18.1.12

Ambientalistas no quieren SOPA: por internet libre

Las organizaciones Greenpeace y Los Verdes se suman a las protestas mundiales contra dos proyectos de Ley en Estados Unidos con los que se pretende controlar la circulación de información en Internet. Se tratan de Stop Online Piracy Act (SOPA) y Protect IP Act (PIPA). Por esta misma causa, páginas como Wikipedia, Reporteros sin Fronteras y WordPress realizan hoy un "apagón" simbólico.

Con SOPA y PIPA, ComAmbiental podría ser dado de baja por publicar esta imagen que circula en las redes sociales.

Ambos proyectos serán votados el próximo martes 24 de enero en el Senado norteamericano pero su impacto sería global por el alcance de Internet. Las organizaciones en protesta advierten -tal como se ve en el video al final de la nota- que bajo una aparente protección de la propiedad intelectual, podrían censurar la libertad de expresión, el disenso y la creatividad en la red, todos eslabones que enriquecen la construcción cultural y la democracia participativa.

Los Verdes criticó los proyectos y compartió el documento “Creación y derechos de autor en la era digital” que elaboró su par europeo en septiembre último, ante las tendencias represivas en materia de acceso y uso de Internet. Según escribió Beatriz Busaniche, el texto representa “una verdadera plataforma política para debatir abiertamente los fundamentos del copyright y el derecho de autor en la era digital” y “aprovechar las ventajas tecnológicas para una mayor difusión, acceso y participación en la cultura”.

Allí se propone entre otras cosas:
- Mejorar el reconocimiento a los creadores y artistas, hecho que no se da necesariamente intensificando el control sobre los derechos de propiedad intelectual
- Concebir a los consumidores y los artistas no como rivales sino como "personas que actúan como uno y otro de forma alternativa o simultánea"
- Reformar los sistemas de recaudación y distribución de los ingresos derivados de las obras artísticas, producciones periodísticas, películas, etc.
- Garantizar la neutralidad de la red para permitir el intercambio de archivos y propiciar la producción colectiva. (Un parámetro por ejemplo es Creative Commons)

En este último aspecto principalmente, si ambas leyes se aprobaran acabarían con el activismo digital, sostuvo Greenpeace. Por caso, tienen el potencial de permitir que las empresas censuren las campañas de esta organización que se basan en parodias a las publicidades y logos de marcas registradas. Esto contradiría un juicio ganado en Francia, demandado por Exxon/ Esso, donde la Corte consideró que era una forma protegida de libertad de expresión, según recordó Kumi Naidoo, director ejecutivo de la sede internacional.

Si SOPA y PIPA entran en vigor, no solo serían canceladas las campañas sino también el portal de Greenpeace por infractor o incluso canales como Youtube que pudieran alojar las publicidades parodiadas. Por ello, Naidoo retrucó: "Más que nunca, el mundo en red está haciendo rendir cuentas a los intereses corporativos por sus abusos al medio ambiente y los derechos humanos. No dejemos que la fuerza de la gente sea silenciada. Paremos la censura corporativa de Internet".

No hay comentarios.: