17.11.12

¿Buenos Aires en venta?

Numerosas organizaciones sociales denuncian que se están entregando las últimas tierras públicas de la Ciudad de Buenos Aires para grandes negocios inmobiliarios. El reclamo apunta al Frente para la Victoria y al PRO, por el derecho a vivir en un ambiente sano y también participar democráticamente en el planeamiento urbano.

¿Qué ciudad queremos? Imagen: ComAmbiental.

Esta semana, diversas organizaciones vecinales, partidarias de izquierda y socio-ambientales se convocaron en asambleas y radio abierta en los barrios de Villa del Parque, Liniers y Caballito. Sostienen que a pesar de la sanción de las leyes 71, 449 y 2.930 que regula el planeamiento urbano ambiental, “la Ciudad de Buenos Aires se planifica desde la lógica de los especuladores inmobiliarios”.

Para dar cuenta de eso, mencionan dos decretos firmados por la Presidente de la Nación Cristina Fernández de Kirchner: el 1.723/2012, que estipula “el desarrollo de proyectos integrales de urbanización y/o inmobiliarios” en las Playas del Ferrocarril Oeste y el 1.722/2012 que plantea construir un polo industrial audiovisual en la boca del Riachuelo en la Isla Demarchi.

En el primer caso, el decreto se fundamenta en la propuesta de vecinos y expertos que desde hace años bregan por un Corredor Verde a los costados de las vías del Ferrocarril Sarmiento que conecte el norte y el sur de la Ciudad con espacios verdes públicos desde Palermo hasta Liniers. Sin embargo, los convocantes señalan que se pretende atraer inversiones inmobiliarias mientras el soterramiento de las vías y la creación de plazas verdes pasan a un segundo plano.

En el caso del polo audiovisual, la crítica está en la falta de una evaluación ambiental integral que detalle qué pasará con los astilleros y dependencias portuarias existentes y cuán compatible será la nueva actividad con los depósitos de YPF y las tareas de saneamiento que se realizan en la cuenca más contaminada del país, Matanza-Riachuelo.

Cerca, hay otro proyecto inmobiliario que afecta directamente a la Reserva Ecológica Costanera Sur. Se trata de un convenio sujeto a la aprobación de la legislatura porteña, suscripto entre el gobierno de Mauricio Macri y la empresa Solares de Santa María S.A. (exptes.2078-J-2011 y expte 3283-J-2012).

En una carta abierta, Amigos de la Tierra y otras organizaciones advierten a los legisladores que dicho contrato “cede el uso de un área protegida, como es el Canal Sur de la Reserva Ecológica” a la compañía, “autoriza obras de dragado, control de los niveles del agua y limpieza sin haber realizado estudios correspondientes para determinar el impacto que ello tendrá en el curso de agua y el ambiente de la zona”.

De este modo se “ignora que la Reserva Ecológica Costanera Sur es el sitio con mayor biodiversidad en la ciudad de Buenos Aires”, catalogado como sitio Ramsar por su importancia internacional para la conservación de aves acuáticas y la educación ambiental.

Defender el espacio público en todo sentido. Por si fuera poco “la Legislatura Porteña, en un pacto entre el Bloque de legisladores del Frente Para la Victoria y el del PRO, el jueves 1 de noviembre, aprobó de forma inconsulta, entre gallos y media noche, y sin informe técnico, un paquete de leyes” con este mismo objetivo inmobiliario, según alertan las organizaciones. Quizás esto podría explicar por qué ahora Macri aceptó el traspaso del Subte después de diez meses de conflicto sin cambios aparentes en las negociaciones.

“Los Legisladores del Pro y del Frente para la Victoria desconocieron los mecanismos de consulta previstos por la Ley de Comunas N° 1.777 y simplemente evitaron el debate. Por lo tanto consideramos fundamental aplicar e implementar mecanismos de consulta democráticos con los vecinos y las organizaciones que vienen trabajando desde hace años para mejorar la calidad de vida de los ciudadanos habitantes de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires”, concluye el reclamo.
"PROKces SA." Un fragmento. "Los legisladores que aprobaron estas iniciativas deben saber que tienen una responsabilidad histórica, nuestra ciudadanía los votó como representantes para defender la calidad de vida y no para apañar espurios negocios inmobiliarios con las tierras públicas.  
Una ciudad saludable necesita de 10 a 15 m2 de espacios verdes por habitante como recomienda la Organización Mundial de la Salud y la Ciudad de Buenos Aires cuenta apenas con 1,8 m2 por habitante. Mientras la Capital Federal tiene una densidad poblacional promedio de 13.600 habitantes por Km2, en la Argentina la densidad promedio es de 17 habitantes por Km2."

1 comentario:

ComAmbiental dijo...

El 11 de diciembre a las 15hs. habrá una Audiencia Publica sobre la construcción en las ex playas ferroviarias de Caballito, Liniers y Palermo. Será en el salón Perón de la Legislatura porteña (Perú 160, CABA).
Se debe inscribir en http://www.legislatura.gov.ar/audi-ciu.php y concurrir ese día con DNI.
Más info: https://www.facebook.com/events/495098440520660/