8.11.12

Hoy se celebraría el Día del Urbanismo

Vaya paradoja si las hay. La jornada en que se conmemora el día de las ciudades organizadas y planificadas ocurre en horas de una Buenos Aires colapsada. En la misma semana, diversos factores se unieron para generar cortes de electricidad, transito congestionado, basura en las calles, falta de agua, luego de la inundación. Las soluciones, entre los cambios culturales y las políticas públicas.


Extracto de campaña de FARN y Concejo Publicitario Argentino. Ver más.


Como siempre sostenemos en ComAmbiental, podemos ir a la coyuntura o podemos ver también las causas estructurales. Por caso, que no haya recolección de residuos fue provocado por un paro de los trabajadores de Ceamse, pero este conflicto es generado por la falta de una política eficiente de gestión integral de residuos sólidos urbanos para cumplir con la Ley Basura Cero. El pensamiento inverso también debe aplicarse: el cambio climático es una problemática global que ocasiona más eventos extremos como tormentas intensas y olas de calor, pero las ciudades deben adaptarse localmente a estas condiciones.

Hoy se celebra el Día Mundial del Urbanismo, desde 1949, curiosamente por iniciativa del ingeniero argentino Carlos María Della Paolera, respaldado por el Instituto Superior de Urbanismo de la Ciudad de Buenos Aires. El objetivo era generar conciencia sobre habitar en ambientes sanos, a través de acciones como promover espacios públicos verdes, desconcentrar las zonas superpobladas y facilitar la interconexión a través del transporte. Sin embargo, las noticias que perturban a los vecinos porteños y del conurbano bonaerense atañen a servicios sanitarios más básicos como son el agua, la luz y la limpieza.

Recientemente, se editaron dos interesantes libros que recorren la historia ecológica de la Ciudad de Buenos Aires y sus alrededores. Los dos son de Antonio Brailovsky y de uno de ellos ya hablamos, explica por qué vivimos en un territorio inundable. El otro aporta una perspectiva general: "Historia Ecológica de la Ciudad de Buenos Aires". Allí se lee: "El ambiente no puede comprenderse si no lo consideramos como una construcción social". Y por eso las formas en que se urbaniza Buenos Aires tienen distintas explicaciones, en donde la comprensión de las dinámicas ambientales se realiza desde procesos sociales: culturales y políticos.

Desde Amigos de la Tierra Argentina hoy alertaron que "hubo una reunión de asesores en la Legislatura porteña para tratar el convenio IRSA". El convenio con la corporación inmobiliaria podría desencadenar en la destrucción del canal de la Reserva Costanera Sur. Como explicó Enrique Viale, de la Asociación de Abogados Ambientalistas: "La especulación inmobiliaria es nuestra megaminería o nuestra soja transgénica.  Tienen la misma lógica: expulsan y provocan desplazamientos de población; concentran riqueza y territorio; se apropian de lo público; provocan daños generalizados al ambiente". Y allí converge el PRO y el FpV.

Frente a esta situación, la Fundación Ambiente y Recursos Renovables (FARN) propone involucrarnos como ciudadanos en el sentido más literal del término. Es decir, habitantes de la Ciudad, un complejo tecno-sistema donde la concentración poblacional hace que cada error pueda llevar a un punto crítico. En unión al Consejo Publicitario Argentino, llama a dar pequeños pasos como separar los residuos, utilizar el aire acondicionado en forma sensata y cerrar bien la canilla. Todas acciones que tienen que ver con el gran cambio cultural, a nivel estructural, y que es necesario para superar una Ciudad colapsada. Y para ello también se necesitan políticas públicas.

No hay comentarios.: