9.8.15

El Modelo Inundado

A pesar de que los principales dirigentes políticos atribuyen las recientes inundaciones a las fuertes lluvias o la falta de obras, las evidencias sobre las alteraciones de la Cuenca del Río Luján resultan contundentes. Entidades ambientalistas que conforman la Comisión Asesora del Comité de Cuenca advierten desde hace años que los mega-emprendimientos urbanísticos ocuparon territorios de humedales. Por la dinámica propia de este Río, incluso los barrios cerrados construidos en Tigre afectan a localidades distantes. Organizaciones territoriales de Luján criticaron ayer a los tres candidatos de la "democracia sojera" y piden suspender la votación por la emergencia ambiental.

INFORME ESPECIAL
Por Eduardo Soler

Imágenes de Campana, también en la cuenca. Imagen: Campana Noticias.



Buenos Aires, la lluvia cae


"Parece que alguna gente quiere que la gente vaya a votar con miedo y bronca", expresó el pre-candidato a Presidente oficialista y actual gobernador de la Provincia de Buenos Aires, Daniel Scioli. El discurso predominante responsabiliza de la situación de las inundaciones en el norte del territorio bonaerense a las graves lluvias, exacerbadas por el cambio climático global. Y frente a este diagnóstico principal, también elabora como solución las inversiones en obras hídricas, que incluyen un embalse o un re-encauzamiento del curso de las aguas.

"El temporal ya se cobró una víctima fatal", escribieron ayer en Página/12, refiriéndose a la muerte de un niño de 11 años que cayó de un puente en el arroyo Garín, parte de la cuenca del Río Luján. No es una situación inusual. Desde la Asociación Ambientalista de Escobar señalan la pérdida de vidas humanas como la consecuencia más trágica de las inundaciones. En la última ocurrida entre octubre y noviembre del 2014 perdieron la vida dos personas. También en los temporales de febrero de este año otras dos personas más murieron por consecuencia directa de la inundación.

En 2002, Clarín titulaba "la crisis causó dos nuevas muertes" ocultando la represión fruto del grave conflicto social. Hoy, como ocurrió en la inundación de La Plata de abril de 2013, la naturalización de la catástrofe provoca una invisibilización de los factores económicos y políticos que generan las condiciones para que ocurran estas muertes. Otra vez, el cambio climático no puede ser utilizado como excusa, sino como factor de prevención. Por el contrario, los gobiernos de diferente signo partidario fomentan un uso extractivo del suelo con graves consecuencias sociales.



Madre Agua busca su lugar

Urbanizaciones sobre humedales de la cuenca. Fuente: AAPEscobar.

Desde hace ya casi tres años, existen alarmas visibles del grave desequilibrio al que fue sometida la Cuenca del Río Luján, que abarca los distritos que sufrieron las mayores consecuencias del temporal de los últimos días: Luján y Pilar. El dato no resulta menor, porque si las lluvias se registraron en buena parte del territorio bonaerense: ¿por qué estas localidades son las más afectadas, con más de mil evacuados? La respuesta debe encontrarse en la particular dinámica de un río que fue afectado por la especulación inmobiliaria, que adopta la forma de una frontera del extractivismo urbano.

La Comisión Asesora del Comité de Cuenca del Río Luján está representada entre otras instituciones por Asociación Ambientalista de Escobar, Vecinos del Humedal y Patrimonio Natural Pilar. Tiene como función principal la participación como contralor de la sociedad civil de la gestión de la cuenca que debe llevar adelante el Comité formado por los gobiernos municipales y el provincial. En este espacio clave debiera expresarse un ordenamiento del territorio que conforma la cuenca del Luján. Pero justamente en los últimos años las inundaciones se transformaron en una constante para los partidos afectados.

"La cuenca del río Luján está sufriendo estos últimos años una destrucción continua en la estructura de su cauce mayor y en los respectivos cauces de sus arroyos tributarios", manifiesta la Asociación Ambientalista de Escobar. Desde la misma organización, explican que el río tiene una particularidad. Por tratarse de un río de llanura, el cause menor es sinuoso, realizando un recorrido contenido por un "cause mayor", que representa la propia cuenca. En este territorio, en situaciones extraordinarias, el agua puede correr "al revés", es decir desde el área de la desembocadura hacia el oeste, donde tiene sus nacientes. 

En el marco de esta caracterización ecológica de la cuenca, ya en las inundaciones de noviembre de 2012, la Comisión Asesora adoptó una postura frente a las inundaciones bien definida. "Consideramos que si bien las lluvias fueron intensas, no explican por sí mismas lo ocurrido", comenzaron su explicación. Para las organizaciones de la sociedad civil resulta claro que las inundaciones son un signo de los impactos acumulativos que recibió la cuenca y que afectaron su topografía. Es decir, aquel delicado diseño natural que se encargaba de recibir las lluvias en los humedales que actúan como esponja.

"Los procesos de urbanización por especulación inmobiliaria son los principales responsables de estas modificaciones", sigue el comunicado. Se trata de "barrios, countries y chacras cerradas ocupando crecientemente las márgenes de los ríos y arroyos (que son de dominio público), como así también humedales y tierras bajas por debajo de la cota mínima permitida". La metodología: "Se rellenan terrenos bajos naturalmente inundables, se modifican cursos de agua y se construyen terraplenes y compuertas,  para que el agua no ingrese a estos emprendimientos, expulsando el problema `hacia fuera´".

Frente a esta intervención en el cambio de uso del territorio en la cuenca baja: "El río queda `encajonado´ por estos emprendimientos, con menos espacio para que se disperse y discurra el agua en forma normal, que entonces busca nuevos caminos, se acumula e inunda otras zonas que se encuentran aguas arriba". Por ello, consultando y citando diversos trabajos científicos, la Comisión advierte desde el comienzo que "la problemática de la cuenca hay que atenderla en toda su complejidad desde una perspectiva sistémica", porque alterando una parte influye en el resto del territorio.

También Fabio Kalesnik, Doctor en Biología e investigador  de la UBA y del CONICET, expresó: “Es obvio que los emprendimientos hechos sobre la ribera aluvial del río Luján impiden que el agua fluya en forma normal por el área provocando inundaciones en las áreas vecinas fuera de los terraplenes. Eso trae aparejado las grandes inundaciones que se observan en los últimos años en la zona. Sin olvidarnos que se hicieron sobre áreas de humedales y sobre planicies aluviales lo que debería estar prohibido. Y lo peor que se puede observar en esas inundaciones es la muerte de los seres humanos ahogados".

Por el bendito afán de una moneda más 


Dos años después, y luego de una nueva gran inundación de octubre y noviembre de 2014, finalmente la Dirección Provincial de Saneamiento y Obras Hidráulicas el “Estudio Plan Integral y Proyecto Obras de Regulación y Saneamiento Río Luján”. El proyecto fue adjudicado a la Consultora Serman y -según detalló la Comisión Asesora- tiene una "visión esencialmente hidráulica". Es decir, que "se habló de rectificaciones de curso, dragados, canalizaciones". Por el contrario, "no se mencionó el fenomenal impacto que significan las urbanizaciones sobre humedales".

Ls soluciones netamente "ingenieriles" representan una solución extendida. Para las constructoras que lo realizan, alcanzan presupuestos altos y grandes beneficios. Para los gobernantes, se trata de obras que se pueden ver, concretas, que se pueden inaugurar. No obstante ello, el Doctor en Geología Eduardo Malagnino (UBA - CONICET) explicitó sus limitaciones: "Nosotros generamos una especie de  sistema caótico de un sistema natural que estaba funcionando perfectamente, entonces consideramos que tenemos que domarlo definitivamente y para hacerlo desaparecer lo metemos a dentro de un caño”.

Otro punto es destacable por la coyuntura actual. A pesar que las declaraciones presentes señalan que la culpa la tiene el cambio climático, en aquella oportunidad fue distinto. También según las organizaciones de la sociedad civil: "No se tendrán en cuenta medidas de mitigación y adaptación al cambio climático. La propia consultora admitió que no considerará en sus estudios los riesgos asociados al mismo, cuando organismos internacionales como el IPPC (Panel Intergubernamental de Cambio Climático de las naciones Unidas) proyecta para la región lluvias más intensas".

El valioso documento presentado por la Comisión Asesora no se quedaba en críticas. Consideraba también que "en vista de la urgencia generada por las repetidas inundaciones" en la cuenca, "consideramos que se pueden realizar acciones que minimicen los impactos y tiendan a remediar los daños ambientales". Y puntualizaba varias, que hacen al ordenamiento territorial, entre las que destacamos aquellas que se dirigen al centro del conflicto ambiental:
  • Detener los proyectos de urbanizaciones en humedales y planicies de inundación de ríos y arroyos.
  • Restaurar los humedales afectados relocalizando urbanizaciones privadas existentes.
  • Elaborar una solución integral a la problemática habitacional para los pobladores de bajos recursos que habitan zonas inundables.
  • Reforestar las zonas impactadas a través de forestación con especies nativas que progresivamente reemplacen las especies exóticas invasivas
  • Eliminar canales clandestinos
  • Desarrollar un Plan de Alerta temprana y de evacuaciones.
Todo ello, no menos importante, tiene que "ser informado, validado y consensuado con las poblaciones involucradas", según reglamenta el propio Pliego de la Licitación. Sin embargo, menos de un año después de estas recomendaciones, una nueva inundación volvió a poner en evidencia que la Cuenca del Río Luján está fuera de control. Por intervenir en un sistema natural, creamos el problema recurrente de las inundaciones, que por lo tanto no pueden ser consideradas un desastre "natural", sino netamente "ambiental". Allí es donde necesitamos el enfoque de la Ecología Política.


Casitas inundadas a votar




Tanto en Luján como en Escobar, organizaciones territoriales no responsabilizan sólo a un gobierno de turno, sino a un sistema político que defiende este modelo extractivista, que en este territorio se hace presente a través de dos caras: el agronegocio sojero y la especulación inmobiliaria. De hecho, ya se ha señalado que en muchas ocasiones se trata del mismo actor corporativo, que tiene empresas dedicadas a la agricultura para la exportación y que invierte las divisas obtenidas en otras empresas especializadas en las nuevas urbanizaciones dirigidas a grupos "ganadores" de este modelo. De hecho, el propio Scioli tiene una propiedad en La Ñata, un barrio ubicado en la costa del partido de Tigre.

Pilar


La Asociación Ambientalista de Pilar hizo un análisis detallado de la convivencia política para dar "luz verde" a los emprendimientos urbanísticos responsables de la inundación. En un comunicado del pasado 19 de julio, hace menos de un mes, señalaban las "responsabilidades de candidatos" a diferentes cargos. Así, sintetizaron: "A través de una política de Estado, firmando un conjunto de ordenanzas y decretos, distintas autoridades abrirían las puertas a la especulación inmobiliaria". En el proceso, "violarían un amplio marco jurídico provincial y nacional, incluso derechos consagrados constitucionalmente".

El intendente de Pilar, Humberto Zúccaro, tiene la particularidad de ser un actual kirchnerista "recuperado", porque en los últimos años se había sumado al proyecto presidencial de Sergio Massa. Sin embargo, desde la lógica de este modelo, tal pase partidario no resulta extravagante, sino simplemente una estrategia electoral para continuar con el mismo negocio inmobiliario. Así el informe de la Asociación Ecologista detalla las distintas legislaciones que sirvieron como base política de la explotación económica que genera el presente problema ambiental.

Un caso emblemático es la ordenanza tratada sobre tablas el 23 de octubre de 2013 por la cual se autoriza la venta de 80 hectáreas a la empresa Hormetal, en el cause mayor del Río Luján. Esta legislación fue apoyada por Pablo Ramos, actual candidato a concejal por el kirchnerismo, por Luis Carranza y Javier Pérez, candidatos por el massismo, y también por Leandro Costa, quien disputa la intendencia por el macrismo. En octubre de 2014 estos terrenos fueron inundados por su ubicación desasertada.

Luján


Ayer el Espacio de Lucha Territorial Río Bravo de Luján junto con otras organizaciones estudiantiles (como Frente Universitario de Luján) y sociales (como las sociedades de Fomento "Padre Varela" y "Ameghino") expresaron en un comunicado: "A diez meses de la última inundación y a un día de las PASO, nuevamente Luján se encuentra bajo el agua". La ciudad que lleva el mismo nombre del río es una de las más afectadas, por lo cual las autoridades se encargaron de modificar el lugar de votación de muchos de sus habitantes, sin conocer el número exacto de evacuados.

El comunicado es preciso en el diagnóstico, crítico del discurso oficial: "El avance de los emprendimientos inmobiliarios y productivos sobre el valle de inundación del río es tal vez la mayor razón de las inundaciones. Con la multiplicación de barrios privados, clubes de campo, canchas de golf y campos para producción sojera, se ha achicado la cuenca del río destruyéndose estas áreas de amortiguación, que gracias a su vegetación retienen gran cantidad de agua". Destaca que los campos de soja tienen canales clandestinos que contribuyen con la inundación.

