30.3.12

El Intendente de Andalgalá reafirmó su oposición a la mega-minería

A un año de su elección, Alejandro Páez expresó a ComAmbiental que su tarea como intendente lo lleva a gobernar para todos los sectores, pero que eso no significa que vaya a cambiar el pensamiento por el cual fue elegido. Respondió así a ciertas críticas realizadas por asambleístas durante la crisis que vivió el pueblo cuando sufrió el cerco de los sectores "pro-mineros". Las declaraciones se realizaron luego de una presentación en la Facultad de Derecho de la UBA.

El dirigente radical Páez llegó al poder comunal en alianza con asambleístas. Foto: ComAmbiental.

ACTUALIZACIÓN 18:30. Renunció hoy el Secretario de Ambiente de Andalgalá, Sergio Martínez. Ver aquí nueva nota de ComAmbiental.

El tono polémico de las declaraciones se dejó entrever también en la charla. "Nos gusta que organizaciones de grandes ciudades opinen, pero nos gusta más que nos escuchen", manifestó. Fue también luego de que la presidente de Conciencia Solidaria, Mariela Silverstein, lo instó a llamar a una consulta popular para que el pueblo se pronuncie contra la instalación de Agua Rica. Para el intendente, esto no es conveniente ya que "es un logro" que haya accedido al cargo con el discurso contra la megaminería y no hay que generar una posible "desestabilización".

Durante la jornada convocada por la agrupación estudiantil Franja Morada, estuvo presente el diputado nacional por la UCR de La Rioja, Julio Martínez, que es habitante de Chilecito, ubicado a los pies del cerro Famatina. Expresó también que su sector triunfó en las últimas elecciones porque ya estaba instalado el tema de la minería, porque el gobernador Luis Beder Herrera anunció, luego de ganar su reelección, el convenio con la corporación Osisko. Agregó que la autoridad provincial está discriminando al intendente, de su propio partido, porque adhirió a la causa de su pueblo.

Historia de una elección histórica. Un hecho similar le sucedió a Páez, quien reconoció su militancia siempre dentro del radicalismo. El año pasado consiguió la presidencia del partido en el departamento de Andalgalá, pero la UCR de la provincia, conducida por el entonces gobernador Eduardo Brizuela del Moral, le negó la posibilidad de presentarse como candidato a intendente. Fue allí que Páez decidió "agruparse con amigos de la izquierda que nos facilitaron un sello". Se refería de ese modo al MST y a Proyecto Sur, que en su momento hablaban de un frente político que pudiera superar la instancia electoral, algo que finalmente no ocurrió.

Páez contó también su versión sobre las negociaciones que lo llevaron a ser la máxima autoridad política de Andalgalá. En instancias de las elecciones, se presentó ante la Asamblea para comunicar su decisión de ser candidato y, ante esto, "se armó una mesa donde se barajaron múltiples posibilidades". Estas eran que la encabezara un ambientalista, un justicialista y él mismo. "Finalmente la Asamblea votó que la encabezara yo". A pesar de ello, luego diría que la Asamblea no tuvo un rol protagónico en potenciar su candidatura, ya "nunca fue oficial" porque también apoyaban a Jorge Ramos.

"El gobierno que yo encabezo, si bien soy radical, no tiene un tinte político de la UCR", explicó Páez a ComAmbiental, "es un gobierno plural". Y agregó: "Hay justicialistas y extrapartidarios que son miembros de la Asamblea El Algarrobo". Por eso, según su visión, la elección de marzo del año pasado "rompió con las estructuras políticas y potenció los posicionamientos sociales en Andalgalá". "Yo no digo que fue un triunfo radical, ni un triunfo de Proyecto Sur. Fue un triunfo del proyecto". Asimismo, reivindicó su identidad como político y dijo que "otra cosa es que miembros de la asamblea se hayan hecho políticos".

"Paz social". En el testimonio brindado a este medio, también expresó: "Yo tenía mis antecedentes ganados en la lucha a través de mi acción como concejal". De hecho, fue a través de sus iniciativas que se descubrió que el cateo minero llegaba al mismo pueblo de Andalgalá. También, impulsó un proyecto para que se haga una consulta popular, que el anterior intendente desestimó, como ya fue dicho. Y por último, en diciembre del año pasado, ya como intendente, apeló la decisión del Juez de Minas Guillermo Cerda para que se hagan obras de mantenimiento de la mina Agua Rica. La Asamblea El Algarrobo mostró esta semana su preocupación sobre el tema.

La decisión de Cerda había sido tomada justamente luego de la represión de febrero del 2010, cuando Cerda estableció que no se podía hacer ningún tipo de trabajo, hasta tanto no se garantice la "paz social". Según manifestó Silverstein en su intervención, la misma autoridad judicial desestimó el pedido de Páez, al catalogar su participación como "tercero no interesado". Esta medida podría ser de cumplimiento en los próximos días, con el perjuicio para la jurisdicción de Andalgalá y de otras intendencias que quieran tomar protagonismo mediante acciones judiciales.

A pesar de ello, Páez enfatizó que "la licencia social no está acordada". Principalmente, porque Agua Rica está asentado en los Nevados del Aconquija, nuestra mayor fuente de agua, "un cerro muy parecido al Famatina". Por ello también la organización CEDHA realizó un estudio donde demostró la presencia de glaciares y de ambiente periglacial, por lo que el Aconquija debiera estar protegido por la Ley nacional que debe implementarse desde el año pasado, pero cuyo cumplimiento se encuentra demorado. "Estoy convencido de que el agua para mi pueblo es indispensable", dejó como manifiesto el intendente, tal vez para calmar ánimos de cara a un pueblo movilizado que pide más acciones.

Retenciones con cianuro. Un pasaje destacado de la presentación de Páez se refirió a las medidas que está llevando el nuevo gobierno provincial, con Lucia Corpacci a la cabeza. Ya son conocidas sus declaraciones públicas de que Alumbrera no utiliza cianuro. Ahora bien, según recogió el intendente de notas periodísticas, se estaría estudiando su utilización. Esto sería una consecuencia no deseada frente a la propuesta de actualizar los precios de las retenciones de oro y de cobre en forma diferenciada. Como actualmente salen del país los minerales juntos, sería necesario hacer la separación, y el método más económico para ello es el cianuro.

"Vivimos en una sociedad donde muchas veces tenemos que estar sufriendo una guerra de intereses entre el Estado provincial y la empresa para ver quién se queda con más renta", había introducido el tema Páez. Y posicionándose desde lo local, cercano a lo comunitario, contempló: "Se va tejiendo esta batalla, y en el medio va quedando una sociedad castigada". Esta semana desde la OFEMI plantearon como objetivo justamente discutir la renta minera. Ayer la Presidente Cristina Fernández viajó a Santa Cruz para dar un apoyo al modelo mega-minero, en el ejemplo que para ella constituye Cerro Vanguardia.

No hay comentarios.: