17.2.10

Andalgalá resiste la represión minera

El movimiento ciudadano contra la minería contaminante tuvo que sufrir un día de violenta represión en el departamento catamarqueño de Andalgalá. La tensión se remonta a diciembre del año pasado, cuando la asamblea El Algarrobo decidió cortar el paso a los camiones que abastecen al emprendimiento de "Agua Rica", y se agudizó desde hace unos días, ya que las autoridades ordenaron la intervención policial para salvaguardar los intereses de la empresa trasnacional.

La protesta, que tuvo alguna trascendencia mediática a nivel nacional, se desarrollaba este lunes en dos frentes de resistencia: el camino de Chiquiago con el Potrero y el centro de la ciudad de Andalgalá. "Son numerosos los heridos y los detenidos. Por los primeros reclamamos urgente atención médica denunciando la salvaje violencia a que fueron sometidos, por los segundos exigimos inmediata libertad y el cese de toda violencia", expresó un comunidado de la RENACE.


En la provincia de Catamarca funciona ya una explotación emblema de la minería a cielo abierto, La Alumbrera, de la que ya informamos en ComAmbiental en forma reiterada los graves impactos ambientales, sociales y sanitarios. Pero además, existe desde hace unos años un nuevo proyecto del mismo grupo empresarial, Agua Rica, sobre el Nevado de Aconquija, que pone en riesgo mayor a Andalgalá, sobre todo porque comprometería aún más el suministro de agua en una zona árida como es Catamarca.

Luego de la represión, "el juez Electoral y de Minas de la provincia, Raúl Guillermo Cerda, ordenó paralizar los trabajos en el emprendimiento minero de Agua Rica de Yamana Gold", informó la prensa, para "preservar la paz social". Las crónicas calculan que para llegar a este fallo se necesitó la manifestación casi cinco mil vecinos, unos 70 resultaron heridos, 20 fueron detenidos y cuatro resultarían procesados.

Solidaridad en Buenos Aires. ComAmbiental estuvo presente en una urgente convocatoria frente a la Casa de Catamarca en la Ciudad de Buenos Aires para manifestar el repudio a la represión y difundir la resistencia anti minería contaminante. Allí se reunieron miembros de la RENACE (Red Nacional de Acción Ecologista), la UAC (Unión de Asambleas Ciudadanas), el Partido Obrero, Proyecto Sur y agrupaciones estudiantiles encabezadas por la FUBA.

En ese lugar, el abogado de la Asamblea de Andalgalá, Javier Marín, manifestó que "lamentablemente se optó por defender al poderoso y reprimir". Por ello, además del pedido de amparo por principio precautorio, se pedirá la renuncia del intendente de Andalgalá, José Perea, de la fiscal Martha Nieva, y también del gobernador -ex "radical K" y hoy cobista- Eduardo Brizuela del Moral.

Sigue la resistencia. Luego de la pueblada, la Asamblea El Algarrobo de Andalgalá se reúne para resolver la continuidad del plan de lucha. Se prevee la llegada de compañeros de La Rioja, de las asambleas de Famatina y Chilecito, quienes dieron el ejemplo del corte de ruta selectivo para impedir la implementación de las extracciones mineras.

Por último, difundimos los videos publicados por la Asamblea El Algarrobo, que muestran por sí solos como se desarrollaron las protestas. El último de ellos, en especial, registra los momentos de tensión que se vivieron cuando las "fuerzas de seguridad" comenzaron a reprimir para desalojar la ruta y permitir así el paso de los camioneras de la Minera...

Fue entonces cuando un asambleísta pidió, entre los gritos de mujeres y niños, no contestar la violencia con violencia porque sino, como ya sucedió, los acusan de ser "terroristas ecológicos". Simplemente, por querer defender su pueblo del saqueo, y preservar el valor del agua pura para la vida.










Para más información:
http://catamarcacontaminada.blogspot.com/
http://www.noalamina.org/mineria-argentina/mineria-catamarca/

2 comentarios:

Eduardo dijo...

es necesario seguir difundiendo! crear conciencia, generar solidaridad. este sí es un tema de interés para todos!

Anahí M. LLanes. dijo...

Fuerza Andalgalá!!!

Desde este pequeño espacio te apoyamos y acompañamos!