Esto mismo lo habían advertido en Jornadas organizadas el pasado junio. Allí se hablaba de una "democracia sojera". Y es que en el desastre de Luján convergen los tres partidos con mayor intención de votos: el gobernador Scioli del FpV, el intendente Oscar Luciani, aliado del PRO, y el ex-intendente de Tigre, Sergio Massa. Sobre este último destacaron que "no se hace cargo de los emprendimientos inmobiliarios que destruyeron los humedales bajo su gestión en Tigre, que hoy forman un dique de contención del agua, impidiendo su normal escurrimiento".

Durante la campaña, la candidata a gobernadora por el PRO, María Eugenia Vidal, pasó por Luján donde prometió "encarar las obras de inundaciones". Las organizaciones señalaron: "Mauricio Macri, con su socio Luciani, culpan a otros de lo sucedido, sin hacerse cargo que este último gestiona el Partido de Luján hace cuatro años". Y puntualmente que "las autoridades municipales siguen sin elaborar un plan de contingencia, por lo que arrancan de cero cada vez que nos inundamos, perjudicándonos a todos y profundizando la precariedad de la situación".

El comunicado concluye: "Exigimos se declare la emergencia ambiental y que no se toque más la cuenca del río, parando la destrucción de humedales y declarando ilegales las obras hechas sobre su cauce". Y en la actual coyuntura: "Además, en caso de continuidad de las condiciones climáticas y de inundación, exigimos que se pospongan las elecciones y se pongan a disposición todos los recursos económicos para asistir la emergencia". 

Por ahora los comicios se realizarán con las urnas trasladadas. Son 97 mesas en total de diez municipios, la mayoría en la Cuenca del Río Luján: Campana, Escobar, Exaltación de la Cruz, Lujan, y Pilar. Para las autoridades, parece hasta ahora más sencillo cambiar el lugar de votación que la ocupación de los terrenos públicos. O tal vez no le preocupe que las personas desplazadas pueden ejercer su derecho ciudadano. Si la naturaleza da algún mensaje, tal vez esta lluvia lo sea.

Aunque -debe advertirse- no hay poesía en este atardecer.


ACTUALIZACIÓN 21 horas.

La Democracia Inundada


Del muro de Carla Poth, académica y militante de Luján:
"Hoy es un día maravilloso" dijo CFK mientras votaba en Río Gallegos. Me pregunto para quién. ¿Para los que tienen el agua hasta las rodillas? Para los que perdieron por sexta vez en dos años sus pertenencias, sus sueños? ¿O para los que siguen jugando el jueguito democrático de "acá no pasa nada"? Hoy, a los que nos importa la democracia, a los que apostamos por la igualdad y la justicia, estamos en el barrio laburando con los vecinos que no van a votar... Porque no pueden.
Ley de Humedales y Código Civil
Desde hace tiempo, el abogado ambientalista Enrique Viale viene advirtiéndo que el nuevo Código Civil, puesto en vigencia desde este mes, restringe en gran medida el acceso público a las costas de los ríos. Al reducir de 35 a 15 metros el camino de sirga (en las márgenes de los ríos) esto significa una enorme entrega de territorios, que puede caracterizarse como la "mayor privatización de tierras de la historia desde la denominada Conquista del Desierto".
Y apunta justamente a que "la principal beneficiada (y promotora de esta reforma) es la especulación inmobiliaria. Su principal objetivo es la proliferación de barrios cerrados y countries". Por ejemplo, en el Delta bonaerense, que está relacionado con la Cuenca del Río Luján. "Las inundaciones no son consecuencia de fuertes lluvias... son consecuencia de la complicidad gubernamental con la especulación inmobiliaria", expresó ayer por las redes sociales. Y agregó: "Los suplementos de los grandes diarios explican la impunidad mediática de las corporaciones inmobiliarias con las inundaciones".
En nuestro país, está en debate la Ley de Humedales, que tiene media sanción de Senadores desde noviembre de 2013. Sin embargo, ya el año pasado las organizaciones ambientalistas temían por su estado parlamentario. La Asociación Ambientalista de Escobar promueve activamente esta Ley. Una petición en Change explica que "los humedales están amenazados debido al avance desmedido del extractivismo que afecta los beneficios ecosistémicos que éstos nos brindan". Tal vez apoyar su sanción definitiva sea una puerta para recuperar el acceso a las costas y al espacio vital de los ríos. 
Leer también:
ComAmbiental: Las PASO y el modelo agropecuario (6-8-2015)
ComAmbiental: Inundación y naturalización de la catástrofe (abril de 2013).

No hay comentarios.: