15.10.15

San Juan: "El gobernador jamás dio la cara"

A un mes del derrame de más de un millón de litros con cianuro, desde la Asamblea de "Jáchal no se toca" refuerzan las protestas contra la megaminería. Aseguran que el gobernador de San Juan, José Luis Gioja, nunca fue al lugar afectado y que niega la contaminación producida, que es un hecho. ComAmbiental entrevistó a Gabriela Balmaceda, quien estuvo este martes en Buenos Aires, frente al obelisco, para la realización de un Festival en apoyo a la lucha de San Juan. 

Foto: ComAmbiental.
Gabriela Balmaceda, de la Asamblea de Jáchal. Foto: ComAmbiental.



-¿Cuál es el panorama general de la situación actual en Jáchal?
-El 12 de octubre se cumplió un mes del derrame. Un mes donde las autoridades jamás dieron la cara, donde los resultados de los análisis que llegaron hace una semana indican claramente la contaminación que hay en ciertos ríos. Por supuesto que el gobernador lo niega pero es una realidad. Desde hace un mes estamos en la calle, movilizándonos, presentado denuncias, recursos de amparo. Pero tenemos vedada la Justicia, que está a favor de Barrick Gold y del gobierno. Es muy dura la lucha que estamos llevando, por eso decidimos venir acá. Y en todo el país nos están apoyando las asambleas fervientemente, en la lucha por la vida.

-¿Cómo vivieron el momento de incertidumbre después del derrame?
-Cuando ocurrió el derrame nos enteramos tres días después, o sea que nadie dio la cara. Publicaron un comunicado diciendo que hay algún río que podía presentar algún inconveniente y que traten de no tomar agua. Primero nos informaron que eran 15 mil litros. Estuvimos con las protestas y después de una semana la empresa dicen que son 224 mil. Casi a las  tres semanas nos dicen que es 1 millón 74 litros. Tampoco le creemos ya lo que diga la empresa.

-¿Y cómo tomaron la decisión de Juez que anuló la medida cautelar, que obligaba a Barrick Gold a otorgar agua a la población?
-En ese momento después de dos semanas el Juez envía una cautelar de que la minera pare la producción por cinco días y se entregue agua a toda la población de Jáchal e Iglesia. Barrick Gold entregó seis litros por persona que se supone que alcanzaría para tres días. Sin contemplar animales, plantas, huerta, que también es vida. El Juez levantó la cautelar [el 24 de septiembre], la Barrick dejó de entregar el agua y la megaminería sigue en actividad.

-¿La población está consumiendo ese agua actualmente?
-Para que conozcan la realidad en Jáchal, hay gente que no tiene instalada la cañería de agua potable. Por lo tanto está tomando agua del río. La mitad de la población vive en un estado de emergencia, no tiene agua potable. No tiene plata, en el pueblo hay una escasez de trabajo increíble. No puede comprar agua mineral así que la gente está tomando el agua. De todos modos, no quiero decir que el agua de Jáchal e Iglesia esté contaminada con certeza. La contaminación se da en algunos ríos cercanos y donde está la población, todavía sería apta según la Organización Mundial de la Salud.

-De todos modos reafirman que la contaminación existe.
-Los ríos tienen vestigios de metales pesados, como aluminio y mercurio que antes no existían. Entonces,  sí, van a decir que no hay contaminación pero si tomas el agua y comes un animal que tomó agua de ahí, el metal pesado se va acumulando en tu cuerpo. Por ser una zona con regadíos, la actividad agrícola también se puede afectar. Tarde o temprano se va a contaminar. La gente está alarmada, tiene miedo. Pero los autoridades salen a negar todo. La gente no sabe que hacer en mi pueblo.

-¿Qué lectura hacen acerca sobre los análisis oficiales, desmentido en los hechos por un informe de la Universidad de Cuyo?
-Yo tengo acá todos los resultados. El gobierno nos manda -por el sacerdote del pueblo- el análisis que ellos habían hecho, que es "0,0000". Todo cero. Nos pareció una burla porque ni siquiera el agua mineral tiene esos valores. Luego cuando llega el informe de la Universidad de Cuyo, que es la Universidad de Mendoza, y muestra los resultados, la verdad es alarmante. Porque no son sólo metales pesados, sino que el análisis bacteriológico es increíble.

-¿Y cómo reacciona el pueblo frente a esos datos?
Hay un pueblo entero, que es Mogna, dentro de Jáchal, que está totalmente contaminado. Y esa gente se entera ahora porque nosotros hacemos estas manifestaciones. Porque si hay gente que está contaminada hace mucho tiempo y nadie lo veía. No le dan agua, están tomando del río, porque está totalmente ignorada. En nuestra provincia los medios están todos comprados. Entonces no hay información, sólo tenemos la del gobierno que nos dicen que está todo bien.

-¿Qué sintieron con la presencia del candidato Daniel Scioli después del derrame, cuando dijo que la Provincia estaba actuando bien? 
-Tristeza. La verdad que es tristeza. Porque no tenemos el respaldo de nadie. Que venga Scioli y que ratifique que la minería es sustentable, después del daño ecológico que ha provocado, nos da vergüenza. Lo nuestro no es partidario, no seguimos ninguna línea política. Seguro que hay partidos que apoyan la causa -está bien- pero lo nuestro no es político. Esto es humano. Son nuestros hijos, es nuestra vida, es nuestra tierra. Te imaginás que nuestro gobernador nunca dio la cara, nunca fue al lugar. Y sigue diciendo que la minería va a seguir porque es sustentable.

-¿Qué significó la marcha realizada en la capital de San Juan después del derrame?
-Nosotros organizamos esa marcha. Hubo diez mil personas y no salió por los medios, no se dio a conocer. La verdad es que la gente está respondiendo. No hay mucha información sobre megaminería y piensan que si da trabajo está bueno. Es una lástima que tenga que ocurrir esto, este desastre de un millón de litros de agua con cianuro, para que recién despierte la gente de lo decíamos ya hace diez años. Lo que decíamos que iba a pasar está sucediendo. Igualmente es un precedente para el pueblo, porque nunca se había manifestado. Y que salga ahora a defender la vida me parece increíble. La lucha va a seguir para adelante, cueste lo que cueste.

-¿Cuál es el objetivo de la organización de este Festival en Buenos Aires?
-La organización de ahora surge desde la Asamblea de Buenos Aires "No a la Mina", que están en contacto con nosotros de la Asamblea "Jáchal no se toca". Juntos decidimos organizar esta movida para concientizar aquí. Estamos desde las diez de la mañana [la entrevista fue a las seis de la tarde] y no pudimos organizar escenario ni sonido porque la policía nunca nos dejó, tanto la Federal como la Metropolitana. Nosotros estuvimos todo el día custodiados por la Policía Federal, filmándonos, pidiéndonos datos. Y no nos dejaron, por eso decidimos cortar la calle [frente al Cabildo].

-¿Qué esperan de aquí en adelante?
-Nosotros muchas respuestas del gobierno no esperamos, porque a un mes no dieron la cara. Sí queremos y exigimos que pare la actividad minera. Que Barrick Gold se vaya y deje de saquear nuestro pueblo.



Leer también:

ComAmbiental: "La peor sospecha sobre Barrick Gold".


No hay comentarios.: