6.12.15

Gabinete PRO: El extractivista que faltaba

Los recientes nombramientos de Daniel Meilán y de Mario Capello en la Secretaría de Minería de la Nación terminan de confirmar el perfil extractivista del nuevo Gabinete de Mauricio Macri. Así, la apuesta es la continuidad del modelo económico, acaso profundizado en el peso de las corporaciones en el propio gobierno. En los últimos días, el nombrado Ministro de Ambiente, Sergio Bergman, expresó ante la prensa que debemos "desplegar la minería".


Capello  y Meilán, un perfil similar para la Minería PRO.



Las primeras declaraciones públicas del rabino Sergio Bergman frente a su futura gestión en el Ministerio de Ambiente no pasaron por alto dos temas relevantes de la agenda del país: el agronegocio y la megaminería. Su argumento fue que tanto en agricultura como minería se debe actuar con responsabilidad, siguiendo la normativa legal y aplicando los debidos controles. Es decir, en sintonía con el discurso del desarrollo sostenible y la responsabilidad social empresarial.

Por otra parte, también Bergman sostuvo que la cuestión ambiental debe tratarse transversalmente en el Gabinete Nacional. Este punto es relevante, ya que por supuesto que la política ambiental de un gobierno no debe reducirse al Ministerio específico, sino que otras dependencias tienen una influyencia mucho mayor, sobre todo a través de las políticas económicas. Así, los recientes anuncios en la Secretaría de Minería aportan pistas que confirman la continuidad del modelo extractivo

Hace días, Daniel Meilán fue designado como Secretario de Minería, en el nuevo Ministerio de Energía y Minería. Su principal antecedente es como funcionario del área durante el gobierno menemista, que marcó el inicio del modelo megaminero vigente. Por su parte, el nombramiento de Mario Capello como Subsecretario de Desarrollo Minero fue un gesto hacia el sector minero sanjuanino, que esperaba liderar la Secretaría. El exdiputado por el radicalismo se desempeña como Secretario del Colegio de Minas.

¿Contradicciones en el Gabinete PRO?

Luego de su sorpresivo nombramiento, Bergman realizó admitió que no esperaba su designación en el área, en la cual no tiene conocimientos técnicos ni profesionales. Como era previsible, su línea discursiva se ubicó en el marco del Laudato Si del Papa Francisco. Y sin dudas un marco ético en la política ambiental es imprescindible, pero éste debe fundamentar prácticas concretas. Es decir, en intervenciones donde el Estado Nacional tiene una influencia en diversos conflictos ambientales.

En este sentido, el futuro Ministro fue consultado en una entrevista radial por dos temas cruciales: el agronegocio y la megaminería. Allí Bergman manifestó que "evidentemente hay conflictos de intereses pero también una posición firme en tomar cartas en el asunto". Su diagnóstico sobre los últimos años marcó que las discusiones legislativas "estaban más manejadas por intereses de lobbys y grupos que despachaban a libro cerrado leyes que no se debatían". 

Sobre este punto, el nombrado Subsecretario de Desarrollo Minero, Mario Capello, opinaba así sobre la única legislación que intentó regular el sector: "La naciente minería metalífera argentina comenzó a ser atacada hace una década por la ignorancia política y por la demagogia hecha espada de ideologías apátridas. Y encontró un chivo expiatorio a su inconducta colectiva y personal. Se llama ley de protección de Glaciares". La frase encabeza una columna escrita para el portal MiningPress en 2012. 

Por su parte, Bergman se refirió también a "lo que pasó últimamente en el noroeste argentino", un eufemismo para referirse tal vez al millonario derrame de cianuro ocurrido en San Juan. Frente a ello, remarcó que "no se puede mantener esa situación" y que "hay estándares que cumplir" desde la normativa. "Nadie está en contra de la minería, pero la minería a cielo abierto sin chequear los efluentes y las proporciones que usas para esa actividad industrial nos parece que... es de sentido común", remarcó. 

En este punto, Capello, se mostró un defensor del modelo minero, encabezada por funcionarios de San Juan. En el marco de un debate en su provincial, destacó "la minería como Política de Estado" como una "política exitosa". Y frente a ello señaló que no deben imponerse regulaciones: "No necesitamos ninguna ley inútil. Sólo conservar sentido común. Es lo que tuvo el gobernador José Luis Gioja, que entendió rápidamente que a nuestra aldea global, la gran inversión extranjera directa llega antes, si somos capaces de actuar con seriedad."


Críticas a la designación de Capello


Una de las primeras voces que rechazó el nombramiento del nuevo Secretario de Minería fue la expresada por Enrique Viale, de la Asociación Argentina de Abogados Ambientalistas. En las redes sociales, destacó: "Macri nombra Subsecretario de Minería de la Nación a un conocido lobbista de las transnacionales mineras y que está directamente financiado por ellas". Destacó que se trata de "lo más rancio del lobby" y que actuó contra la Ley de Glaciares.

Del mismo modo, también se manifestó Miguel Bonasso, justamente el autor de la Ley de Glaciares aludida por el funcionario nombrado. Para el ex diputado, lo caracterizó como "un lobbista de la Barrick Gold". Bonasso opinó también que "resulta totalmente contradictoria con la designación al frente de la cartera de Defensa, de otro dirigente radical, Julio Martínez", quien fuera reconocido "por su lucha infatigable y patriótica contra la megaminería en La Rioja".

La Asamblea Jáchal No se Toca también repudió la designación de Capello: "Consideramos que la experiencia y la titulación de las personas no son sinónimos de grandeza porque de nada sirve sino va acompañada de respeto, ética social, apertura al diálogo, de apelación al consenso, de proyección a futuro y de sustentabilidad". Argumentaron su posición, "ya que se ha comportado de manera irracional y agresiva en reiteradas ocasiones, aviolentando contra agrupaciones, asambleas y ciudadanos".

Los asambleístas informaron sobre su participación en acciones de represión y de hostigamiento a la comunidad. "Nos avergüenza y nos parece denigrante esta nueva designación en la que claramente se ampliará el abismo entre el sector socio ambiental y el sistema extractivista que se ha impuesto en nuestro territorio. Y para nosotros los derechos humanos, la seguridad social y ambiental prevalecen por encima de cualquier interés económico trasnacionales", alertaron.

Continuemos

La designación de Daniel Meilán como Secretario de Minería no causó tantas repercusiones. Sin embargos, en los últimos tiempos había tenido una participación pública de cierta relevancia. Para Mining Press, formó parte de un eventual grupo de "ex secretarios de Minería" con algunas posiciones críticas al gobierno kirchnerista, en materia de mayor fomento a las inversiones. Al geólogo se lo considera como una de las impulsoras del marco estatal de apoyo a la megaminería en los noventa.

Un análisis de Prensa Geominera señalaba su opinión hace algunos años: "Para él, los ataques de los grupos antimineros son poco fundados, intencionados e ideologizados y que las leyes de prohibición para la minería, sancionadas en una media docena de provincias, carecen de fundamentos y de respaldo técnico, producto de la soledad de cada provincia y falta de respaldo político de la Nación". Para Meilán, esto trae inestabilidad en las reglas de juego que puede traer desinversión en el sector.

En una reciente entrevista, Bergman se refirió al "doble estándar" que existe en Argentina. Por caso: "En Mendoza hay leyes restrictivas y en San Juan es un festival. Hay que cambiar. Hace falta un trabajo federal para que haya una coherencia". Asimismo, explicitó la posición del Gabinete de Macri: "Hay una clara decisión de que la minería es un aspecto del desarrollo económico que hay que desplegar". Del mismo modo, reflexionó que "no se puede suspender una actividad vital como es la minería por no tener los controles ni la sustentabilidad".

En el análisis que hace el sector empresarial, las críticas no se realizan puntualmente a las políticas de Estado de fomento económico al sector. La principal preocupación viene por las crecientes movilizaciones de la población contra la megaminería. Y no están equivocados, ya que la resistencia frente a las corporaciones mineras en los últimos años nunca vino del gobierno kirchneristas, sino de las asambleas en lucha en distintos territorios del país contra la contaminación y el despojo.


Leer también:
ComAmbiental: Un religioso y tres extractivistas  

No hay comentarios.: