5.10.11

El Plan Industrial y la discusión del Crecimiento

La Presidenta Cristina Fernández presentó ayer los aspectos principales del Plan Estratégico Industrial 2020. El mismo otorga un lugar destacado al "crecimiento", con apoyo del Estado al capital nacional. Justo en la misma jornada, disertó el geógrafo David Harvey con una conceptualización crítica sobre la misma idea de "crecimiento".


Harvey frente a una sala repleta en la UBA. Foto: ComAmbiental.



Según informó la Prensa Oficial, la Presidenta repasó los datos económicos del periodo 2003-2011, en el que se alcanzó “el crecimiento económico más importante en nuestros 200 años de historia del PBI”. Esto tuvo su correlato en el "Producto Bruto Industrial", donde también se ha dado “el crecimiento más importante de la historia” en los últimos años.

En otro fragmento del discurso, puntualizó el rol del Estado: “Tampoco creemos en el estado empresario. Pero el Estado debe intervenir para que el crecimiento no sea para un sector concentrado, y generar que el crecimiento se transforme en desarrollo, y el desarrollo en inclusión social”. Como veremos luego, esta idea de que el crecimiento es lo fundamental también puede ser puesto en discusión desde una perspectiva socio-ambiental.

El Plan Estratégico, según precisó Prensa de Presidencia de la Nación "contiene políticas generales y sectoriales para duplicar el PIB industrial y llegar a los 140 mil millones de dólares, con un crecimiento anual de 5%". Del mismo modo, están en sus objetivos "crear 1,5 millón de puestos de trabajo, con una tasa de desempleo sectorial menor al 5%; aumento de la inversión al 28% del PIB; y una sustitución de importaciones por el equivalente al 45% de lo que el país importa actualmente".

Hasta ahora no se conoce que el Plan Estratégico contenga elementos de planificación ambiental, que debiera incluir una revisión profunda de la política energética. Otro de los puntos importantes, debiera apuntar al cuidado del agua, insumo principal de las industrias, y donde también pueden disponerse efluentes contaminantes, como ocurre desde hace tiempo en la Cuenca del Riachuelo. En ese marco, la semana pasada se anunciaron créditos para PyMES que necesiten reconversión tecnológica, ya que dejar de contaminar es el primer paso del saneamiento.

Contrapunto crítico. El día coincidió con una conferencia del geógrafo David Harvey en la Facultad de Filosofía y Letras UBA. "Capitalism is about growth", sentenció en una de las ideas centrales de la jornada. Es decir, el capitalismo se trata del crecimiento económico, que debe sostenerse en el tiempo, a una tasa de tres por ciento mundial para que el sistema no entre en crisis. "Por eso no hay crisis en Argentina; bueno, siempre tienen crisis aquí", bromeó.

Se planteó que la dinámica del capitalismo implica su expansión, y que esto también se realiza geográficamente. Es decir, desde el "centro económico" hacia lugares donde no está del todo consolidado el capitalismo. Por ello China es desde hace algunos años la máquina del capitalismo mundial, beneficiando al mismo tiempo a los países que son sus socios comerciales. Entre ellos está Argentina, y América Latina en general, de donde China se provee de "recursos naturales", principalmente energía y alimentos.

En este panorama, Harvey dejó una apreciación, entre consejo y advertencia: "China está haciendo lo mismo que Estados Unidos", cuando este país enfrentó posibles crisis. Las soluciones del hoy fueron los problemas del mañana, como en el caso de la inversión inmobiliaria. Ya lo había dicho en una entrevista de este año: "Lo llamativo es que China está copiando a Estados Unidos, lo que es muy tonto. Uno observa que no es sustentable bajo la crisis ambiental. Existe una alta conexión entre desarrollo capitalista, crisis capitalista y urbanización".

También en una entrevista más reciente, Telam publicó su testimonio: “Históricamente la industrialización se vincula con el mejoramiento de las condiciones de vida de las personas que trabajan, pero esta cuestión en China o en la India no se registra y todavía la distribución de ingreso es muy inequitativa”. Por supuesto, la cuestión de la igualdad social no es una preocupación central del sistema económico, sino que aún sigue vigente la teoría del derrame, y por eso se necesita crecimiento primero para que luego se pueda alcanzar el desarrollo con inclusión social.

Durante la conferencia en la UBA, Harvey señaló que es posible pensar en una sociedad con "crecimiento cero". "Esto no significa que no hay desarrollo", se apuró en explicar. Como ya se dejó en claro en este artículo, esto es así porque el crecimiento significa meramente acumulación del capital. Por otro lado, hay fuerzas sociales que el capitalismo no aprovecha, e incluso hay un afán por producir que no deja lugar al ocio. Porque en definitiva: "¿Qué hacemos con tanta acumulación al final del día?", concluyó.

No hay comentarios.: