23.1.11

Argentina y Chile: marchas simultáneas contra la megaminería

Esta semana, más de veinte organizaciones sociales se movilizaron en diferentes ciudades a ambos lados de los Andes y bloquearon el transporte de las empresas mineras que -por su envergadura- consideran “devastadoras”.
En Uspallata, Mendoza, contra la minera San Jorge. Foto: Movida ambiental.
Las manifestaciones de rechazo crecen en la región a la vez que la amistad chileno-argentina se fortalece. En Rodeo, San Juan, un abrazo simbólico binacional superó obstáculos oficiales y prometió más acciones en conjunto, para concientizar en torno a los efectos de la megaminería e incidir en las políticas públicas de sendos países.

“La cordillera es nuestra”. Ese sentimiento enhebró las intervenciones desarrolladas por asambleas vecinales autoconvocadas, comunidades indígenas, agrupaciones políticas, sindicatos, medios comunitarios y organizaciones ambientalistas tanto de Chile como de Argentina.

Hubo bloqueos simultáneos a los camiones que llevaban insumos para las mineras. Del lado argentino fueron sobre la ruta 337 que une Amaicha del Valle (Tucumán) con la ciudad catamarqueña de Santa María; sobre la ruta 40 en Belén (Catamarca); en el paso fronterizo de Uspallata, Mendoza; y en el cruce de diferentes rutas en Patquía, a 70 kilómetros de la ciudad de La Rioja.

Los volantes que repartieron a automovilistas y transeúntes protestaban contra “la megaminería metalífera (oro, plata, cobre, etc.), no metalífera (sales de potasio, litio, etc.), y nuclear (uranio, torio, etc.)”. El motivo es que el sector “está devastando nuestras montañas, apropiándose de nuestras fuentes de agua, contaminándolas con sustancias tóxicas y avasallando nuestras culturas”.

En un grito unívoco de múltiples voces, recalcaron “No al plan de sustitución de la agricultura por la megaminería”. Asimismo exigieron  la "prohibición de la minería a gran escala y la protección de glaciares” en los dos países.  Con esa meta buscan diseñar estrategias conjuntas para dejar al descubierto el lobby minero, sensibilizar a la opinión pública y asesorar a los decisores políticos.

El daño no es solo ambiental sino también cívico e institucional. El sábado 15, en Rodeo -considerado “el corazón del territorio ocupado por Barrick” en la provincia de San Juan- las fuerzas policiales locales pusieron tensión al abrazo fraterno binacional.

Frente a la oficina de Barrick. Foto: UAC
Cuando la marcha se dirigía hacia las oficinas de la corporación “sumando aplausos y adhesiones”, según el Observatorio Latinoamericano de Conflictos Ambientales (OLCA), “gran cantidad de efectivos a pie, en colectivo y autos recibió la orden de abortar la marcha”, rodeó a los manifestantes y así “Barrick conseguía acallarlos con el aporte del aparato represivo del gobierno formal de la provincia”.

No obstante, “este abrazo en la lucha contra la megaminería y en defensa de los glaciares significó el comienzo de movidas que se sucederán en el futuro con igual o mayor intensidad”, informó la Unión de Asambleas Ciudadanas. Y agregó que el encuentro sirvió “para aumentar y fortalecer los lazos de amistad en la lucha en común de ambos lados de la cordillera de los Andes”.

Panorama argentino. Solo de este lado de la frontera hay cerca de 300 proyectos mineros que se estima entrarán en marcha esta década. La sanción de la Ley de protección de Glaciares fue un paso importante para salvaguardar las nacientes de agua pero aún no se reglamentó tal como reclaman siete organizaciones ambientalistas.

Para las comunidades afectadas, los responsables de “convertir estas zonas en ‘zonas de sacrificio’" -según difundió OLCA- son "la presidenta Cristina de Kirchner, los gobernadores Gioja de San Juan, Beder Herrera de La Rioja, Brizuela del Moral de Catamarca, Jaque de Mendoza, Urtubey de Salta, Barrionuevo de Jujuy, Alperovich de Tucumán, Zamora de Santiago del Estero y todos los sectores cómplices de este modelo”.

El año electoral 2011 inaugurará comicios en marzo con Catamarca. En la región NOA y Cuyo, Salta y Tucumán también tendrán elecciones separadas de las nacionales: serán en abril y agosto, respectivamente. El tablero político podrá cambiar o mantener sus colores partidarios pero el 14 de octubre cuando se elija Presidente de la Nación podría definirse el rumbo de la minería en la Argentina por los próximos años.

Ver también:
"Megaminería contaminante: el grito de la tierra" por Iconoclasistas.
Sección Glaciares
Sección Minería

No hay comentarios.: