26.2.10

El drama de las orcas en cautiverio

Los medios de todo el mundo tuvieron estos últimos días un gran tema con el que llenar sus espacios: el ataque de una orca en cautiverio en Estados Unidos acabó con la vida de su instructora. El show de los mamíferos marinos privados de su vida en libertad y en su propio hábitat se complementó con el show mediático donde el periodismo amarillo se impuso por amplio margen al periodismo verde.



En Clarín, por ejemplo, un artículo mostraba el "asombro" de las autoridades de SeaWord, el acuario donde ocurrió el "accidente" con esta "ballena". Aquí la hipocresía deja paso a la ignorancia, ya que no puede existir sorpresa alguna cuando se sabe que los animales salvajes sometidos a cautiverio eventualmente atacan a sus "cuidadores". Y ni siquiera el "periodista" tuvo la precaución de investigar para saber que las orcas no son ballenas -mysticetos- sino delfines -odontocetos-.

22.2.10

Todo tiene que ver con todo (el modelo ambiental)

Por Eduardo Soler (ComAmbiental)

Basura, Minería, Cambio Climático, Inundación, Deforestación... Problemáticas que parecen algunas muy lejanas de las otras están en realidad interconectadas entre sí por el tejido ecosistémico. Este es uno de los desafíos más fuertes que tiene el periodismo ambiental: abordar la complejidad y expresarla de un modo simple pero no simplista.

Han pasado ya cuatro años desde que iniciamos la tarea de sumar nuestra voz a la blogósfera. En ese camino, con altibajos, pudimos aprender de muchos grupos y organizaciones ambientalistas, cada uno con su perspectiva, y a su vez dar a conocer sus ideas, frustraciones, alegrías y todo tipo de novedades. En ComAmbiental, nuestro objetivo fue contemplar siempre a todos los verdes, asumiendo una posición de crítica constructiva y de integración, que creemos que es el objetivo de la comunicación.

20.2.10

Glup glup Buenos Aires

Otra lluvia torrencial sobre la Ciudad de Buenos Aires inundó de fastidio a sus habitantes y sacó a flote las falencias que tiene el sistema pluvial urbano y, más urgente aún, la falta de un plan para atender las emergencias.


Hacen agua. La avenida Juan B. Justo debería respetar el arroyo que surca bajo su asfalto y llamarse como tal, Arroyo Maldonado. Los vecinos con memoria saben que el río entubado sube a visitarlos durante las fuertes lluvias, aunque sorprendieron la frecuencia y la intensidad que no les dieron respiro.

Como en un videojuego de Pacman, ayer los colectiveros y automovilistas que se acercaban para cruzar la avenida debieron desviarse una y otra vez en el laberinto de calles anegadas. Miembros de la Guardia Urbana, la Policía Federal y la flamante Policía Metropolitana actuaban como semáforo en las esquinas donde ya se había cortado la luz.

En un momento, cientos de personas se encontraban caminando por la Av. Santa Fe a la altura de Juan B. Justo porque los colectivos en los que viajaban habían detenido su marcha allí y los choferes conversaban en la vereda sobre qué hacer. La decisión entonces fue esperar a que calmen las aguas.

No había opciones de caminos alternativos. Un médico necesitaba llegar al Hospital Naval, del otro lado frente al Parque Centenario, y un agente de la Policía Metropolitana lamentó no poder ofrecerle una solución debido a que el sistema de comunicación del propio cuerpo estaba colapsado y desconocía la situación en los otros barrios. "¡Qué comienzo!", dejó escapar este agente con ironía, refiriéndose al debut de la fuerza policial porteña, y cuyo chaleco antibalas ya se había arruinado porque estaba empapado.

Plan de emergencia. Si bien están previstas obras para aliviar el arroyo Maldonado (obras polémicas por su posible costo e impacto ambiental), los resultados se verían recién a partir de mediados de 2011. Hasta entonces, la Ciudad debería contar con un plan que no interrumpa la comunicación en todo su territorio, tanto a través de sus caminos como de la energía eléctrica y el teléfono.

Ya en 2002, Antonio Brailovsky criticaba la falta de un circuito alternativo señalizado que permitiese guiar a los automovilistas hacia su destino por caminos seguros. Las zonas vulnerables están identificadas ya que coinciden con las cuencas de los antiguos cursos superficiales que atraviesan la Ciudad, según muestra el Atlas Ambiental de Buenos Aires.

¿Infraestructura caduca? Según el mapa educativo nacional, a los factores naturales "se suma el crecimiento descontrolado de la ciudad, la obsolescencia, insuficiencia y escaso mantenimiento del sistema de desagüe pluvial, el relleno y ocupación de franjas costeras que dificultan aún más el drenaje". Por ello es necesario una planificación urbana tal como informó Mabel Santoro en 2004.

Asimismo, dos meterólogos consultados por Página 12, pronostican para las próximas cinco semanas, precipitaciones que -si bien son típicas para la época- serán más frecuentes e intensas que la media normal debido al cambio climático. De hecho, este febrero puede ser uno de los más lluviosos del que se tenga conocimiento, y para Osvaldo Canziani las tormentas veraniegas serán normales ya que nos dirigimos a un clima tropical en Buenos Aires.

Los científicos y académicos hicieron su tarea. Es cierto que no se espera la resignación pero tampoco el agua es objeto de dominación ni tiene sed de venganza. Fluye naturalmente y las medidas para evitar pérdidas humanas y materiales deberían ser tomadas con conciencia de este conocimiento complejo.

17.2.10

"El pueblo movilizado: eso es lo único que sirve"

Ayer se desarrolló una manifestación urgente frente a la Casa de la Provincia de Catamarca en la Ciudad de Buenos Aires, para demostar la solidaridad con la asamblea de Andalgalá frente a la represión de esta semana. En la protesta confluyeron la Red Nacional de Acción Ecologista (RENACE), la Unión de Asambleas Ciudadanas (UAC), el Partido Obrero -que llevó muchos de sus militantes-, Proyecto Sur, la Federación Universitaria de Buenos Aires (FUBA) y otras organizaciones sociales.

"Querían la ley, bueno, vamos por la ley. Cuando logramos la ley, no sirve de nada", exclamó Javier Rodríguez Pardo (RENACE), sobre la vetada Ley de Protección de Glaciares. "¿Qué es lo que sirve? El pueblo movilizado: eso es lo único que sirve", completó el periodista y militante, autor del libro Vienen por el oro, vienen por todo. Las invasiones mineras 500 años después.




Contra la criminalización. El eje de la manifestación puso su foco en denunciar la "criminalización de la protesta", como manera de detener el creciente ciclo de resistencias frente a la minería a cielo abierto. Lo cierto es que nos encontramos en un momento crítico de este movimiento asambleario, que tuvo su primer hito en Esquel del 2003, y que hoy se extiende por toda la Cordillera de los Andes, en Argentina y en toda América Latina.

"La judicialización y criminalización a las asambleas, comunidades y movimientos sociales que defienden sus territorios, es una de las estrategias desplegadas desde los sectores del poder para acallar las voces de la resistencia frente al modelo productivo, extractivo, exportador y opresor que nos imponen", manifestó la UAC en su última declaración. No sólo en el conflicto contra las mineras, sino sobre los agronegocios y otros más.

Puntualmente, la UAC también había advertido que, a las amenazas que sufrió la Asamblea El Algarrobo por parte de la policía, "se suman las del intendente de Andalgalá, José Perea, quien en la FM “Z” -favorable a las empresas mineras- expresó que si es necesario MATARÁ a las personas que están manteniendo el corte contra Agua Rica". Afortundamente, no ocurrió ningún hecho tan lamentable, pero la cantidad de heridos pone en alerta a todo el movimiento ciudadano en lucha por el medio ambiente.

Una política nacional. Además de las autoridades locales y provinciales, quienes se reunieron ayer acusaron también al Gobierno Nacional, por la presencia de la gendarmería, y por ser el primer valuarte del modelo minero, desde la Secretaría de Jorge Mayoral. De hecho, el discurso de Rodríguez Pardo se refería al veto de la Ley de Protección de Glaciares en el 2008, que fuera sancionado por el Congreso pero luego no fue ratificado por la Presidencia.

Luego el senador kirchnerista, Daniel Filmus, presentó una "nueva Ley de Glaciares", que obtuvo en octubre del año pasado la media sanción por parte de la Cámara de Senadores. Sin embargo, organizaciones ambientalistas como Conciencia Solidaria, RENACE y la Asociación Argentina de Abogados Ambientalistas, cuestionarion los cambios introducidos, ya que no protegen la totalidad del "ambiente periglaciar" y son más permisivos con las mineras.

Por ello, reclamaron insistir con la misma Ley saboteada por el "veto Barrik", presentada en su momento por Martha Maffei, e impulsada ahora por Miguel Bonasso, en alianza con Proyecto Sur. Pero este proyecto original, aprobado este año por la Comisión de Recursos Naturales, se encuentra cajoneado por la Comisión de Minería de Diputados, dominada por el kirchenrismo.


¿Del dolor al festejo? La agencia La Vaca publicó hoy "Después de la represión, un triunfo", haciendo referencia al fallo ya comentado, y difundido por los grandes medios, de que se detiene hasta nuevo aviso el proyecto de "Agua Rica". A pesar de ello, la medida fue justificada para garantizar la "paz social", y por ello vuelve a nosotros la consigna del pueblo movilizado.

Al menos, hasta que se logre institucionalizar de mejor forma la resistencia, en una ley nacional o provincial que detenga la minería contaminante en Catamarca.

video

Andalgalá resiste la represión minera

El movimiento ciudadano contra la minería contaminante tuvo que sufrir un día de violenta represión en el departamento catamarqueño de Andalgalá. La tensión se remonta a diciembre del año pasado, cuando la asamblea El Algarrobo decidió cortar el paso a los camiones que abastecen al emprendimiento de "Agua Rica", y se agudizó desde hace unos días, ya que las autoridades ordenaron la intervención policial para salvaguardar los intereses de la empresa trasnacional.

La protesta, que tuvo alguna trascendencia mediática a nivel nacional, se desarrollaba este lunes en dos frentes de resistencia: el camino de Chiquiago con el Potrero y el centro de la ciudad de Andalgalá. "Son numerosos los heridos y los detenidos. Por los primeros reclamamos urgente atención médica denunciando la salvaje violencia a que fueron sometidos, por los segundos exigimos inmediata libertad y el cese de toda violencia", expresó un comunidado de la RENACE.


En la provincia de Catamarca funciona ya una explotación emblema de la minería a cielo abierto, La Alumbrera, de la que ya informamos en ComAmbiental en forma reiterada los graves impactos ambientales, sociales y sanitarios. Pero además, existe desde hace unos años un nuevo proyecto del mismo grupo empresarial, Agua Rica, sobre el Nevado de Aconquija, que pone en riesgo mayor a Andalgalá, sobre todo porque comprometería aún más el suministro de agua en una zona árida como es Catamarca.

Luego de la represión, "el juez Electoral y de Minas de la provincia, Raúl Guillermo Cerda, ordenó paralizar los trabajos en el emprendimiento minero de Agua Rica de Yamana Gold", informó la prensa, para "preservar la paz social". Las crónicas calculan que para llegar a este fallo se necesitó la manifestación casi cinco mil vecinos, unos 70 resultaron heridos, 20 fueron detenidos y cuatro resultarían procesados.

Solidaridad en Buenos Aires. ComAmbiental estuvo presente en una urgente convocatoria frente a la Casa de Catamarca en la Ciudad de Buenos Aires para manifestar el repudio a la represión y difundir la resistencia anti minería contaminante. Allí se reunieron miembros de la RENACE (Red Nacional de Acción Ecologista), la UAC (Unión de Asambleas Ciudadanas), el Partido Obrero, Proyecto Sur y agrupaciones estudiantiles encabezadas por la FUBA.

En ese lugar, el abogado de la Asamblea de Andalgalá, Javier Marín, manifestó que "lamentablemente se optó por defender al poderoso y reprimir". Por ello, además del pedido de amparo por principio precautorio, se pedirá la renuncia del intendente de Andalgalá, José Perea, de la fiscal Martha Nieva, y también del gobernador -ex "radical K" y hoy cobista- Eduardo Brizuela del Moral.

Sigue la resistencia. Luego de la pueblada, la Asamblea El Algarrobo de Andalgalá se reúne para resolver la continuidad del plan de lucha. Se prevee la llegada de compañeros de La Rioja, de las asambleas de Famatina y Chilecito, quienes dieron el ejemplo del corte de ruta selectivo para impedir la implementación de las extracciones mineras.

Por último, difundimos los videos publicados por la Asamblea El Algarrobo, que muestran por sí solos como se desarrollaron las protestas. El último de ellos, en especial, registra los momentos de tensión que se vivieron cuando las "fuerzas de seguridad" comenzaron a reprimir para desalojar la ruta y permitir así el paso de los camioneras de la Minera...

Fue entonces cuando un asambleísta pidió, entre los gritos de mujeres y niños, no contestar la violencia con violencia porque sino, como ya sucedió, los acusan de ser "terroristas ecológicos". Simplemente, por querer defender su pueblo del saqueo, y preservar el valor del agua pura para la vida.










Para más información:
http://catamarcacontaminada.blogspot.com/
http://www.noalamina.org/mineria-argentina/mineria-catamarca/

16.2.10

¿Qué hacer con los residuos sólidos domiciliarios?

En la Argentina la gestión integral de residuos es incipiente y difiere de cada municipio. Aunque crece el grado de conciencia y el interés por aminorar el impacto ambiental de la basura, hay confusión sobre cómo contribuir -sea de manera individual o colectiva- y esto puede superponer esfuerzos y, peor aún, desmotivar el cambio de hábito.

Entonces las palabras de Cristina Lescano, líder de la Cooperativa El Ceibo de Buenos Aires, marcan el puntapié inicial: "La basura no es del Estado, ni de las empresas; es de quien la genera". Y por ello El Ceibo trabaja en estrecho contacto con los vecinos del barrio de Palermo, enseñándoles cómo separar en origen, adecuando su tarea con las necesidades del vecindario.


13.2.10

Día de la Energía: que se haga la luz

Hoy se celebra oficialmente el "Día Nacional del Agua y la Energía Eléctrica. Y qué mejor que el Día de los Enamorados para promover las energías positivas, tal como Greenpeace llama a las provenientes de recursos renovables y de baja contaminación.

En este artículo una revisión de las novedades en energía eólica, un potencial del país que ahora promete implementarse; y sobre el biocombustible, el sueño de los agronegocios por ingresar en el sector energético. Además, proyectos de energía solar.


Foto: Greenpeace

Amazonía y política ambiental en Brasil

Ayer se festejó el Día de la Amazonia, la selva latinoamericana que está considerada uno de los ecosistemas más valiosos del mundo. Por dos motivos principales: en primer lugar, su rol como el "pulmón del planeta" para transformar el dióxido de carbono en oxígeno; y por el otro, su papel como hábitat para una gran cantidad de especies, muchas de ellas desconocidas.

Es decir, conservar el Amazonas es fundamental para luchar contra el cambio climático y conservar la biodiversidad. Esto hace que muchas veces los ojos del mundo estén puestos en los países que tienen en su territorio a este gran ecosistema.¿Cuáles son, entonces, los desafíos de la política ambiental para este rincón del planeta? En este artículo, un foco sobre Brasil, donde asciende el Partido Verde como novedad electoral.


En primer lugar, debemos considerar que, dentro de esta ecoregión de una gran biodiversidad, viven pueblos indígenas que sobrevivieron al proceso de colonización. Si, en un principio, las corrientes ecologistas más conservacionistas consideraban que debían hacerse reservas naturales que prohiban la presencia del hombre, el nuevo ambientalismo reconoce que este no es el ideal a seguir, ya que se trata de co-habitar el entorno natural. Y qué mejor para ello que las culturas que tienen una gran historia de vivir en la región.

Por el contrario, una de las grandes amenazas que sufre la selva amazónica, es la deforestación para correr la frontera agropecuaria, generalmente con cultivos de soja. En Brasil, a su vez, existen críticas con la política de generar bioenergía a través de caña de azucar, ya que esto genera también una mayor demanda de tierra cultivable. Y eso genera grandes disputas políticas a partir de intereses contrapuestos.

Todo esto se volvió mucho más claro, en mayo del año pasado, cuando se produjo la renuncia de la entonces ministra de Medio Ambiente de Brasil, Marina Silva, justamente por su oposición a los planes de "crecimiento económico" de Lula Da Silva. El "Plan Amazonía Sustentable", decidido por la Presidencia, dejó de lado un programa más integral en el que venía trabajando el Ministerio de Ambiente, junto a organizaciones de la sociedad civil.

Silva es una militante ecologista, reconocida internacionalmente. Compañera de Chico Mendes, otro gran luchador por el Amazonas, sindicalista de los recolectores de caucho, asesinado en 1988. El año pasado, la gran noticia fue el pase de la ex ministra y senadora del PT, al Partido Verde de Brasil, para poder lanzar desde allí su candidatura presidencial para las elecciones de octubre de este año, lo cual hizo que su importancia política subiera en gran forma.

Los analistas políticos expresaron además que este hecho hizo ingresar la temática ambiental en la plataforma electoral del país más grande de América Latina. Fue por eso, en parte, que Lula presentó su propuesta voluntaria luego de la Convención de Cambio Climático en Copenhague, donde se incluye frenar la deforestación del Amazonas y se prevé una reducción de 564 millones de toneladas de CO2 para el 2020.

Sin embargo, Sergio Santos Filho, secretario ejecutivo de la ONG Instituto Socioambiental (ISA), le recordó a IPS que "Lula amnistió la deforestación practicada por terratenientes" y "está cediendo a presiones de hacendados en la reforma del Código Forestal". Así, mientras el actual presidente recibe el reconocimiento del Foro Económico Mundial, Marina Silva reunió apoyos en el Foro Social Mundial.


11.2.10

¿Otra muerte por la minería en Catamarca?

Hace unos días se dio a conocer una noticia lamentable: se produjo la muerte de una niña de 13 años en Andalgalá, Catamarca, quien vivía a tres kilómetros del dique de cola de Minera La Alumbrera. Los vecinos hablan de que se trató de un deterioro de la salud relacionado con la contaminación química, que se manifestó en la sintomatología de la "enfermedad de Addison".

Las sospechas son preocupantes, porque existe otro antecedente de muerte por una afección poco común, en el pequeño pueblo de Vis Vis, según informó la prensa local. La escuela del lugar tenía una matrícula de unos 50 niños, pero la llegada de la Minera produjo el paulatino despoblamiento de esa zona del departamento de Aldalgalá, porque los animales que criaban morían al beber del dique de cola, tal y como retrató hace años el documental Asecho a una Ilusión.

9.2.10

Riachuelo y poder: contaminación y corrupción

Por Eduardo Soler

Otra noticia que no es noticia: el Riachuelo sigue contaminado. Hace ya más de un año que se conoció el dictámen de la Corte Suprema que ordena ejecutar un plan de saneamiento para la Cuenca; hace ya más de tres años que comenzaron las audiencias judiciales; y hace más una década de la promesa de los mil días de María Julia.



¿Qué es lo que hace casi imposible limpiar al Riachuelo? Una respuesta podría ser la complejidad de la problemática, luego de tanto tiempo de vertidos industriales de diverso tipo y de residuos domiciliarios que fueron a parar al río. Sin embargo, como dijo un personaje desde la sabiduría popular, el Riachuelo se puede purificar solito, sólo habría que... dejar de contaminarlo.

6.2.10

A sacarnos las pilas

Tenemos pilas en todos lados. Tantas, que se convirtieron en un símbolo de vitalidad y productividad, cuando en realidad representan casi lo contrario. Hoy en día, “ponerse las pilas” o “tener pilas” conllevan un significado positivo. Sin embargo, debemos saber que:

1) La gestión integral de la producción de la pila insume más energía que la que efectivamente utilizamos; es decir, no es algo que pueda ser señalado como eficiente.
2) Una gestión inadecuada de las pilas usadas es un peligro para la salud, vía la contaminación ambiental; es decir, no es algo que pueda asociarse a la vitalidad.

¿Por qué entonces está tan extendido el uso de las pilas en sí y como símbolo en la vida diaria? La respuesta es bastante sencilla y se sintetiza en el “estilo de vida” predominante en las sociedades modernas occidentales, como las que encontramos en las grandes ciudades argentinas.


En promedio, según cita un informe de la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación del 2008, una persona consume un promedio de diez pilas por año. Recibe de ellas el confort de poder utilizar distintos artefactos electrónicos, esté donde uno esté.

La civilización puede transportarse así más allá de las ciudades, estos aglutinados de energía donde la conectividad está expandida. Aún en ellas, esta posibilidad no sería completa sin la complementariedad que ofrecen pilas y baterías.

La civilización, en este caso, se compone de industrias culturales y tecnologías de la información. Comodidad -para el entretenimiento y la comunicación- es entonces el principal servicio que ofrecen estas fuentes de energía portátiles al ser humano.

¿Qué hacer? En nuestro país, según el informe ya mencionado, no existen tecnologías de reciclaje o de inmovilización que puedan atenuar el peligro tóxico. La “solución” más común es la disposición en basurales a cielo abierto o rellenos sanitarios, aun cuando esto conlleva el riesgo de contaminación prácticamente impredecible.

Pero es sin dudas mejor que acumularlas, ya que en ese caso aumenta notablemente el riesgo y se consideran residuos peligrosos. También pareciera ser menos confiable la opción de recluirlas y utilizarlas como material de construcción, pues puede haber derrames tóxicos.

La opción como ciudadanos, es exigir al Estado una mejora en la gestión ambiental de estos residuos especiales. La opción como consumidores, es actuar con responsabilidad, con la conciencia de que la única pila que no contamina es la que no se usa.

Utilicemos entonces en la medida de lo necesario las pilas, y en forma preferencial aquellas que sean recargables y tengan una procedencia certificada. Para ponernos en un camino con más vitalidad y productividad, hay que empezar a sacarnos las pilas de nuestra rutina diaria.


Pilas y pilas

Entre la gran cantidad de pilas que circulan en el mercado, existen algunas más peligrosas que otras por su contenido químico. Las más famosas por su potencial tóxico son las “pilas botón”, que tienen un contenido de 30 por ciento de mercurio, un veneno reconocido, según señala también el Informe de la Secretaría de ambiente de la Nación.

Las llamadas “pilas comunes” tienen manganeso y zinc, dos componentes relativamente menos peligrosos, pero su gran contra es su baja productividad; mientras que las pilas “alcalinas” cumplen el mismo tipo de funcionen con una duración 10 veces mayor. La vida útil, que evita el consumo de otras pilas, aumenta aún más entre las recargables, que pueden llegar hasta decenas de años, pero el contenido de niquel y cadmio no evita que haya riesgos una vez pasado este tiempo.


Para más información práctica, visitar esta página.

5.2.10

Buscan la unidad de los cartoneros para la lucha

Seis cooperativas y organizaciones de cartoneros pidieron ayer la reactivación de la planta de separación de residuos del Bajo Flores. Se trata de un reclamo hacia el Gobierno de la Ciudad en el marco del cumplimiento de la Ley 1854 de Gestión Integral de Residuos Sólidos Urbanos, del 2005, conocida como "Basura Cero" por su objetivo de que no exista material reciclable que vaya a parar a los rellenos sanitarios del conurbano bonaerense.

Un poco de historia. Hace tiempo ya que se reglamentó la Ley de Basura Cero, recién en el 2007, durante la gestión en el Ministerio de Ambiente de la Ciudad del dirigente del Partido Verde, Manuel Velasco. Luego llegó el triste y olvidable paso de Juan Pablo Piccardo por el Ministerio, rediseñado por el PRO para ser de Espacio Público, que duró hasta unas pocas semanas.

En ese periodo, que abarcó todo el 2008 y el 2009, la Ley no hizo más que retroceder. Luego de una sesión bochornosa, el trabajo de la Comisión de Seguimiento de la Ley se diluyó hasta detenerse. Se detuvo el plan de doble contenerización de la Ciudad para implementar la separación de residuos en origen de forma masiva. Y entre dimes y diretes, hubo una fina operación política para dividir a las cooperativas de cartoneros, entre sí y con las organizaciones ambientalistas.

El reclamo. En este contexto amplio, las cooperativas CERBAF, El Ceibo y COTPadilla, junto a la agrupación sindical ASCIRA, la FTV y la Central de Movimientos Populares suscribieron un convenio marco de cooperación recíproca. El mismo tiene como propósito implementar "
la disposición inicial selectiva a través de la separación en origen domiciliario, la recuperación diferenciada y el reciclado, que permitirá un ahorro de energía, inversión en tierras y en los costos de operaciones para darle disposición final”.

Para ello se solicita la pronta reactivación de la planta de separación de residuos del Bajo Flores, que está bajo la responsabilidad de la CERBAF (Cooperativa Ecológica de Recicladores del Bajo Flores) por convenio 3/2006 con el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires. Su reactivación y puesta en funcionamiento, tiene como meta "llevar adelante la distintas tareas que hacen a la segregación, clasificación y acondionamiento de los materiales de la fracción inorgánica y/o seca que componen los Residuos Sólidos Urbanos".

El futuro de la Ley. Hace poco, Clarín publicó que no se están cumpliendo las metas de la Ley de Basura: una información que es difícil clasificar del todo como noticia, porque es algo ya sabido en "el ambiente". Para empeorar la situación, Greenpeace no le dio demasiada importancia, en principio, al seguimiento de la normativa, después de haberse logrado su sanción, y no consigue últimamente romper el cerco mediático.

Para noviembre de 2010, cuando se cumplan 5 años de la sanción de la Ley, la Ciudad tendría que cumplir el objetivo de reducir en un 30 por ciento los residuos sólidos enviados a los rellenos sanitarios de la CEAMSE en base al 2004. Pero desde esa fecha, la basura no hizo más que aumentar, explicado por la suba en el nivel del consumo, y las nulas campañas de concientización de la ciudadanía. En el mientras tanto, esta sigue siendo la mayor deuda ambiental de los porteños.

1.2.10

Humedales y biodiversidad: claves contra el cambio climático

Hoy se celebra el Día Mundial de los Humedales que este año hiza la bandera de "Cuidar los humedales, una respuesta al cambio climático". Se trata de aquellos sistemas ecológicos donde el agua predomina y ofrece servicios ambientales imprescindibles y por ello se los conoce como "el riñón del planeta". En Argentina hay 19 sitios de importancia internacional, muchos de ellos amenazados por diversos factores, como la cercanía a emprendimientos mineros.

Comic de Fundación Proteger
Fundación Proteger publicó una serie de actividades que se desarrollarán esta semana en distintos puntos de Iberoamérica en torno al 2 de Febrero, una agenda ideal para aprovechar las vacaciones con buena compañía, y contribuir a la conciencia ambiental. Para la organizacion: "Los humedales se cuentan entre los ecosistemas más productivos del planeta y brindan importantes beneficios económicos y sociales", como la producción de agua dulce.