14.5.06

Entre lo ambiental y lo económico: PERFIL de un diario con dos caras

Editorial de la semana

Hoy el diario Perfil publicó la mejor nota sobre la temática ambiental en lo que va del año. La escribió Jorge Lanata, que desde el conflicto de las papeleras encontró una veta nueva para juzgar al gobierno. Allí no solo incorporó elementos de análisis ecológicos como los bosques, la utilización del papel y las otras fábricas del país sino que extendió la crítica a temas como la minería de oro y la soja transgénica. Sin embargo, en la misma edición la sección económica se dedicó justamente a alabar el oro y la soja.

Ya había pasado otra vez con el artículo "¿Salvación o desastre?" de Lanata del domingo 22 de enero. Como lo notó un lector en la siguiente edición, en una nota del mismo día la sección económica publicó datos distintos sobre la cantidad de años que le quedan a Argentina de petróleo y gas que uno de los periodistas estrella de Perfil.

Nelson Castro respondió en el correo de lectores con una toma de yudo diciendo que eso era muestra de la apertura del diario e implícitamente se justificó ya que el otro periodista que el diario muestra en sus publicidades propone una solución técnica a la controversia que el diario no parecería cumplir. Ni siquiera cubrió la nota del panel sobre las pasteras del que el médico fue moderador en la Feria del Libro.

Pero el desencuentro fue mayor cuando el 23 de abril la sección ciencia publicó un tendencioso informe "El mundo declaró superada la tragedia nuclear y redobla su apuesta por la energía atómica", cuando otros diarios habían mantenido una mayor imparcialidad sobre el tema. Lanata había escrito en su primer subtítulo, "Una estupidez atómica", que "accidentes de envergadura, como los de Three Miles Island (EEUU) y Chernobyl (Rusia) han ido señalado los peligros potenciales -y reales- de la fisión nuclear".



El artículo de hoy vuelve a la pregunta que resonó varias veces en los medios: "Por casa, ¿cómo andamos?". También la hicieron, entre otros, Martín Prieto de Greenpeace y Sergio Rinaldi del Taller Ecologista. Es también lo que permite notas de investigación como la de hoy en el suplemento "el Observador" sobre la contaminación en Jáuregui.

Lanata escribe irónicamente sobre el gobierno "Ahora somos ambientalistas" y critica que "el doble estándar" que el presidente denunció en los países del Norte es el que se parece aplicar en Argentina, donde todavía no se reglamentó correctamente el artículo 41 de la Constitución que establece los principios ambientales básicos.

Claro, para intentar ir un poco más allá, podríamos nosotros también preguntarnos: ¿Lanata era ambientalista antes de Gualeguaychú". No es una crítica: bienvenido sea. Pero a veces ver la paja en el ojo ajeno no deja ver la responsabilidad del periodismo sobre la temática del medio ambiente.

"Está buenísimo que en nuestro país, donde siempre hacemos cosas por algo concreto, alguna vez peleemos por algo abstracto. Este tema no hubiese existido si no fuera por Gualeguaychú", la reflexión del periodista en Radio Máxima de Gualeguaychú que publicó El Miércoles Digital parece corresponden tanto al Estado como a los medios de Comunciación Social.

Dicho esto el artículo de Lanata con colaboración de Romina Manguel y Lucina Geuna tiene varios aciertos, de los que ComAmbiental venía pidiendo ya desde febrero de este año. Lo principal: ver en qué se utiliza el papel, y descubrir que "más del 40% se usa para envolver y más del 25% para folletería y publicidad". O sea, consumismo al cuadrado, porque el papel se sobreutiliza para hacer más llamativo el producto y así sobreextender el consumo.

El oro de la discordia

Pero tal vez el subtítulo más interesante sea el de "La quimera del oro", donde se expresa que "la búsqueda de oro encabeza el top forty de la contaminación" y denuncia que "el gobierno K, a través del decreto 759/05, estableció la libre disponibilidad de divisas por las exportaciones del rubro minero".

¿Qué hay de malo en esto? Nada, todo lo contrario. Todo lo contrario se escribió en la sección economía: "La fiebre del oro hace crecer las exportaciones por encima de la carne" escribieron "D.C." (¿Daniel Cayon?) y "A.A." (¿Agustín Álvarez?), donde se le da las voz a los empresarios, se pone un mapa de "La búsqueda del tesoro" y se publica una entrevista a un representante de Barrick Gold titulado "Mantener las reglas para poder crecer".

Otro dato es la comparación con las exportaciones de carne, y la de soja. "Alter soja" dice un subtítulo. Para seguir con el paralelismo, Lanata la llama "oro verde" pero agrega que el cultivo "produce la pérdida de 500.000 hectáreas de bosque cada año. No dice nada sobre el riesgo de los transgénicos pero quedará en el tintero, como otros temas que solo menciona la nota: uranio en Ezeiza, contaminación en Dock Sud y Villa Domínico, etcétera.

Mientras tanto, fuera de todo discurso, lo cierto es que Patagonia Gold Plc quiere explotar un yacimiento en Huemules, a metros del Parque Nacional Los Alerces de Chubut y la ciudad de Esquel (pionera en la lucha contra las mineras transnacionales) y que Pacific Rim Mining Corporation realiza exploraciones un poco más al norte cerca de Lago Puelo.

Mientras los vecinos siguen autoconvocados en el No a la Mina, y hoy la asamblea habría decidido, según se adelantó en "Semanario 1030", realizar jornadas de protesta en el Día del Medio Ambiente. Tal vez sea un buena época para que las palabras se transformen en hechos. De parte del gobierno, y por qué no de los medios, creando y fomentando el periodismo ambiental.

SECCIÓN: Política Ambiental
Periodismo Ambiental
Minas

1 comentario:

bluepaul dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.