30.7.06

El ambiente también forma parte de la Responsabilidad Social Empresaria

El editorial de la semana

La flamante Secretaría de Medio Ambiente exigió a las empresas la actualización de su tecnología por una más "limpia". Por su parte, distintos sectores industriales reclamaron tiempo y apoyo financiero para la conversión. El debate avanza peligrosamente al filo del falso dilema: ecología vs. progreso económico.

“Si hubiéramos tenido empresarios ambientalmente responsables, no tendríamos el actual problema del Riachuelo”, aseguró la titular de la Secretaría de Medio Ambiente, Romina Picolotti, según Página 12 en el artículo Las industrias en la mira.

Pero la crítica tambíen debió valer para el poder público. Sin controles eficientes o leyes debidamente reglamentadas, iba a ser poco probable que las industrias hicieran algo que nadie las obligaba a hacer.


Para cambiar esta situación, ahora las empresas deben comprometerse a mejorar sus procesos y declarar cómo lo van a hacer. "Si no tuvieran voluntad de llevarlo a la realidad, vamos a ir con los controles: o cambian en forma voluntaria o tendrán que hacerlo por obligación" afirmó Picolotti.

La dificultad no redunda sólo en un cambio actitudinal. De hecho, representantes de diferentes cámaras empresariales pidieron inversiones estatales para afrontar la modernización, como ha sucedido en otros países. En respuesta, Picolotti prometió facilidades desde el Ministerio de Economía, proporcionales según si se trata de grandes o pequeñas y medianas empresas.

¿Cómo es el compromiso empresarial con el ambiente?

Un estudio publicado en La Nación aseguró que tras la crisis de 2001, el sector privado disminuyó la inversión en materia de medio ambiente. Actualmente, entre "las empresas activas en gestión ambiental son el 53% de las empresas exportadoras analizadas y el 20% de las orientadas al mercado interno". Tal parece que los mercados internacionales promueven las prácticas "verdes". Quizá sea tiempo de que el consumidor argentino empiece a comprar los productos que respetan el cuidado del ambiente.

"Si se las distingue entre grandes y pymes -según desarrolló La Nación-, el 37% de las primeras sobresale por el cuidado de la ecología y sólo el 12% de las segundas alcanza altos estándares. Las grandes encuentran obstáculos para hacerlo por los altos costos (54%) y la falta de tecnología ambiental adecuada en el mercado local (21%), mientras que las pymes también mencionan la cuestión económica (39%) y la escasa información acerca de las fuentes disponibles de equipamiento (9 por ciento)".

Andrés López, uno de los responsables del informe, resaltó que en los países en desarrollo como el nuestro "hay prioridades urgentes de empleo, que deben conciliarse con lo ambiental para hacer una reconversión gradual y verificable". Una frase ambigua que tienta a oponer fuentes de trabajo versus calidad ambiental, o confundir cuidado del ambiente con conservacionismo.

En una perspectiva escéptica, el vicepresidente de la UIA encargado de los asuntos medioambientales, Juan Carlos Sacco, declaró: "Si se reglamentan todas las leyes, casi no habría industria en el país".

Sacco también puso en sospecha que la cuestión ambiental no sea más que un "recurso de caja", una excusa para crear o aumentar impuestos. Y advirtió "que una reconversión de toda la industria argentina puede demorar hasta 20 años". Una afirmación posible pero incierta. Todo dependerá de las decisiones que tomen el gobierno, el sector privado y la sociedad entera.

Una mayor conciencia ambiental y una mayor participación ciudadana parecen mostrar que estamos en el buen camino, un largo camino. Pero como predicó Lao-tsé, "Un viaje de mil millas comienza con el primer paso".



Vínculos recomendados:

ComunicaRSE
La Nación 1
La Nación 2


SECCIÓN: Comunicación/ Política Ambiental



29.7.06

Argentina y Chile: ¿juntos por el medio ambiente?

Representantes chilenos y argentinos firmaron un convenio para crear la Reserva Binacional de Biosfera Andino Norpatagónica, para proteger ecosistemas valiosos y promover el desarrollo sustentable en ambos lados de la cordillera.

Este acuerdo significa un paso importante para el trabajo regional mancomunado bajo una visión ambiental de largo plazo. Sin embargo, aún queda pendiente el debate en temas candentes como por ejemplo la minería.


La reserva abarcará unos 4.5 millones de hectáreas y comprenderá territorios de la X Región de Chile y de las provincias argentinas de Neuquén, Río Negro y Chubut. Esta iniciativa constituirá "un espacio de gestión territorial integrada, lograda con amplia participación" que como resaltó el gobernador rionegrino Miguel Saiz "además integra los conceptos de ‘conservación’, ‘desarrollo económico-social’, más ‘valores culturales’”.

En las páginas de Diario Río Negro, el intendente chileno, Bertín Valenzuela, aseguró: "esta reserva es el mejor ejemplo (de integración) y nos permitirá legar al mundo un pulmón para tener mejor calidad de vida".

En los próximos meses, las autoridades establecerán cuáles serán las zonas núcleo, de amortiguación y de transición dentro de la reserva. Tres categorías determinadas por la UNESCO, como se explicó en Clarín, para controlar el impacto ambiental de las actividades humanas.

Pero ¿qué pasa en el resto de la cordillera entre Argentina y Chile?

La riqueza minera que se esconde en las montañas atrae inversiones multinacionales que prometen desarrollo en "donde antes no había nada". Lamentablemente, no existe aún decisión política para regular la actividad y permitir una mayor participación ciudadana.

En efecto, todavía las instituciones no garantizan la protección de las fuentes de agua potable, la verdadera promoción del desarrollo local ni propuestas concretas para el tratamiento de los pasivos ambientales.

Infografía: Clarín

SECCIÓN: Tierra/ Conservación


26.7.06

Más información sobre las Pasteras

Página 12 publicó hoy que la Justicia de Concepción del Uruguay autorizó la realización de un "peritaje ecológico" para relevar el estado del ecosistema que podría ser afectado por la instalación de las pasteras para que luego se pueda utilizar en futuros estudios como dato comparativo. El fallo surgió como iniciativa de la ONG Justicia Ambiental, informó el matutino.

En la Universidad de esa misma localidad se había realizado el viernes 23 de junio el debate "Celulosa, contaminación y modelo forestal". El Semanario El Miércoles, uno de los organizadores del encuentro, tiene disponible en su página web el interesante documento donde se resume lo sucedido y donde puede accederse además a las exposiciones completas.

Participaron de la jornada Anahit Aharonian (ingeniera agrónoma de la Universidad de la República, del Uruguay); Leandro Marcó (médico, magister en Ambiente Humano, Programa Salud para todos FCS–UNER); Martín Sánchez Acosta (ingeniero agrónomo y forestal, del INTA Concordia); Jorge Cappato (director de la Fundación Proteger) y Hugo Vélez (ingeniero, director del Centro de Celulosa y Papel del INTI).

Por otra parte el canciller Taiana se compremetió a viajar mañana a Gualeguaychú para dar las explicaciones del fallo de la Haya con los asambleístas de esa ciudad. Finalmente, la charla se hará en el Teatro Municipal, donde habitualmente se reúnen los vecinos. Al mismo tiempo, la Argentina deberá responder por los cortes de ruta en la demanda que le realizó Uruguay.

SECCIÓN: Agua / Pasteras

23.7.06

Mercosur: ¿hacia una nueva integración energética?

El editorial de la semana

La cumbre del Mercosur en Córdoba despertó grandes expectativas bajo la promesa de una integración regional más sólida con foco en lo productivo y lo social. También renovó -al menos en palabras- el compromiso de proteger el medio ambiente y los recursos naturales. La "integración energética" estuvo a la orden del día.

En un clima cordial, los presidentes de los países miembros -Argentina, Brasil, Paraguay, Uruguay y la flamante Venezuela- debatieron junto a sus pares de Bolivia, Cuba y Chile, y otros mandatarios latinoamericanos, cómo concretar el saber popular de que "la unión hace la fuerza". Pero, ¿cómo se dará esta integración que es un hecho en la naturelaza desde la perspectiva ambiental?


La Energía de los presidentes

La Secretaria de Medio Ambiente y Desarrollo Sustentable, Romina Picolotti, destacó la importancia de que en el documento final de la cumbre se incluyera la necesidad de “continuar coordinando y armonizando políticas que garanticen la protección del ambiente y los recursos naturales en la región”.

Sin embargo, algunas propuestas que se barajaron como lineamientos del nuevo Mercosur no demostraron estar a la altura de tan digna preocupación.Si bien para el presidente Hugo Chávez, el manejo energético tiene una relevancia vital para empoderar el bloque, la forma en la que esto se concretaría deja ciertas dudas.

El presidente resaltó el plan del Gasoducto del Sur que abastecerá de gas venezolano a Brasil y Argentina, en un principio, a los que se agregaron Paraguay, Chile y Uruguay durante la Cumbre en un tratado de "integración gasífera". Chavez destacó la "revolución energética" del petróleo por el gas que permitirá "ahorrar millones" de pesos.

Aunque este recurso sea abundante en la nación bolivariana y por ende accesible para el Mercosur, se trata de un recurso también no renovable y contaminante (aunque menos que el oro negro) en relación con otras fuentes de energía.

Además, no se cuestiona aún el impacto ambiental que podría tener la construcción del ducto, y parece muy difícil que el proyecto se detenga ante la evaluación de esta variable, por todo el peso político que conlleva.

Por su parte, el presidente Inacio Lula da Silva se refirió a los beneficios sustentables de los biocombustibles para la consolidación de un "anillo energético". No sólo pueden reducir la emisión de gases nocivos sino también ofrecer un nuevo mercado para el sector agrícola y una manera de independizarse paulatinamente del petróleo, cuyo precio tiende a aumentar.

Pero nada mencionó sobre la regulación de los cultivos transgénicos: las empresas de semillas modificadas genéticamente y su paquete de agroquímicos podrían perjudicar a pequeños productores, dañar la fertilidad de los suelos o afectar la salud pública, justificándose en la necesidad de aumentar la productividad.

Además, Fidel Castro, quien participó de la cumbre en el marco de un convenio entre Cuba y el Mercosur, advirtió que "no vayan a crear hambre por eso" si por crear energía con materia orgánica "se van a poner caros los alimentos".

El comandante hizo un llamado al uso racional de la energía y la racionalidad en la distribución de los recursos. Un mensaje que fundamentó con la sobrevivencia de su país tras décadas de bloqueo internacional. De seguir ese modelo, Castro afirmó que el combustible, como cualquier otro recurso natural, "va a durar el doble de lo que Chávez diga" a través del ahorro. En vez de 100, 200 años.

Los rumbos del Mercosur: una encrucijada histórica

La integración energética es, a no dudarlo, un proyecto importantísimo para América Latina para consolidar la solidaridad entre los pueblos y permitir un mejor manejo de los recursos, evidenciando la naturaleza compartida más allá de las fronteras. Sin embargo, el proceso no puede realizarse de cualquier manera o a cualquier precio, no se puede hacer solo desde un enfoque económico sino también desde lo ambiental.

De lo dicho por los presidentes destacamos el ahorro de energía propuesto por Fidel Castro. Si bien se sigue pensando en hidrocarburos, al menos se lo hace desde una racionalidad opuesta al consumismo, que pretende cuidar los recursos escasos de la naturaleza.

Entendemos desde ComAmbiental que este ahorro puede ser un elemento fundamental si se lo combina con una política de implementación de energías limpias y sustentables que permitan asegurar el desarrollo sustentable de América Latina. Así, una posible industrialización no tendría los impactos que tuvo en Estados Unidos, Europa y Japón, donde la contaminación significa el calentamiento global de la tierra.

Estas energías son, en lo principal, eólica y solar, dado su complementaridad y su gran potencialidad. En la Argentina, por ejemplo, el viento sopla bien en la Patagonia y el sol puede aprovecharse en el Noroeste. Así, nos alejaríamos de las consecuencias no deseadas del biocombustible.

América Latina tiene una oportunidad histórica en el compromiso de la integración energética. Depende de la política a seguir la suerte de este proyecto. Si dura 200 años, o si es para la eternidad.

SECCIÓN: Fuego / Crisis Energética


22.7.06

Lácteos con plaguicidas: piden la intervención de la Justicia

El ex defensor adjunto del pueblo de la Ciudad de Buenos Aires, Antonio Brailovsky, inició una acción para que la Justicia corrobore si hay contaminación con restos de plaguicidas en los lácteos que circulan en el mercado, como lo indicó un estudio de la UBA en el que solo el 10% de las muestras no estaba contaminado. De ser cierto, las empresas estarían cometiendo delitos contra la salud pública.

La noticia fue difundida hoy con la por La Nación pero se conoció por primera vez hace meses por Universia. Para ampliar el tema, ComAmbiental entrevistó día después a la responsable del estudio, Edda Villaamil Lepori (UBA-CONICET), quien minimizó el riesgo contra la salud de los niños y de la población en general.

Sin embargo, en los últimos días Brailovsky fundamentó la acción judicial basándose en notables paradojas:


1) Los contaminantes encontrados están prohibidos en la Argentina. Desde hace muchos años no pueden ser utilizados, comercializados ni guardados ya que son considerados carcinogénicos (pueden modificar el ADN) y bioacumulables (pueden permanecer en el ambiente por mucho tiempo e incluso transmitirse de generación a generación).

2) Dicha prohibición se contradice con el Código Alimentario Argentino que prevee valores admisibles para estas sustancias en los lácteos.

3) Es delito "distribuir productos que puedan ser nocivos para la salud sin advertir sobre los riesgos que presentan", explicó Brailovsky. "En ninguno de los productos analizados por la UBA su fabricante realizaba esta advertencia".

La duda

En el supermercado, hace tiempo que puede encontrarse una nueva "variedad" de leche en tetrabrick. En grandes letras ofrece: LECHE ORGÁNICA. Como verán en las imágenes, la explicación de su nombre alude a que en los tambos no se utilizaron sustancias químicas, al menos en un período de dos años antes de obtenerse la leche que se comercializa.

En efecto, significa que todas las demás leches "comunes" sí corren el riesgo de tener restos de plaguicidas. Pero si los contaminantes hallados son persistentes por mucho tiempo -más de dos años- ¿qué garantías reales tenemos de que lo que dice el envase refiere a su contenido?

Y además: ¿No tendría que ser toda la leche "orgánica"? Es un compromiso que la empresa, los consumidores, el Estado, la Justicia y todos los actores sociales deberían asumir.

SECCIÓN: Tierra /Contaminación

21.7.06

El medio ambiente se discute en Córdoba

Hoy se realiza la Cumbre presidencial del Mercosur en la ciudad de Córdoba. Mientras tanto, representantes de la Asamblea de Gualeguaychú intentarán entregar un petitorio con sus demandas. Antes, la Cumbre de los Pueblos sesionó para unir fuerzas en el cuidado del medio ambiente para el bienestar de todos los latinoamericanos.

La Cumbre de los Pueblos por la Soberanía y la Integración realizó sus actividades el lunes 10 y el martes 11, de las que Página 12 destacó en su artículo Propuestas para los presidentes el eje de Agua, Tierra y Medio Ambiente en que se "puso en discusión la propiedad y gestión de los recursos naturales en cada país". Nuevamente, el diario confluyó en la importante perspectiva socioambiental.

IPS Noticias destacó el movimiento por la recuperación de los servicios de agua que fueron privatizados en los ´90. Convocada por la Comisión Popular por la Recuperación del Agua de Córdoba, que sigue en lucha contra Suez por la reestatización, los distintos grupos de diversos países se reunieron para compartir experiencias y pensar soluciones.


El artículo explica que "todos coinciden en que una nueva compañía pública debe partir de la idea de considerar al agua como un bien social, y no una mercancía y su acceso un derecho humano básico". Además, se destacó que lo público va más allá de lo estatal: debe haber una verdadera voluntad de servicio para el pueblo.

"Exigimos que los gobiernos de Argentina, Brasil y Paraguay suscriban la Declaración de Agua de México (...). Reclamamos la sanción de códigos de agua nacionales que sean abarcativos de todas las dimensiones del recurso (...) prestando especial atención a las reservas de agua dulce, y específicamente al Acuífero Guaraní (...). El agua es un derecho humano esencial, tal la declaración de las Naciones Unidas", dice al respecto el documento final de la Cumbre, en el sitio de Agua, Tierra y Ambiente.

Indymedia publicó también las conclusiones del eje Ambiente de la Cumbre de los Pueblos, en el que se afirma que "El capital en las transnacionales han conseguido privatizar no solo los recursos naturales que nos son familiares: Aguas, madera, petróleo, sino los procesos que sustentan la vida" a través de dos conceptos: "capital natural" y "servicios naturales". Por eso pidieron porque se detenga la extracción de los recursos de la tierra, y mencionaron a la minería.

Otro de los párrafos destacados en referencia al medio ambiente afirma que "rechazamos la extranjerización de la tierra, el monocultivo y los transgénicos que dañan la salud y la soberanía alimentaria de los pueblos", en la misma linea de confluencia entre medio ambiente y sociedad. La declaración se dio a conocer ayer durante una pacífica y colorida marcha.

También hubo un trabajo importante en los temas de tierra y energía, para considerarlas también como un derecho y no una mercancía. Sin embargo, el tema energético se quedó en la desprivatización del petróleo y el gas y el pédido por energías limpias y renovables, en las que América Latina también tiene un gran potencial, se lee solo en el documento de medio ambiente.

"Denunciamos que siendo esta región una de las más ricas del mundo en recursos naturales, capaz de producir alimentos y condiciones de vida digna al conjunto de su población, hoy posee más de la mitad de sus habitantes bajo la línea de pobreza", reflexiona también el documento. Para hoy se espera el cierre simbólico de esta Cumbre popular con la presencia de los presidentes de Venezuela, Hugo Chávez, y de Bolivia, Evo Morales (N. de R.: la presencia de Fidel Castro en Córdoba llevó también a su participación).

Por su parte, 150 miembros de la Asamblea Ciudadana Ambiental de Gualeguaychú ya se encuentran en Córdoba para tener presencia en la Cumbre y seguir luchando pacíficamente por la erradicación de las plantas de celulosa, pedido que compartió la Cumbre de los Pueblos.

"El objetivo es llamar la atención de los presidentes”, declaró Javier Villanueva, secretario de Cultura de Gualeguaychú, a Telam. Marta Gorrestaerrazú, secretaria de la Asamblea, aclaró a medios de Entre Ríos que "Realizaremos una manifestación y no un escrache", aclaró Marta. Por su parte, La Voz del Interior informó que ya comenzaron las protestas a metros de la Cumbre Presidencial.

Es importante que en la Cumbre del Mercosur la problemática ambiental ingrese por pedido popular. Para que la integración se realice más allá de lo económico y nos demos cuenta que, en definitiva, el ambiente es algo que compartimos y que ya nos reúne en América Latina.

Porque lo cierto es que los ecosistemas de la Patagonia Andina y el sur chileno, de Jujuy y Bolivia, y de Entre Ríos y Uruguay son mucho más similares que entre las regiones argentinas. Eso es un motivo de unión ineludible.

Foto: Movimiento Cine Nómade en Indymedia
Más información del Eje Agua, Tierra y Ambiente en www.tinkuyaku.org

SECCIÓN: Encuentros, Congresos


18.7.06

Riachuelo y cultura ambiental

"Es necesario formar y mantener en la sociedad una cultura referida al ambiente, con acciones congruentes, que no resulten espasmódicas y oportunistas, pues, de otra forma, jamás se podrá romper con el desinterés que existe al respecto. Las leyes están; sólo faltan las acciones sustentables".

Así termina el artículo de ayer en La Nación, "Entre la cuencia y la vida", del defensor adjunto del pueblo de la ciudad de Buenos Aires, Atilio D. Alimena, y así queremos comenzar el nuestro. Una cultura ambiental, esto es lo que está en el fondo de la cuestión en todos los problemas relacionados a esta temática.

En la contratapa de hoy de Página 12, Roberto Gargarella, abogado y sociólogo, profesor de Derecho Constitucional en la UBA, se refirió a las dudas que genera el fallo de la Corte Suprema, no en cuanto a su audacia y originalidad, sino en relación a qué puede hacer el poder judicial si el ejecutivo no obecede sus dictámenes. Para él, casos como éste son especiales porque no se solucionan con la simple intervención de un juez:


"En los casos que examinamos ahora, propios del `litigio de reforma estructural´, se tornan necesarias respuestas muy diferentes: ellas exigen reformas de una dimensión mayor; requieren de tiempo y de planificación para la fijación de un remedio apropiado; y se implementan normalmente de modo gradual", explica Gargarella.

Es notable como ambos artículos parten de la misma reflexión que, para más similitudes, está dicha por dos especialistas y no por periodistas del diario: en cuestiones tan complejas como las ambientales no basta con un simple fallo. Claro está que, como mencionamos, esto también vale para las pasteras, sean las decisiones de la Haya "favorables" o no a la demanda del Estado Argentino.

La instancia judicial es importante pero no suficiente. Entonces, los medios y la agenda pública deberían aunar sus esfuerzos en que la nueva ley de educación esté atravesada por una política de educación ambiental. Tal y como también deberá hacer la secretaría de Medio Ambiente con los ministerios (por este motivo, seguramente sería importante que la cartera tenga también la máxima jerarquía).

De no actuar de este modo, la historia volverá a repetirse. Y si bien, repetimos, el derecho ambiental es precautorio si se aplica (lo que no siempre sucede) todavía es parte de un momento defensivo y no activo. Una política cultural ambiental, aunque sea un neologismo, es imprescindible para empezar a formar nuevos comportamientos en la ciudadanía.

Cultura ambiental, sustentable, ecológica. Por esto es que se debe trabajar en Argentina y en el mundo. Que llegue a todos los ámbitos del Estado, las instituciones y la sociedad civil. Esta es nuestra gran deuda para con las generaciones siguientes.

SECCIÓN: Comunicación / Educación Ambiental

16.7.06

Estado, Nación y pasteras

El Editorial de la Semana

"Aguante Argentina, aguante Gualeguaychú", estas fueron las primeras palabras públicas de la secretaria de Medio Ambiente de Argentina, Romina Picolotti, luego del fallo de la Corte de la Haya. Y no parece ser una buena frase.

Más allá de que fueron dichas frente a la Asamblea de Gualeguaychú, o justamente por eso, no es la mejor postura para solucionar un conflicto de esta naturaleza. Si esta es la posición de la más alta jerarquía ambiental de nuestro país, queda claro que los estados nacionales son incompetentes ante este tipo de problemáticas.


Lo que debería buscarse, en una línea parecida a la de Greenpeace entre los actores que se pronunciaron luego del fallo, y la que sostiene desde hace tiempo ComAmbiental, es el diálogo. No se trata de que un país triunfe sobre el otro, sino de que el ambiente es uno solo, y no entiende de fronteras políticas; mucho menos de nacionalismos. El río une, no separa.

Si tiene razón Picolotti en los argumentos de fondo, acerca de que sí o sí la contaminación se producirá ("el daño ambiental se va a consumar, esto es inevitable") el "Aguante Argentina" está lejos de ser la mejor forma de convencer al pueblo de Fray Bentos de este peligro.

La vida real no es un tribunal y mucho menos una cancha de fútbol. En Picolotti está depositada toda la confianza del sector ambientalista para que de una buena vez se pueda empezar a trabajar en las problemáticas. La autoridad se demuestra con hechos, no con frases de este estilo.

SECCIÓN: Comunicación: Política Ambiental - Pasteras

13.7.06

Falló la Corte

Las expectativas terminaron rápido: ni bien se despertaba Argentina todos conocieron el fallo de la Corte de Haya desfavorable a la demanda de detener de inmediato las obras de construcción de las plantas de celulosa en Fray Bentos. Sin embargo, sigue en pie la posibilidad de hasta desmantelar las obras si se demuestra que se están cometiendo daños al ambiente.

El gobierno le restó carga negativa a la noticia pero para los asambleístas los ánimos no son los mejores. Entre las ONGs ambientalistas, Greenpeace dijo que se perdió tiempo mientras que la Fundación Ambiente y Recursos Naturales (FARN) sigue apostando a la vía judicial. Aquí los principales testimonios que dejó el hecho del lado argentino:


  • Greenpeace: "Para todos a los que nos preocupan los riegos que entrañan las plantas de celulosa en Fray Bentos la situación es muy mala, hoy estamos peor que meses atrás", expresó Paula Brufman, coordinadora de la Campaña contra la Contaminación, en un comunicado de la página web de la organización, donde se destaca que el diálogo bilateral es el único camino para solucionar la controversia al tiempo que continúa reclamando por un plan de producción limpia.


  • Romina Picolotti: "Quien invierta en Botnia o ENCE está invirtiendo en algo que más adelante no va a poder operar, porque el daño se va a consumar", advirtió la actual secretaria de Medio Ambiente, quien participó en la delegación argentina como abogada de Entre Ríos y mantuvo así la estrategia de frenar las inversiones que utilizó desde el Centro de Derechos Humanos y Ambientales, en según se lee en un artículo de Clarín tomado por la Secretaría.


  • FARN: "(El fallo) importa un desconocimiento del fenómeno ambiental y por lo tanto una visión desacertada", reflexionó Daniel Sabsay, director de esta ONG, sobre la decisión de la Corte Internacional de Justicia que, según él, se acogió al derecho tradicional y no al ambiental, que exige medidas precautorias, en un documento que puede consultarse en la página web. No obstante, destacó como positivas las advertencias que se realiza al Uruguay, responsable de posibles daños ambientales, sociales y económicos.


  • Asamblea Ciudadana Ambiental de Gualeguaychú: "Es un paso más que podía salir a favor o en contra, pero vamos a seguir luchando por el no a las papeleras". En forma predicible los asambleístas se mostraron firmes en su propósito mientras esperan hasta las ocho de la noche donde se decidirán los pasos a seguir, aunque se descuenta que tendrán presencia en la Cumbre del Mercosur a realizarse en Córdoba, se informa en su página web.

Ante el hecho consumado, queda volver a enfocarse en la problemática socioambiental en toda su magnitud, desde la política forestal en Uruguay y Argentina, pasando por el desarrollo de las economías regionales, el modo de vida de los pueblos del litoral, el impacto de las industrias en la naturaleza y los daños de la contaminación en la salud hasta la relación entre los ciudadanos de Gualeguaychú y Fray Bentos.

Toda esta compleja problemática exige que no solo se tenga en cuenta la vía judicial, que se sigue en la Haya, o la técnica, que piden algunos, sino que hay que fomentar un diálogo serio y responsable, principalmente entre los pueblos más afectados. A decir verdad, esta posición es más cercana a la que está tomando el gobierno uruguayo, que no quiere hablar de un triunfo sobre Argentina.

Sería favorable, entonces, que las medidas que vaya a tomar la Asamblea, el gobierno y las ONGs vayan en el mismo camino del diálogo y el respeto mutuos.





SECCIÓN: Agua / Pasteras



12.7.06

Cómo defendemos la vida, según el cine

El Centro Cultural Plaza Defensa, en la Ciudad de Buenos Aires, compartió cuatro documentales sobre la temática socio-ambiental junto a una audiencia de unos 80 espectadores heterogéneos. El ciclo se organizó conjuntamente con el Movimiento de Documentalistas y la Asamblea de San Telmo.

Una vez más, el cine brindó una mirada reflexiva para tratar una problemática siempre presente y paradójicamente inadvertida. Negocios inescrupulosos, extracción de recursos naturales, degradación ambiental, distribución desigual de los ingresos, pobreza, desamparo institucional, exilio, hambre, desnutrición. Todos, leiv motiv de los films seleccionados; todos, una invitación a pensar y a actuar para cambiar la situación.

"Solo se escucha el viento" inauguró la muestra. Realizado por Alejandro Fernández Mouján, describió el proceso de desmonte, cambio climático, venta irregular de tierras fiscales, avance de la soja transgénica, utilización de agroquímicos nocivos y pauperización del trabajo en los montes chaqueños. Las imágenes y los testimonios recogidos, acompañados de un constante sonido ambiente de desierto, lograron ahondar la incertidumbre y la desolación.


Luego, la lucha de un pueblo de los Andes peruanos contra la gran minera Yanacocha se retrató de manera movilizante en "Choropampa. El precio del oro", de Ernesto Cabellos. Un derrame de mercurio por las calles de la comunidad les cambió la vida por enfermedad. "Parecía leche", dijo una pueblerina y contó cómo los niños jugaron con ese líquido de aspecto inofensivo hasta que todos los adultos lo recogieron, con escobas o con sus propias manos sin ningún tipo de protección.

Ronchas en la piel, nauseas, dolores de cabeza creadores de insomnes, narices sangrantes y también lo peor: leucemia y otros tipos de cáncer. La empresa no aceptó la responsabilidad del accidente e incluso médicos y funcionarios públicos engañaron a los damnificados para disuadirlos de iniciar demandas judiciales.

Todo el pueblo se organizó decidido a reclamar por justicia y salud. Bloquearon la ruta y la policía no tardó en reaccionar. Las palabras desesperadas del joven alcalde no alcanzaron para sensibilizar a las fuerzas de seguridad. Fueron las mujeres que armadas de coraje, piedras y palos mostraron la gravedad del asunto.

En el caso de "Gualeguaychú, 30 de abril de 2006" de Miguel Mirra, mostró la crónica de la gran movilización que convocó a más de 100.000 personas de distintos puntos del país en un rotundo NO a las papeleras, SÍ a la vida.

Y como broche, "TECOHA. Buscando una tierra sin males" de Claudio Lanús mostró la belleza de la Selva Paranaense y el peligro de perder y/o contaminar el Acuífero Guaraní, ante accionares incoherentes con una visión ambiental de largo plazo.

Este encuentro fue el tercero en su tipo en lo que va del año, según informó Fernando Martín, Coordinador del Centro Cultural Plaza Defensa. Motivado por las crecientes manifestaciones sociales en temas ambientales, prometió continuar con este tipo de actividades.

SECCIÓN: Encuentros, congresos, etc.

La población y el medio ambiente

Ayer se conmemoró en todo el mundo, aunque sin demasiadas repercusiones en Argentina, el Día de la Población, que en realidad no debería ser motivo de celebración sino de preocupación, por la alta peligrosidad que conlleva ser tantos en un mundo que tiene recursos limitados.

El Día surgió a partir de 1989 como creación del Consejo de Administración del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) para recordar el Día de los Cinco Mil Millones de habitantes, hecho que sucedió, según cálculos, el 11 de julio de 1987.


Hoy se busca dirigir la atención sobre la urgencia e importancia de los temas relacionados con población y el crecimiento demográfico. Este año los discursos se enfocaron en la juventud y la planificación familiar, teniendo en cuenta que la mitad de los habitantes del mundo tienen menos de 25 años de edad.

En la actualidad se calcula que ya superamos los seis mil millones y si se estima que la población crece a un ritmo de 80 millones por año. Las Naciones Unidas estiman que habrá entre siete mil y once mil millones de personas en el mundo en el año 2050.

Desde el inicio de la Modernidad, mediante la Revolución Industrial y la generación de políticas tendientes a cuidar y generar la vida humana el crecimiento demográfico fue cada vez mayor.

Esta situación contribuye a que muchas veces se reproduzcan situaciones de pobreza por falta de recursos vitales como el agua potable o los alimentos. Esto, sin contar que las mismas industrias consumen cada vez más energía y que no hay seguridad sobre si se podrá continuar con este nivel de producción.

Una cultura y una sociedad sostentables se entienden solo con una forma diferente de entender las familias y la aparición de la vida humana sobre la tierra. Antes de tener un hijo, es imprescindible estar seguro qué lugar le estamos dejando para que pueda crecer.

Lejos de pensar que solo las familias con buenos ingresos pueden tener hijos porque tienen recursos para criarlos pero sí cercanos a la idea de tener conciencia sobre lo que significa traer un niño al mundo, los esfuerzos deberían invocarse en pensar cómo hacer para que el ser humano no consuma al planeta tierra.

Desde la blogosfera reflexionaron sobre el tema, como en el caso de El blog de una pequeñita hada y Vlogespañol, ambos rescataron un poema de Mario Benedetti. Desde aquí rescatamos un fragmento de Úselo y Tírelo de Eduardo Galeano: "El norte del mundo genera basura en cantidades asombrosas. El sur del mundo genera marginados. ¿Qué destino tienen los sobrantes humanos? El sistema los invita a desaparecer, les dice: `Ustedes no existen´".

No se trata de que las naciones y los pueblos pobres se reproduzcan menos sino que todos (o al menos, los que tenemos la suerte de poder hacerlo) reflexionemos sobre la responsabilidad que como seres humanos tenemos sobre la vida en la tierra. Esto es parte de la educación ambiental: no creernos los únicos con derecho a vivir en el planeta.


SECCIÓN: Comunicación / Educación Ambiental

9.7.06

Qué celebramos en el Día de la Independencia

El editorial de la semana

El 9 de julio de 1816, la Argentina declaró su independencia del dominio español. Hoy, la fecha parece devaluada hasta representar simplemente un feriado, un motivo para no trabajar, una jornada para el chocolate caliente, los pastelitos y las actividades folclóricas en la escuela.

En efecto, ¿cuán independiente es el pueblo argentino para elegir soberanamente el modo de vida que quiere para sí y para sus hijos? ¿Qué significa la independencia si estamos sometidos a la desigualdad social y la degradación ambiental, ya sea por ignorancia, complicidad o perversidad del capitalismo/globalización/mercado?


Algunos podrán argumentar que la independencia se construye con decisión política, capacidad económica, poder de justicia. Y por ello aplaudirán las noticias tales como por ejemplo: la declaración del ambiente como política de Estado nacional, la jerarquización de la Secretaría de Medio Ambiente y Desarrollo Sustentable, el dictamen legislativo que autorizó al Jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires a disponer de 300 millones de pesos para sanear el Riachuelo, o el fallo de la Corte Suprema de Justicia a favor del ambiente y la salud pública.

Pero esto no es suficiente. Es el comienzo, sí. Un esperanzador primer paso para resignificar la independencia. Todavía resta promover una educación y una conciencia tales que todos los actores sociales puedan comprometerse y participar activamente en todas las decisiones de interés común.

SECCIÓN: Política Ambiental


8.7.06

"Hacé lo que tengas que hacer, nosotros te apoyamos"

Ayer Romina Picolotti asumió el mando de la Secretaría de Medio Ambiente y Desarrollo Sustentable que dejó de depender del Ministerio de Salud para pasar a la órbita directa de la Jefatura de Gabinete. Distintos sectores recibieron el acto oficial con grandes expectativas por mayor transparencia en la gestión ambiental.


Picolotti, de importante trayectoria en la defensa del ambiente y los derechos humanos, aseguró que el presidente Kirchner le confió en privado: “Argentina ya no da más en cuestiones ambientales; hacé lo que tengas que hacer, nosotros te vamos a apoyar”.

Será por eso que la nueva funcionaria anunció un plan de desarrollo sustentable enfocado en la remediación y la prevención que demandará un trabajo conjunto con otras áreas del gobierno y con el sector privado.



Entre las primeras medidas, se pedirá al Congreso la "urgente" declaración de emergencia ambiental del Riachuelo. Este paso avalará la centralización de la gestión que, según Picolotti, propiciará el accionar inmediato y efectivo en tareas de saneamiento y asistencia social, ya que cinco millones de habitantes sufren por la contaminación de la cuenca.

Otro objetivo será fortalecer el control sobre las empresas que operan en el lugar. Éstas deberán actualizar su tecnología y, si fuese necesario, tendrán que trasladarse a donde su impacto ambiental no sea nocivo para la salud. "No queremos que haya más de un Riachuelo en la Argentina", aclaró la flamante Secretaria.

A la espera de la sentencia del Tribunal de La Haya, el próximo jueves 13, Picolotti defendió la vía diplomática para resolver el conflicto por las pasteras sobre el río Uruguay. En tanto, el gobernador de Entre Ríos felicitó la asunción de la nueva Secretaria: "Creo que hay un antes y después en cuanto a política ambiental con la designación de la doctora Picolotti, quien va a producir hechos importantes en la protección del medio ambiente" (Fuente: APF Digital)

El presidente de la Asociación Vecinos de la Boca aplaudió la noticia con reservas: "Los vientos parecen favorables, sólo esperamos que se cumpla con las acciones que se recomiendan." (Fuente: IPS Noticias).

Desde el punto de vista formal, el organigrama del Estado nacional jerarquizó el área de Medio Ambiente. Resta esperar que la política que implemente la Secretaría se traslade a todos los ámbitos de decisión, sobre todo el de Planificación Federal, Inversión Pública y Servicios dirigido por Julio De Vido.

Repercusiones en otros medios a través de Google.

Foto: LaNacion.com

SECCIÓN: Política ambiental



5.7.06

¿Cómo está la Salud Ambiental en el Riachuelo?

Cuando quedan dos semanas para que se acabe plazo de un mes que dio la Corte Suprema para presentar un plan de saneamiento del Riachuelo y ante la inminente asunción de Romina Picolotti en la Secretaría de Medio Ambiente, las Primeras Jornadas de Salud Ambiental de la Ciudad de Buenos Aires analizaron este tema que es nueva prioridad ecológica nacional.

La Fundación Hospital Argerich coordinó la mesa "Cuenca Matanza Riachuelo" en la que opinaron desde representantes del Estado y vecinos afectados hasta la universidad, los hospitales y las ONGs. En el encuentro quedó remarcada la necesidad de socializar experiencias, difundir y educar para que toda la población tome conciencia de los riesgos ambientales y pueda decidir mejor cómo vivir.


El Dr. Alejandro Malpartida presentó un informe del estado de la cuenca, realizado por la Universidad Tecnológica Nacional, institución que asiste desde 2002 a la Defensoría del Pueblo de la Nación en este tema.

Basado en diferentes estudios anteriores, Malpartida dio cuenta de espeluznantes niveles de una diversidad de elementos químicos que yacen en la denominada "cloaca abierta", tanto suspendidos en el agua como latentes en el fondo. Esto muestra "la carencia de un plan de manejo ecosistémico de cuenca", concluyó el especialista de la UTN. Y agregó: "trataron la cuenca como drenaje".

El peligro sanitario es tan incierto que expertos incluso sugirieron no remover el lecho del Riachuelo por temor a generar reacciones químicas incontrolables o hacer solubles determinados elementos que hoy permanecen inactivos bajo el lodo.

Por su parte, el presidente de la Asociación de Vecinos de la Boca, Alfredo Alberti, agradeció la colaboración de la Auditoría General de la Nación y de las Defensorías del Pueblo nacional y porteña. Describió la ardua tarea con que los vecinos difunden información sobre la problemática sin bajar los brazos y el apoyo individual de los médicos con que tratan de encontrar una solución. No obstante, criticó la desidia del oficialismo y también de la "sociedad médica que niega estudios epidemiológicos que hemos pedido junto a las Defensorías y la Auditoría Gral. de la Nación".

Ejemplo del esfuerzo particular es el caso del Hospital Dr. Cosme Argerich que lleva adelante en su área de influencia un Programa de Salud Ambiental con activa participación de la comunidad perjudicada por el Riachuelo y el polo petroquímico Dock Sud. En este sentido, el involucramiento de líderes comunitarios como agentes de salud facilita el trabajo en red y promueve una conciencia ambiental a favor de la prevención.

Carlos Bocuhy, presidente de PROAM -una ONG ambientalista de Brasil- compartió su experiencia en el saneamiento del Río Tietê que pasa por la ciudad de San Pablo, de este a oeste. El punto a destacar del trabajo de PROAM es que basaron su propuesta en los valores democráticos. Apostaron a la educación ambiental y propiciaron una gestión participativa. La movilización de la gente tuvo tal magnitud que un millón de firmas avalaron el proyecto.

Finalmente, el Diputado Juan Manuel Velasco, presidente de la Comisión de Medio Ambiente de la legislatura porteña, mencionó la posible sanción de una ley de Declaración de Emergencia, motivada por el fallo de la Corte Suprema. "Sería nuestro aporte desde el ámbito legislativo a la resolución del problema y permitiría que el Jefe de Gobierno pueda disponer de recursos para poder hacer frente a las tareas que deba hacer, en función del plan que va a comprometerse a realizar ante a la Corte", explicó.

Velasco aclaró que si bien "creo que la sentencia de la Corte sorprendió a los tres gobiernos", aplaudió "la voluntad que ha tenido la Corte de, por primera vez, generar jurisprudencia, involucrarse en temas de protección ambiental". Y culminó agradeciendo: "Yo estoy realmente muy contento, porque quienes venimos bregando en esto desde hace tantos años sentir un aval tan fuerte, de una institución tan importante, realmente nos pone muy felices".

Ayer Clarín publicó la decisión del Comité de Gestión Ambiental de trasladar 12 fábricas del Polo Petroquímico de Dock Sud justo en el mismo día en que el caso del Riachuelo se mostró en el programa La Liga junto a otros problemas de la contaminación el agua de Buenos Aires, con casos de chicos con plomo en sangre. Esto es, una vez más, la demostración de que hablar de un ambiente sano no es dejar de lado la pobreza, sino todo lo contrario.



SECCIÓN: Encuentros, congresos, etc.


Denuncian comercio de delfines en Mar del Plata

Son ocho, llegarían desde Cuba y se exportarían a europa. La Fundación Fauna Argentina denunció que "Mar del Plata Aquarium" planea la importación de delfines nariz de botella para entrenarlos y vendérselos luego a Parques Reunidos de España, que evitaría así los controles de la Unión Europea.

La Fundación Fauna Argentina de Mar del Plata viene realizando acciones legales contra el acuario de esa ciudad desde hace años, el más recordado es el que impidió la captura de 4 orcas y 12 delfines nariz de botella. En el año 2003 la empresa cerró sus puertas porque los espectáculos ya no eran rentables por la toma de conciencia de la población y vendió los animales que tenía a Parques Reunidos.

"Se trataría de una maniobra de triangulación que fomenta el tráfico internacional de delfines. El hecho de dicha maniobra sería evitar controles de la Unión Europea", denunció Julio Lorenzani de la FFA.

4.7.06

Dos días para repensar la salud ambiental

Comenzaron las Primeras Jornadas de Salud Ambiental de la Ciudad de Buenos Aires en la Legislatura porteña. Mañana se tratarán temas como gestión de residuos urbanos y salud, experiencias locales de investigación, información en salud ambiental, salud ambiental infantil y la Cuenca Matanza Riachuelo, entre otros.

El Salón Dorado de Perú 160 fue sede del acto inaugural. Discursos oficiales concisos, claros y alentadores dieron la bienvenida a unas 200 personas que integraron un público heterogéneo, interesado en la temática salud y medio ambiente.



Los anfitriones. Las autoridades porteñas de izquierda a derecha: César Saenz (Subsecretario de Salud), Alberto De Micheli (Ministro de Salud), Juan Manuel Velasco (Presidente de la Comisión de Medio Ambiente de la legislatura porteña), Marcelo Vensentini (Ministro de Medio Ambiente), Silvia Ferrer (Coordinadora de Salud Ambiental y Presidenta de las Jornadas de Salud Ambiental).

El propósito de estas jornadas impulsadas por el Ministerio de Salud -dice el programa- es "contribuir a la instalación de la problemática en la agenda de todas las áreas del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires generando políticas públicas en Salud Ambiental con participación activa de la comunidad".


Marcelo Vensentini, Ministro de Medio Ambiente de la Ciudad de Buenos Aires, se encargó de reforzar la idea. El hecho de que el medio ambiente sea política de Estado nacional requiere, según sus palabras, que "trascienda la patria consultora" y recorra de manera transversal todas las áreas de la escena pública. Por ejemplo mencionó la necesidad de incorporar la educación ambiental en la currícula y de aplicar la evaluación de impacto ambiental en toda obra pública, hechos que, como destacó Vensentini, parecen obvias pero no suceden.

Silvia Ferrer, Coordinadora de Salud Ambiental porteña, habló de la complejidad del tema y para su tratamiento promovió la solidaridad, la equidad, la integración, el trabajo intersectorial, la descentralización, la autonomía política y funcional, la importancia de "lo local" y la participación social.

Por su parte, el Ministro de Salud, Alberto De Micheli sostuvo: "que el ambiente deteriorado enferma no es una novedad, pero sí representa un nuevo escenario". De acuerdo con su explicación, antes la salud ambiental se vinculaba a condiciones puntuales como los efectos de la contaminación nuclear o ciertas profesiones "peligrosas", y se creía que la ciencia resolvería cualquier problema. Ahora, el agujero de ozono, la gestión de residuos, la calidad del agua, y "los riesgos ambientales que todavía no sabemos manejar", sumados a la pobreza y la marginación, brindan un panorama más complejo que afecta la salud pública.

Ferrer planteó que los desafíos de la salud ambiental todavía precaria son:
-Pasar del problema individual al colectivo y del tratamiento del daño a la prevención
-Sistematizar un registro unificado y articulado de calidad ambiental
-Lograr la identificación de indicadores de salud ambiental

El acceso a la información y el fomento de la participación de todos los actores de la sociedad cumplen un papel fundamental. De lo contrario, "si el Estado no interviene en la gestión ambiental CON la gente, esto no tiende a mejorar", culminó De Micheli.

3.7.06

Arquitectura ecológica, entre el precio y el valor

La arquitectura, el arte de la construcción, tiene mucho que hacer por el medio ambiente. En realidad, ella hace al ambiente humano, literamente, y de esta forma es un elemento fundamental en su interrelación con el ambiente natural. Teniendo en cuenta un artículo de EcoPortal, los pilares de la arquitectura ecológica pueden resumirse en dos: usar y reciclar materiales locales, ahorrar y generar energía.


Hoy La Nación publicó un artículo de Carlos Libedinsky, ex profesor de Ecología de la Arquitectura de la UBA en el que confiaba en que el papel cada vez mayor de lo ambiental dentro de la política pudiera trasladarse a la educación y la arquitectura. En él se lamenta por ciertos edificios que creen ser ambiental por tener un jardín dentro o ser inteligentes cuando solo derrochan energía.

Libedinsky critica también el economicismo de una nota que publicó hace un tiempo en Clarín Fernández Galiano en el suplemento Arquitectura. "El arquitecto tiene un pacto fáustico con el despilfarro y el exceso, de manera que sólo sucumbe al síndrome verde cuando la economía entra en recesión", dice el autor en esta nota polémica, en la que atribuye la ecología verde al precio del petróleo.

Es cierto que la arquitectura tiembla ante la fuerza del "precio" de lo económico pero es también cierto que debería reconsiderarse el "valor" de lo ambiental porque sino ya no quedará nada más por lo que -y con que- construir.

SECCIÓN: Comunicación/ Planificación Urbana

2.7.06

Justicia Ambiental, tres poderes para un mismo fin

El editorial de la Semana

En nuestro artículo del día, Enrique Viale, presidente la Asociación Argentina de Abogados Ambientalistas, destacó el fallo de la Corte Suprema que intima al Estado a hacerse cargo de la situación del Riachuelo como una bisagra en el derecho ambiental . El Juez Oscar Garzón Funes, por su parte, prefirió recordar el papel necesario del poder ejecutivo. Mientras tanto, Romina Picolotti se prepara para asumir esta semana como nueva secretaria de Medio Ambiente.


"Para el tema del Riachuelo, que será uno de los prioritarios, Picolotti tendrá un área de trabajo especial. El objetivo a largo plazo es la recuperación de las aguas, para lo cual habrá medidas puntuales de limpieza, pero como escalón previo indispensable será necesario detener la contaminación", informó hoy un artículo de Página 12.

Por su parte, Picolotti le expresó a La Nación en una entrevista que "El Riachuelo es una prioridad porque hay una intimación de la Corte Suprema de Justicia. Allí haremos acciones inmediatas de atención sanitaria y obras de infraestructura".

Todo lo dicho hasta aquí demuestra que la Corte Suprema de la Nación logró su cometido de instalar el tema en el gobierno, aunque sea a la fuerza. Pero debemos instalar la pregunta saludable: ¿puede el poder judicial llevar a cabo la justicia ambiental? Seguramente, no.

Eso es lo que seguramente piensa Picolotti, que tiene el enorme desafío por delante de ser la primera que haga una política ambiental en serio en Argentina. Por ahora, empezó por lo urgente (pasteras, Riachuelo), lo importante espera.

Porque, basta con recordar, como lo hizo hace tiempo el periodista ambiental Sergio Federovisky, que la política correcta es la que impide los problemas y no la que los soluciona (
esto con relación al Riachuelo) que el poder judicial no es el ideal para llevar a cabo esta política.

A pesar de que existe el derecho precautorio, aún así en este ámbito estamos a la defensiva. El poder legislativo, desarrollando normativas serias, y el poder ejecutivo, haciendo cumplir las leyes y planificando estrategias a largo plazo, son quienes deben llevar a cabo la política ambiental, si es que esta es una política de Estado.

No sirve la acción de cada uno por separado. Porque, como se destacó en la consulta ambiental que realizamos por el día del Medio Ambiente, muchas veces existe la legislación pero no está reglamentada por el ejecutivo, y por lo tanto tampoco puede actuar el judicial.

Esto es importante, porque como lo demuestran numerosas organizaciones en todo el país (como FARN, AAAA, CEDHA, entre otras), el derecho ambiental fue (y es) uno de los pocos recursos con que los ciudadanos pueden luchar en defensa del medio ambiente.

En este sentido, Picolotti tiene otra marca más, es una de las primeras -sino la primera- funcionaria de primera línea que no tiene una tradición política partidaria y que proviene del tercer sector. La ONG que preside, el Centro de Derechos Humanos y Ambientales, es elogiada por su trabajo desde la sociedad civil. Es una muy buena oportunidad, entonces, para que esta experiencia diferente llegue al Estado.

La Justicia ambiental, entonces, el equilibrio entre seres humanos y naturaleza, el derecho a disfrutar deun ambiente sano, no es tarea solo de la Justicia entendida como el poder judicial, sino que se lleva a cabo con legislación desde el Congreso y políticas desde la Casa Rosada.

Si existe un cuarto poder como el periodismo, no hace falta repetir que a este actor social también le cabe un rol protagónico para promover la justicia ambiental.

Temas: COMUNICACIÓN/ Política Ambiental, Derecho Ambiental

¿Avanza el Derecho Ambiental argentino?

"Los individuos deben tener la posibilidad de defender a generaciones futuras de las depredaciones del hombre de nuestros días." La Ley 1983 - D – 575, sentencia definitiva.


La Corte Suprema de Justicia exigió a los gobiernos y a las empresas involucradas presentar un plan de saneamiento del Riachuelo en 30 días. En este artículo, las repercusiones que puede traer esta medida en el Derecho Ambiental de nuestro país, el testimonio de dos especialistas a ComAmbiental y una breve reseña histórica.

Según palabras del presidente de la Asociación Argentina de Abogados Ambientalistas, Enrique Viale, se trata de "una bisagra histórica en el Derecho Ambiental Argentino". Para él, el Derecho tradicional no contempla la complejidad del deterioro ambiental y sus consecuencias en la sociedad.

"Para la tutela del derecho constitucional y humano a un ambiente sano, los remedios del derecho clásico aparecen como inadecuados para protegerlo. Por ello, ampliar las atribuciones que en esta materia la justicia debe asumir, como hace la Corte en este fallo, debe entenderse como el camino a seguir por ella en el nuevo rol que en la actualidad debe arrogarse como garante de los derechos de los ciudadanos", aseguró Viale.


El Juez Oscar Garzón Funes, pionero en el Derecho Ambiental de nuestro país, prefirió mayor reserva. A pesar de reconocer la prioridad que merece el tratamiento del Riachuelo, aclaró que "no todo puede depender de la Corte Suprema; el Poder Administrador es el que necesariamente debe trazar un plan efectivo y provechoso".

¿Cómo nació el Derecho Ambiental en la Argentina?

Al recorrer la historia de nuestro Derecho Ambiental, encontramos acciones judiciales destacables, entre ellos el fallo dictado en la causa "Kattan, Alberto E y otro c/ Gobierno nacional (Poder Ejecutivo) s/amparo". Aquí, el juez federal en lo contencioso-administrativo Garzón Funes detuvo la caza de toninas overas (una especie de delfin) con carácter preventivo, apoyándose en varios argumentos:

-no había una evaluación de impacto ambiental de esta actividad extractiva
-se trataba de una especie protegida en otras latitudes y en peligro de extinción
-todo habitante tiene derecho a que no se modifique su hábitat

"Lo interesante de este fallo -resaltó Enrique Viale- es que fue realizado en el año 1983, antes de la reforma constitucional (de 1994) que incorpora positivamente los principios y derechos del Derecho Ambiental".

El presidente de la AAAA resaltó que el caso "produjo una verdadera revolución jurisprudencial al otorgarle aptitud procesal a toda persona para la tutela del medio ambiente, en forma independiente de la lesión directa que se produzca sobre ella o sus bienes".

Esta facultad que tenemos para iniciar una acción judicial para preservar el ambiente -aún sin ser los perjudicados directos- es lo que se reconoce como derechos difusos y cuyo Día se celebra el 22 de marzo en homenaje al fallo pionero de Garzón Funes.

SECCIÓN: Derecho Ambiental

1.7.06

Las sombras de la soja en San Lorenzo

Febo asoma ya sus rayos. Mientras en Rosario los empresarios de la soja se reunieron a hablar de negocios, algunos kilómetros al norte vecinos de otra ciudad de Santa Fe sufren una de las consecuencias ocultas de esta actividad que, por ser la que más divisas genera al país, parece sagrada, intocable, incuestionable.

Foto aérea: Municipalidad de San Lorenzo 
"Aquí nacio la patria, aquí la Argentina crece", dice el sitio web de la Municipalidad de San Lorenzo, que quiere creer en el eslogan. De ese pueblo se trata: 150 mil habitantes, a 30 kilómetros de Rosario; Buenos Aires queda 300 kilómetros más lejos, pero la distancia parece mayor.

Porque para que sus noticias lleguen hasta aquí, donde Dios atiende, parece que debe haber millones de dólares de por medio. Ya no un triunfo histórico contra el imperio español y las hazañas de un sargento llamado Cabral sino los mega emprendimientos del modelo agroexportador que todavía vive y más que nunca con la soja transgénica.

"Si de agronegocios se trata, la cita obligada es Rosario, cuya ubicación estratégica, en pleno corazón agrícola de Argentina, concentra la mayor actividad portuaria e industrial relacionada a los agronegocios" dice el artículo de Clarín de hoy refiriéndose también al Tercer Congreso de Soja del mercosur.

Todo parece ir de maravillas en esta zona de la Argentina. Sin embargo, una vecina, Marcela Romadori, advierte: de seguir así, "San Lorenzo no tiene futuro". ¿Qué alumbran los rayos del sol? ¿Qué dejan ver y qué queda entre sombras?