3.6.08

Minería: ¿una extracción sin retenciones frenada por la justicia?

Después de tantas malas noticias, o de noticias que no llegaban, porque las operaciones de las empresas mineras trasnacionales siguen provocando un saqueo ambiental y social en el oeste argentino, la semana pasada ocurrió un cambio. El procesamiento al vicepresidente de La Alumbrera, Julián Rooney, acusado de delitos de contaminación, marca una esperanza de que el freno a esta actividad que se consiguió en Esquel se extienda al norte.

El fallo de segunda instancia aplicado por la Cámara Federal de Apleaciones de Tucumán del 29 de mayo pasado se decidió por mayoría con los votos de los camaristas Ernesto Wayar, Graciela Fernández Vecino y Raúl Mender. Ricardo Sanjuan, quien fue el único que quiso seguir con el argumento de la falta de méritos, había sido quien presentó una denuncia penal a los manifestantes contra la minería, medida que ya fue desestimada por la Justicia.


El procesamiento del empresario se enmarca en la ley nacional 24.051 de residuos peligrosos que se aplica sobre su "generación, manipulación, transporte, tratamiento y disposición final" cuando se trate de residuos que tengan jurisdicción nacional, es decir, afecten a varias provincias. Este es el caso claro de Minera La Alumbrera, cuya extracción se produce en Catamarca pero cuyo mineraloducto, la forma de transportar su producción, causa contaminación en Tucumán, a causa de diversas roturas que afectan los cursos de agua.

Según resumió un artículo de Darío Aranda en Página 12 los "cuatro derrames tóxicos" que afectarían la cuenca del río Salí Dulce se suman a problemas crónicos en el dique de colas, que producen los problemas de drenaje ácidos ya explicados por ComAmbiental. El drama socioambiental de la minería en Catamarca fue bien retratado y difundido por el documental "Asecho a la ilusión", que se centra en la historia de Juana Flores y Manuel Casas, expulsados de su territorio por la contaminación.

Ahora el directivo puede esperar una condena de tres a diez años de presión, si se comprueba que Minera La Alumbrera contaminó "de un modo peligroso para la salud, el suelo, el agua, la atmósfera o el ambiente en general". "Rooney está procesado ahora por contaminación (daño ambiental) producido en el canal de desagüe DP2, en la ruta provincial 302, de la localidad de Ranchillos, adonde se vierten los efluentes de la planta de filtrado del concentrado de mineral del yacimiento Bajo La Alumbrera, en Catamarca", expresó un comunicado de la Red Nacional de Acción Ecologista (RENACE).

Este es un "caso testigo" y, según expresó Javier Rodríguez Pardo de RENACE a Página 12: "Sabemos que es sólo un paso, con una burocracia judicial que no sabemos cómo terminá", a esto se le suman los posibles contactos políticos que pueda tener el empresario. El fallo se produjo después de que vecinos de Tinogasta cortaran el paso a 17 camiones de La Alumbrera y de que luego estos vehículos interrumpieran el tránsito en la ruta, para volver a Chile después de seis días.

De esta manera, esta actividad económica que extrae recursos naturales no renovables para sacarlos del país sin pagar retenciones por el código minero menemista, confirmado por este gobierno, podría sufrir un revés. Se debe considerar que además de la contaminación denunciada, este tipo de minería es insustentable por la gran cantidad de agua que consume (4 millones de litros por hora), en zonas áridas o semiáridas donde se trata de un bien escaso y fundamental para la vida.

Ver más sobre La Alumbrera en La Vaca: El agujero Negro.

No hay comentarios.: