30.1.11

¿Basura Cero? Creció 14% en vez de disminuir

Greenpeace reprobó a Mauricio Macri por incumplimiento “sistemático” de la Ley de Basura Cero. En seguida el argumento encendió las campañas electorales ya que se trata de la mayor partida presupuestaria que, por el contrario, no logra su cometido. ComAmbiental consultó a Juan Manuel Velasco (Iniciativa Verde) y Cristina Lescano (Cooperativa El Ceibo).


Ya se propone ampliar el relleno sanitario Norte III pero pocos se ocupan
de reducir la cantidad de residuos a enterrar. Foto: ComAmbiental
El año pasado empezó un proceso participativo para licitar la recolección diferenciada de residuos e incorporar formalmente a las cooperativas de cartoneros. Sin embargo, se prorrogó hasta fines de febrero y la basura sigue creciendo con escaso tratamiento. ¿Cuáles son los desafíos de la gestión de residuos más allá de la politización del tema?

La Revista de La Nación ya lo había informado en diciembre pero el informe de Greenpeace puso en agenda la gravedad del hecho. Según la ley 1.854, “el año pasado la Ciudad debió enviar a los rellenos de la CEAMSE 1.048.000 toneladas de residuos y por el contrario envió más del doble, alcanzando 2.110.122 toneladas”. Esto significa “un 14% más que en 2009 y un 50% más de lo que debería”, detalló la organización.

“Los incrementos interanuales de la basura enterrada desde que asumió la administración de Mauricio Macri son los más altos de los últimos 10 años”, señaló Lorena Pujó, coordinadora de la campaña de Basura Cero de Greenpeace.

El crecimiento económico genera más residuos en el actual modelo económico, es cierto, pero tampoco la cantidad de material reciclable acopiado creció de igual modo, como informó Lescano a ComAmbiental.  "En 2008 recibíamos del gobierno entre 8 y 12 toneladas por día, en 2010 siendo que aumentaron las rutas nos trajeron cerca de 4 toneladas por día", detalló.

El ministro Amado Boudou y el senador Daniel Filmus, ambos precandidatos por el Frente para la Victoria para Jefe de Gobierno, aprovecharon para chicanas políticas. Boudou calificó a la Ciudad como “la reina de la basura”. En tanto, Filmus mencionó dos proyectos de ley que impulsa sobre envases y residuos de aparatos eléctricos y electrónicos, pero advirtió erróneamente que esta administración “paga a las empresas recolectoras por kilo de basura”, cuando paga por área limpia.

En defensa, el ministro de Ambiente porteño Diego Santilli los desafió a un debate público. “Nosotros planteamos una revolución”, señaló en un comunicado. “Pero ese cambio tiene resistencias de algunos sectores mafiosos que lucran con el bienestar de los vecinos. Ahora, la oposición por desconocimiento y por oportunismo electoral está siendo funcional a esos minúsculos pero influyentes sectores retrógrados”, expresó.

¿Todo mal? María Eugenia Testa, Directora Política de Greenpeace explicó que durante esta gestión “se desmanteló el incipiente sistema de contenedores diferenciados iniciado en 2007; se descontinuó el servicio de recolección diferenciada; no se avanzó nunca en materia de concientización y educación sobre reciclado, entre otras cosas”.

Las buenas acciones mencionadas por Testa habían ido de la mano de Juan Manuel Velasco, ministro de Ambiente durante el corto gobierno de Telerman que reglamentó la Ley de Basura Cero. El actual dirigente de Iniciativa Verde, consultado por ComAmbiental, consideró que "la gestión de Macri fue un verdadero fracaso", en el “que se han perdido cuatro años”.

No obstante, reconoció que “con Santilli hubo un intento de retomar y en un largo plazo avanzar hacia Basura Cero”. Se refirió a la audiencia pública y al proceso participativo para licitar la recolección diferenciada de residuos: los húmedos a cargo de dos empresas y los secos a cargo de las cooperativas de cartoneros. Velasco asesoró al gobierno en la redacción de los pliegos.

Cristina Lescano, presidente de la cooperativa de cartoneros El Ceibo, contó a ComAmbiental que la fecha para presentar los planes de trabajo se postergó de diciembre al 22 de febrero. “Honestamente no creo mucho en estos pliegos” confesó, en función de que “están poniendo muchas vueltas y hay que ver que los recursos lleguen”. Un tema central será cómo se distribuirán las responsabilidades de cada parte en el sistema scoring de puntos y penalidades.

Consultada sobre la planta que el gobierno está construyendo en el predio de CEAMSE en la provincia, Lescano arremetió: “es incineración pura”, “hay un negociado grande” o de lo contrario no se entendería “por qué no se preocupa por los Centros Verdes que ya estamos en la Ciudad”, considerando que los únicos que facilitan hoy por hoy el reciclado son los cartoneros asociados e individuales.

Por eso, Greenpeace reclama al Gobierno de la Ciudad:
1. Implementar de manera urgente el Plan Integral de Gestión de RSU que incluya la separación de residuos en origen, la recolección diferenciada y el tratamiento adecuado de residuos secos, húmedos y orgánicos en todos los barrios de la Ciudad.
2. Realizar campañas de comunicación masivas que informen y eduquen respecto de la separación domiciliaria de residuos y la modalidad de recolección diferenciada en cada barrio.
3. Implementar el sistema de contenerización diferenciada en la vía pública que permita a los vecinos disponer correctamente sus residuos, mantener más limpia la Ciudad y evitar además la disposición de residuos en veredas y calles que terminan obturando los desagües de la Ciudad en caso de fuertes lluvias y el paso de transeúntes.
4. Poner en condiciones los centros de selección de materiales o centros verdes.

No hay comentarios.: