16.3.08

Se difunde la política de las 3R de Japón

En noviembre del año pasado, la Agencia de Cooperación Internacional del Japón (JICA) comenzó un nuevo programa de becas dirigida a organizaciones de la sociedad civil. Así fue como jóvenes representantes de la Cooperativa El Ceibo, el Centro Fueguino para el Desarrollo Sustentable, Ecoclubes y Generación Par practicaron un curso intensivo de 18 días que transmitieron al público en la Jornada Reducir, Reusar y Reciclar (3R) realizada el pasado jueves.

Japón había presentado en la Cumbre del G8 del 2004 la Iniciativa 3R "con el objetivo de reducir la cantidad de residuos que se generan, reutilizar los materiales en la medida de lo posible y reciclarlos cuando éstos no puedan ser reutilizados". Como parte de la difusión de su experiencia en contaminación, el país del este asiático tiene entre sus objetivos de cooperación internacional proporcionar información sobre su gestión de residuos.


Gestión de residuos. Juan José Galeano, presidente de Generación Par y miembro de Ecoclubes, afirmó que en Japón lo importante es la decisión política y el costo que tiene el servicio de gestión de residuos. Así, hay necesidades diferentes por cada ciudad, por ejemplo no se realiza compostaje de la basura orgánica en las grandes metrópolis, pero sí se puede hacerlo en pequeños pueblos.

Galeano también mencionó que si bien las empresas son privadas, funcionan bajo el concepto de servicio público. En esto, es importante destacar el concepto de responsabilidad extendida del productor sobre los bienes que introduce en el mercado, que está unida al espíritu de la sociedad del re-ciclo, en la que todo producto debería atravesar un círculo completo a través de la estrategia de las 3R.

De todos modos, la situación actual japonesa no es la ideal, puesto que si bien en algunas regiones se logró subir la proporción de elementos reciclados, todavía hay una alta proporción de materiales incinerados. Esto último, es una necesidad por el espacio limitado del país, y si bien puede aprovecharse la energía generada en el proceso, no deja de ser una opción que desperdicia recursos.

Separación, el origen. Evangelina Ojeda y Lorena Álvarez, representantes de la Cooperativa el Ceibo, mencionaron que desde 1993 se trabaja con la recolección diferenciada, y que esto es un gran progreso que habría que aplicar en el país "desde lo básico", orgánico e inorgánico, para facilitar la tarea de los cartoneros. A partir del 2000, la política de las 3R incluyó la "compra verde", que es el gran objetivo de impulsar el consumo de bienes que reduzcan desperdicios innecesarios y/o que incluyan insumos reciclados.

Cuando se consultó al voluntario senior de JICA en la Fundación Espacios Verdes, Takashi Hamazaki, cómo se implementó la separación en origen, habló de penalizaciones y de incentivos, la política del palo y la zanahoria. Evangelina y Lorena, por su parte, percibieron que la presión ejercida por el castiglo social fue un factor importante.

"La gente es movida por emociones", esto rescató Iván Pajak, del Centro Fueguino para el Desarrollo Sustentable, de su viaje por Japón y de la filosofía de Tetsuro Toyoshige. Sin embargo, para el joven ex becario "es absurdo copiar modelos", por ello deberíamos "ajustar ciertos procesos a contextos socioculturales distintos".

Vivencias. Un intendente de una localidad del Chaco asediada por la deforestación de sus bosques nativos manifestó que adaptará la idea de llevar bolsas perdurables a los mercados. Tal vez sea el comienzo para ser conciente de lo positivo y lo negativo de experiencias de otras sociedades, sin dudas diferentes, pero que viven en la misma nave tierra.

Leer también el informe de Generación Par sobre Programa Jóvenes Líderes para América Latina Conservación del Ambiente

No hay comentarios.: