22.11.06

El Reconquista llegó a la Nación

Vecinos autoconvocados y organizaciones sociales de la cuenca Reconquista realizaron una manifestación frente a la Secretaría de Medio Ambiente de la Nación. Sin violencia y con creatividad, llevaron un poco de agua del río, folletos, pancartas, afiches y ofuscación acumulada ante la indiferencia oficial. Finalmente, recibieron sus reclamos.


La marcha comenzó en la Estación Retiro del Ferrocarril Mitre en la Ciudad de Buenos Aires, aunque el verdadero inicio fue hace más de dos décadas. Profesionales, madres, jóvenes y jubilados avanzaron pacíficos a través de la Plaza San Martín y las peatonales Florida y Lavalle.

Turistas, transeuntes ocasionales y puesteros miraron con cierto asombro las palabras "Basta de contaminación", "Asamblea", "Río". ¿Podría ser Gualeguaychú o quizá el Riachuelo? No. Era el Reconquista, inexplicablemente ignorado a pesar de constituir la segunda cuenca más contaminada del país, que además abarca 18 municipios donde se asienta la mayor parte de la población bonaerense.

"Un río sin contaminación significa un gran ahorro para el Estado", exclamó un participante con altavoz, cuando apenas llegaron al edificio de la Secretaría de Medio Ambiente. Ya que serían "menos gastos de salud pública" y se preservarían "la naturaleza, el paisaje y sobre todo el derecho a la vida".

Junto a la Red de No Violencia Activa, se sentaron en las puertas de la Secretaría con carteles, afiches didácticos y hasta agua embotellada que trajeron de distintos puntos del Reconquista. Al son de "Basta ya/ de contaminación/ El Delta está muriendo/ que lo sepa la Nación" exigieron que la problemática tenga igual tratamiento que las "Papeleras": que se instale en la agenda política nacional.

"No se puede esperar más", se quejó Esteban Maintenu, a cargo de dos comedores carenciados en Las Tunas, en Gral. Pacheco. "La gente se muere", agregó. "Los gobiernos nacional, provincial y municipales son responsables y no está la voluntad política para solucionarlo", por ejemplo "vinimos tres veces y la Dra. Picolotti se negó a recibirnos".

Después de varios minutos llegaron refuerzos: vecinos autoconvocados de González Catán con el apoyo de la Corriente Clasista Combativa se sumaron a la protesta. Su causa también es el Reconquista, agravada con la contaminación del relleno sanitario que tienen cerca del CEAMSE.

También estuvo presente el presidente de la Asociación Argentina de Abogados Ambientalistas, que semanas atrás presentó una acción ante la Corte Suprema de Justicia de la Nación para que intervenga en esta cuenca como en el Matanza-Riachuelo.

Al final, asistentes de Picolotti los atendieron. Tal vez intimidados por los cánticos, tal vez pendientes por la llegada de los medios de comunicación masiva o tal vez conmovidos por la adhesión con aplausos de los alumnos de la Escuela primaria Nº 13 apostada enfrente de la Secretaría.

De esta forma se avanzó una casilla más en el ajedrez contra la contaminación, la corrupción y la desidia política. Los próximos pasos implicarán mover las piezas con estrategia y coordinación: medios de comunicación, funcionarios públicos, escuelas, asambleas barriales, agrupaciones, ONGs, profesionales, científicos y empresas.

TEMAS: Contaminación hídrica, Política ambiental

No hay comentarios.: