13.1.11

Tierras originarias: por una Qomunicación

"Nuestra vida se desmontó", dice Sindulfo Caballero, miembro de la comunidad Qom de Formosa, quien dialogó con ComAmbiental desde el acampe que continúa en las patrióticas avenidas de Mayo y 9 de Julio. Tras una huelga de hambre y el inicio de diálogo con autoridades nacionales, las propuestas oficiales no resuelven la cuestión de fondo.

Campamento qom en la Ciudad, al resguardo del "hidalgo caballero". Foto: ComAmbiental

El reclamo de Félix Díaz y su gente es por el respeto a su identidad, la devolución de 1.356 hectáreas y por justicia ante la represión sufrida a fines de noviembre en Formosa. En los medios circulan diferentes interpretaciones según la afinidad partidaria. Para que las negociaciones con el Ministerio del Interior, el Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo (INADI) y la Administración de Parques Nacionales (APN) no queden solo en promesas, se hace necesario comprender la realidad en clave qom.

La semana pasada, los periodistas Victor Hugo Morales y Gabriel Levinas plantearon dos análisis opuestos en sus respectivos programas y el debate siguió en las redes sociales. Incluso, el diario Tiempo Argentino tuvo que rectificar un error, porque habían publicado que Félix Díaz había renunciado al reclamo de las tierras. Por eso ComAmbiental entrevistó a Sindulfo Caballero (en la foto), para conocer lo que ven sus ojos en primera persona y sacar las propias conclusiones.

Caballero: Soy del interior de Primavera, del Río Pilcomayo. Estamos acampando aquí para que escuchen nuestro reclamo de nuestra tierra que el gobierno nos quitó. El gobernador Insfrán no nos convocó cuando instaló un colegio grande ahí (Universidad). Él está pisando nuestra ley.

Convocamos a asamblea y llegamos al acuerdo de cortar la ruta 86 hace como cuatro meses. Pero no hubo escucha a nuestros reclamos. Los funcionarios no se acercaron para dialogar. Tenemos 3 municipalidades –Laguna Blanca, Laguna Naick Neck y Siete Palmas- y ningún intendente ni consejal se acercó.

Hemos sufrido mucho, ancianos, ancianas, chicos. Hasta que el lápiz del gobernador reaccionó y mandó toda la policía sin orden judicial y nos atacó. Murieron dos hermanos por causa de eso. Nosotros tenemos dolor en nuestro cuerpo porque perdimos un hermano por causa de esta lucha. Pero el gobernador no quiere escuchar.

CA: Se dice que sí hubo acuerdo y que fue con Sanabria. ¿Cuál es el rol de Sanabria en la comunidad?
Caballero: Sanabria, Cristino (hijo del cacique) es un político y maneja a su papá por otro camino. Él está negociando con el gobernador. Por unos pesitos nos enfrentan a los hermanos. Sanabria tampoco dialoga con nosotros.

CA: ¿Qué le parece la propuesta con el Parque Nacional Río Pilcomayo?
Caballero:
Quieren hacer una tarjeta para ir a pescar pero no está bien porque es nuestra tierra. Meses atrás estuvimos dialogando con el Viceministro del Interior y estaba el presidente de Parques. Aún no llegamos a un acuerdo. Hoy estamos esperando. Si hay una respuesta, nos reunimos en asamblea y vemos qué hacemos.

CA: ¿Cómo es la vida en esas 5.000 hectáreas?
Caballero:
Nuestra vida se desmontó. Se desmontó nuestras plantas: pomelos, naranjas, mangos, mandarinas. (El monte) Es nuestro mercado, nuestra farmacia. Utilizamos las palmas para el ranchito y el rollo de las palmas lo utilizan las mujeres como artesanas. Eso le da la vida a nuestra comunidad.

Por eso no podemos perder nuestra tierra. Nuestro abuelo luchó por eso para nosotros. Nosotros seguimos el paso del cacique. Pero el hijo que tiene es un político y no hace. Eso es lo que estamos mirando nosotros.

Tenemos estas cosas (en referencia a la lucha) mediante el hermano Félix que luchó y consiguió los papeles. El gobernador no está haciendo bien las cosas allá. Él ocupa nuestro nombre y busca vivienda pero cuando sale el proyecto le da a sus compañeros nada más, no le da a todos. No tenemos atención médica, no hay agua potable. Por eso estamos acá, para que la gente sepa que no es mentira. Estamos reclamando lo nuestro, nuestros derechos, lo justo, nuestras tierras.

CA: ¿Están en contacto con otras agrupaciones indígenas?
Caballero:
Sí, estamos todos atentos, comunicándonos con muchas comunidades. También ayer Félix participó en otra reunión en los barrios (de Buenos Aires).

CA: ¿Se consideran argentinos a pesar de este conflicto?
Caballero: Sí, sí, sí. Los chicos acá nos están apoyando, no nos dejan solos, por estas carpas, todo lo que nos traen. La gente en Capital también nos trae mercadería, ropa, nos firman. Muchas personas no saben lo que estamos reclamando. Nos miran. Algunos se acercan preguntando, les explicamos y ahí entienden el reclamo y lo que estamos haciendo. Estamos muy agradecidos con los argentinos. Ellos reconocen que estamos reclamando nuestras tierras, que la tierra es nuestra.

Repercusiones 
La Fundación Ambiente y Recursos Naturales (FARN) instó públicamente "a las autoridades nacionales y provinciales a la urgente elaboración y puesta en marcha de nuevas políticas públicas que partan del reconocimiento de las comunidades originarias como pueblos, con derecho a la libre determinación, el respeto a sus costumbres ancestrales y a las tierras que que les pertenecen".

Por su parte el Movimiento Nacional Campesino Indígena adujo en un comunicado que la represión a los Qom, la toma de Villa Soldati y el trabajo rural esclavo son "todas caras de la Agricultura Industrial" que se caracteriza por "la concentración irracional de la población en las ciudades" y "la concentración de la tierra y el agua en pocas manos".

Por ello proponen medidas financieras y legislativas para que los gobiernos nacional, provinciales y municipales promuevan la agricultura familiar "enraizada", es decir con arraigo físico y cultural en los territorios. El movimiento enfatizó: “Estas poblaciones diversas (pueblos indígenas, campesinas, pescadores artesanales, pastoralistas, trabajadores y asalariados rurales y otras) tienen una importancia clave: dar al conjunto de la sociedad la provisión de alimentos y preservación de la naturaleza y al patrimonio natural y cultural, la biodiversidad que nos pertenecen a todos-todas”.

Ver también:
Félix Díaz: "No queremos arruinarle las fiestas a nadie, sino un poco de compasión a nuestro pedido" (26/12/2010)
Villa Soldati, Pueblos Originarios, y un padre en común (20/12/2010) 
Darío Aranda: "Van a seguir avanzando sobre nuestros territorios" (2/1/2011) 

No hay comentarios.: