17.9.06

¿Política ambiental minera?

El editorial de la semana

La secuencia ya es conocida: papeleras de Fray Bentos, contaminación del Riachuelo, hasta allí llega hoy la nueva política de Estado del gobierno kircherista. Para seguir avanzando en el largo camino del desarrollo sustentable, la minería -ligada a políticos (ex) menemistas -debería ser el próximo objetivo: las empresas trasnacionales se llevan el oro y dejan la contaminación ambiental y social. Los peligros del terremoto en la región cuyana.

No es posible todavía dar una sentencia clara sobre Romina Picolotti, que asumió hace poco más de dos meses la cartera de Medio Ambiente pero eso no desmerece el espíritu crítico.


Menos aún con el gobierno de Néstor Kircher que, según denunció el defensor del Pueblo Eduardo Mondino, en la segunda audiencia pública por el Riachuelo no hizo nada por sanear la cuenca a pesar de los informes presentados en abril y diciembre del 2003 y fines de 2005 sino que actúo después de la intimación de la Corte.

Mondino también protestó por las seis leyes de presupuestos mínimos ambientales que todavía no se aplican en la realidad, como la ley general del ambiente, de gestión de agua, de acceso a la información ambiental y de residuos. En este tema también FARN está trabajando y presentó la última semana Presupuestos Mínimos de Protección Ambiental II.

A pesar de todo, un punto a destacar es la aprobación de una ley de este tipo para la protección de los bosques nativos de Miguel Bonasso, a quien el gobierno le encargó la revisión de estos temas.

¿Hacia una política ambiental minera?

La polémica comenzó hace más de un mes cuando Picotti declaró a Ámbito Financiero que "la gran preocupación de esta Secretaría hoy es con la extracción de oro, sobre todo por la minería a cielo abierto, por la utilización de cianuro". Esto motivó varias repercusiones que incluyeron el cruce del secretario de minería de la Nación Jorge Mayoral.

El periodismo también salió a contar las situaciones de San Juan y La Rioja. Más allá de lo pudieran decir sobre la contaminación y la degradación social que se viven el punto destacable desde lo político es que ambas provincias fomentan la minería por tratarse de ex menemistas que estuvieron en la elaboran de las leyes mineras en la década de los noventa.

Este es un motivo más para que gobierno nacional lance una política ambiental minera para renovar, como dice hacer, la dirigencia, a pesar de que tanto José Luis Gioja como Ángel Maza aseguren haberse convertido al kircherismo.

Otro punto importante es que, como se sabe, las ganancias que deja la actividad extractiva de la minería se la llevan empresas trasnacionales, que se llevan la ganancia del país para dejar solamente las contaminaciones ambiental y moral (en los pueblos sobornados por las empresas).

¿Cómo contamina la minería?

Según se explicó en Las dos Minas de un Don Juan, el sistema utilizado -a cielo abierto y con cianuro para la lixiviación- tiene dos focos principales de contaminación comunes:

  1. El "dique de cola" donde se concentran las aguas contaminadas con cianuro después del proceso de separación de metales no garantiza la total contención de los líquidos, los cuales se filtran y pueden contaminar las napas subterráneas. Además, las reacciones para que se diluya el cianuro no siempre ocurren en un solo paso como se las esquematiza teóricamente. Pueden aparecer productos intermedios, altamente letales, como cianógeno, cianato, tiocianato, clorocianógeno y amonio.
  2. La "escombrera" es el depósito de toneladas de una gran cantidad de material que fue sometido a diferentes sustancias químicas. La escombrera queda a la intemperie, expuesta a la acción de la lluvia, el aire y el sol y los minerales con sulfatos generan con los metales pesados "drenajes ácidos de roca" que contaminan el agua de la que beben animales y hombres.

A esto habría que sumarle una tercera opción que se está haciendo habitual en la práctica, como lo es la ruptura del "mineraloducto" que se suele usar para transportar el oro, el cobre y los elementos hacia los puertos donde se concreta el saqueo minero.

Terremoto

Además de todo esto, tampoco hay que olvidar que la zona donde se encuentran gran parte de los yacimientos tiene placas tectónicas activas, lo que puede motivar terremotos como los que se ocasionaron hoy justamente en La Rioja y San Juan. Si esto llega a romper, por ejemplo, un dique de cola, el coctel de elementos contaminantes llegaría facilmente a las napas y otras fuentes de agua de la región cuyana.

Entonces, el terremoto no será solo natural sino humano y político. Porque hoy por hoy no existe nada que justifique que se sigan desarrollando estas actividades contaminantes con el medio humano y natural. Pero por ahora parece que todo lo que brilla es oro.

SECCIÓN: Tierra: Minas , Comunicación: Política ambiental


No hay comentarios.: