30.10.06

Se viene la segunda: la Corte Suprema de Justicia deberá atender también al Reconquista

La Asociación Argentina de Abogados Ambientalistas presentó una acción ante la Corte Suprema de Justicia de la Nación para que la Cuenca del Río Reconquista reciba el mismo tratamiento que el Matanza-Riachuelo, demandando al gobierno nacional y al de la provincia de Buenos Aires.

Ante la puesta de la problemática ambiental en la escena pública tras el "efecto papeleras", la intensificación de las protestas de los vecinos de la cuenca y la participación activa del Defensor del Pueblo de la Nación, la asociación de abogados sumó otra línea de presión que se cimienta en la judicialización, lo que podría llarmarse el "efecto Riachuelo".


Los fundamentos y las implicancias de esta medida son descritas en el comunicado que la Asociación Argentina de Abogados Ambientalistas difundió esta tarde:

La “Asociación Argentina de Abogados Ambientalistas” (AAdeAA) preocupada por la situación de emergencia y gravedad ambiental existente en la Cuenca del Río Reconquista accionó ante la Corte Suprema de Justicia de la Nación para lograr el saneamiento y la recomposición de dicho curso de agua ante el incumplimiento del deber de vigilancia y protección del ambiente del Estado Nacional y de la Provincia de Buenos Aires, quienes resultan demandados. La causa se caratula “Asociación Argentina de Abogados Ambientalistas C/ Buenos Aires, Provincia de y otros S/ Acción de Recomposición y Saneamiento del Río Reconquista”, Expediente A-1722/06.

La Asociación pretende que el máximo Tribunal otorgue a esta causa el mismo tratamiento originario que le confiere a la Cuenca Matanza-Riachuelo atento la similitud del deterioro ambiental y la interjurisdiccional de la problemática.

Entre otras medidas, se solicita a la Corte que ordene el inmediato cese de las acciones de contaminación y se efectúe definitivamente el saneamiento y recomposición de la Cuenca del Río Reconquista. Para este último objetivo, la Asociación solicitó que se le exija a los poderes ejecutivos demandados la determinación de un plan de Ordenamiento Ambiental del Territorio con un claro cronograma de pasos.

Como medidas cautelares se solicitaron la inmediata realización de un estudio Epidemiológico y Toxicológico de todos los habitantes potencialmente afectados por la cuenca y su zona de influencia. Este estudio deberá llevar consecuentemente, a una inmediata y adecuada atención médica integral de todos los afectados. Asimismo preventivamente se solicitó el inmediato traslado y reubicación de todas las personas que vivan en asentamientos precarios sobre la margen del Río Reconquista y estén siendo negativamente afectados por el mismo. Por último, entre otras cosas, la Asociación exigió que la Corte exija la realización de un programa de publicidad a los efectos de que se conozca la existencia de la emergencia ambiental, y de las medidas mínimas necesarias para evitar en lo sucesivo seguir padeciendo los efectos de la contaminación.

La Ciudad Autónoma de Buenos Aires no es demandada, pero se solicitó su citación como “tercero interesado”, atento que los efectos contaminantes del Reconquista tiene claras consecuencias ambientales sobre el Río de la Plata.

En el mismo sentido AAdeAA peticionó, la citación del Defensor del Pueblo de la Nación, de la Provincia de Buenos Aires y de la Ciudad.

Por último es importante recordar que la Cuenca llamada río Reconquista, posee 1.547 Km/2, y 82 km. de río. Comprende 18 municipios de la Provincia de Buenos Aires (Lujan, Gral. Rodríguez, Marcos Paz, Las Heras, Moreno, Merlo, Ituzaingó, Morón, Hurlingham, Malvinas Argentinas, San Miguel, José C. Paz, Tres de Febrero, Gral. San Martín; Vicente López, San Fernando, Tigre y San Isidro.), hasta desembocar en el río Lujan. Abarca aproximadamente 167 mil hectáreas y habitan en los partidos donde su cuenca esta fuertemente urbanizada mas de 4 millones de bonaerenses.

SECCIÓN: Contaminación hídrica, Derecho Ambiental, Política ambiental

28.10.06

En la educación está la luz verde

En el II Congreso de Educación Ambiental que culmina mañana, la organización Amigos de la Tierra presentó un material didáctico para trabajar acerca del agua, tanto en las aulas como en el barrio. En Puerto Madryn, Chubut, el gobierno local entrena a jóvenes promotores turísticos y ambientales. En Formosa una escuela de frontera enseña a toda la comunidad a cuidar su ambiente, sus medios de subsistencia y su salud.

Las tres noticias demuestran que la educación ambiental es más que ecología. Promueve y se cimienta en el acceso a la información, a la capacitación y a la participación, en un marco de relaciones de solidaridad y respeto por la diversidad.

26.10.06

Sangre verde: Greenpeace contra los empresarios que matan el bosque

Los ambientalistas se unen para salvar los últimos bosques de la Argentina. Fundación Vida Silvestre había documentado que en Argentina se desmontan 250 mil hectáreas por año. Esta vez fue el turno de Greenpeace: le puso nombres a los biocidas, cinco importantes empresarios nacionales que estarían involucrados en estos negocios insostenibles, entre ellos Franco Macri y Eduardo Eurnekian. En la presentación estuvo presente el diputado Miguel Bonasso, quien impulsa un proyecto de ley que pretende declarar la emergencia forestal en el país.

"Un tarea casi detectivesca, durante la cual fue necesario recurrir a un amplio abanico de fuentes documentales para lograr esclarecer un crimen", así describió Martín Prieto, director ejecutivo de Greenpeace, el trabajo de investigación que desarrolló la organización en el informe "Desmontes S.A." que presentó hoy en la ciudad de Buenos Aires. El objetivo: "Ponerles nombre y apellido a algunos de los responsables y acusarlos públicamente del homicidio premeditado de los últimos bosques nativos argentinos".

Es que el biocidio ya es casi un genocidio donde corre sangre verde. Según cálculos basados en informes de la Secretaría de Ambiente de la Nación, solo queda el 25% de los bosques y selvas autóctonos. Si la tendencia continúa, el país pronto se quedará sin los bienes y servicios que ellos brindan, además de que la deforestación influye en el calentamiento global y en la regulación del ciclo del agua, lo que influye en gran medida en las inundaciones y sequías anormales que se registran en el norte del país, la región más afectada por la mano voraz de los agronegocios.


Juan Carlos Vilallonga, director político de la ONG, sintetizó la tragedia como "voracidad empresarial y decidia gubernamental". Un mismo modus operandi que se repite en las provincias del norte argentino, donde el monocultivo la soja transgénica de siembra directa y pesticidas asociados avanza sin control alguno, la mayoría de las veces con el visto bueno del las provincias. Si bien coinciden con el diagnóstico de Bonasso, para Greenpeace, "faltan acciones".

Por eso salieron a denunciar a famosos empresarios que cometen un delito, a veces, legal. Una acción fuera de toda ética ambiental y responsable con las futuras generaciones. Es el caso de Franco Macri, quien en la estancia El Yuto, que compró a fines de 1997, al mismo tiempo que obtenía la concesión del Correo Argentino, ya habría desmontado hasta la fecha 4.506 hectáreas. Lo hizo con permiso de la Dirección de Medio Ambiente y Recursos Naturales de Salta. El Grupo Eurnekian no pudo esperar y realizó desmontes ilegales en el Chaco pero igual sigue operando en la provincia.

Los otros acusados son Víctor Gualtieri y las sociedades anónimas Liag y Madera dura del Norte. "En 10 años, solo cinco empresarios desmontaron una vez y media la superficie de la ciudad de Buenos Aires", informó un comunicado de la organización. Todos los proyectos están vinculados a "actividades orientadas a la siembra de soja y algodón, extracción de madera, ganadería y otras prácticas productivas incompatibles con el desarrollo sustentable y la preservación de los bosques".

También estuvo presente en la presentación Nelly Veliz, presidenta del MO.CA.SE (Movimiento Campesino de Santiago del Estero), quien dejó en claro la gran mentira de la soja que trae crecimiento económico y aumento de la calidad de vida. En su provincia, las familias que por tres generaciones viven en los montes sufren ahora la presión de intereses empresariales, vinculados a sectores del Estado, que ven en sus tierras la oportunidad del negocio. Como ellos dicen, la soja avanza a punta de pistola.

La deforestación fue una de las principales problemáticas que las organizaciones colocaron en la agenda ambiental nacional. Sin embargo, el gobierno nacional, que declaró que el medio ambiente sería un asunto de Estado, no hizo nada hasta la fecha para detener los desmontes. Si la palabra del presidente Néstor Kirchner se cumple, sería de esperar que el proyecto de Bonasso pueda aprobarse en lo que resta del año legislativo. Para que no perdamos los pocos bosques que nos quedan.

TEMAS: Bosques , Agricultura , Cambio climático , Tercer Sector , Encuentros, Congresos, etc.

22.10.06

Transgénicos: ¿que los cumplas feliz?

Ya pasaron 10 años de los primeros cultivos transgénicos que hoy cubren más de 100 millones de hectáreas en el mundo. Aniversario que sigue motivando aplausos y también advertencias. ¿Para qué y para quién es necesaria la biotecnología en la agricultura? ¿Cuáles son los daños ambientales, sanitarios y sociales que se temen?

Al tiempo que la mayoría de los diarios habló bien de la soja, el cultivo transgénico que levantó la economía argentina, grupos ambientalistas se oponen a esta tecnología que es el último avance en la industrialización del campo que se realiza desde mediados de siglo, con los avances de la química y de la biología. Así, el monocultivo avanza sobre los bosques, a la vez que aumentan la agresividad de los agrotóxicos contra las especies que ven modificado su hábitat natural.


La Nación, Perfil y Clarín entrevistaron al doctor Wayne Parrott, director del Departamento de Ciencias, Cultivos y Suelos de la Universidad de Georgia, Estados Unidos, y padre de la "Revolución verde biotecnológica". Con elogios para su propia criatura, auguró el doble del área sembrada para el próximo decenio y una mayor variedad de cultivos transgénicos resistentes a la sequía, con propiedades nutricionales extra y (por supuesto) más rentables .

El genetista se quejó de las campañas anti-transgénicos como las de Greenpeace, acusándolas de ser un buen negocio -quizá "más vendible" porque la gente, conciente de su derecho a la información, quiere saber qué es lo que come y da de comer a sus hijos. Además menospreció los riesgos como alergias o toxinas inesperadas que podrían causar los transgénicos -según él "menos peligrosos que otros alimentos". Fundamentó con aval científico que en estos 10 años de experiencia ningún problema se ha "manifestado"(aún).

Al escepticismo "anti-soja" se dirigió duramente Héctor Huergo en la columna de opinión del Suplemento Rural de Clarín. Llamó a la soja transgénica "milagrosa especie" y la proclamó "el maná que nos mandó Dios, que sin duda es argentino y debe sentir vergüenza ajena ante las patrañas".

¿Cuáles patrañas? En sus palabras:
"Que desertifica los campos. Que produce "desiertos verdes"(¿¿!!). Que es responsable de la desaparición de miles de productores. Que nos ha hecho dependientes de la tecnología extranjera, para colmo, la del imperialismo yanqui. Que para colmo es transgénica. Que nos hemos convertido, finalmente, en una republiqueta sojera."

"También descubrimos, sin un solo aval de investigación seria, que la soja genera "menarca", adelantando la menstruación de las niñas. Que a los varones les hace crecer las tetitas, que no se le debe dar a mujeres embarazadas y niños. Escuché esta misma semana, en una radio líder, a un médico que sentenció estas estupideces con fluidez e ignorancia."


Huergo también habló de una "segunda revolución de las pampas", divisas millonarias, más soja pero sin arriesgar otros cultivos ni el ganado ni el monte nativo, chacareros pequeños ricos, desarrollo de zonas que tradicionalmente no son agrícolas y hasta hechó factura de la solidaridad que el agro brindó al país en tiempos difíciles como en 2002 gracias a la soja transgénica.

La resistencia

La crítica que todavía no fue refutada no apunta directamente a los alimentos transgénicos sino al modelo de producción que implica: siembra directa como sinónimo de menos empleo rural, monocultivo (el desierto verde), degradación ambiental, utilización de agroquímicos tóxicos (que afecta a ciudades cercanas y se sirve de señales humanas) y desmonte para ampliar la frontera agropecuaria . En síntesis, la continuidad de la lucha por dominar la naturaleza para ponerla a nuestra servicio.

Biodiversidad en América Latina dio un panorama en el artículo El boom sojero deja dramáticas consecuencias en Argentina. La distribución injusta de la tierra y de la tecnología vislumbra:
-Más campesinos desplazados de sus hogares y de sus fuentes de subsistencia,
-La desaparición de semillas naturales con propiedades valiosas,
-La concentración de poder en manos de unos pocos reyes de la agroindustria o los agronegocios.

Una de las ONGs que sostiene esta postura de resistencia apareció mencionada en Perfil. El Grupo de Reflexión Rural "investiga la relación de los plaguicidas con el aumento de casos de cáncer y malformaciones congénitas, lupus, artritis, púrpura, asma y alergias varias en las principales provincias sojeras". En esas plantaciones, GRR asegura que se utilizaron "unos 160 millones de litros de glifosato", un herbicida de amplio espectro para la soja transgénica. Es el caso, por mencionar un ejemplo puntual, del barrio Ituzaingó Anexo en Córdoba.

Perfil también publicó una serie de alimentos considerados comúnmente como inocuos o incluso saludables pero que se demostró que están contaminados o que no son seguros. Estudios de diferentes universidades argentinas encontraron residuos de pesticidas en lácteos -como hace meses- y hortalizas, y colorantes de efectos dudosos en las golosinas. En cada descubrimiento, la misma pregunta: ¿quién controla lo que comemos y lo que damos de comer a nuestros hijos? Si bien no están vinculados a los transgénicos, forman parte de la misma estrategia de industrialización del campo.

Más allá del debate sobre si la biotecnología es buena o mala en sí misma, o según cómo se la utilice, todavía faltan controles para que la sociedad pueda tener seguridad alimentaria con información confiable. Tampoco está resuelta la problemática de fondo: los transgénicos son solo la última herramienta para tratar de moldear la naturaleza a nuestro gusto. Si la vemos como nuestra enemiga, no es de extrañar que la "venganza" llegue cuando menos lo esperemos.

SECCIÓN: Transgénicos; Agricultura; Contaminación

Domingo Verde

Estos son algunos links recomendados que dejó un inusual domingo verde.

PERFIL
Peligro verde
¿La ecología es un gran negocio?
Qué hay tras los problemas de Atucha I

PÁGINA 12
Oro para hoy...
El ranking de las celebridades más verdes

LA NACIÓN
Se ahorrarían US$ 6500 millones si se evitara el derroche de energía

CLARÍN
Como en el Riachuelo, piden un plan para limpiar el Reconquista

19.10.06

Reconquista: para evitar otro Riachuelo

El Defensor del Pueblo de la Nación navegó el Río Reconquista y denunció que en su desembocadura el agua "está envenenada". Prepara un informe exhaustivo para exigir medidas concretas a las autoridades correspondientes. De no tener respuestas, aseguró firme: "iremos a la justicia, como hicimos con el Riachuelo". Por otro lado, el diputado Mario Fabris (ARI) presentó ante la legislatura bonaerense un proyecto de ley para declarar la emergencia ambiental por 5 años en la Cuenca Reconquista.

Los reclamos desoídos por años finalmente tuvieron eco. Para que la Cuenca Reconquista no se transforme en otro Riachuelo pero sí reciba igual atención política, el defensor del pueblo de la Nación, Eduardo Mondino recorrió hoy el cauce. El objetivo: recabar más muestras y testimonios tal como lo viene haciendo meses atrás, según relata la Fundación Protigre, una de las ONG comprometidas con el saneamiento de la región.

En la página oficial de la Defensoría, se detalla que en base al análisis que hizo la Prefectura Naval Argentina se encontró hasta "1.000 veces más nitrito del aconsejado en el agua, lo que significa que hay veneno". Eso explicaría el hallazgo reiterado de peces muertos, sobre todo en la desembocadura.

Con respecto a las empresas establecidas en la cuenca -alrededor de 12 mil- Mondino expresó su preocupación por la falta de control y lanzó una acusación quizá morbosa: "Las denuncias que recibimos dieron cuenta de que en días de mucha lluvia las empresas aprovechan y limpian sus plantas, arrojando al río desechos sin tratamiento".


Perfil.com brindó más detalles de la contaminación que aqueja en diferentes zonas de los 18 municipios que abarca la cuenca. En tanto, el Ombudsman prometió que en 45 o 60 días expedirá un informe técnico completo (ambiental y sanitario), conjuntamente con las Universidades Sarmiento y San Martín.

Mondino recordó que la jurisdicción que afecta a más de 4 millones de habitantes, casi el 12% de la población del país, es compartida por "la provincia de Buenos Aires, Entre Ríos, Parques Nacionales, el Estado Nacional y la República del Uruguay, porque el río Uruguay (donde desemboca el Reconquista), es internacional".

En este sentido, el proyecto de ley que presentó el diputado Fabris en la legislatura bonaerense llega en buenahora. En la fundamentación de la propuesta se reconoce que desde la sanción de la Ley 12.653, en 2001, que disponía la creación de un Comité de Cuenca del Río Reconquista (COMIREC) con diferentes atribuciones, no se ha hecho nada puesto que la ley nunca se reglamentó.

¿Qué implicaría la declaración de emergencia ambiental, según este proyecto de ley? Entre otras cosas:
-Disponibilidad de recursos necesarios para el Poder Ejecutivo
-Creación del Comité de Cuenca del Río Reconquista (COMIREC)
-Conformación de un Consejo Consultivo integrado por representantes municipales, provinciales, nacionales y de ONG que quieran participar
-Sistematizar y aumentar los controles sobre los vertidos industriales y cloacales
-Realizar estudios ambientales y sanitarios
-Elaborar un plan de construcción de plantas de tratamiento de efluentes cloacales y pluviales
-Reubicar los asentamientos precarios rivereños

Los vecinos ya están cansados pero no rendidos. La política ambiental es urgente y necesariamente debe ser para todos.

Foto: Defensoría del Pueblo de la Nación
Vínculo recomendado: Clarin.com

SECCIÓN: Contaminación hídrica, Planificación Urbana, Política ambiental

17.10.06

Una noticia de color... Verde

Observatorio de medios

Greenpeace "pintó" de verde la zona roja de Amsterdam, publicó ayer la versión on-line de Clarín. La medida es una muestra clara de la estrategia comunicativa que realiza la organización, esta vez para llamar la atención sobre la necesidad de utilizar lámparas de bajo consumo para generar un menor uso de energía obtenida a través de hidrocarburos, en el marco de una conferencia sobre cambio climático que se realiza en la ciudad holandesa de Amsterdam.


En periodismo, es una clara muestra de lo que se llama "nota de color", entendida como aquella que completa la oferta informativa de un medio a través de la incorporación de artículos atractivos, curiosidades o noticias blandas. Es evidente que lo noticiable aquí fue que la zona roja se hizo verde, más que el tema del cambio climático en sí mismo. ¿No sigue esto la misma lógica impuesta por Greenpeace?


"Desde alimañas hasta Evangelina (Carozzo)", desde comunicados de prensa hasta el activismo por mensajes de texto que recibió un premio por su originalidad, Greenpeace utiliza"un amplio espectro de actividades" para alcanzar cada objetivo. Así, esta organización es un ejemplo de cómo la comunicación puede utilizarse en pos de un mejor ambiente para todos, publicábamos en ComAmbiental en ocasión del seminario sobre gestión de la comunicación ambiental en la que participó Gonzalo Girolami, coordinador de prensa de la ONG.

El artículo generó el comentario de lectores de Martín Calderón, educador ambiental, quien opinó que "Greempeace debe revisar lo que hace ya que ha hecho una campaña anti-ética con respecto a los organismos transgénicos, tema delicado y que merece su supervision por parte de la sociedad pero a través de la información y no mediante el miedo y la `caza de brujas´". Sin embargo, en el ámbito de la planificación de la comunicación de la UBA, se entiende que la organización tiene una muy desarrollada estrategia comunicativa, que la distingue del resto.

Girolami había dicho que en la campaña de moscas, cucarachas y ratas protestando contra la ley de Basura Cero, recibieron la crítica de algunos periodistas porque no se entendía el mensaje que quería transmitirse. La polémica entonces permanece abierta: ¿la estrategia de Greenpeace es adecuada para difundir las problemáticas ambientales? ¿Debe la ONG o el periodista incluir una información de fondo además de la nota de color? Es un problema que interesa al periodismo ambiental.

Por su parte, el sitio 20minutos de España sí contextualizó la noticia, agregando, entre otros links, artículos relacionados con Greenpeace. También entre sus comentarios se instaló una polémica sobre si es ético promocionar medidas contra el cambio climático de esta forma, utilizando ventanas donde suelen aparecer prostitutas. Bueno o malo para el medio ambiente, la discusión viró hacia la profesión más antigua del mundo. Un debate sobre el periodismo de color amarillo (o verde) suscitó Menéame.

Clarín solo colocó el link de Greenpeace de Holanda, en el que se da más información sobre la propuesta de la organización pero en idioma local, sin traducción al inglés y mucho menos al castellano. El diario argentino también publicó en su versión on-line una noticia por la cual Google utilizará energía solar para sus oficinas, sin ampliar tampoco la información y sin vincularlo con las soluciones al cambio climático.

En la otra punta, Reuters de España es uno de los pocos sitios que publicó un artículo acerca de la conferencia en sí misma. Según la fuente, Yvo de Boer, secretario ejecutivo de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, abogó por "un acuerdo a largo plazo posterior al Protocolo de Kyoto que lucha contra el calentamiento mundial para dar seguridad a los inversores y aumentar la financiación".

Greenpeace había anunciado hace unos pocos días un estudio que demuestra que la energía eólica podría proporcionar un tercio de la electricidad mundial en 2050, como se publicó por ejemplo en el portal del Medio Ambiente. "Si se instalase toda esa potencia eólica se evitaría la emisión de 113 mil millones de toneladas de co2 a la atmósfera" para el mismo año, se afirma en el artículo. En Argentina, la organización promueve desde hace tiempo el desarrollo de esta energía alternativa.

Foto: Greenpeace Holanda

TEMAS: Cambio climático , Energía eólica , Energía Solar , Periodismo Ambiental , Tercer Sector .


15.10.06

Gualeguaychú: huir para quedarse

Informe especial

Esta semana el conflicto por las papeleras volvió a las tapas de los diarios. Desde el informe del Banco Mundial cercano a la posición uruguaya, que ahora fue criticado por el gobierno hasta la respuesta de los asambleístas de volver al corte de ruta. A su vez, cada vez toma más repercusión polémica la figura de la secretaria de Ambiente Romina Picolotti, que se instaló en el poder junto a su grupo y ahora trata de frenar los cortes, posición contraria a la que toma su marido Jorde Daniel Taillant (al frente de la organización que ambos fundaron, el Centro de Derechos Humanos y Ambientales) y cercana a la de todo el arco político.

En este artículo especial, a través de una reinterpretación de conceptos de Deleuze, se intentará analizar la situación de la controversia, el papel que tienen los asambleístas, su relación con el movimiento ambientalista y en especial con el gobierno. Una línea dura o molar tiene como eje al Estado, el poder instituido y codificado, una línea molecular o blanda parece ser el camino que intentan transitar las ONGs, y una línea de fuga es donde se encuentran los que no quieren quedarse quietos. Sólido, líquido, gaseoso.


Gualeguaychú en fuga

"En cada momento, ¿qué huye en una sociedad? En las líneas de fuga se inventan armas nuevas, para oponerlas a las pesadas armas del Estado (...).
Lo más frecuente es que un grupo o un individuo funcione él mismo como línea de fuga; más que crearla, la sigue, más que apoderarse de ella, él mismo es el arma viviente que él forja. las líneas de fuga son realidades, algo muy peligroso para las sociedades, auque no puedan prescindir de ellas, y hasta en ocasiones las manipulen".
Gilles Deleuze y Félix Guattari, "Mil mesetas"


Protestas, marchas, cortes de rutas, demandas judiciales, apariciones públicas y silencio de radio. Gualeguaychú no es un gigante dormido sino un pequeño pueblo que no puede ser neutro y que quiere fugarse de la sombra de esos monstruos que ven del otro lado del río pero sin abandonar la tierra donde crecieron y quieren que sus nietos nazcan. ¿Hacia dónde va Gualeguaychú?

Las tonalidades del verde

Desde que la lucha contra las papeleras convirtió al medio ambiente en un tema de actualidad, muchos se preguntan qué es este movimiento más allá del estereotipo del ecologista: ¿quiénes son, qué quieren? (Zizek).

Podríamos decir que el ambientalismo occidental moderno surgió de la preocupación de algunos sectores de la sociedad ante los efectos de la actividad industrial. La producción en masa trajo consigo problemas de contaminación, pérdida de ecosistemas y problemas de todo tipo que amenazan la vida sobre la tierra.

Aunque la mayor parte de los medios se empeñe en meter a todo el movimiento verde en una gran bolsa de ballenas para que resulte de ello un combatiente único contra las empresas contaminantes, sin intención de clasificar podemos observar diferencias entre los grupos que nos ayuden a entender mejor el fenómeno.

Si el movimiento ecologista que nació en los setenta fue visto como una línea de fuga (el gesto inicial fue una pequeña embarcación enfrentándose a un barco ballenero, la semilla de Greenpeace), el ambientalismo del siglo XXI es ya una línea blanda en diversos lugares del mundo. El ecologismo cree en un volver a la vida natural y que no hay necesidad de más desarrollo mientras que el ambientalismo se acercaría a la idea de que es posible un desarrollo sostenible a través de políticas ambientales desde el Estado.

Esta ficción que acabamos de construir: ¿se observa en la realidad? ¿Cuál es la posición de la Asamblea de Gualeguaychú?

Piedra o Tijera

“Tenemos que luchar para que no se instalen, si se instalan luchar para que no trabajen, si trabajan tenderemos que luchar para que cesen y se vayan”. La frase que se lee en la página incial del sitio web de la Asamblea Ciudadana Ambiental de Guealeychú plantea el carácter de su huida: quieren fugarse de esas fábricas monstruosas pero sin moverse de donde están.

Gualeguaychú intentó primero encausar su reclamo mediante una línea de codificación flexible como lo fue la asamblea popular difundida durante la crisis del 2001. Como no obtuvo resultados, utilizó una máquina de guerra (Deleuze) que hasta ahora había sido propiedad de los desposeídos: el piquete. Solo así pudo ingresar al sistema mediático como un evidente conflicto binacional -primero político- donde lo ambiental se coló en el debate de fondo.

La siguiente máquina de guerra fue la exposición pública de un cuerpo (semi) desnudo, en un tradición que va desde la cama de Jhon & Yoko hasta The Full Monty, aunque con el agregado de la subcultura del carnaval que su reina –Evangelina Carrozo- representaba, y no como una simple vedette como la quisieron –o pudieron- reconvertir los medios.

Ella pudo pasar por varias de los peligros que enumera Deleuze: sintió miedo antes de salir a escena, intentó escaparse de su escape, de su destape; se vio tentada por la claridad de los flashes y las cámaras que la apuntaban para obtener de ella declaraciones de una enviada los dioses animistas de la naturaleza; tal vez se vio cercana al poder de los presidentes y del mediático para no saber cómo actuar frente a ellos.

Pero son los asambleístas ahora los que se enfrentan al peligro mayor: el No -sin más ni menos- a las papeleras puede acercarse a un vacío de solución, a una “inviabilidad” política que sea pura -aunque involuntaria- pasión de abolición. La fuga solo se segmenta en los métodos de lucha, no en su objetivo.

En Gualeguaychú no hay posibilidad de lo neutro: la lucha de todos es el No a las Papeleras. Otra forma no serviriría para cambiar el destino de las pasteras, aunque tal vez plantee un debate con más futuro del que hoy se escucha. En ese sentido, el Estado intenta cooptar su lucha con el nuevo ekologismo pero, hasta que nada se logre, Gualeguaychú desconfía.

Un ilusorio movimiento “Piedra o Tijera” lleva el juego infantil al terreno político: “Piedra por la piedra que se ve en el fondo del río, Tijera para cortar la ruta para protestar. Pero nada de papel”, diría un representante.

¿Ambientalismo en fuga?

¿El proceso de segmentación irá en contra de la lucha verde? Para el ecologismo-ambientalismo tomado como un conjunto, casi como si fuera la versión verde de aquella pareja roja comunismo-socialismo, las respuestas son múltiples. Por un lado, los intereses se mezclan en demasiadas oportunidades con los de las empresas y el poder político: muchas ONGs se subordinan a ellos para seguir subsistiendo, siendo sustentadas para sostenerse.

Mas por otro lado parece casi una evidencia que es solo cuando el medio ambiente empieza a ser una política de Estado que pueden lograrse cambios perceptibles en la situación ambiental de un un territorio –politizado pero humano y natural-. Así lo entiende por ejemplo Greenpeace Argentina, que pide la intervención estatal en el conflicto papeleras, y entre silencios se queja a veces de la poca organicidad de la Asamblea.

Pero si retomamos la distinción ecologismo – ambientalismo tal vez el panorama pueda abrirse. Desde las ONGs se critica a veces el accionar de los asambleístas por su debil organicidad y su poco conocimiento de los fundamentos del ambientalismo, esa línea blanda que intenta cambiar la línea dura del Estado. Será porque aunque su nombre diga lo contrario Gualeguaychú está emparentada con lo que llamamos ecologismo, un verde radical que solo quiere fugarse, y que si no se une con otras líneas corre el riesgo, tal vez, de la pura abolición.

13.10.06

Causa Riachelo: Kirchner versus FARN

La Fundación Ambiente y Recursos Naturales (FARN) emitió hoy un comunicado en el que responde las declaraciones de la senadora Cristina Fernández de Kirchner sobre la supuesta vinculación de la ONG con las empresas Shell y Techint. El entredicho tiene que ver con las críticas que las instituciones de la sociedad civil realizaron al proyecto de ley que busca crear la Autoridad de Cuenca del Riachuelo, que ya cuenta con media sanción del Senado, como ayer reseñó ComAmbiental.

"Lamentamos que la presentación que hemos efectuado ante el Senado haya merecido una interpretación tan vacua por parte de la senadora Fernández de Kirchner, habida cuenta que la misma busca aportar elementos que permitan conformar un Comité de Cuenca que no resulte atacable precisamente por las empresas a las que se busca controlar", expresó el comunicado. FARN aclaró que estas donaciones fueron realizadas en programas que terminaron en el 2003 así como también que esto nunca perjudicó la imparcialidad y libertad de opinión, como se demuestra en el trabajo de la causa Riachuelo.

La esposa del presidente Néstor Kirchner es presidenta de la comisión de Asuntos Constitucionales del Senado, por lo que sería la principal responsable si la ley resulta ser inconstitucional, como advierten las organizaciones de la sociedad civil. El conflicto se inscribe en el marco en que la temática ambiental comienza a ingresar en la lógica política, con los beneficios y peligros que esto conlleva.

SECCIÓN: Contaminación hídrica , Política ambiental , Tercer Sector

12.10.06

Reconquista y Riachuelo unidos por la contaminación

Mientras los principales medios dan como una buena noticia que el Senado aprobó ayer el proyecto oficial para crear una Autoridad de Cuenca del Riachuelo, las organizaciones no gubernamentales participantes de la causa advirtieron ciertas deficiencias técnicas que pueden perjudicar el saneamiento del río. Al mismo tiempo, los vecinos del Delta todavía esperan llegar a esta instancia para que algo se haga contra la contaminación del Reconquista.

En este artículo, algunas de las repercusiones del seminario Experiencia internacional en el saneamiento de cuerpos de agua. El caso argentino: saneamiento de la cuenca Matanza Riachuelo que organizó ayer el Comité de Estudios Ambientales del Consejo Argentino para las Relaciones Internacionales (CARI). Además, un muy breve repaso por la situación política actual de dos de las cuencas más contaminadas del país, unidas en el destino por sufrir la acción de empresas contaminantes y la inacción de estados permisivos.


El caso Riachuelo: ¿una solución inconstitucional?

"La ley va camino a la inconstitucionalidad", advirtió ayer durante el seminario el presidente de la Asociación de Vecinos de La Boca, Alfredo Alberti, a la vez que agregó con ironía que la normativa va a "dar trabajo a los abogados de las empresas que van a hacer caer el poder de policía" de la Autoridad de Cuenca que el plan oficial busca crear. En la página web de la organización, se agrega otra posible circunstancia que paralizaría la solución: "una jurisdicción que cambie de color político y pretenda tener protagonismo".

En el panel escuchaban los dos funcionarios que se hicieron presentes en la jornada. Hernán Díaz Saubidet, subsecretario de Política y Gestión Ambiental de Medio Ambiente de la Ciudad de Buenos Aires se mostró casi sorprendido por el reclamo. Antes, la secretaria de Política Ambiental, máxima autoridad del área de la provincia de Buenos Aires, Silvia Suárez Arocena, había manifestado en su presentación que "esto se resuelve de una manera muy sencilla, con voluntad de trabajar juntos, decisión política y buena fe".

La posición de desconfianza de Alberti es cercana a la que presentó durante la jornada Andrés Nápoli, director del Área de Participación Ciudadana y encargado del Caso Cuenca Matanza Riachuelo de la Fundación Ambiente y Recursos Naturales (FARN). Ambas ONGs presentaron hace unos días un análisis del proyecto de ley ante la Comisión de Asuntos Constitucionales del Senado, que finalmente le dio media sanción a la norma con el liderazgo de la senadora Cristina Fernández de Kirchner.

Sin embargo, el dictamen crítico insiste, según informó el Estudio José Esain, que "el proceso se debe llevar a cabo mediante un tratado interjurisdiccional, de conformidad con lo que establece el primer párrafo del artículo 124 de la Constitución Nacional y respetando el reparto de competencias que establece". Es decir, que no vulnere la propiedad de los recursos naturales que detentan las provincias y la ciudad de Buenos Aires. FARN habilitó un blog para que los ciudadanos puedan seguir la causa y dejar sus opiniones.

"Que el Congreso por favor nos haga una buena ley", terminaron pidiendo todos, algunos más convencidos que otros. Desde la Asociación Vecinos de la Boca, compartieron que una solución posible es la "firma de un tratado entre las tres jurisdicciones", que resuelva las aparentes contradicciones entre los artículos 41 y 124 de la Constitución Nacional.

El caso Reconquista: ¿la revancha ambiental?

"Basta de piripipí", así de simple fue el mensaje que vecinos del Delta de Tigre hicieron visible ayer en el seminario mediante una serie de llamativos afiches para exigir una solución rápida, concreta y definitiva al problema de la contaminación del río Reconquista. La destinataria, Suárez Arocena, se dio por aludida y admitió que "los he abandonado por dos meses; protesten, tienen razón".

El domingo pasado los vecinos habían hecho un "Piquete náutico en el Tigre", tal y como publicó el diario Hoy. “Pedimos un proyecto de saneamiento del río Reconquista como el que se planteó para el curso Matanza Riachuelo y que el Gobierno cumpla con las normas vigentes”, denunció al mismo periódico Ricardo Barbieri de la Fundación Pro Tigre Cuenca del Plata. Haciendo cálculos con los datos que él brindó, serían ocho los meses los que la secretaria de ambiente bonaerense dejó pasar en vano ante su pedido.

"Llama la atención que los esfuerzos de las autoridades nacionales para mejorar las condiciones ambientales de los lugares más contaminados, que por fuerza están en zonas superpobladas como el conurbano, se estén concentrando en el Riachuelo de manera casi exclusiva", publicó el diario La Prensa. Pero no debería ser sorpresiva la situación si entendemos que la acción por el Riachuelo se hizo ante la intimación de la Corte Suprema de Justicia: "los tiempos fueron muy exiguos", pareció cometer sincericidio Suárez Arocena.

La secretaria, luego de explicar que en el Reconquista se mueren los peces y en el Riachuelo no hay peces, prometió que se iba a concretar un comité de cuenca faltante, tal y como ya se hizo con el río Luján. También comentó que están trabajando en un plan piloto para el registro de empresas en la provincia, ya que tanto las industrias sin conciencia ambiental como los problemas sociales de la región producen la contaminación de los afluentes del Río de La Plata.

Sin embargo, ayer Clarín publicó en un artículo sobre el tema que "esperar alguna acción a conciencia de parte de las autoridades —sobre todo con el antecedente del Riachuelo— suena a inocencia. La razón es simple: es más fácil dejar que las aguas y la gente que vive en sus orillas se pudran que obligar a las empresas que vierten veneno en los ríos a cumplir las normas". Por eso los vecinos de la zona quieren aprovechar que el tema del saneamiento de aguas esté en la agenda para resolver sus problemas. Ellos lo dijeron claro: "basta de piripipí".

La Nación ausente

"Tuvimos una ausencia muy sentida y que se nota", expresó Augusto Paz, director del Comité de Estudios Ambientales de la CARI. Estaba prevista la presencia de Juan Picolotti, jefe de la secretaría de Ambiente de la Nación y hermano de Romina, titular de la cartera, o al menos de algún representante. Nadie se presentó, ni siquiera algún otro familiar de los Picolotti a dar las disculpas por sus parientes, quienes por lo pronto se resisten a dar notas a la prensa especializada. Mientras tanto, los ríos siguen corriendo contaminados, y no es algo de que reírse.

SECCIÓN: Contaminación hídrica , Política ambiental , Tercer Sector , Encuentros, Congresos, etc.


11.10.06

Solo algunos tienen educación ambiental

Finalizaron ayer las X Jornadas de Calidad de Vida de la Fundación Espacios Verdes (FEV) con la presentación de las experiencias en educación ambiental. A diferencia del caso de Japón que expuso un especialista, Argentina no tiene ni en la actualidad ni en su horizonte una política nacional que se proponga concienciar y sensibilizar sobre las problemáticas ecológicas a todos los chicos del país.


La secretaría de Ambiente de la Nación cuenta con un programa basado en la Agenda 21 Escolar que descentraliza la tarea de enseñanza (el espíritu impuesto por la ley de educación menemista que hoy se quiere reveer) y solo cuenta con 12 municipios inscriptos en todo el país. Para completar el panorama, la funcionaria Nélida Harracá, coordinadora de educación ambiental de la secretaría, manifestó que a pesar del número tienen poca capacidad operativa.

"Estamos en deuda a nivel federal en esta materia", se sinceró Harracá. Al ser consultada por ComAmbiental, agregó que las tratativas entre la secretaria de Ambiente Romina Picolotti y el ministro de Educación Daniel Filmus están encuadradas en la reforma de la Ley General de Educación. En cuanto a una ley propia para la Educación Ambiental, mencionó que "existen proyectos como el que presentó la CTERA" pero admitió que la última vez que la Secretaría participó en alguno de ellos fue en 2004 y que ahora "están muertos en el Congreso".


La situación argentina contrasta con la japonesa, según pudo observarse de la explicación de Tsuneo Kobayashi, asesor en educación ambiental de la Agencia de Cooperación Internacional del Japón (JICA). En este país se llegó a la conclusión de que la ley fundamental del medio ambiente no era suficiente por lo que sus principios se aplicaron en una legislación especial que apunta a que "cada ciudadano está obligado a aprender sobre conservación del medio ambiente".

En una tabla se mostraron los contenidos que se dictan en cada asignatura de todos los ciclos lectivos del Japón. Mientras tanto, en nuestro país, como reconoció Harracá, hay una "baja institucionalidad de la educación ambiental en los sistemas formales", por lo que, en general, se trata de inciativas particulares de algún director o profesor que parten solo desde las ciencias naturales.

Durante las jornadas se difundieron algunas otras polémicas propuestas de este estilo. Entre ellas María Carmen Galloni, directora del Instituto de Estudios e Investigaciones Ambientales de la UCES, expuso el Programa Globe, una iniciativa de la NASA que apunta a que los alumnos realicen mediciones científicas que son enviadas para su procesamiento en Estados Unidos. Sergio de León, del distrito escolar 6 de la ciudad de Buenos Aires, presentó un proyecto de sus alumnos para la recuperación de espacios barriales a través de la difusión de una página web a desarrollar.


Silvina Corbetta, docente de la Especialización en Educación Ambiental para el Desarrollo Sustentable de la CTERA, enfatizó que el saber ambiental debería ser plural, complejo e interdisciplinario, a su vez que aseguró que la crisis ambiental es parte de una crisis de la modernidad, que se basa en el poder asombroso de la ciencia para conquistar la naturaleza. Harracá había dicho en su diagnóstico que existe hoy una escasa relación de los problemas particulares con un contexto de mayor complejidad y que no se pone en tela de juicio las relaciones socioeconómicas a nivel global.

La funcionaria también habló de falta de capacitación para tratar temas ambientales en las escuelas. En esto coincidió Carolina Hernández Macias, una de las coordinadoras del Programa Aprendiendo en Verde de la FEV: "a los que es más difícil educar es a los mismos maestros", que muchas veces van a las charlas que se dictan en el Jardín Japonés a pasear y tener su día libre. En dos semanas más la CTERA organiza el II Congreso de Educación Ambiental, tiempo para reflexionar sobre esta asignatura pendiente.

SECCIÓN: Educación Ambiental , Encuentros, Congresos, etc.


9.10.06

¿Cómo llevar la educación ambiental al aula y a la vida cotidiana?

En la primera parte de las X Jornadas de Calidad de Vida, se resaltó la necesidad de implementar la educación ambiental para el progreso y se expuso el estado de situación del marco regulatorio e institucional de lo que sucede al respecto en la Ciudad de Buenos Aires. Mañana seguirá el intercambio de las buenas experiencias.

Organizadas por la Fundación Espacios Verdes (FEV) desde hace 10 años, esta vez las Jornadas de Calidad de Vida se desarrollaron en la Legislatura porteña, centrándose en la legislación y la metodología en la educación ambiental.

Varios disertantes elogiaron el hecho de que una ONG pueda realizar un encuentro por el medio ambiente en un ámbito gubernamental. Entre ellos, Andrea Brusco -Directora de Promoción Ambiental y del Desarrollo Sustentable de la SAyDS- lo calificó como "símbolo del trabajo conjunto" en el que "lo público es aquello que persigue el bien común".


Con respecto a la Ley 1687/05 de Educación Ambiental, los diputados Juan Manuel Velasco y Marcelo Godoy explicaron por qué la ley se sancionó por unánime voluntad política y sin embargo aún no se reglamentó.

"La sociedad está sensibilizada pero no claramente conciente", afirmó Velasco. Y agregó varios factores que obstaculizaron la implementación de la ley:
-Inestabilidad política y dificultades institucionales después de la tragedia de Cromañón por la cual se puso en cuestionamiento a la máxima autoridad de la Ciudad, el Jefe de Gobierno.
-Falta de interés por parte del gobierno, manifiesto en el reducido porcentaje de fondos públicos que se destina a medio ambiente: sólo el 5% del presupuesto porteño.
-Burocracia y reticencias para compartir el mismo campo entre varias disciplinas en un marco plural.

En tanto, Godoy atribuyó los problemas ambientales a "la corrupción o la ignorancia", en ambos casos promovidos por "la falta de cultura" y porque "no preparamos a la gente para que reclame y controle". En el mismo sentido, Toshiaki Furuya, representante residente de la Agencia de Cooperación Internacional de Japón (JICA), recordó una experiencia propia en la que descubrió "que el origen del problema está en la educación del ciudadano".

Allí reside la vital importancia de la educación para generar un cambio en las actitudes y no sólo en el campo de las ideas. Revalorizando aún más la educación ambiental, Eduardo Arangundi - Director General de Escuelas del Ministerio de Educación de la Ciudad de Buenos Aires- aseguró que "la educación ambiental no es una asignatura, una hora de cátedra, es transversal: la educación para la paz, para la democracia son también educación ambiental y hay que llevarla al aula".

Y prosiguió: "la ley de Educación Ambiental nos permite continuar y ampliar el trabajo con las escuelas y las ONGs, para usufructuarlo -en el buen sentido- para nuestros pibes y pibas y también para nuestros docentes y futuros docentes". Contra los pronósticos escépticos adelantó a ComAmbiental que en los próximos días se reunirán los ministerios porteños de Educación y de Ambiente para discutir la reglamentación de la Ley y vaticinó que estará lista antes de fin de año.

Será cuestión de seguir el tratamiento de la ley y estar atentos a las novedades. Por ahora, mañana el programa de las Jornadas prevé un intercambio de experiencias en educación ambiental para los diferentes niveles de educación, tanto en el ámbito formal como no formal.

SECCIÓN: Educación ambiental

7.10.06

Cambio climático: señales de mal agüero

Temporales, granizo, sequía e inundaciones devastadores pueden ser muestra acabada del desequilibrio ecosistémico que la humanidad está provocando a nivel mundial. ¿Qué dicen y qué callan los expertos? Intentos y desidias por atenuar el clima y prevenir desastres.

Los pronósticos no son alentadores. Para el año 2100, un tercio del planeta será desierto. Según informó La U, habrá problemas en el suministro de agua y de los servicios sanitarios, al mismo tiempo que la actividad agrícola se verá seriamente afectada. "El índice de sequía grave, que se sitúa actualmente en un 8% de la superficie terrestre, pasará a un 40% en ese plazo de tiempo mientras que el de sequía extrema subirá del 3% actual a un 30%", detalló el medio.

Pero no es necesario esperar 100 años. Indicio de la desertificación puede ser la escasez de agua en el Chaco ya no tan "Impenetrable" debido a los desmontes o las sequías que azotan la región central del país, que amenazan la productividad agrícolo-ganadera de la Argentina.


Por otro lado, el científico inglés James Lovelock anunció en su controvertida publicación, La venganza de Gaia, que el nivel del mar ascenderá a tal punto que sólo el Ártico será habitable. También abogó por la energía nuclear como LA alternativa limpia viable en el corto plazo, el único plazo que nos queda.

El calentamiento global y el agujero en la capa de ozono contribuyen a que el clima se torne más riguroso, vulnerando sobre todo a los países menos desarrollados ya que no cuentan con los recursos humanos, económicos y tecnológicos para afrontarlo. De allí, la necesidad de coordinar esfuerzos internacionales para "compartir -en palabras de David Miliband del Reino Unido en la 2ª reunión ministerial sobre cambio climático en México- la carga relacionada con la adaptación y mitigación de los cambios climáticos, en base al principio de las Naciones Unidas de responsabilidades comunes, pero diferenciadas", según publicó El Territorio de Misiones.

Sin embargo, del dicho al hecho queda un largo trecho. Si analizamos el flujo de la información, eslabón esencial para la participación democrática, trascendió que el gobierno de Estados Unidos censuró la publicación de un informe científico que la capa se recupera muy lentamente e incluso en el Polo Sur el nivel de ozono registra una cantidad mínima record.

Asimismo, el gobierno argentino -en lugar de empezar el año que viene- retrasó hasta 2015 la eliminación del Bromuro de Metilo, un agroquímico altamente tóxico que destruye las moléculas de ozono 50 veces más que los CFC.

Cada medida de política ambiental que se prorrogue representa un riesgo mayor. Por ejemplo, el Servicio Meteorológico Nacional advierte que muchos gases de invernadero "permanecen en la atmósfera durante varias décadas después de haber sido liberados, continuando su influencia sobre el clima".


Así es fácil destruir. Pero muy difícil recomponer.


Vínculos de interés
Lluvia artificial: ¿El fin de la escasez de agua? Clarín Conexiones
Noticias sobre cambio climático (en inglés) People and Planet


SECCIÓN: Cambio climático; Ozono


4.10.06

Denuncian a Picolotti por los incendios en Córdoba

Mientras esta semana se declaró la emergencia ambiental en Córdoba luego de los graves incendios sufridos en la provincia, la Fundación para la Defensa del Ambiente (FUNAM) realizó la primera denuncia penal contra la Secretaría de Ambiente de la Nación e incluyó también al Gobierno Provincial por falencias en la contención del fuego. La organización difundió también medidas para reducir el impacto sobre el ambiente de las 30 mil hectáreas quemadas.

"Mostraron cómo los políticos se burlan de los ciudadanos", expresó Raúl Montenegro, presidente de FUNAM en su página web, refiriéndose a la secretaria de Ambiente nacional, Romina Picolotti, y al presidente de la Agencia Córdoba Ambiente, Horaldo Senn. Ellos serían responsables de no aceptar la ayuda de 150 bomberos especializados en incendios forestales que recomendaba y ofrecía Fernando Epele, coordinador del Plan Nacional de Manejo del Fuego.


La organización ambientalista, que pertenece la RENACE, amplió así la declaración realizada ante la Fiscalía en lo Penal N° 4 de la Justicia Federal de Córdoba para pedir que se investigue si hubo inclumplimiento de los deberes de funcionario público. Días atrás había hecho la primera denuncia penal contra Romina Picolotti, que presidía el CEDHA con sede en Córdoba. Lo particular del hecho en que en esa oportunidad se había criticado a Epele siguiendo la palabra de Senn, situación que luego se invertiría.

Montenegro explicó que "esos bomberos voluntarios podrían haber ayudado sustancialmente a controlar el fuego y a reducir su impacto sobre el ambiente y las personas". Por ese motivo, realizó fuertes sospechas sobre Picolotti, ya que ella habría viajado a Córdoba para felicitar la actuación de la provincia, convalidando así la mala decisión del gobernador José Manual de la Sota, a pesar de que él mismo había reconocido que el incendio estaba fuera de control, por lo que era de tipo III y exigía la participación de brigadas nacionales.

La noticia tuvo cierta repercusión en los medios, aunque no la esperable. Página 12 tomó el viernes un cable de DYN con información similar a la que había publicado Perfil el miércoles, en la que Montenegro dijo que no sabía si se trataba de un "problema de sillones", y comparó a Picolotti con la ex secretaria de Ambiente menemista María Julia Alsogaray. "No colaboraron en tiempo y forma con el combate del fuego", fue el argumento utilizado. La Nación retomó el dato en el artículo que anunciaba el control del incendio.

Impacto y emergencia Ambiental

Por su parte, esta semana tanto La Nación como Clarín y Perfil informaron la declaración de emergencia ambiental por un mes, debido a las altas temperaturas y las sequías, que incluía la medida de prohibir el fuego para hacer asado, lo que generó rechazo por parte de de los campings y los clubes, según informó La Voz . Sin embargo, un asado había sido lo que provocó un nuevo incendio aislado el último fin de semana.

El diario cordobés había anunciado además que "En 10 días, se superó la superficie quemada de los últimos dos años", por lo que los ambientalistas "Prevén graves consecuencias ambientales", entre ellas una menor disponibilidad de agua, la contaminación con cenizas del lago San Roque y un consecuente aumento de la mortantad de peces. Además, según explicó Federico Kopta, vicepresidente de la Fundación Ambiente, Cultura y Desarrollo a La Voz, demora "al menos entre 10 y 30 años para que los bosques quemados se regeneren".

En este último punto, FUNAM difundió recomendaciones para reducir los impactos de los incendios sobre la calidad del agua, a la vez que criticó las propuestas de Senn y Picolotti de reforestar las áreas quemadas. "Es un despropósito si no se aplican antes métodos de clausura. Ambos funcionarios deberían aprender algo de ecología serrana antes de hacer declaraciones", manifestó Montenegro.

Para el biólogo y ambientalista, la provincia tendría primero que prohibir los desmontes que provoca la fiebre sojera, ya que son tan dañinos como los incendios. Juntos amenazan al ecosistema de las serranías, que funciona en la regulación del balance de agua de una provincia semiárida como Córdoba. "El efecto acumulado de muchos años con fuego y desmonte está destruyendo lo poco que queda de la superficie original del bosque serrano, nuestra única fábrica de agua", agregó el presidente de FUNAM en el comunicado.

SECCIÓN: Contaminación hídrica , Bosques , Política ambiental .

2.10.06

Periodismo y Conciencia Ambiental

Tema Editorial de la Semana

La última semana de septiembre reunió dos noticias que necesitan ser asociadas y analizadas en su conjunto. El miércoles 27 fue el día de la conciencia ambiental y por eso la RENACE impulsó declarar la emergencia ambiental en todo el país. El jueves 28, día del derecho a saber, se realizó el seminario internacional sobre gestión de la comunicación ambiental. ¿Cuál es la relación entre el periodismo como proceso comunicativo y el fortalecimiento de la conciencia ambiental?


Paso 1: ¿Qué es la conciencia?

Esto no es, por supuesto, un curso de filosofía, pero creemos que para saldar la compleja cuestión de si el periodismo tiene como función concienciar -como se dice en verdad concientizar- es necesario saber primero qué es la conciencia.

Se entiende en general por conciencia, y así lo considera Wikipedia, "el conocimiento que el ser humano tiene de sí mismo y de su entorno". En la tradición filosófica el concepto conciencia fue centro de un debate entre el idealismo y el materialismo que, para simplificar el asunto, se basaba en si la conciencia era fuente de conocimiento o una ilusión ficticia.

Para Hegel, un ser humano es básicamente una autoconciencia, lo que guía su espíritu es la conciencia de la libertad. Ya en Marx, la conciencia se transforma en conciencia de sí o para sí, por lo que la diferencia se establece entre tener una ideología falsa o una verdadera conciencia (de clase). Sin embargo, en las corrientes contemporáneas, si entendemos que la conciencia puede asociarse también a la ideología, esta se asocia ahora al discurso como un conjunto más o menos organizado de sentido con el que entendemos el mundo y podemos actuar en él.

En el mismo sentido, tener conciencia de algo, como una problemática ambiental, es tener un discurso sobre eso, estar informado, conocer sus causas y estar atento a sus consecuencias. Como las problemáticas surgen y cambian a lo largo del tiempo, parece lógico que el periodista como profesional de la comunicación tenga buena parte de la responsabilidad sobre enunciar discursos sobre temas ambientales y fomentar la conciencia ecológica.

Paso 2: ¿Los periodistas deben concienciar?

"Si se acepta que informar implica formar (...) la labor crítica del poder establecido, de moralización del hombre y de construcción de propuestas sociales (...) cabe hoy atribuírsela, por la complejidad social en la que vivimos, a los medios de comunicación e información". (Enrique Perales, De la ética filosófica a la deontología periodística)

Esta cita nos da los fundamentos para decir que el periodista debe no solo informar sino formar, y eso implica participar en la formación de la conciencia. Claro, no podemos pecar de ingenuos y admitir sin más que los medios cumplan esta función sin antes decir que los conocimientos que tendrían que promover son los fundados en la participación de todos los actores, no los más poderosos, en pos de avanzar hacia una sociedad más justa.

Vale entonces estar atento al siguiente fragmento del texto Ética discursiva en el ámbito de la información de la filósofa Adela Cortina: "Los medios de comunicación tienen también la tarea de fomentar los diálogos entre los ciudadanos para que formen una opinión pública crítica, informada y preocupada por todos los afectados; es decir, una opinión pública madura. Sin ella es imposible lograr una auténtica sociedad democrática, porque el poder político y económico se adueñarán de toda la sociedad y coartarán la libertad de los ciudadanos".

Si queremos corrernos de la ética profesional periodística y pedir la opinión de un estudioso de la comunicación, tomemos la palabra de Teun Van Dijk, semiólogo holandés. En su libro La Noticia como discurso asegura que "una información nueva puede provocar en los lectores ciertas revaluaciones, en primer lugar de las opiniones particulares, luego de opiniones más generales (...) y finalmente incluso de las actitudes generales."

Según podemos entender, entonces, el periodista, al aportar información, está ya participando, aunque lo haga inconcientemente, en la creación de conocimientos, opiniones y, por lo tanto, de conciencia sobre un tema. Como no se puede publicar todo, el recorte que realizan los medios es, como aseveran los especialistas, construcción mediática de la realidad: no es inocente la selección de noticias que, hasta en términos liberales, construye la agenda pública sobre la que los gobiernos trabajan. Esto es lo que otros autores llaman "tematización".

En definitiva, la pregunta sobre si los periodistas deben concienciar no sería ya la importante. Los periodistas, de hecho, generan conciencia sobre algunos temas informando sobre ellos, o dando su opinión, y dejan en el olvido a otros. De lo que se trata, entonces, es de tomar conciencia de su poder y generar conciencia con conciencia.

Paso 3: Comunicacion, periodismo y conciencia ambientales

Desde Comunicación Ambiental creemos, además, que en el caso del periodismo ambiental esta responsabilidad es aún mayor, puesto que los temas ambientales están relegados en la agenda y por los graves peligros que hoy corre la vida sobre la tierra. En nuestra práctica comunicativa, debemos además regirnos por una ética ambiental y ser conciente del lugar del ser humano en el planeta.

David Solano, director de educación ambiental del Consejo Nacional del Ambiente del Perú publicó en su artículo Comunicación y generación de conciencia ambiental que el principal objetivo de la comunicación ambiental es "formar y despertar conciencia ambiental, ayudando a las personas y a los grupos sociales a que adquieran mayor sensibilidad y conciencia respecto del ambiente en general y de los problemas conexos".

"El periodista ambiental no compite con el sistema educativo; en todo caso contribuye a su manera en la educación permanente del individuo", aseguró Miguel Ángel del Alba, presidente de la Red Mexicana de Periodistas Ambientales, en ¿Por que no impactamos a la sociedad?. Allí reflexionó también que "el comunicador tiene la misión de transferir información, pero además, le guste o no, como influye en los demás, recae sobre sus hombros una misión pedagógica y una misión crítica: generar debate sobre los temas importantes presentando las diferentes opiniones al respecto, para promover la participación de la comunidad".

Para pedir una voz más, Víctor L. Bacchetta, periodista uruguayo, escribió en Perfil del periodista ambiental que "el periodista ambiental como agente social debe ser un generador de ciudadanía. ¿Qué es ciudadanía? La conciencia y el ejercicio del derecho a estar correctamente informado y a participar en las decisiones sobre las condiciones de nuestra vida en la Tierra".

Un camino por delante: Periodismo y conciencia ambiental en Argentina

Sin embargo, como anticipamos en Quién es quién en la Comunicación Ambiental el debate sobre si el periodismo debe concienciar estuvo más cerca en su conclusión del no que del sí. Laura Rocha, redactora de La Nación y miembro de la Asociación Argentina de Periodistas Ambientales dijo que la función del periodismo es informar, y no educar ni "concientizar".

También se ocupó de criticar al gobierno al decir que "no tiene en cuenta en ambiente, es mentira que está en la agenda pública" y que todo es por causa de la movilización de la Asamblea contra las pasteras. Del mismo modo, agregó que cuando el presidente Néstor Kircher se enteró de este problema por primera vez dijo que solo era un problema ambiental.

Pero es esta actitud la que ya habíamos criticado con anterioridad: la falta de autocrítica del periodismo. Porque los medios también tienen una gran responsabilidad en la confección de la agenda pública, y eso es lo que le da gran parte de su poder. Así lo aseguró también Rocha, hay medios que tienen repercusión nacional y generan un lógico "rebote" informativo. Como vimos, en este procedimiento está gran parte del hecho de conducir la conciencia de los lectores hacia un tema.

Y, como la misma periodista admitió, "es muy difícil encontrar el lugar, el blanco donde poder publicar" porque existe una "subestimación" hacia la "notita verde". Esto sucede porque el periodismo ambiental compite con otras noticias de sociedad y policiales, porque todavía no existe tampoco una sección propia. La misma lógica que la del gobierno: este año con el conflicto de las papeleras Rocha pudo publicar más artículos ambientales que a lo largo de toda su carrera profesional.

En este sentido, el peligro consiste en que triunfen los artículos que tienen un lado más "vendible", así el afán de lucro se impone en la empresa periodística en detrimento, muchas veces, de la función de informar. Eso es lo que trata de revertir la ética periodística.

¿Existe, entonces, un periodismo ambiental en Argentina? Creemos que, en gran parte, todavía está verde el periodismo ambiental. El camino a seguir, no obstante, es el mismo que Rocha promueve, crear una sección ambiental para jerarquizar la temática. De ese modo, es más posible que los medios le den más espacio en sus páginas, que capaciten a sus periodistas en la complejidad del saber ambiental y así estén más cercanos a asumir un compromiso en pos del derecho a vivir en un ambiente sano.

No se trata, aunque pueda parecerlo, de un debate interno entre los periodistas. Es la misma sociedad, a través del tercer sector, que reclama que el periodismo asuma su papel en la solución de la grave situación ambiental que vive el país y el mundo, como lo solicitó la RENACE en la difusión de su propuesta. En este sentido, el periodismo tiene el desafío de difundir la voz de quienes sufren desde cerca los problemas para armar una agenda más cercana a la gente, sumar la voz del tercer sector para que esté presente la opinión del ambientalismo.

Así se construye un periodismo que promueva la conciencia ecológica, es decir, información y conocimientos desde la ciencia de la ecología y el saber ambiental. Buscar un eco, construir una agenda pública que hable de desarrollo sustentable para todos.

SECCIÓN: Comunicación: Periodismo Ambiental