21.11.13

Ciudad: Villalonga asumirá por Corcuera

En la tarde de ayer, el gobierno de la Ciudad de Buenos Aires cambió sus autoridades en materia ambiental. Por el senador electo Diego Santilli, se presentó como próximo Ministro de Ambiente al actual subsecretario de Higiene Edgardo Cenzón. Y en un hecho destacado para el movimiento ambiental, el ex-director de Vida Silvestre, Javier Corcuera, dejará su lugar en la Agencia de Protección Ambiental al ex-director de Greenpeace Argentina, Juan Carlos Villalonga. Éste no será más Presidente de Los Verdes y la organización aclaró que no se trata de una alianza política con el PRO. El mayor desafío será implementar la Ley de Basura Cero.

Villalonga, Corcuera, Macri, Larreta, Santilli y Cenzón. Funte: Villalonga.


La salida de Santilli ya era un hecho porque fue elegido como senador nacional en las últimas elecciones, que el PRO ganó en el distrito. Su reemplazo fue por Edgardo Cenzón, un funcionario que ganó la confianza del Jefe de Gobierno Maurio Macri en los últimos años, y el encargado de dirigir los contratos por la recolección de residuos sólidos urbanos. Cenzón es economista, con estudios en dos universidades privadas. Ingresó al Ministerio como Subsecretario de Administración y este año fue nombrado como Subsercretario de Higiene Urbana. Se trata de uno de los ámbitos más conflictos para el gobierno porteño, que Santilli logró estabilizar en cierto punto con mayor diálogo con las cooperativas de cartoneros.

En el caso de Corcuera, que se desempaña desde junio del 2010, también era conocido su inminente alejamiento. En ComAmbiental habíamos señalado que este año tuvo algunos traspiés, reflejados en el alejamiento de Claudio Bertonatti, un colaborador que conocía desde su trabajo conjunto en la Fundación Vida Silvestre Argentina. En su caso, resultó un fracaso el intento de modificar la concepción del Zoológico de Buenos Aires. También hubo críticas por la falta de gestión adecuada de la Reserva Costanera Sur, incluso por parte de Vida Silvestre y otras organizaciones. Desde este punto de vista, no es sorpresiva su salida, sino que señala el fin de un ciclo de trabajo junto con Santilli.

Por su parte, Corcuera señaló alguno de los logros de su gestión, bajo su punto de vista: la reducción de bolsas de plástico, la activación de espacios de participación pública, el programa de Centros Verdes Móviles, la Feria de Consumo Responsable;  el plan de Cambio Climático y su transformación en ley; la educación ambiental en el Riachuelo y el aumento de controles industriales, el apoyo a los sistemas de transporte más limpios, el trabajo en eficiencia energética. Y agregó: "Hay un montón de cosas más que se hicieron. Y muchas más que no logré hacer, como siempre ocurre en el Estado. Pero siento que, pese a lo duro que son algunos aspectos de la gestión, vale la pena y me voy de este cargo muy orgulloso". 

La mayor novedad fue la incorporación de Villalonga a la Agencia, sobre todo porque el ex-directivo de Greenpeace presidía en los últimos años una construcción política nueva en Los Verdes. Más aún, porque en ambas organizaciones había sido un crítico eficaz de la política del gobierno porteño en materia ambiental, sobre todo en el área de Basura Cero. El propio Villalonga comenzó por explicar esta situación: "Fui crítico pero algo cambió hace dos años, hubo un punto de inflexión". De este modo, hubo un reconocimiento de los últimos años de gestión de Santilli en conjunto con Corcuera: "Se avanzó muchísimo en pos de un rumbo irreversible para llevar adelante una agenda verde", aseguró. Y mencionó la incorporación de luminaria Led.

Por su parte, Los Verdes emitieron un comunicado en que "acompañan el nombramiento de Villalonga y le desean éxitos en su gestión". Aclararon asimismo que "la decisión no forma parte de ninguna alianza política de Los Verdes" con el PRO, sino que fue una invitación particular, "que se ha evaluado positivamente bajo el criterio de que existe un gran potencial de profundización y ampliación de las políticas ambientales en el ámbito porteño". Por este motivo: "Villalonga dejará la Presidencia de la Junta Directiva y pasará a ocupar una posición en el Consejo Asesor de Los Verdes". Asumirá su reemplazo Elba Stancich, miembro fundacional de la organización y con trayectoria en el Taller Ecologista de Rosario. 

Desde la Fundación Ambiente y Recursos Naturales (FARN), expresaron que por tratarse Villalonga de "un militante ambiental de extensa trayectoria en el sector no gubernamental", su nombramiento "genera expectativas respecto a la voluntad del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires de avanzar decididamente en la implementación integral de la Ley de Basura Cero, dejando definitivamente de lado los proyectos vinculados con la incineración, alternativa prohibida expresamente en dicha norma". De hecho, este punto puede ser importante, porque en el macrismo siempre hubo discusiones en torno a este punto. Villalonga fue uno de los impulsores de la Ley de Basura Cero, desde su tiempo de trabajo en Greenpeace.

Las nuevas autoridades asumirán en diciembre. Cenzón remarcó que la prioridad será el tema de residuos, generando "el cambio cultural" que es necesario. Villalonga sorprendió al decir que en las condiciones actuales no se podía cumplir, pero se refería mayor legislación. Santilli remarcó que para ello trabajará desde el Senado en la sanción de una Ley de Envases. También se mencionaron las Leyes de Residuos Especiales y de Residuos Electrónicos. Ésta última fue impulsada por el senador saliente, Daniel Filmus, pero no llegó a lograrse su sanción definitiva. Corcuera continuará trabajando en los equipos y aseguró: "Cali [Villalonga] es un ambientalista con mucha historia, como yo, así que estoy seguro que hará una gran gestión".

Macri dijo que aprendió de Santilli.
Recién asumido, en diciembre de 2009, Santilli dijo alguna vez "Quiero ser el Al Gore de Macri", en referencia al político estadounidense, Premio Nóbel de la Paz por su documental "Una verdad incómoda". Cumplidos tres años de gestión, sería tarea de interpretación compleja verificar si tal propósito fue cumplido. Pero al menos, en la presentación de ayer, el propio Macri expresó que agradecía el trabajo de "el colorado" en la Ciudad. Y dijo también, "a pesar de los prejuicios con la cuestión ecológica" con Santilli "aprendí mucho". Según su visión, es una ayuda para generar una ciudad "menos violenta". Y también expresó que los alcaldes pueden hacer más que los presidentes en materia de mitigar el cambio climático. 

Ver también:
Y muerto el verde sólo torres crecerán (junio 2013)

1 comentario:

felix cariboni dijo...

En lo que a mí respecta, en relación a la decisión de Villalonga de asumir en la APrA, hago mías las palabras del viejo dicho “cada uno hace de su culo un pito y de su pito un tambor”. Le envidió su estomago, no su decisión.

En relación a la vinculación de la fundación Greenpeace con el PRO, que ya el Grupo Ambiental Nacional y Popular se está encargando de proliferarlo de la manera pedorra acostumbrada, ya era vox populi que esta persona estaba fuera de esa organización desde hace dos años largos.

Sin embargo, mi preocupación, en relación a la ecología política y del movimiento ambiental, fue la posición de Los Verdes en el comunicado lavado y ambiguo que emitieron sobre este hecho. No quiero hacer puterio sino dar discusiones sobre cómo proceder en la política, claramente no todo es lo mismo.

Me parece inaudito que una fuerza política “acompañe” a su presidente en la decisión de participar como funcionario de otra fuerza política, que no forma parte, y no conformes con esto, también le sacan fotos y lo felicitan por su asunción. Me parece bastante ingenuo para ser una fuerza política por no decir bastante pelotudos (o tal vez, pensaran que los pelotudos somos nosotros)

Recuerdo el caso de Silvana Giudice y de Adrian Pérez, ambos fueron a formar parte de otras fuerzas y ambos terminaron expulsados de sus partidos respectivos. En Los Verdes no solo no sucede eso, sino encima te felicitan, te hacen prensa y te dan un puesto en el “consejo asesor”. Yo se que la posmodernidad hizo estragos en la política argentina, pero en la política hay que ser claros, y Los Verdes no lo son.

Yo no participo de ese espacio y es algo que tendrán que resolver aquellos que si. Me preocupa bastante, conociendo gente en su interior que apreció, que se presten a semejantes payasadas.