8.3.07

"El efecto del hombre sobre el calentamiento global fue mayor que lo previsto en Kyoto"



-Qué calor que hace. Es insoportable...
-Sí. Culpa del cambio climático.
-Que está generado por los hombres.
-Y sobre todo los países del norte.


La charla imaginada podría convertirse en realidad si se difunden los resultados del 4º Informe del Panel Intergubernamental de Cambio Climático (IPPC). Una de sus integrantes, la experta argentina Matilde Rusticucci dio ayer una conferencia en Ciudad Universitaria comentenado el estudio cuya conclusión principal afirma que es "extremadamente improbable" que el calentamiento global sea resultado de causas naturales. Se preveen más eventos extremos como olas de calor, huracanes, inundaciones o sequías, amenazas que los gobiernos deberían preveer.

Rusticucci formó parte de los 152 expertos de todo el mundo que realizaron esta investigación de dos años del IPPC, dividida en tres grupos principales de trabajo. Hasta ahora se conocen los resultados del Grupo de trabajo 1 de investigación científica de base, del que la experta argentina forma parte, que preparó un informe de mil páginas que estará disponible en junio de este año, un resumen técnico de 56 páginas y un resumen para responsables políticos de 18 páginas que ya está publicado. A su vez, para el próximo mes se preveen los datos del Grupo 2 de impacto y semanas después los del Grupo 3 de mitigaciones.

Datos para la preocupación

"El calentamiento del sistema climático es inequívoco, como ahora es evidente en observaciones globales", así empezó la científica de la UBA su exposición. Según los datos del Informe, desde 1850 hasta 1900 la temperatura promedio del globo era de 13.5ºC mientras que en el 2000 fue de 14.5ºC: un grado más en un siglo. De los 12 registros anuales más altos, once se corresponden a la última docena de años del mismo modo que, de acuerdo con los paleoclimatólogos, el aumento de temperatura de los últimos 50 años es inusual al menos en los últimos 1.300 años.

La tendencia ahora es una suba de 0.074ºC por década, que supera la cifra de 0.06ºC que se estimaba en el 3º Informe del IPPC, realizado en el 2001. El aumento de temperatura, que puede parecer ínfimo, tiene graves derivaciones para el sistema climático, por lo que es correcto decir que el calentamiento global es causante de este cambio climático anormal. Por ello, ya se piensa en reprogramar el boicoteado Protocolo de Kyoto en el año 2012, ya que el efecto nocivo del hombre fue mayor que lo que fue previsto en la ciudad japonesa casi una década atrás.

¿Es posible seguir pensand0 que se trata de un fenómeno natural? En la opinión de más de 150 expertos de todo el mundo, que revisaron toda la bibliografía existente, con más cantidad y calidad de datos, cobertura geográfica, capacidad de estudio y variedad de observación que nunca hasta ahora, es "extremadamente improbable que el calentamiento reciente sea explicado sin forzamientos antropogénicos", es decir, sin la acción del hombre a través de la emisión de gases de efecto invernadero. Por lo que "no se llegan a los valores actuales si no se incluyen los efectos antropogénicos, que superan en una escala de 1.6 a 0.12 la radiación del sol

Un futuro acalorado

Como resultado de esto, son "muy probables" mayores olas de calor y precipitaciones más intentenas como las que sufrió Buenos Aires en los últimos días; los datos "se reflejas en este tipo de cosas en lo diario", opinó Rusticucci. A su vez, a nivel mundial habrá otros eventos extremos como riesgos de más sequías en África o ciclones más fuertes en zonas tropicales. Pero consecuencias indirectas, el deshielo de los polos y los glaceares confluirá en un nivel de la suba del mar que inundará zonas costeras, por lo que el gobierno británico ya está realizando evacuaciones en su país.

Lamentablemente, la tendencia no podrá reducirse al menos en los próximos 20 años, pero todavía algo puede hacerse hoy. Si podría lograrse que las emisiones retrocedan a lo niveles del 2000, habría una suba de 0.1ºC en ese período en vez del pronóstico más probable de 0.2ºC. La tendencia es mayor que la anunciada en el Informe anterior puesto que no se preveía que China se convierta en un gran emisor, a tal punto que el próximo año podría alcanzar a Estados Unidos en el primer puesto de los más contaminantes.

El documento especial para los políticos que explica el fenómeno en forma clara y sencilla fue producto del consenso de los expertos participantes. "Esta es la visión de la ciencia, qué pasa o qué va a pasar depende de otros", aclaró Rusticucci. El panorama geopolítico muestra a una Europa bastante preocupada, junto a Japón, pero a los Estados Unidos como la prinicipal potencia que se niega a cumplir el Tratado de Kyoto: "Hace dos años el presidente dijo que el cambio climático era una mentira, ahora dice que puede ser", ironizó la científica al tiempo que mencionó que ya no tiene credibilidad la teoría del efecto natural que intentó imponer mediante sus científicos.

El "calor" es tema de conversación de barrio y también de los científicos. Resta ahora que los gobiernos tomen mayores cartas en el asunto para lograr una solución con justicia social y ambiental en todo el mundo. El cambio de energías no renovables y sucias por otras renovables y limpias como la solar y la eólica debe ser una prioridad planetaria. En esto, la Argentina podría tener la oportunidad de liderar el cambio, si primero cambia sus propias políticas en pos del desarrollo sustentable.


No hay comentarios.: