabilidad y cambiar el corazón de oro por uno que lata por vida.

SECCIÓN: Tierra/ Minas
Comunicación/ Política ambiental



28.5.06

El mañana es hoy (hacia una verdadera política ambiental)

El editorial de la semana

Los medios de comunicación centraron su agenda en torno al gran festejo de la Revolución de 1810, transmitieron la movilización que realizó el gobierno nacional para mostrar su poder y tantearon cuán cerca está la re-elección del presidente.

En este último sentido, el discurso de Kirchner autoelogió la recuperación económica, las modificaciones que según él hicieron más justo el aparato judicial, la quita obtenida de la deuda con el FMI, la reivindicación de la militancia de los '70 y la resignificación del "valor de la inclusión social, el valor de la equidad".

Sin embargo, nada dijo sobre su nueva política de Estado: el medio ambiente. ¿Será que no tenía qué decir? ¿Será por precaución, aguardando el fallo de La Haya como el pueblo de Gualeguaychú? ¿O será que no tenía antecedentes favorables para mencionar en sus tres años de gestión?


Quizá en coincidencia con la pluralidad que apelaba el palco presidencial, días posteriores se barajó la posibilidad de que la Secretaría de Medio Ambiente deje el Ministerio de Salud para subordinarse directamente a la Presidencia y que su gestión esté a cargo del socialista Héctor Polino tras el llamado de Aníbal Fernández.

En este contexto, la sospecha de la cooptación, aunque desmentida por el implicado, debe ser tenido en cuenta, cuando el gobierno aún no escuchó a los experimentados en el tema ambiental. Porque hablar de verdadera pluraridad significa un consenso primero en la política a seguir, luego elegir a quien lleve adelante esta política y por último darle verdadera independencia para llevarlas a cabo.

Hoy por hoy, esto es más una utopía que una irrealidad. Por el contrario, desde el ambientalismo están dispuestos a participar en la discusión. Esta semana, por ejemplo, la Fundación Vida Silvestre Argentina presentó "La situación ambiental 2005", un libro que brinda recomendaciones a las autoridades competentes, basado en una encuesta nacional y en más de 70 trabajos de unos 140 investigadores de todo el país.


Además, el Dr. Sabsay -director ejecutivo de la Fundación Ambiente y Recursos Naturales que estuvo en la presentación- adelantó que muy pronto elevará, junto a otras asociaciones ambientalistas, una serie de propuestas y pedir acciones concretas a las autoridades nacionales. Ambas organizaciones piden la creación de un ministerio de medio ambiente.

De todas formas, esto es necesario pero no suficiente. La crisis ambiental no es solo una crisis ecológica sino una crisis de civilización, como se mencionó en el Foro Mundial de Educación. Una nueva ética para la sustentabilidad debe construirse para proteger la vida presente y futura. Para ello, el cambio en la educación es fundamental, desde las instituciones y desde las actitudes individuales en la vida diaria.

El proceso abierto por el gobierno para reformar participativamente la Ley de Educación Nacional brinda la oportunidad de introducir la educación ambiental como eje transversal en todo el sistema educativo.

Para terminar, dejamos el vínculo a un interesante artículo de Mex Urtizberea en LaNacion.com donde el significado es el mismo si usted agrega a "educación" y "educar", "ambiente" y "cuidar del ambiente".

Sección: Comunicación/ Educación ambiental
Política ambiental

27.5.06

Chubut: ¿La provincia que más cuida el medio ambiente?

Figura en "La situación ambiental Argentina 2005", el libro que presentó en la última semana la Fundación Vida Silvestre: según un estudio encargado a Poliarquía Consultores, Chubut es la gestión provincial que mejor cuida el medio ambiente. Ahora la encuesta reabre un debate: ¿Qué pasa con la minería en el noroeste de esa provincia? ¿Es cierto que la plantación de bosques de pinos incentiva la construcción de pasteras?

El dato llegó a los medios nacionales (La Nación y Clarín) y ya había sido difundido por el gobierno provincial con repercusiones en los diarios provinciales y locales. Después de que Mario Das Neves recibió el premio con cobertura de la dirección de prensa de su gobierno, donde manifestó que en Chubut se habla de medio ambiente desde el jardín de infantes y se incorporó la "palabra veda" para salvaguardar el recurso pesquero, el tema volvió a imponerse.



Los proyectos mineros

Y lo hizo el propio Das Neves, quien utilizó la distinción como muestra de su compromiso, tal y como retrató Diario Jornada, y su declaración de que se tomarían medidas contra las mineras. "Acá se va a hacer lo que nunca se hizo. Lo hemos dicho en plena campaña y lo venimos ejecutando. Fundamentalmente protegemos el medio ambiente y esto fue reconocido por Vida Silvestre, una ONG absolutamente independiente que puso a Chubut a la cabeza de todos los distritos por la importancia de sus políticas ambientales", se justificó el gobernador.

Pero por otra parte Jornada, diario abiertamente promotor de la minería, que calificó o descalificó a quienes se oponen a estos emprendimientos como parte de un "trostkismo ambientalista", dice ahora que la provincia tiene un secreto plan minero sustentable que incluiría la creación de zonas intangibles entre las que estaría la de Esquel.

Desde el sitio Oro Sucio contestan la editorial de Jornada en el artículo "Ni troskos ni boludos" donde se aclara que quienes se oponen a la minería son "un colectivo multisectorial que incluye, por ejemplo, a Pastoral Social de la Diócesis de Río Negro, junto a organizaciones y comunidades mapuche, sindicales, de vecinos autoconvocados, ecologistas, estudiantiles, del ámbito de la cultura, científico, etcétera, y con las diversas pertenencias político partidarias que cada uno pueda o no tener".

El artículo va más lejos y acusa a la Fundación Vida Silvestre de no ser una organización independiente ya que tiene numerosos contactos con el gobierno de Chubut, como en el caso de la reserva Valdés, y por estar asociada al WWF (World Wide Found for Nature), entidad que apoyaría al sector minero internacional. Antes de seguir con esto, pasemos al otro tema que también causa polémica por estos días en Chubut.

¿Pasteras en Chubut?

Como habíamos anticipado ya en ComAmbiental, Lucas Chiappe, coordinador del Proyecto Lemú, advierte que la plantación de pinos ponderosa en Chubut auspiciada por el gobierno provincial es un signo de la posible llegada de pasteras. En esta semana, su carta a Rubén Manfredi, subsecretario de Recursos Naturales de Chubut, recorre la mayoría de los medios de la zona (ver Crónica y Diario de Madryn, no encontramos la noticia en Jornada).

Entre las frases destacadas figuran las siguientes:

"Lo que hoy me convoca para enviarte estas líneas es la situación desatada en torno al tema de las papeleras de Fray Bentos y que, según palabras del Vice-Gobernador pronunciadas en Epuyen: "-... movilizó al gobierno chubutense a plegarse a la convocatoria del Presidente de la Nación, en contra de dichos emprendimientos ..." .
Lo he dicho incontables veces y lo vuelvo a repetir en este momento en que la discusión está abierta a nivel nacional e internacional:



  1. Atrás de todo mega-negocio forestal como el de plantar decenas de miles de Has de pinos, sólo puede estar agazapada una papelera.
  2. Los subsidios forestales para reforestar con especies exóticas e invasoras ha sido un tremendo error que nos está llevando hacia un callejón sin salida llamado justamente: pulpa para celulosa
  3. Esos mismos subsidios que el Estado le regala a los terratenientes y que ellos usan para decir que están invirtiendo en la Patagonia, son la cara visible de un negocio que comienza con plata de todos los argentinos para terminar en su beneficio exclusivo, ya que según la Ley forestal en vigencia esos pinos ni siquiera pagarán un mínimo aforo provincial una vez que sean cosechados.
  4. Además de ser tan generosos de pagar de nuestro propio bolsillo esas forestaciones, que lejos de ser bosques, destruyen el ecosistema existente, lo que estamos fomentando es la extensión de una plaga cuyas consecuencias sepueden ver por ejemplo en toda la zona de Puerto Patriada (Lago Epuyen).
Por eso Ruben te pido que vos desde tus flamantes funciones y todos los políticos que han sido deslumbrados por la ilusión de crear una enorme riqueza forestal en nuestra provincia a través de este método, realicen una profunda autocrítica de esa política forestal, que ya ha provocado un desequilibrio irreversible en provincias antes tapizadas de bosques nativos como fue Misiones.

En consecuencia sugiero que se proceda a la suspensión inmediata de los subsidios forestales para especies invasoras, y que se arbitren los medios para que la legislatura promulgue una ley que prohiba la instalación de papeleras en nuestra provincia".


Hasta ahora no hay noticias sobre la respuesta oficial del gobierno de Das Neves ante esta carta de repercusión pública.


¿Chubut cuida al medio ambiente?

Retomemos ahora las consideraciones sobre la Fundación Vida Silvestre acerca de que apoyaría en Chubut los proyectos mineros. Por lo pronto, en su página web el último documento que habla sobre el tema se titula
"Ante la fiebre del oro", es del 2003 y después de dar una serie de consideraciones sobre los efectos contaminantes de esta actividad el artículo concluye diciendo sobre el gobierno de Chubut:

"Depende de sus autoridades que incorporen las preocupaciones de los ciudadanos de Esquel y planifiquen una estrategia de desarrollo más racional o que, como ha ocurrido en otros casos, sólo se interesen en las inversiones de corto plazo. La fiebre del oro parece, por ahora, ir en camino de transformarse en una enfermedad".

Si hoy la frase parece actual el premio dado al gobierno de Chubut parece insensato. Sin embargo, aquí van las aclaraciones que pertienentes sobre la polémica. Primero, no es que Vida Silvestre considere que la administración de Chubut sea la mejor a nivel ambiental, estos son los datos surgidos de una encuesta a los pobladores hecha por Poliarquía.

Segundo, en el caso de Chubut opinaron 175 personas de 4 ciudades: Comodoro Rivadiavia, Trelew, Puerto Madryn y Esquel. Tercero y fundamental, el reconocimiento hacia la provincia se da en el marco de una comparación con el resto del país donde, sabemos todos, es difícil encontrar una gestión provincial que sea digna en materia ambiental, por más que en Gualeguaychú y con el presidente Néstor Kirchner todos posaron para la foto.

Si la distinción que se le entregó al gobierno de Chubut es utilizada por Das Neves es un hecho separado del otro, aunque tal vez Vida Silvestre debería tomar nuevamente su posición sobre los proyectos mineros para despejar las dudas de las población. Pero lo que creo desde aquí es que la estrategia iría en pos de involucrar a los políticos en la temática ambiental y del diálogo multi sectorial.

Si Chubut tiene una buena situación ambiental, categoría en la que la provincia quedó segunda detrás de La Pampa, desde aquí me atrevería a agregar que lo es por la participación de los ciudadanos y la conducción de las ONGs ambientalistas de la provincia. En Chubut, las organizaciones ecologistas son numerosas en comparación a la población que representan y las que existen en otras provincias.

Esta es la fuerza que hay que aprovechar para que el gobierno de Das Neves no se duerma en los laureles de la encuesta y siga trabajando para que Chubut sea siempre una de las provincias más avanzadas en protección ambiental.

SECCIÓN: Tierra/ Minas. Agua/ Pasteras. Comunicación / Política Ambiental





23.5.06

Información actualizada, ¿para qué?

"La Situación Ambiental Argentina 2005" presentada por Fundación Vida Silvestre no es sólo una compilación de estudios descriptivos o interpretativos. Además incluye recomendaciones para todos los actores sociales capaces de "decidir o incidir en el uso y la gestión de los recursos naturales", como se explica en el libro.

Si bien, muchos de los datos brindados son alarmantes, el objetivo del encuentro no era apocalíptico sino más bien movilizador. "La Argentina es maravillosa", explicaba Javier Corcuera, director ejecutivo de FVSA. "Lo que queremos es que podamos cuidarla entre todos", resaltó.

Por ello, el libro trae una serie de sugerencias para que la información crítica sea constructiva. En resumen, se propone:


-Promover una distribución espacial equitativa de los recursos y servicios ambientales en todo proyecto político de desarrollo.

-Crear un Ministerio del Ambiente exclusivo, que sea independiente de otros ministerios y al mismo tiempo tenga injerencia concreta sobre ellos. Así será posible llevar adelante una agenda ambiental integrada, basada en la planificación y no sólo en la atención de conflictos.

-Diseñar e implementar planes de ordenamiento territorial participativo, urbano y rural. De este modo el plan de desarrollo tiene en cuenta la disponibilidad de los recursos actuales y futuros y los intereses de cada sector involucrado.

-Fomentar el desarrollo sustentable y equitativo a través de incentivos de todo tipo, sean económicos, impositivos, crediticios, legales, etc.

-Reforzar la educación ambiental en el sistema educativo y en la educación no formal, de manera transversal y en todos los niveles.

-Consolidar y desarrollar instituciones de investigación y monitoreo del uso y conservación de los recursos naturales, en el sector público, privado y en el Tercer Sector.

-Garantizar el acceso a la información ambiental y la participación ciudadana en estudios de impacto ambiental, gestión de recursos naturales, etc.

-Sancionar, reglamentar e implementar las leyes de presupuestos mínimos de protección ambiental.

-Perfeccionar la coordinación entre la Nación, las provincias, los municipios y el Consejo Federal de Medio Ambiente.

-Apoyar la formación y la capacitación continua de los recursos humanos en materia ambiental.

Notas relacionadas:
Daniel Sabsay: "Es necesario crear un Ministerio de Medio Ambiente" (ComAmbiental)
Problemas crónicos, síntomas agudos (IPSNoticias)
El 50% de los argentinos ve un deterioro medioambiental (La Prensa)

Sección: Comunicación/ Política Ambiental


Daniel Sabsay: "Es necesario crear un Ministerio de Medio Ambiente"

Durante la presentación del libro "La situación ambiental en Argentina 2005", el director ejecutivo de la Fundación Ambiente y Recursos Naturales (FARN), Daniel Sabsay, afirmó que "es necesario crear un Ministerio de Medio Ambiente, una verdadera autoridad nacional que confrente con las otras áreas de gobierno".

Esto más allá de la "campaña de prensa" que lo había mencionado como posible nuevo secretarío de Medio Ambiente del gobierno nacional, algo que el destacado constitucionalista desmintió categóricamente. "No puedo decir si tengo una relación buena o mala con el gobierno porque nunca la tuve", afirmó a ComAmbiental.


Sabsay fue convocado a hablar de la "contribución multi-institucional en la publicación" y destacó los valores democráticos y el pluralismo con que se realizó el libro. A su vez, remarcó que el país está pasando por un momento particular, una oportunidad para superar una cultura errónea que percibe que el desarrollo tiene un primer momento económico y luego social y ambiental.

Se trata en cambio de una trilogía que los incluya en forma superpuesta, esto está incluido en el concepto de "desarrollo sustentable" que según Sabsay afirma en su artículo del libro se equipara al "desarrollo humano" mencionado en la Constitución Nacional. "El valor de desarrollo humano hace las veces de una suerte de centro de confluencia ya que (...) es preciso que operen de manera equilibrada las consideraciones social, ambiental y económica", escribió en "La legislación ambiental argentina".

De acuerdo al director de la FARN el marco normativo es bueno pero hay un mal poder de policía. "No se vislumbra por parte del Poder Ejecutivo la voluntad de reglamentar la obra legislativa", se menciona en el libro. Por ejemplo, hay que poner a funcionar el presupuesto mínimo, tener una autoridad de cuenca competente y generar una ley nacional de evaluación de impacto ambiental.

El área de medio ambiente dejaría de estar absorvida por la temática sanitaria independizándose del Ministerio de Salud para crear uno propio. Para eso hace falta, expresó Sabsay durante la presentación una "verdadera voluntad de las cosas". Por último, dijo que tener el informe de la situación ambiental debería ser una tarea que el Estado hace todos los años, en cambio es algo que hizo con mucho esfuerzo una organización de la sociedad civil.

SECCIÓN: Comunicación / Política Ambiental

Situación Ambiental Argentina 2005, un pensar para el hacer

Una gran concurrencia estuvo presente en el acto en que la Fundación Vida Silvestre (FVSA) presentó hoy su libro "La Situación Ambiental Argentina 2005" en la Biblioteca Nacional. Más de 140 autores, representantes de unas 50 instituciones académicas, organismos públicos, empresas y ONGs, colaboraron para producir alrededor de 80 artículos que analizan los problemas ambientales del país e incluyen recomedaciones para implementar posibles políticas de Estado.


El informe está estructurado en cuatro partes: las ecorregiones, los problemas globales, la Encuesta Ambiental Argentina y las recomendaciones. El libro es el tercero de este tipo que edita Vida Silvestre: el primero se realizó en el año 1993, el segundo en el 2000 y la idea ahora es hacer un nuevo relevamiento cada 5 años: el próximo será coincidente con el bicentenario de la Argentina.



"Las regiones ecológicas o ecorregiones -concepto que desde hace tiempo utiliza FVSA- son grandes áreas, relativamente homogéneas, en las que hay diferentes comunidades naturales que tienen en común un gran número de especies y condiciones ambientales", puede leerse en la edición de este año Así, la mayor parte del libro publica investigaciones de distintas universidades del país sobre las 18 ecorregiones como los Bosques Patagónicos, la Selva Paranaense, el Mar Argentino, las Yungas y el Chaco Húmedo, entre otras.

"Diversidad biológica y diversidad intelectual"

Esas fueron las palabras inaugurales del Presidente de FVSA, Héctor Laurence, refiriéndose a la riqueza de nuestro país y a la colaboración para concretar el libro, tanto de investigadores como de funcionarios públicos, empresas, embajadas y organismos financieros internacionales.

"Queremos influir sanamente en estos temas", continuó Laurence. Defendió la supremacía de las leyes, la verdad científica y el derecho a la propiedad y la actividad privadas. Esto es lo que quedó plasmado en el inicio del libro: "Es clave que el aumento de nuestra conciencia ambiental esté acompañado por un creciente respeto por los derechos de los demás ciudadanos". En la presentación, mencionó que el derecho ambiental no debía imponerse al de circular libremente.

Con el mismo espíritu resaltó la importancia del diálogo entre los diferentes sectores, aún de los que están del "otro lado". Así se explica en el libro el auspicio de las empresas: "pese a que algunas de ellas puedan desarrollar actividades que suelen impactar directa o indirectamente sobre el ambiente, nos han dado claras señales de su vocación por participar en procesos de diálogo maduros y sinceros que generen mejoras ambientales reales en sus operaciones".


Mucho por hacer

El informe destaca algunos datos críticos, que fueron sintetizados durante la presentación por Alejandro Brown, presidente del Consejo Científico de FVSA y pueden consultarse en La situación:

  • Solo quedan 33 millones de hectáreas conservadas y por año se deforestan 250 mil en aras de expandir el terreno agropecuario a la vez presionado por la expansión urbana, comprometiendo seriamente la biodiversidad sobre todo en el norte argentino.
  • La contaminación causada por los emprendimientos mineros tiene un severo impacto sobre las fuentes de agua potable para las poblaciones cercanas.
  • Otros problemas preocupantes son la interrupción de los cursos de agua, la sobreexplotación pesquera y el comercio de fauna.

Encuesta ambiental argentina

Eduardo Fidanza, de Poliarquía Consultores, presentó la encuesta que FVSA le encargó para conocer la percepción de la situación ambiental en la opinión de la ciudadanía representada en 5 mil casos de 109 localidades del país. El estudio se hizo hace ya 10 meses, por lo que se estima que en la actualidad hay una mayor conciencia debido a "un conflicto indeseable".

Entre los números a destacar, el 46% de los argentinos consideran que la contaminación es el principal problema ambiental del país, un 46% cree que la situación ambiental empeoró en los últimos 10 años, más del 80% de la población cree que actualmente la situación es regular, mala o muy mala y el 74% aseguró que el Estado es responsable del control ambiental.

Al finalizar el acto, se hizo un reconocimiento al gobernador de Chubut, Mario Das Neves, porque su provincia finalizó segunda en la percepció medioambiental de las provincias y primera en cuanto a la evaluación de la gestión ambiental. Eso aún cuando Chubut tampoco cuenta con un ministerio de medio ambiente y todavía está en verse la negativa total del gobierno a los proyectos mineros en la zona de Esquel y Lago Puelo.

Tal vez este reconocimiento lleve a que las palabras se transformen en más hechos. Y a que toda la obra de este pensar científico impulse el hacer político.

SECCIÓN: Comunicación / Encuentros, Congresos, etc. / Ciencia y tecnología

Actualización: El libro mereció editoriales de Clarín y La Nación.

Ver artículos relacionados:
Daniel Sabsay: "Es necesario crear un Ministerio de Medio Ambiente"
Información actualizada, ¿para qué?


21.5.06

¿Política de Estado, por un ambiente sano o por la reelección?

El editorial de la semana
"La política correcta, dicen, es la que impide los problemas, no la que los soluciona". Sergio Federovisky, Página 12 del 20/5/06

Con esa cita puede justificarse la decisión del gobierno nacional de acudir al Tribunal de La Haya contra la construcción de las pasteras en Fray Bentos, de convocar a los gobernadores para firmar un acuerdo y declarar el ambiente, política de Estado en todo el país.

Pero los detractores pueden alegar con numerosos antecedentes que Argentina es viva/ piola y que quiere arruinar el plan de "desarrollo" económico de Uruguay con la "excusa" de la contaminación.

Para ganar confianza. Botnia invitó a los periodistas a ver cómo su gerente bebe el agua del desagüe de una de sus papeleras. Nelson Castro, de Perfil, aclara -más allá de la calidad de la nota- que el periodista encargado viajó con todo pago por cuenta de la empresa.

Entre tanto, el Mercosur saca sus trapitos al sol. Kirchner prepara un megaevento para el 25 de Mayo, nuevo aniversario de la Revolución. Las empresas mueven sus piezas en el tablero mediático. Funcionarios europeos se abstienen. La creatividad aflora para sabotear la indiferencia.


La ecología cobra importancia con el riesgo de ser moda banal, discurso marketinero en pos de la competitividad empresarial, nota de color que venda más noticias o discurso político que sume votos.

De hecho, Clarin.com menciona las pérdidas económicas potenciales que trae este conflicto. Los gobernadores se adhieren al compromiso ecológico de Kirchner cuando de hecho no atienden los "cromagnones ambientales" que afectan sus propias jurisdicciones (Un lector de El Independiente opina e informa y Página 12 aporta lo suyo). Incluso el gobernador de Corrientes promueve las plantas de celulosa como parte de su modelo de producción.

Si el ambiente fuese política de Estado, como escribe Federovisky:
-El Riachuelo se habría saneado, comenzando -claro- por detener su contaminación. La Defensoría del Pueblo de la Nación tiene identificadas a las empresas contaminantes pero no existe un poder de policía que ejecute el control y aplique las sanciones debidas.
-La superposición de jurisdicciones no podría ser pretexto ya que muchos problemas ambientales están circunscriptos en una sola jurisdicción. Ej: el Río Reconquista.
-No se promovería el avance de los monocultivos de soja a costa de los bosques nativos, contribuyendo a la desertificación.
-El sistema energético no dependería en un 90% de los combustibles fósiles sino que promovería energías alternativas limpias.

Si el ambiente fuese política de Estado debería abarcar muchas medidas más que plazas llenas de palabras. Debería incluir un cambio de cultura menos egocentrista, más cumplidora de las promesas y respetuosa de la vida.

Sección: Comunicación/ Política Ambiental



18.5.06

Oro que brilla para unos pocos

"El problema no es de los gringos que nos compran, sino de los argentinos que nos venden", dijo el Ing. Nieva citando a H. Irigoyen.

El ND Ateneo fue escenario del segundo encuentro Argentina ¿nuestra o ajena? El tema en debate: la Minería. Ciencia, política y experiencia se encontraron en uno y otro extremo de un ring metafórico. Los argumentos giraron en torno a la contaminación, distribución de las ganancias del sector, fuentes de trabajo digno y sustentabilidad.

De izquierda a derecha: Fernando Pino Solanas, Héctor Nieva, Eddy Lavandaio y el moderador.



El Presidente de la Asociación Geológica de Mendoza, Eddy Lavandaio, abrió el panel elogiando la actividad minera. Aunque negó hacer política, se refirió a las posibilidades de desarrollo que ofrece la minería para las provincias que quedaron "al margen del modelo agrícolo-ganadero elegido en el país desde fines del siglo XIX".

"Para algunas provincias la minería es una alternativa importante, fuente de progreso", recalcó Lavandaio. En Mendoza, aseguró, "las inversiones mineras son nuevas: se realizaron donde antes no había nada". Según su explicación, esto genera una enorme actividad consecuente: emplazamiento de una planta industrial, construcción de viviendas para los trabajadores, puesta en marcha de un sistema de servicios, capacitación para generar empleo especializado, etc.

Por el contrario, el Ingeniero de Minas, Héctor Nieva, centró su exposición en el caso de la Minera La Alumbrera, Catamarca, retratada en el documental "Asecho a una ilusión" que se exhibirá en el Congreso de la Nación.

Con ironía desenmascaró las falsas promesas de la compañía:
-Desarrollo económico ¿para quién?: No lo fue para el pueblo catamarqueño. La empresa importó todos sus insumos y equipos sin necesidad de pagar impuestos por esas compras.
-Ganancias ¿para quién?: La empresa cuenta con exenciones impositivas permitidas por ley y regalías insignificantes en relación a los volúmenes que exporta.
-¿Efecto multiplicador?: Aumentó la pobreza, la indigencia y la mortalidad infantil.
-¿5.000 puestos nuevos de trabajo?: Nunca llegó a esa cifra. De los 1.800 empleados actuales, apenas 300 deben ser catamarqueños y ninguno es gerente sino personal de baja remuneración.
-¿Seguridad ambiental?: La empresa tiene causas judiciales en contra. Más allá de la contaminación actual, no existe un plan para saber qué pasará con el dique de colas, depósito de lodo altamente tóxico, cuando la compañía se retire.

Nieva enumeró leyes, decretos y reglamentaciones que dejan grandes baches legales que vulneran los derechos del pueblo. Desde beneficios impositivos exagerados hasta mecanismos de libre disponibilidad de la explotación que permiten a las empresas eludir un efectivo contralor estatal o social.

Fernando Pino Solanas, cineasta y político, lanzó su discurso contra la corrupción, la ignorancia y la indiferencia de los políticos y contra la complicidad de los medios de comunicación. "La desinformación es funcional al saqueo de los recursos naturales", reclamó.

Cuando la participación se abrió al público surgieron gritos de nacionalización de los recursos naturales, aplausos a la política del presidente boliviano Evo Morales, apologías reprochables a la Constitución Nacional peronista de 1949 y una mejor distribución social del trabajo.

"Aclaremos una cosa", dijo al final Nieva. "La minería nunca va a tener impacto cero; puede tener el mínimo que es un impacto visual hasta el máximo que es el ataque químico. En Catamarca tenemos el peor, el ataque químico."

Por otro lado agregó Nieva: "una minería sustentable sí es posible, con mayor control y con una legislación nueva." Por ejemplo, un proyecto que no contemple ínfimas regalías sino formas de compensación.

Recomendados:
Oro sucio
Oikos Red Ambiental. Minería
Belén resiste

Más noticias en la Sección: Tierra/ Minas



16.5.06

Conocer para proteger y conciliar

Ayer comenzó Argentina ¿nuestra o ajena? Una serie de charlas-debates sobre los negocios que giran en torno a los recursos naturales, las leyes ambientales que existen pero se violan, la información que se calla y las movilizaciones que buscan defender la soberanía. (Ver Agenda Ambiental)

El primer encuentro se abocó al agua, fuente de salud y vida. Los panelistas fueron: la Dra. Nana Bevillaqua (Fundación Moreno), la Prof. Elsa Bruzzone (CEMIDA) y la Dra. Ana María Angelini (Asamblea Ambiental Ciudadana de Gualeguaychú). Las tres coincidieron en reclamar el acceso al agua como derecho inalienable y universal de todas las personas y reconocieron que la escasez de este recurso será caldo de cultivo para conflictos bélicos en el futuro cercano.

Alrededor de 200 asistentes de diferentes edades y profesiones concurrieron al auditorio en el ND Ateneo. Las exposiciones fueron contundentes y las voces se avivaron durante el debate, en un torrente de reclamos, denuncias, propuestas, inquietudes y aplausos nacionalistas.


Lo que quedó flotando

De acuerdo con Bruzzone, para el año 2025 la población mundial ascenderá a 8.000 millones de habitantes, de los cuales 7.000 millones no tendrán acceso a agua segura. "Sobrevivirán los más fuertes, los que resistan o tengan medios para resistir a la contaminación", recalcó.

El agua es fundamental para la vida. Quien tenga el control sobre ella, tendrá el control sobre la vida y la muerte de los demás. "No por nada, un informe del Pentágono sugiere el control militar norteamericano sobre el agua en el planeta para asegurarse el abastecimiento para su pueblo -por supuesto" (Bruzzone).

América Latina y el Caribe tienen el 12% de la población mundial y el 47% de los recursos hídricos del planeta. Esta gran reserva de agua está en riesgo ya que en la mayoría de los países de este continente es explorada, administrada o controlada por empresas multinacionales de EE.UU. o Europa o por el Banco Mundial -que son lo mismo.

El Acuífero Guaraní, considerado uno de los reservorios con la mejor calidad de agua en el mundo, estuvo bajo estudio de las universidades nacionales de los países que abarca: Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay. Sin embargo, a partir de 1994, por falta de presupuesto pasó a manos del Banco Mundial. Esta entidad -según repitió Bruzzone- "es la que dice qué explorar, cuándo y cómo" y los conocimientos "estratégicos" quedan a su entera disposición. Por ello, Bruzzone reconoció el esfuerzo de los gobernadores de los Estados sureños de Brasil por apropiarse nuevamente de la utilización racional del acuífero y su investigación.

¿Qué pasa si un recurso natural es declarado Patrimonio de la humanidad o recibe algún status internacional similar? ¿Existe la posibilidad de perder soberanía? Preguntó un asistente. Bruzzone respondió. Esas figuras legales sirven para conservar monumentos de valor histórico o cultural, pero si se trata de recursos naturales pueden desalojar a la población originaria con la excusa de que amenzan su preservación como sucede actualmente con los pescadores de las Islas Galápagos (Ecuador) y los pobladores de Tilcara en nuestra Quebrada de Humahuaca.

También se habló de la estatización de Aguas Argentinas, "el monopolio más grande del mundo, con 11 millones de usuarios", resaltó Bevillaqua, Ex adjunta del Defensor del Pueblo de la Nación. La empresa comandada por el grupo Suez cometió graves irregularidades: desde incumplimientos con las inversiones previstas hasta manejos irresponsables de los recursos hídricos que provocaron la contaminación con nitratos, el ascenso de napas y el riesgo sanitario consecuente, en zonas ecológica y socialmente vulnerables.

Ahora, la empresa quedó conformada por un 90% de acciones intransferibles del Estado y 10% de los obreros. La dirección quedó a cargo del Sindicato, paradójica y peligrosamente integrado por los mismos que participaron de la privatización de Obras Sanitarias.

Con respecto al conflicto de las pasteras de Fray Bentos, anunciaron las manifestaciones frente a las embajadas de España y Finlandia que realizarán mañana. "Hasta que las chimeneas no estén funcionando, no es tarde para reclamar -respondió Angelini a un participante. Y agregó: "Todo el pueblo de Gualeguaychú elegió un modelo social, un estilo de vida contrario a las plantas de celulosa. No las queremos y seguiremos hasta las últimas consecuencias para que no se instalen allí".

¿Qué modelo elegimos los argentinos? ¿El medio ambiente será en verdad política de estado? ¿Comenzaremos a formar de una vez por todas una conciencia ambiental? ¿Cuándo aprenderemos que ensuciar la vereda del vecino es ensuciar nuestro propio entorno y el de nuestros hijos?


Sección: Agua/ Recurso Agua

14.5.06

Entre lo ambiental y lo económico: PERFIL de un diario con dos caras

Editorial de la semana

Hoy el diario Perfil publicó la mejor nota sobre la temática ambiental en lo que va del año. La escribió Jorge Lanata, que desde el conflicto de las papeleras encontró una veta nueva para juzgar al gobierno. Allí no solo incorporó elementos de análisis ecológicos como los bosques, la utilización del papel y las otras fábricas del país sino que extendió la crítica a temas como la minería de oro y la soja transgénica. Sin embargo, en la misma edición la sección económica se dedicó justamente a alabar el oro y la soja.

Ya había pasado otra vez con el artículo "¿Salvación o desastre?" de Lanata del domingo 22 de enero. Como lo notó un lector en la siguiente edición, en una nota del mismo día la sección económica publicó datos distintos sobre la cantidad de años que le quedan a Argentina de petróleo y gas que uno de los periodistas estrella de Perfil.

Nelson Castro respondió en el correo de lectores con una toma de yudo diciendo que eso era muestra de la apertura del diario e implícitamente se justificó ya que el otro periodista que el diario muestra en sus publicidades propone una solución técnica a la controversia que el diario no parecería cumplir. Ni siquiera cubrió la nota del panel sobre las pasteras del que el médico fue moderador en la Feria del Libro.

Pero el desencuentro fue mayor cuando el 23 de abril la sección ciencia publicó un tendencioso informe "El mundo declaró superada la tragedia nuclear y redobla su apuesta por la energía atómica", cuando otros diarios habían mantenido una mayor imparcialidad sobre el tema. Lanata había escrito en su primer subtítulo, "Una estupidez atómica", que "accidentes de envergadura, como los de Three Miles Island (EEUU) y Chernobyl (Rusia) han ido señalado los peligros potenciales -y reales- de la fisión nuclear".



El artículo de hoy vuelve a la pregunta que resonó varias veces en los medios: "Por casa, ¿cómo andamos?". También la hicieron, entre otros, Martín Prieto de Greenpeace y Sergio Rinaldi del Taller Ecologista. Es también lo que permite notas de investigación como la de hoy en el suplemento "el Observador" sobre la contaminación en Jáuregui.

Lanata escribe irónicamente sobre el gobierno "Ahora somos ambientalistas" y critica que "el doble estándar" que el presidente denunció en los países del Norte es el que se parece aplicar en Argentina, donde todavía no se reglamentó correctamente el artículo 41 de la Constitución que establece los principios ambientales básicos.

Claro, para intentar ir un poco más allá, podríamos nosotros también preguntarnos: ¿Lanata era ambientalista antes de Gualeguaychú". No es una crítica: bienvenido sea. Pero a veces ver la paja en el ojo ajeno no deja ver la responsabilidad del periodismo sobre la temática del medio ambiente.

"Está buenísimo que en nuestro país, donde siempre hacemos cosas por algo concreto, alguna vez peleemos por algo abstracto. Este tema no hubiese existido si no fuera por Gualeguaychú", la reflexión del periodista en Radio Máxima de Gualeguaychú que publicó El Miércoles Digital parece corresponden tanto al Estado como a los medios de Comunciación Social.

Dicho esto el artículo de Lanata con colaboración de Romina Manguel y Lucina Geuna tiene varios aciertos, de los que ComAmbiental venía pidiendo ya desde febrero de este año. Lo principal: ver en qué se utiliza el papel, y descubrir que "más del 40% se usa para envolver y más del 25% para folletería y publicidad". O sea, consumismo al cuadrado, porque el papel se sobreutiliza para hacer más llamativo el producto y así sobreextender el consumo.

El oro de la discordia

Pero tal vez el subtítulo más interesante sea el de "La quimera del oro", donde se expresa que "la búsqueda de oro encabeza el top forty de la contaminación" y denuncia que "el gobierno K, a través del decreto 759/05, estableció la libre disponibilidad de divisas por las exportaciones del rubro minero".

¿Qué hay de malo en esto? Nada, todo lo contrario. Todo lo contrario se escribió en la sección economía: "La fiebre del oro hace crecer las exportaciones por encima de la carne" escribieron "D.C." (¿Daniel Cayon?) y "A.A." (¿Agustín Álvarez?), donde se le da las voz a los empresarios, se pone un mapa de "La búsqueda del tesoro" y se publica una entrevista a un representante de Barrick Gold titulado "Mantener las reglas para poder crecer".

Otro dato es la comparación con las exportaciones de carne, y la de soja. "Alter soja" dice un subtítulo. Para seguir con el paralelismo, Lanata la llama "oro verde" pero agrega que el cultivo "produce la pérdida de 500.000 hectáreas de bosque cada año. No dice nada sobre el riesgo de los transgénicos pero quedará en el tintero, como otros temas que solo menciona la nota: uranio en Ezeiza, contaminación en Dock Sud y Villa Domínico, etcétera.

Mientras tanto, fuera de todo discurso, lo cierto es que Patagonia Gold Plc quiere explotar un yacimiento en Huemules, a metros del Parque Nacional Los Alerces de Chubut y la ciudad de Esquel (pionera en la lucha contra las mineras transnacionales) y que Pacific Rim Mining Corporation realiza exploraciones un poco más al norte cerca de Lago Puelo.

Mientras los vecinos siguen autoconvocados en el No a la Mina, y hoy la asamblea habría decidido, según se adelantó en "Semanario 1030", realizar jornadas de protesta en el Día del Medio Ambiente. Tal vez sea un buena época para que las palabras se transformen en hechos. De parte del gobierno, y por qué no de los medios, creando y fomentando el periodismo ambiental.

SECCIÓN: Política Ambiental
Periodismo Ambiental
Minas

¿Política ambiental de estado?: La opinión de Sergio Rinaldi

En este breve artículo presentamos la opinión del periodista ambiental Sergio Rinaldi volcada durante una entrevista más extensa que ComAmbiental le realizó vía mail. Aquí las denuncias sobre la hipocresía del gobernador de Santa Fe, Jorge Obeid, que firmó el acta de siete puntos sobre la política ambiental pero arregló un acuerdo con la empresa Cargill.

Hay muchas lecturas sobre lel acto del presidente Néstor Kirchner en Gualeguaychú. Por un lado, el acuerdo que el presidente les hizo firmar a los gobernadores, de siete puntos, no es más que lo mismo de siempre: promesas sobre qué haremos, promesas sobre el bidet.

Firmarán esto o lo otro pero en realidad nada hacen. Si por lo menos se dedicaran a respetar el artículo 41 de la Constitución Nacional, con solo eso, sería importantisimo. El artículo 41 ya de por si lo violaron con el acuerdo nuclear con Australia.

Por otro lado, a los gobernadores que firmaron el acuerdo, les cabe la pregunta, "¿y por casa, como andamos ?". Muchos de ellos violan permanentemente lo que firmaron. Por ejemplo, la aprobación del estudio de impacto ambiental de la empresa Cargill en la ciudad de Villa Gobernador Gálvez, al sur y pegadito a Rosario.

Por solo esto, "Taller Ecologista" a llevado a la justicia al Secretario de Medio Ambiente, que justamente puso en funciones el gobernador Jorge Obeid, uno de los que ha firmado el acuerdo.

¿Puede este presidente volverse ambientalista de golpe, solo por Gualeguaychú? No lo creo. Solo con su política energética, por dar un ejemplo, demuestra que para él lo importante no es el medio ambiente. No solo elevando de rango a la Secretaría de Ambiente haremos algo por él. Hay que ver a quién se pone en ese puesto, y cuáles son las políticas ambientales a seguir.

Ver la entrevista al periodista ambiental Sergio Rinaldi aquí

13.5.06

Entrevista a Sergio Rinaldi: Las raíces rosarinas del periodismo ambiental

El periodista acostumbrado a contar por radio sus notas sobre el desmonte, la contaminación y los residuos contesta con paciencia nuestras preguntas y se pone colorado si se lo nombra como lo que es: uno de los precursores del periodismo ambiental en la Argentina. Aún así inaugura nuestro ciclo de entrevistas a especialistas del tema y dice: "En la carrera de periodismo era como un bicho raro".

Nació un 22 de julio de 1960 y desde 1984 está trabajando en lo que hoy conocemos como "periodismo ambiental". Llegó a la radio como militante del Taller Ecologista de Rosario, ONG de la que es uno de los coordinadores, para encontrar en el periodismo una vocación en la que canalizar la otra: cuando empezó sus estudios en el Instituto General San Martin Nº 18 ya trabajaba como columnista en RADIO DOS.

En su carrera profesional cubrió, entre otras actividades, la cumbre de la Tierra de "Río 92", que una vez señaló como el inicio formal de la especialidad mediante el Tratado sobre Comunicación, Información, Medios y Redes que se preparó en la Reunión Internacional de Periodistas sobre Medio Ambiente y Desarrollo.



Hace 13 años que dirige el "Ciclo de Ecología" Cine- Video- Debate que se realiza todos los lunes durante 9 meses con un promedio de asistentes de 100 personas. Trabajó también en la televisión local y tuvo programas propios en FMs de la ciudad. Actualmente, trabaja en el programa "Locos por la Radio" de LT8 Radio Rosario.

-¿Cómo llegó al periodismo ambiental?
-Estoy en esto desde hace 22 años. Me recibí de periodista sabiendo que quería trabajar en "periodismo ambiental". De hecho, cuando me decidí a estudiar la carrera, ya tenía tres años de columnista en radios AM de Rosario. Fui a la radio primero como miembro de una ONG para hablar de temas ambientales, y me termine recibiendo para seguir trabajando como periodista especializado en estos temas.
Siempre me interesó la cuestión ambiental, desde mi adolescencia, y el hecho de militar en ONGs ambientales me llevó a que esto fuera parte de mi vida, buscando canalizarlo en la profesión que elegí, o sea, el periodismo, transformándome en "periodista ambiental" cuando nadie lo hacía, por lo menos en Rosario.

-¿Qué comentarios recibía de sus compañeros de estudio?
-Los comentarios que recuerdo eran, la gran mayoría, de sorpresa. Y muchos de "qué cosa rara". Estamos hablando de mediados de la década del 80, cuando la democracia nos regalaba sus primeros aires perfumados. En la carrera, era medio como un bicho raro.

-Teniendo en cuenta la falta de formación académica que hay para esta especialidad: ¿Participar en una ONG es un medio para llegar al periodismo ambiental?
-Sí, diría que el hecho de participar en ONGs ambientales fue lo que me marcó para estudiar con el objetivo de apuntar a esta especialidad. Obviamente esa inclinación la producía yo, ya que no existía.

-¿Cómo es la relación entre ONGs y periodistas ambientales? ¿Debe conservarse cierta distancia entre ambos?
-En mi caso, difundo la voz de las ONGs. Siempre lo hice, son las que menos oportunidades tienen de expresarse. Siempre trato, con humildad, de dar voz a los que no tienen voz. No soy para nada objetivo.

-¿Cree que existe alguna diferencia entre el periodismo ambiental y el periodismo a secas?
-En principio no veo que puedan existir diferencias. Somos todos periodistas.

-¿Y una persona formada en ciencias puede luego especializarse y ser también un periodista ambiental?
-No creo que haya inconvenientes en que una persona formada en ciencias o carreras relacionadas con lo ambiental pueda luego especializarse en periodismo y convertirse en periodista ambiental.

-¿Qué le recomendaría entonces a un joven periodista que quiera especializarse en medio ambiente?
-Lo más importante es que conozca la historia del ambientalismo en el país, el orígen de los problemas ambientales, la historia de la ONGs que trabajan estos temas y su relación con esos temas.

Sobre cómo superar la falta de instancias formativas de esta especialización, creo que la mejor forma es con trabajo y compromiso para con esos temas. El plus que nos da la militancia es importantisimo pero comprendo que no todos los periodistas militan en ONGs ambientalistas.

-¿Cree que el periodismo ambiental ha logrado fomentar en la opinión pública la conciencia sobre la problemática que trata?
-Creo que sí, la opinión pública tiene presente la problematica ambiental.

Sin embargo, los periodistas ambientales no tienen fuerza dentro de las redacciones o los estudios. Como periodista ambiental especializado soy el único en Rosario, parece incríble, pero es real. Conozco muchos periodistas en la Argentina que ahora hacen lo mismo pero hace 22 años atrás estaba bastante solo, así que fueron duros los comienzos en los medios para ganarse un lugar.

Aún así, creo que seguimos estando en la posición de bicho raro, que creo se da fundamentalmente, porque nuestra especialidad apenas tiene pocos años encima comparandolas con las otras más viejas, como la de periodista político o general, y de espectaculos o deportes.

-¿Cuáles son los temas que más le gustó cubrir?
-Uno de los temas que mas me impactaron y me gusto cubrír periodisticamente fueron la lucha del pueblo patagonico en contra del basurero nuclear y la lucha de los pueblos por la no construcción de varias represas en nuestro litoral, entre otros.

-¿Qué temás son importantes en la actualidad y cuál es el papel del periodismo ambiental en el futuro?
-Creo hay muchos temas y sería injusto nombrar unos pocos. Pero van algunos: desmonte, contaminación de aguas, residuos en general y mil etceteras. Si algunos temas hoy no ocupan lugar en los medios, es porque esos medios tienen intereses para que esos temas no se hablen, entre otras múltiples razones.

El papel del periodismo ambiental, como de todo periodista, es hacer todo lo posible en difundir esos temas. Siempre con la verdad, la nuestra, con humildad pero sin suicidarse.
El futuro del periodismo ambiental, lo veo muy bien.

Foto: Fundación Orca

Vea mañana más declaraciones de Sergio Rinaldi sobre las pasteras y la promesa del gobierno de incorporar al medio ambiente como política de Estado.

SECCIÓN: Comunicación / Periodismo Ambiental

12.5.06

El Carnaval de Gualeguaychú en defensa de las bellezas naturales

Una original protesta recorre las páginas de todo el mundo. Evangelina Carrozzo, reina del Carnaval de Gualeguaychú, se paseó con un vestido digno de una comparsa durante la IV Cumbre de la Unión Europea, América latina y el Caribe que se desarrolla en Viena levantando un cartel en el que se leía "Basta de Papeleras contaminantes" junto a las banderas de Argentina y Uruguay y el logotipo de Greenpeace.

Así, una "belleza natural" salió a la defensa de otra: la ribera del Río Uruguay, y también de un estilo de vida alegre, en armonía con el medio que es además atractivo turístico, como lo es el mismo carnaval. Todo esto es lo que contiene la lucha de la Asamblea Ambiental de Gualeguaychú en sus manifestaciones.

Evangelina se inflitró en la conferencia con credencial de prensa gestionado por Greenpeace, organización que ideó la protesta en consecuencia con su estrategia mediática de alto impacto para traer la atención a los problemas ambientales y que pide la eliminación del cloro en el proceso de producción de celulosa.

Para La Nación el acto causó incomodidad en el presidente Néstor Kirchner mientras que Clarín destacó los dichos de un ministro uruguayo al que le gustó la picardía y la calificó de "maravillosa". Por su parte, en Radio Mitre la chica dijo estar orgullosa de representar a su pueblo y en diálgo con el gobernador Jorge Busti, nervioso, escuchó sus felicitaciones "por la valentía".

Foto: Greenpeace

SECCIÓN: Agua / Pasteras

10.5.06

Despleguemos las alas

Son de aquí y de allá. Libres, como el viento, en el viento.

Son la evolución que transita en otra gravedad -evitemos decir "desafía la gravedad", porque no todo debe medirse en términos de los humanos.

Son uno de los seres más capaces para estar en comunión con el cielo, la tierra, los ríos y el mar.

Son viajantes por naturaleza. Metáfora de la búsqueda de un horizonte más acogedor, y al mismo tiempo, demostración concreta de que el mejor lugar ES mientras están con los suyos.

Espíritus incansables. Poemas en trinos y plumas. Símbolos de que el planeta es un único hogar.

Nuestro homenaje en el Día Internacional de las Aves Migratorias.

Vínculos recomendados sobre aves silvestres en la Argentina:
Aves Argentinas
Eco2site
Fundación Vida Silvestre Argentina

Foto: El ratón de biblioteca

SECCIÓN: Aire/ Aves

Gripe Aviar: para no entrar en pánico y prevenir

¿La Gripe Aviar llegará a América? Tal vez. ¿Las migraciones de las aves pueden diseminar el virus en una pandemia mundial? Tal vez. Aciertos, recomendaciones y alertas para disipar dudas y tomar medidas precautorias.

La gripe aviar es una enfermedad muy común entre las aves conocida desde hace más de un siglo, sin riesgo de muerte. Sin embargo, desde 1997 se ha detectado una mutación del virus (H5N1) que la tornó en una enfermedad fulminante para los plumíferos, y a partir de 2003 aparecieron casos de transmisión a humanos y otros animales.

Según un clarificador informe de Aves Argentinas, el contagio de ave a persona es poco probable: el ser humano debería estar en contacto próximo y continuo con aves enfermas, vivas o muertas, con sus excrementos o secreciones.

Por lo que atañe al contagio de persona a persona, sólo hubo un caso en el mundo y para que se transforme en un alerta, el virus debería mutar con el virus de la gripe humana (que ojalá no suceda).

Sí hubo casos de aves silvestres que murieron por la enfermedad pero sólo en lugares cercanos a los focos de infección. Así se estima que se contagiaron de aves de corral enfermas, por contacto o por compartir el agua o el suelo ya contaminados con las heces de éstas.

Todo hace suponer que la infección surgió en las aves de corral. GRAIN publicó un documento que acusa directamente a las grandes industrias avícolas, donde el hacinamiento y la producción masiva predispondrían el contagio de las aves.

Además, sostiene que la difusión en el planeta no sería tanto a través de las aves migratorias como a través del circuito comercial (legal o ilegal) de las aves de jaula, de los productos avícolas y de los derivados como las heces utilizadas como fertilizantes.

No existen vacunas para prevenir pero sí un medicamento de eficacia comprobada para tratar la enfermedad. Sin embargo hubo casos en que el virus mostró resistencia.

Por lo pronto, las recomendaciones son:

  • Desinfectar maquinarias, calzados, ropa o cualquier instrumento que haya estado en contacto con las aves vivas o muertas
  • Higienizar y cocinar bien los productos avícolas antes de ingerirlos (pollos, pavos, huevos, etc.)
  • Controlar el comercio de productos avícolas y de aves de jaula
  • Evitar, en lo posible, la utilización de los excrementos como fertilizantes, cuando provienen de zonas donde el virus se hizo presente
  • Vacunarse contra la gripe humana sólo cuándo el médico lo sugiera

SECCIÓN: Aire/ Aves


7.5.06

El efecto Papeleras y la política ambiental

El editorial de la semana

Ya hablamos de los aspectos positivos y negativos que podrían tener el "efecto papeleras". Semanas después, la interrogación puesta en el condicional del verbo sigue en pie pero su fuerza es mucho mayor.

¿Qué se impondrá: el efecto mediático de una controversia que el poder -el político pero también el de los medios- utiliza para contentar a la opinión pública -votos y rating- o el efecto constructivo de una concienciación sincera sobre la problemática ambiental de toda la región -la mesopotamia, el país, América latina- que tranforma la preocupación en una política ambiental activa?

"Lo que yo pediría son hechos más que palabras. Si verdaderamente se logra una estrategia nacional, se aplican las normas ambientales y se realiza la evaluación de impacto también a las obras públicas podríamos pasar de la teoría a la realidad. Los hechos dirán si el gobierno tiene razón o no", afirmó María Eugenia Di Paola al ser consultada por ComAmbiental luego de la conferencia sobre las papeleras en la Feria del Libro.

Es lo que escribimos luego de la promesa del presidente Néstor Kirchner en el acto en Gualeguaychú, "Debemos incorporar la dimensión ambiental en todos los niveles de gobierno", pre-acto de Mayo el 25 en la Plaza. Es también lo que pidió Greenpeace en una solicitada que publicó hoy Perfil y que según ambos no publicaron los otros diarios porque "afecta la investidura presidencial". Es lo que toda la opinión pública debería pedir.

Para empezar por lo importante y no por lo urgente el panel de "Educación y Ambiente" del Foro Mundial de Educación que terminó ayer en Buenos Aires propuso una serie de valores que deberían estar presentes en una política de educación ambiental hoy inexistente. Y para volver a repetirlo, en el mismo sentido hace falta un mayor compromiso del periodismo para que una parte suya se haga ambiental.

Para empezar por lo urgente y no por lo importante diversas voces porteñas vuelven hoy la mirada al río que es sinónimo de contaminación y abandono del Estado en las temáticas ambientales: el Riachuelo todavía espera. Por supuesto que hay más: política energética sustentable, control o cierre de las empresas mineras, política de bioseguridad que regule los transgénicos, etcétera, etcétera y etcétera. Y a cada etcétera le corresponden varios gobernadores que acompañaron a Kircher en Gualeguaychú para decir "sí, ecología".

¿Qué pueden esperar quienes se preocupan y ocupan por y del medio ambiente desde antes del Efecto Papeleras? Uniendo ambos extremos, al meno ahora se utiliza al ambiente para hacer política. Lo hicieron el viernes, lo hace Mauricio Macri con el Riachuelo. Habrá más riesgos pero también más oportunidades. Puede ser la puerta de entrada a la política nacional para las ONGs comprometidas con el medio.

Porque está en juego mucho más, como bien ilustró Enrique Noailles en el suplemento Enfoques de La Nación: "hay que recordar el mandato de Bacon de torturar a la naturaleza hasta arrancarle sus secretos. Este programa no sólo se viene cumpliendo, sino que ha sido sofisticado hasta el extremo, hasta tal punto que ya no nos interesa hacerla confesar, sino reprogramar genéticamente su sistema operativo. Es decir, hacerle decir lo que queremos que diga, o que calle para siempre".

Por eso en las papeleras y en cualquier otro conflicto ambiental no es posible una "solución técnica" de buenas a primeras. No debe hablar solo la ciencia, sino también la filosofía, los estudios sociales, la política, las ONGs y por qué no el arte. Se trata de una nueva cultura ecológica en el buen sentido, otra relación con la naturaleza.

Para que las cosas empiecen a cambiar, "trabajo digno" debe convertirse en sinónimo no solo de buenos ingresos económicos sino de buena calidad ambiental. Porque sino pasa como en el Riachuelo, donde la pobreza se confunde con la insalubridad. O como con la minería que hoy no puede festejar su día porque la explotan transnacionales en provincias donde ecología es una palabra y no una acción, donde unos se llevan el oro y los pobladores se quedan con la contaminación.

SECCIÓN: Comunicación / Política Ambiental

El medio ambiente en el Foro Mundial de Educación '06

En el 2º Foro Mundial de Educación ¿por qué fue necesario una conferencia titulada "Educación y Medio Ambiente"? ¿Qué implicancias tiene la "y" al unir ambas palabras? ¿Cuáles son las experiencias recogidas en la Argentina? Universidad, sindicalismo, formación docente y movimientos sociales respondieron estas preguntas al tiempo que abrieron nuevos signos de interrogación.

"El problema no es entre el hombre y la naturaleza, o entre el desarrollo y la naturaleza. Ya lo dijo el poeta Martí en 1898, 'el problema es entre los conocimientos que nos sirven y la naturaleza", decía el profesor Carlos Galano en el micrófono.

Dentro de una carpa blanca, emblema de la lucha docente en la Argentina, el panel de "Educación y Medio Ambiente" brindó ejemplos concretos de cómo fomentar una educación ambiental para tomar conciencia y defender nuestra soberanía, nuestra libertad de elegir, nuestro derecho a la salud y a un ambiente sano.

Carlos Galano, profesor universitario y docente de la carrera que ofrecen CTERA-U. Comahue, cautivó al público con sus metáforas apasionadas por la naturaleza y su pensamiento holístico. Demostró que no se trata de una cuestión sobre ecología o medio ambiente como objetos externos a nosotros.

En explícita oposición al neoliberalismo y sus "promesas de desarrollismo", proclamó: "No queremos el programa de Educación para el Desarrollo Sostenible que propone la UNESCO, ni creemos en lo que se da por llamar ahora 'Desarrollo sustentable'. Esto se trata de un compromiso emancipatorio latinoamericano".


Jorge Cuello -estudiante de Derecho (UBA), miembro de la Federación Universitaria Argentina y colaborador de la Asociación Conciencia- mostró un video producido junto con sus compañeros. El film da a luz los diferentes intereses económicos y políticos que acechan Latinoamérica, una de las principales reservas de recursos naturales del planeta.

"Esta fue la manera que encontramos - agregó Cuello- para contribuir a la concientización". Junto a su equipo exhibe la película en escuelas, universidades, centros comunitarios y cualquier otro ámbito de educación formal o no formal.

Laura Lonati, Coordinadora del Área de Salud del Movimiento Barrios de Pie Argentina, habló de "alfabetización en salud ambiental". Es que en muchos casos la pobreza está íntimamente relacionada con la marginalidad y los pobres quedan excluidos del sistema de atención primaria, pero sobre todo de los mecanismos de prevención.

Tras un relevamiento de las necesidades, las costumbres y otras características contextuales de los barrios marginales, diseñaron un programa de salud comunitaria y medio ambiente. Unas 450 mujeres pertenecientes a dichos barrios -la mayoría madres, jóvenes o adultas- tomaron la posta para promover hábitos saludables, realizar el seguimiento nutricional de los chicos y buscar acciones concretas de saneamiento.

Por su parte, Guillermo Priotto brindó un panorama de la capacitación que ofrece la CTERA, en convenio con la Universidad de Comahue, en materia de Educación Ambiental. Enfatizó que la educación y el medio ambiente conforman el eje central para la sustentabilidad, meta que -según justificó- no sería posible alcanzar sin sindicalismo y movilización.

Los aplausos cerraron el panel y abrieron las puertas a la participación del público. Así quedó marcada la necesidad de cambiar desde lo actitudinal, de enseñar con el ejemplo y de tencontrar otra forma de buscar la felicidad no tan consumista.

Surgió la necesidad de cambiar la cosmovisión fragmentada e integrar todos los contenidos escolares. De que la escuela participe más en las cuestiones de su comunidad, que brinde un espacio para el debate y la reflexión, que no tenga miedo de hablar de política en sus aulas y sobre todo que la escuela "salga a la calle".

Porque como recalcó Galano "la crisis ambiental no es una crisis económica, que lo es; no es una crisis de las relaciones internacionales, que lo es. Es una crisis de la civilización".

SECCIÓN: Comunicación/ Educación Ambiental

6.5.06

Las Papeleras entre los libros, la ciencia y los ciudadanos

La controversia por las pasteras llegó hoy a la Feria del Libro durante la conferencia "Las papeleras en la mira" organizada por la Fundación El Libro. ¿Las pasteras contaminan? ¿Cuál es la eficacia de un estudio de impacto ambiental? ¿Cuál es el rol de la ciencia y de los ciudadanos? Estas preguntas y algunas otras en el debate de cuatro panelistas bajo la coordinación del periodista Nelson Castro.

El primero en hablar fue Mario Féliz, mejor conocido en Uruguay como el científico argentino a favor de las pasteras, quien defendió su posición recalcando que la industria papelera es hoy una "actividad sustentable, la más amigable con el medio ambiente" ya que el método de dióxido de
cloro no solamente no contamina sino que tampoco tiene olor a huevo podrido.

Así, la palabra de este profesor de química inorgánica de la Universidad Nacional de La Plata se contradijo con lo que había expresado Jorge Etcharrán, químico de la Universidad Tecnológica Nacional, en el primer foro realizado por el Instituto de Geografía de la UBA: las pasteras tienen un alto impacto, mucho más cuando hay altos volúmenes, y sus gases azufrados generan el olor que nadie quiere sufrir en sus propias narices.



En una frase no muy feliz y que sería reprochada por el público, Féliz dijo que nos habíamos metido en un "merequetengue" en el que hay "gente equivocada que no se puede cambiar". Agregó que hubo un acuerdo legal entre Argentina y Uruguay y leyó las líneas del documento del Banco Mundial que menciona que no hay motivos para prever una catástrofe ambiental.

María Eugenia Di Paola, directora del área de investigación y capacitación de la Fundación Ambiente y Recursos Naturales (FARN), le contestó al decir que no hubo tal acuerdo bilateral (para solucionar el diferendo) porque Uruguay tomó la decisión sin consultar a Argentina. Agregó que es urgente hacer un estudio de impacto ambiental, social y económico en el que es imprescindible la instancia de participación ciudadana. (Ver al final del artículo aclaraciones de Di Paola al respecto).

Por otra parte, mencionó que aunque no exista una catástrofe eso no significa que no haya daños y recomendó leer y considerar todo el estudio. Al ser consultada por ComAmbiental sobre si es posible una "solución técnica" o se trata de una decisión ciudadana explicó que no hay que ponerlos como contrarios sino que una cosa complementa a la otra: debe haber "insumos técnicos para el proceso de toma de decisiones".

En el mismo sentido opinió Claudio Daniele, ecólogo de la UBA, quien argumentó que realizar un estudio de impacto ambiental es una tarea compleja y conflictiva incluso entre los distintos científicos que participan ya que deben considerarse relaciones entre la naturaleza, la sociedad, la economía y la política.

Un estudio de estas características es "hacer futurología, un modelo conceptual", luego habrá una instancia de audiencia pública y es la autoridad política quien decide. En su opinión, la Comisión Administradora del Río Uruguay (CARU) sería la más idónea pero en la actualidad no está trabajando porque se disolvió con la efervecencia del debate entre ambos países.

El estudio de impacto ambiental, entonces, trata de predecir comportamientos de gases y efluentes en el funcionamiento de la atmósfera y los ríos. Por eso según Daniele él no podría resolver el asunto como tampoco afirmar, por ejemplo, si los olores van a llegar o no a Gualeguaychú. Su actitud precavida contrastó con la seguridad de Féliz quien nunca dudó de que las plantas no vayan a contaminar.

Representando a la ciudadanía participó Marta Rodríguez Santamaría quien trató de establecer la diferencia de percepción del conflicto en Buenos Aires y Gualeguaychú. En ese pueblo, dijo, hay "amor a la naturaleza, al río". Ante la palabra de la ciencia, expuso la de la poesía que nos enseña a ver la belleza natural que la sociedad industrial esconde.

A su vez, consideró que es posible un plan de producción limpia que incluya explotación forestal sustentable, proceso productivo no tóxico, desechos limpios y plan de reciclaje. Reclamó también que se aplique para las plantas "el mismo sistema acá y en Europa", lo que según ella no está previsto.

Todos los participantes coincidieron a grandes líneas en que para "sacar lo bueno de lo malo" el episodio de las papeleras debería servir para activar la conciencia ambiental y solucionar los grandes problemas que ya tenemos en el país. (Ver el editorial de mañana al respecto).

Al ser consultado, Nelson Castro volvió a afirmar que el periodismo pide una "solución técnica" aún sabiendo que la ciencia implica conflicto porque su análisis es imprescindible. Estaremos de acuerdo entonces si se aclara que debemos buscar una "solución técnica y ciudadana" donde el periodismo debería tener una participación informando a la opinión pública que todavía no terminó de asumir.

Tal vez la situación cambie ahora, si se cumplen las palabras de que "el medio ambiente es una política de estado", para que no escuchemos hablar del tema solo cuando hay catástrofes o conflictos sino que los medios hagan la cobertura con la responsabilidad que el asunto merece.

La discusión por las "papeleras" pasó por la Feria del Libro, un escenario que nos mostró como ninguno el papel indispensable del papel para transmitir cultura. Sin embargo, deberíamos recordar también el mal uso y abuso que hacemos de él en los envoltorios industriales y en las manos de cada uno de nosotros. Allí radica el problema pero también parte de la solución.

Artículo externo relacionado. Universia, Clarín Conexiones: "Un grupo de científicos presentó un informe sobre la contaminación y el control ambiental de las papeleras".

SECCIONES: Agua / Pasteras
Comunicación / Periodismo Ambiental


Actualización del 7-5-06: A pedido de María Eugenia Di Paola, transcribimos algunas observaciones al artículo que reflejar mejor su presentación: "Uruguay tomó la decisión de otorgar el permiso a las plantas de celulosa sin consultar a Argentina. De conformidad al Estatuto del Río Uruguay y la normativa vigente internacional y nacional de ambos países debería haberse realizado un Procedimiento de Evaluación de Impacto Ambiental y social binacional en el que es imprescindible la instancia de participación ciudadana".

5.5.06

"Debemos incorporar la dimensión ambiental en todos los niveles de gobierno"

Acaba de terminar de hablar Néstor Kirchner en el corsódromo de Gualeguaychú ante aproximadamente 50 mil personas en un acto para apoyar la presentación del gobierno ante el Tribunal Internacional de La Haya realizada ayer. Los ejes del discurso fueron la unidad nacional ante la causa de Entre Ríos, la solución de la controversia por vía de la la justicia y el desarrollo económico en armonía
con el medio ambiente.

"Esta es una cuestión ambiental que atañe a los pueblos uruguayo y argentino", expresó Kirchner. Destacó que Uruguay incumplió el estatuto del Río de La Plata que arbitria sobre un bien común por lo que el derecho está del lado argentino y que si bien el país tiene otras pasteras operando ellas están repartidas en diferentes lugares y que todas juntan producen la mitad que lo que harían Botnia y Ence.

El presidente se acercó a un discurso ambientalista cuando mencionó que "debemos incorporar la dimensión ambiental a las acciones de todos los niveles de gobierno" y que debemos "defender un ambiente sano". Además mencionó que "el mundo es uno solo" al criticar a los países del norte que se desarrollaron a costa del medio ambiente y ahora quieren transferir las industrias contaminantes a los países del sur.

A su vez, criticó a quienes dijeron que se trataba de un acto electoralista y que el lo hacía por un verdadero compromiso y una conciencia que al parecer ahora se despertó. Sin embargo, quienes trabajan desde hace tiempo por el medio se preguntarán qué hizo el gobierno en torno a grandes problemáticas ambientales como el Riachuelo, que ahora vuelve a escena, el desarrollo energético limpio y la minería en varias provincias.

A partir de ahora veremos entonces si el discurso se queda en palabras o se transforma en acciones como prometió el presidente al decir que la Argentina propulsará un "desarrollo sostenible" basado en tres aspectos: "crecimiento económico, equidad social y protección del medio ambiente". ¿La Agenda ambiental será al fin una política de Estado? Solo el tiempo dará la respuesta.

SECCiÓN: SECCIÓN: Agua/Pasteras
Comunicación/Política ambiental

4.5.06

¿Qué PAPEL jugará Kirchner en la controversia de las Pasteras?

Mañana el Presidente de la Nación se reunirá con gobernadores e intendentes en Gualeguaychú para rubricar un documento en contra de la instalación de las plantas de celulosa sobre el río Uruguay. Algunos medios de comunicación y sectores del pueblo gualeguaychuense desconfían y ven aquí un posible acto de oportunismo político.

El viernes 5, ¿Kirchner aparecerá como el Increíble Hombre Verde? ¿O enarbolará banderas nacionalistas para afianzar su gestión y perfilarse hacia la re-elección? ¿Realmente estará comprometido con la causa ambiental y obrará por el derecho constitucional a un ambiente sano? ¿O aprovechará el conflicto para erejirse líder, salvador, euforia y aplausos?


Algunos agradecen y felicitan la decisión del Presidente: hoy se presentó la demanda ante el Tribunal internacional de La Haya y es la primera medida concreta en las idas y venidas de argumentos técnicos, legales, económicos o partidarios.

Tan bien cayó esta noticia que algunas radios se refirieron al riesgo sanitario que padecen los vecinos del Riachuelo y repitieron una encuesta publicada a mediados de abril que afirmaba: Kirchner es el único que puede sanear el Riachuelo. De acuerdo con la Defensoría del Pueblo de la Nación, la situación en dicha cuenca es alarmante y requiere de una urgente acción.

Por el contrario, otros denuncian que se trata de demagogia alebosa que omite la autocrítica para las plantas pasteras y otras empresas que contaminan impunemente desde hace muchos años en nuestro país, tal como publicó Anred. De esta forma, la mentada defensa del medio ambiente y la ecología como 'Política de Estado' dejaría baches profundos sin reparar.

Mientras tanto, chupamedias o no, los gobernadores de Córdoba, Santa Fe y Tierra del Fuego ya anunciaron su apoyo al Presidente (ejemplos en Corrientes Noticias y Sur 54). Por su parte, el Ing. Francisco Anglesio, titular del Consejo Federal de Medio Ambiente promovió este respaldo, según Gente-BA, porque "se debe priorizar la integridad ambiental y el desarrollo sustentable de nuestro país".

Loable afirmación, aunque discriminatoria. ¿Acaso no interesa el desarrollo sustentable en sí, más allá de las fronteras? ¿Entonces no importa si un emprendimiento argentino contamina el ambiente de otras naciones?

No. ¡Claro que no debería ser así! Ojalá mañana, de una vez por todas, prevalezca una racionalidad ambiental que brinde una mirada más holística, a favor del bienestar de todos, los presentes y los futuros.

SECCIÓN: Agua/Pasteras

Comunicación/Política ambiental